Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

viernes, 11 de mayo de 2007

Esperanza de galardones...


PP 56, 3% y 33 concejales (30).
PSOE 35, 4% y 20-21 concejales (21).
IU 6% y 3-4 concejales (4).
Comunidad hoy (entre paréntesis 2003):
PP 53% y 64-65 escaños (57).
PSOE 38% y 45-47 diputados (45).
IU 8% y 9 escaños.

Para empezar, aun reconociendo que es una encuesta, hay que señalar que estos datos representarían una victoria arrolladora del PP en Madrid. Sólo confío en que no sea un síntoma de lo que puede estar cociéndose en todo el país... Confío de veras en que no sea así.
Creo que las circunstancias madrileñas tienen muchas peculiaridades. Muchas. Es uno de los lugares donde más se ha puesto de manifiesto la división de la población en dos bloques. Precisamente la ciudad que sufrió en sus carnes el 11-M. Ha sido el escenario de las múltiples manifas de los nuevos pancarteros. Y es donde desarrollan su actividad dos grandes pesos pesados del PP, los que suenan para suceder a un cadáver político andante, Sir Rajoy de los Hilillos. Leo los resultados y constato el fracaso de Jiménez Losantos en machacar a Gallardón, que, con estos datos, saldría enormemente reforzado y podría indicar que muchos votantes del PP no gustan de la línea marcada por la dirección del partido. Por ello Gallardón obtendría mejores resultados que Esperanza Aguirre. Pero no puedo ser tan optimista como mi paisano... ¡zapatero a tus zapatos! Si el PP en su conjunto y Aguirre en particular, con lo que ha sucedido en estos últimos tres años, mejoran sus resultados... sólo se puede sacar una conclusión: el votante del PP es muy fiel, lo aguanta todo... o quiere esto.
La última impresión me produce una gran tristeza y decepción, lo diré clarito. Yo no voy a cerrarme a la idea de que la gestión de Zapatero genere rechazo por errores propios. Pero estoy absolutamente persuadido que el 90% de los 'escándalos' con los que la derecha ha demonizado a la persona son fabricaciones maliciosas tan falaces al menos como la más ostensible de ellas: la conspiranoia en torno al 11-M: la ruptura de España, la rendición a ETA, la corrupción exclusivamente de la izquierda, la torpeza, la maldad, la estulticia, la ruindad...
Hoy no pondré nota a cómo veo yo la acción del PSOE a nivel nacional en los últimos tres años. Aunque os la podéis figurar. Hoy hay que fijarse en qué hace posible que ¡el 90%! de los votantes del PP hace cuatro años esté ya decidido a volverles a votar. Cómo es posible que aumenten de modo claro su ventaja. Sí, si convertimos las municipales en una primera vuelta, el PP recoge el descontento que pueda haber para con Zapatero y la gestión popular en Ayuntamientos, comunidades, etc., queda en segundo plano. Exactamente lo que pasa en Castilla y León y otros lugares. Pero es incomprensible que el PP no reciba ningún tipo de castigo, sino sólo premio, a su estrategia de quema del monte y de rabieta constante por la pérdida del sillón, con insidias, ignominiosas acusaciones sin pruebas, desvergüenza (a esto lo llaman 'sin complejos'), demagogia. Sólo lo podemos comprender, en mi modesta opinión, por algo que puede ser clave: hay un aspecto en que la derecha es muy superior a la izquierda. Es una maquinaria con la precisión de un reloj suizo. Como he escrito otras veces, la convivencia en la polis está centrada en un espectáculo. Es el juego político. La conciencia ciudadana es esclava del escenario y del guión que se le ofrece. Hagamos repaso de los guionistas de la derecha en estos años:
El propio PP rabioso por haber perdido, la COPE, la Conferencia Episcopal, El Mundo, Onda Cero, ABC, La Razón, Antena 3, una parte sustancial de la judicatura, la AVT, la mitad de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos, grandes empresarios y banqueros...
En las filas de la izquierda tenemos no un partido, sino varios, en ocasiones con disensiones internas. Hay medios de comunicación, muchos, pero no son comparables en su beligerancia y en su retorcimiento de la verdad por intereses políticos. No hay Conferencia Episcopal, está el cura de Vallecas. Hay algunos jueces, que van y vienen a la causa de la izquierda, como alguno 'estrella'. No hay AVT, sino sólo 'la plañidera mayor del reino', que no trabaja, en cualquier caso, de modo partidista, sino por la mera justicia. Las comunidades del PSOE, los ayuntamientos, NO HACEN POLÍTICA NACIONAL.
Bien, de todo esto, sacaré una conclusión en el pesimismo / optimismo general de la nota de hoy. La derecha no se para ante nada para recuperar al poder y ha puesto en juego todas las instituciones. La policía, decía el otro día un eurodiputado del PP en la COPE (Luis Herrero), pase lo que pase en el juicio, insistía, 'se ha descubierto que es una casa de lenocinio' (vamos, una casa de putas). Y ni siquiera sorprende ya que un representante popular (en todos los sentidos) diga algo así. Los ataques han sido constantes a los jueces, a los fiscales, a todas las instituciones. Han llegado a decir (Rajoy) que el presidente del gobierno no representa a los españoles. ¿Premio? Una fidelidad de voto del 90%. Muchos de estos no levantaron una ceja cuando Aznar hablaba del Movimiento Vasco de Liberación Nacional. Pero con el caso de Juana Chaos le desearon a Zapatero que se reuniera en el hoyo con su abuelo fusilado en la Guerra Civil por cumplir con su deber.
En la izquierda, la fidelidad de voto está entre el 70 y el 75%. Porque se trata de ciudadanos que examinan lo que hacen sus dirigentes y no lo aprueban si no les gusta, porque en un porcentaje mucho mayor no tienen el voto cautivo en unas siglas concretas, porque tienen una tendencia mucho mayor al abstencionismo como castigo o como posicionamiento. En el caso del PSOE de Madrid, en gran medida porque no aprueban quizá al candidato...
Pero hay un dato muy importante en el pulsómetro que pude oir en directo pero que no he visto en su web. Una pregunta acerca de si el votante considera necesario un cambio de partido en el gobierno. Con respecto al Ayuntamiento un 48% creía que no y un 43% que sí. En la comunidad ¡¡un 48% que sí y un 45% que no!!
Sólo hay una lectura, amigos. Una mayoría social muy muy muy ajustada cree necesario que al menos en la Comunidad el PP pierda el poder. Pero esta mayoría social tiene trabajo. Un trabajo no muy duro, aunque sea en domingo. Tiene que ir a las urnas y votar lo que piensa, y hacer que lo que siente se haga realidad. Porque la soberanía no la tiene Jiménez Losantos ni Rouco ni Acebes. La soberanía está en las manos de todos. Cada individuo un voto. Uno+uno+uno+una+una+una+uno+una+uno+una...

