Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

lunes, 26 de febrero de 2007

No somos tan cortos de memoria


Enrique Casas, senador socialista, fue asesinado por ETA el 23 de febrero de 1985, cuando entraba en el portal de su casa de San Sebastián, en plena campaña electoral. Su asesino, José Luis Merino Quijano, fue excarcelado en 2001, bajo el Gobierno del PP, cuando llevaba cumplidos solamente 17 de los 57 años de cárcel a los que fue condenado.
En el aniversario de su muerte, su viuda, la europarlamentaria Bárbara Dürhkop, denunció la 'doble moral' y la 'hipocresía' del PP, que se manifiesta ahora, junto a la AVT, por el caso de De Juana Chaos y contra una sentencia del Supremo, y que nada hizo en 2001, cuando pudo, en contra de la excarcelación de Merino, el asesino de su marido. Tampoco chistó entonces la AVT.
El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Miguel Buen, señaló que 'lo que más duele' es que 'la derecha intente enfrentar al PSOE con las víctimas del terrorismo'. Junto a él, además de la viudad de Enrique Casas, asistieron al acto otras víctimas, como Maixabel Lasa, viuda del ex gobernador civil de Guipúzcoa Juan María Jauregi; y José María Múgica, hijo del abogado socialista también asesinado por ETA, Fernando Múgica.

1 comentario:

Portorosa dijo...

Más eco, más eco, hacía falta. Se saben poco, estas cosas.

Nos veremos. Un saludo.