Somos el demos y queremos la cracia... ¡¡Tomémosla!! ¡¡Ganémosles!!

19 comentarios:

Scout Finch dijo...

Qué deprimentes son esos datos. Yo que tenía la ilusión de que la Espe perdiese la mayoría absoluta...

Me voy a deprimirme un rato por los rincones...

Blanca dijo...

Para cortarse las venas...

animalpolítico dijo...

Pero es que no podéis rendiros... Yo, para empezar, voy a ir a ver a Zapatero el domingo, que nos visita. Quiero ver qué se cuece...

Blanca dijo...

Bueno, despues del primer comentario... ya me he repuesto.

No quiero ni un paso atrás, ni una bajada de moral, ni nada parecido.

Os recuerdo a todos como funcionan los sondeos en España. Debe ser el único país del mundo que la realidad no tiene que ver nada con los sondeos previos... ¿o ya lo habéis olvidado? El español, a la pregunta de un encuestador, responde siempre lo contrario a lo que piensa, ¿o no recordáis los últimos sondeos de todas las elecciones pasadas?

Pues éso, a dar el "sorpasso".

Buen fin de semana a todos y adelante.

Maripuchi dijo...

Yo escuché los sondeos esta mañana y, la verdad, no daba crédito...

Pero, como bien apuntas, Animal, en general, los votantes del PP son muy muy, pero que muy fieles. Ésto hace que aunque caigan rayos, centellas o les lidere el doctor NO, van a votar con-fianza.

También es cierto lo que dice Blanca. En este país nuestro, no solemos decir a quíen votamos (quizá reminiscencias de tiempos pasados) ... por lo tanto, las encuestas tienen una fiabilidad determinada, no absoluta.

En el caso de Madrid, y pese a ser Miguel Sebastián un señor maravilloso que me convenció en el mitin de Vistalegre, no le han dado el bombo suficiente para llegar a hoy siendo conocido. Un 20% de votantes del PSOE (según esa encuesta) no sabe quién es. Ésto es imperdonable. Había que haber sacado a Sebastián hasta en Gran Hermano ... porque su discurso es potente y además es creíble ... y tiene toda la razón: SÍ SE PUEDE!!!

Simancas vs Esperanza. Vamos, para mí es que no hay color ... pero ni de lejos. Una tipa, presidenta de la comunidad de Madrid y ex presidenta del Senado (osea la 4ª autoridad del país) que se permite el lujo de decir que no llega a fin de mes es para sacarla de la política a mamporros, por favor!!
Amén de que la forma que tuvo de llegar al cargo no fuera, digamos,´la más ortodoxa. En fin, de ajco.

Llevo ya varios meses, pero los quince días que nos quedan de sprint lo voy a repetir hasta la saciedad, como si tengo que poner una frase en el título del blog.

MADRILEÑOS, EL 27 TODOS A VOTAR. SÍ SE PUEDE. VOSOTROS PODEIS.

Raúl Pleguezuelo dijo...

No hay encuesta que no se pueda rebatir, solo hay que ponerse a ello.
De todos modos lo de Madrid no es extrapolable al resto del estado.

Saludos.

garib dijo...

Yo lo siento de veras, no quiero desanimar, pero creo que el PP lo ganará todo en Madrid. Pero tampoco hay que tomárselo a la tremenda, tenéis que mirarlo desde el punto de vista positivo en el sentido de la democracia, si gana es que la gente los quiere. Por mucho que a algunos no nos guste. En otros lugares les pasará lo mismo a los del otro lado (véase p.e. Artur Mas).

Eso no significa que haya que ser derrotistas, animad a la gente a votar y promocionad lo que creáis más justo. Pero estad preparados para lo que puede salir. Ya sé que fastidia amigos, pero es que es la democracia en estado puro. Igual que cuando Aznar gobernó o ahora en Francia o Bush. Lo bueno de eso, es que a largo plazo se corrige si la cosa va muy mal (véase Ansar, véase Bush). Así que paciencia y en positivo. Igual si me inspiro os cuento mis frustaciones con las elecciones catalanas.

Desde la distancia en un análisis casi arbitrario, yo diría que Sebastián no es un buen candidato, a mí me sorprendió que lo fuera. No nos engañemos, la política no son sólo propuestas, es también imagen como apunta maripuchi. Y Gallardón tiene mucha. Lo de la Comunidaz se me escapa, pero no sé que pasó desde aquello de los tránsfugas que parece que el voto de izquierdas está desanimado.

Y estoy con raúl, eso no es extrapolable. De verdad, no sé que os pasa en Madriz, pero "is different".

dardo dijo...

Esa decepción y tristeza que manifiestas por el previsible comportamiento del electorado, la puedo entender desde tu visión de las cosas; pero deberíamos hacer un esfuerzo por analizar más profundamente qué hace que se consoliden en la sociedad unos estados de opinión.

Yo creo, con todo respeto, que estáis errados en haceros una idea sobre la existencia de un electorado derechista rígido o incondicional que según vuestras palabras lo "aguantaría todo". Amigos, estos "incondicionales" son un asunto "transversal" en las grandes formaciones políticas (están en todos los sitios). La "idolatría del poder" o "fe secular incondicional" no distingue de credos políticos.

A estas alturas de la digamos agria "confrontación" que venimos padeciendo; yo ya no sé que fue antes: "el huevo o la gallina", sinceramente.

¿Por qué se vota al PP?. Esta es una pregunta tan compleja, como la respuesta a ¿por qué se vota al PSOE?. Y digo compleja porque está integrada por la suma de millones de voluntades en ambos casos. Es aventurado responder de manera simple.

Tu mismo post, amigo, soslaya incomprensiblemente los temas auténticos de estas elecciones locales y regionales. Y no me lo tomes como un reproche, pues no es esa mi intención, es más bien la constatación de que vamos a asistir a una ceremonia política donde lo que se nos va a "vender" es su carácter de anticipo de unas próximas generales. Una nueva "liturgia esencialista" en esta esquemática y estéril confrontación bipolar alejada de las preocupaciones mezquinas de los vecinos.

Porque nos has hablado de sondeos, de datos. Amigo; algo propio de los estados mayores de los partidos. Pero se supone que aquí deberíamos empezar a abordar temas como la "ordenación del territorio"; "la vivienda"; "las contaminaciones de todo orden"; la "seguridad ciudadana"; en definitiva: ¿qué modelos de ciudad proponemos?.

La derecha no la veo yo como una maquinaria tipo reloj suizo. Suele ser bastante "amorfa" y " blanda". A los conservadores les cuesta movilizarse; hay como una especie de rictus antiestético muy propio del individualismo. Lo acontecido en esta legislatura ha sido algo excepcional y anómalo; alimentado por una política creo que torpe. Pareciera que todos (imposible, claro) se han puesto a leer ese magnífico poema de Vicente Aleixandre, "En la plaza", que invita a salir del ostracismo individual y a buscarse en los otros.

"...no te busques en el espejo,
en un extinto diálogo en que no te oyes.
Baja, baja despacio y búscate entre los otros.
Allí están todos, y tú entre ellos.
Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete....(V.Aleixandre)"

Por el contrario, amigo, creo que la derecha en nuestro país está más fragmentada que por ejemplo en Francia, en Inglaterra o en Alemania. ¡Pero si solo te tienes que asomar y ver la cantidad de partidos regionalistas y nacionalistas de cuño democristiano que hacen muy difícil articular una mayoría natural a nivel central!.

Creo que si se ha dicho lo contrario es sólo fruto de una comprensible preocupación.

Tampoco veo que la derecha no se pare ante nada; si acaso se "para" tanto como la izquierda. También creo que el debate demoníaco actual es transversal, lo reitero. Un ejemplo: en Francia la derecha ha ganado en la elección presidencial; pues bien, de la calle se han adueñado nuevamente las turbas con los disturbios vandálicos por todos vistos, sólo explicables desde un soberbio complejo de hiperlegitimidad. ¿Es esta la manera que tiene la izquierda de "pararse"?. No quiero ser agrio; pero sería bueno echar buenas dosis de racionalidad.

Y no creo sea de recibo hacer una contraposición aparentemente "gruesa" como caracterizar a los votantes de izquierda como análiticos (en definitiva, racionales); razón por lo que se mueve el voto de izquierdas. ¡En fin...! ¡Digo yo que tontos, listos, cerriles y abiertos los habrá en todos los sitios!.

Hace tiempo en un foro de pensamiento encontré la frase "Pornopolítica". La encontré ocurrente y me dio pie a reflexionar.

De todos es sabido como el sexo hoy nos lo venden, lo compramos y entendemos como una pulsión (instinto) desconectado del amor: pura genitalidad.

Esta desconexión; esta reducción a lo simplemente genital desprovee al amor de significado o objetivo natural (procreación o darse al otro/a), ya que se limita a pura y estéril autocomplacencia; en definitiva una actitud inmadura y egoísta.

Pero es que esta situación de aparente gratificación -esta autocomplacencia- es paradójicamente profundamente frustrante.

Es como si dijéramos que comemos por comer, no para alimentarnos, no para proveer a nuestras necesidades naturales. Comer por comer no es un objetivo natural; pues de ello solo se sigue que padezcamos como mínimo una indigestión o que a la larga enfermemos por este "desorden".

Y es que la frustración a que nos conduce entender el sexo como autocomplacencia, se entiende fácilmente porque a la larga produce insatisfacción y se requiere aumentar la dosis o dosis: Esa pulsión simplemente genital no es tan fácil de complacer. Esto nos conduce a la depravación y a que seamos un pelele o monigote dirigidos por esta esclavitud autoimpuesta.

Sirva este excursus pedagógico para decir que algo parecido pasa en la política general.

La política según su significado etimológico sería la ordenación de la vida pública ("polis" - ciudad estado en la Grecia de Pericles).

En una democracia esta ordenación sólo cabe atendiendo al sentir general de los ciudadanos a través de los diferentes mecanimos de representación que se dan.

El caso es que muchas veces nos quedamos estupefactos por como la dirección política de la "res publica" parece ir por un lado y el sentir general por otro.

Y aunque es verdad que no todo el mundo está capacitado intelectualmente para decidir; lo mismo que no todo el mundo puede ejercer de cirujano o tocar el clarinete; no es menos verdad que en el corazón de todos nosotros existe un sentido innato sobre "lo justo" (aunque sea difícil su concreción); a esto se le denomina "valores".

Pues bien, hacer política desconectada de lo que piensa el sentir general; desconectada de estos "valores", es como reducir el sexo a lo puramente genital. Al efectuarse esta desconexión entre "política" y "valores ciudadanos" lo que pasa en realidad es que únicamente "los políticos" se dan a "la autocomplacencia". Asistimos así a una inmadura y egoísta política partidista.

Esta autocomplacencia es en sí profundamente difícil de contentar; con lo que paulatinamente e "in crescendo" se desconecta más de los ciudadanos y requiere mayores dosis de depravación pública.

Sirve así esta forma depravada de política a los propios políticos; pero no a la polis.

Pero, mi admirado Animal, esta reflexión al hilo de tu preocupación sobre puramente datos y el recobrar esa metáfora denominada "pornopolítica" no pretende ser despreciativa de "todo lo político"; sino de determinados "vicios" de la política"; como es la desconexión entre las "prioridades morales, espirituales, éticas, etc" de la mayoría de los ciudadanos y la "gestión política de los asuntos públicos que con frencuencia postergan esas prioridades".

Sin embargo, amigo, yo te preguntaría (con independencia de lo que diga nuestra Constitución política):

¿De verdad crees que únicamente los partidos contribuyen al pluralismo político y a la creación de opinión?.

¿Te has preguntado el por qué de esta superlegitimación de los "partidos" en nuestra Constitución?. ¿Por qué este monopolio de la representación? ¿Cómo se traduce luego esta representación?.

¿Los índices de afiliación a los partidos no supone una rémora en cuanto a ese monopolio de representación que se arrogan?.

¿Acaso no existe una sociedad civil plagada de otras organizaciones: sindicatos, organizaciones empresariales, corporaciones, asociaciones cívicas, colegios profesionales, organizaciones no gubernamentales; que también expresan opiniones?.

Termino, en síntesis, señalándote y reiterándote que existe una política respetable: la que conecta con los "representados" y una pornopolítica: la que se retroalimenta a sí misma; una política desconectada de los "representados" y que atiende a los intereses de la propia "casta " política.

Me viene ahora a la memoria un gran sociólogo Robert Michels, que señaló en pleno período de entreguerras que "tanto en autocracia como en democracia siempre gobernará una minoría". Su teoría de la "ley de hierro de la oligarquía¨" ( el liderazgo y la organización representativa tienden a la larga a satisfacer sus propios intereses desconectándose de los intereses de las masas) nos viene a decir que la democracia interna está reñida con la eficiencia, algo que es particularmente visible en nuestras actuales organizaciones humanas sumamente complejas ( la burocracia de M.Weber).

Esta incompatibilidad, que él advierte entre democracia interna y eficiencia dado nuestro complejo mundo organizado, se agrava por un tema añadido: "la psicología de las masas que hace deseable el liderazgo, pues ....-las masas-....son de por sí apáticas y esperan que se les resuelvan los problemas; son agradecidas con el líder, y tienden al culto a la personalidad".

Lo curioso es que R. Michels (originalmente socialista) induce su teoría a partir del análisis y estudio del partido socialdemócrata alemán; terminará al final en las filas del partido nacional fascista italiano. Este viaje del socialismo al fascismo se ha dado en más de un célebre viajero........

El debate debiera estar en la calle. Y socialistas ejemplares los hay a montones (pese a la "ley de hierro de la propia organización"). Un ejemplo de honradez antológico: don Antonio Asunción.

Saludos.

Paco dijo...

Solo una movilización masiva de la izquierda puede echar a estos dos fachas de Madrid. Coalición IU-PSOE ya!!!!!!

dardo dijo...

Paco; me parece perfecto que inste a la movilización de la izquierda. Pero una pequeña maldad (luego se lo explico); tengan cuidado a la hora de la concentración de efectivos, no vaya a ser que los "renovadores por la base"; sí, los del Nuevo Socialismo (don Eduardo Tamayo; doña María Teresa Saez y don José Luis Balbás) se les cuelen y les estropeen nuevamente su legítimo anhelo. ¡Es lo que tiene estar continuamente obsesionados con el "aparato" y pensar en únicamente en alcanzar el poder!. Se corre el peligro de incurrir cuanto menos en "culpa in vigilando"; vamos, en la depuración y selección de los que van a ser nuestos probos representantes (otra vez los Estados Mayores de los partidos con su "autocomplacencia"). Luego esta culpa es fácil trasladarla a "conspiraciones nunca demostradas" de los otros (¡esos demonios invertidos!).

Mire; le digo que es una pequeña maldad porque he visitado su blog y su apartado "Matacucarachas" y la reproducción que ha hecho de un artículo castiza y ranciamente anticlerical me ha dejado profundamente abatido. ¿Ha caído en la cuenta del lenguaje tan brutal que utiliza ("secta papal"; "miserables mandamientos"; "miserables de sotana y alzacuellos")?. El mismo título del blog (Matacucarachas) es una lúgubre complacencia en la violencia hacia un colectivo que ciertamente no se esfuerza en comprender. Me viene a la memoria la gran obra del filólogo judio Victor Kemplerer ("El lenguaje del tercer Reich") donde en una tesis magistral señala que el lenguaje totalitario (el que desprovee al contrario de su dignidad de hombre cosificándolo o animalizándolo) no es el resultado de un régimen totalitario sino precisamente un "precursor" de tales regímenes totalitarios.

RGAlmazán dijo...

Ni un paso atrás. Ahora no es hora de reproches ni achiques, si tiene que llegar, ya llegará el momento. Todos unidos para ganar donde hay que hacerlo, en las urnas. Es más difícil en el Ayuntamiento, sin embargo en la Comunidad, estoy convencido, basta que la participación esté por encima del setenta y cinco por ciento y ganará la izquierda.
Por lo tanto, hay que movilizarse y movilizar a todo quisqui.

SAlud y República

Daniel Isaac dijo...

...NI QUE SEA POR MI RIÑON...TODOS A VOTAR!

rosamari dijo...

Me parece estupendo lo que has escrito. Como el buen padre que te avisa con anticipación para que estes prevenido.
Pero, no es el momento de la bajada de ánimo. Ahora hay que creerselo, esto se transmite a los demás, esa electricidaad contagiosa.
Chichos: ¡A por ellos!

animalpolítico dijo...

Raúl: yo no me planteo que pueda ser extrapolable con exactitud. Lo que quiero decir es que si el PP sube en Madrid, no es descartable que pueda subir en otros lugares, nada más.

Confío, eso sí, en que no lo sea, como piensas tú.

animalpolítico dijo...

Amigo Garib:
Es posible que tengas razón. Pero de veras creo que la batalla en la Comunidad la tendrán que dar los madrileños. La propia Aguirre sabe que si la participación es alta puede perfectamente perder la mayoría absoluta, lo que significaría, automáticamente, perder la presidencia (salvo que encuentren otros Tamayos...).

Sí, por supuesto, si no sale... será porque ellos, los madrileños, democráticamente habrán elegido otra cosa. Es su prerrogativa.

Comparto contigo el que el esperpento de la elección del candidato, con la espeantada de Bono, etc., fue poco bueno. Pero no sé si Sebastián es o no buen candidato. Creo que Montilla tampoco lo era, como candidato. Pero que es mejor presidente que Maragall. Quizá Sebastián fuera mejor alcalde que candidato. Aunque no creo que llegue a serlo.

Ah! y que yo también soy periférico, como tú, aunque menos. Para empezar, yo celebré la remontada del Madrid el sábado... (mis condolencias a los barcelonistas).

animalpolítico dijo...

Dardo: gracias por tu extensa reflexión. Trataré de responder, aunque seré más breve, incluso conciso.

Claro que todas las formaciones tienen 'incondicionales', también llamados 'núcleo duro' o 'suelo'. El tema no es que los haya. El tema es que las encuestas señalan una fidelidad de voto al PP del 90% y al PSOE del 70%. Uno lo puede explicar como mejor pueda... y equivocarse. O acertar.

No soy yo el que ha convertido estas elecciones en unas primarias. Es sobretodo el PP. Pero es que una vez que la idea está en el aire, todos los analistas las van a ver así. Eso sí, si las elecciones salen mal a los intereses de "su" partido, el analista invocará que son elecciones locales y autonómicas y si salen bien, avisarán de la victoria en el 2008. Y en cualquier caso tendrán algo de razón.

Claro que os hablo de sondeos. Esto era el tema del post. Un indicio de por dónde se mueve la voluntad ciudadana. Los programas específicos se los dejo a los partidos y a sus mítines.

Yo creo que la definición de la derecha como 'blanda' y falta de movilización es discutible en general. Pero en esta última legislatura esto no es discutible. Es falso. Ha sido la oposición más dura que se ha visto en la democracia, y han estado con las pancartas tropecientas mil veces, incluso por temas que antes se consideraban tabú, por respeto a las instituciones y al estado, como la lucha antiterrorista, pero también por muchos otros temas.

La derecha no está más fragmentada, sino más unida que en otros países. En España no hay grupos de extrema derecha ni de centro. Todo a la derecha del PSOE hasta el fin del espectro es PP, que tiene bajo su seno a los Bayrou, Sarkozy y Le Pen españoles. De Gallardón a Jiménez Losantos y su escuela (dentro y fuera del PP).

Los nacionalismos vasco y catalán conservadores pueden quitar votos al PP en sus territorios, pero también hay nacionalismos de izquierdas (ERC, BNG, grupos vascos). Pero además la izquierda tiene al PSOE, a IU y a cincuenta mil grupos menores de ecologistas, comunistas, anarquistas, humanistas y..., que son una sangría evidente de votos a cada elección, pues en muchos casos no logran representación. Además de los abstencionistas, siempre más numerosos en la izquierda. Esto explica que la participación alta (en España) siempre beneficie a la izquierda.

Por supuesto que no creo que la única forma de crear opinión sean los partidos. Yo no milito en ninguno.

Creo que este fenómeno de las bitácoras es un método nuevo, y de posibilidades insospechadas, de movilización.

Saludos

animalpolítico dijo...

Gracias, Almazán, Daniel, Rosamari.

garib dijo...

Lo que decía era un perogrullo, ya lo sé, lo que ocurre es que me da la sensación de que cuando salen datos como este hay una cierta desilusión, como (sin ánimo de molestar a nadie) una especie de inocencia de pensar que porque está convencido de que las ideas que uno defiende son realmente buenas no puede entender que la gente no las siga. Pretendía (repetir, seguro que ya lo he dicho alguna vez) recordar que el camino a menudo es más largo y más lento. Y también sugerir la posibilidad de que en Madrid la gente sea un poco más de derechas de lo que nos gustaría, que tampoco es malo si no es esa derecha impresentable que está ahora en primer plano.

En cuanto a Sebastián, no me entiendas mal, igual que no me parecía el candidato adecuado por ser poco conocido, también desde la distancia, me da buenas vibraciones. Pero eso no servirá de nada si no gana, siento ser tan crudo. Y no defiendo que se presenten candidatos sólo por imagen, más bien al revés, pero entonces hay que construirles una campaña "publicitaria" para que les conozcan. Suena triste pero es así.

Tu comparación con Montilla la acepto desde el punto de vista de que son dos personajes con poco marketing. Pero el caso de Montilla es distinto. Tal vez no era muy popular, pero sí era conocido. Dirigía el PSC, fue ministro y durante muchos años alcalde de Cornellá (una población cercana a Bcn) y la gente sabía quien era. Tal vez no era el más simpático pero no era desconocido ni mucho menos. Además en esas elecciones habia margen porque estaba claro que se iba a formar un segundo tripartito (bueno, menos para los analistas listillos que no se enterán de nada de la política catalana). Es mejor president que Maragall desde el punto de vista de la gestión, pero eso casi cualquiera. Pero, ahora no creo que sea el momento, sin él, no habría ni president Montilla, ni tripartito, ni algunos otros cambios que sólo un utópico puede generar, aunque luego tenga también sus incovenientes o resulte una molestia. Yo soy muy fan de Montilla, por cierto.

En cuanto a extrapolar, hace unos días escribí una tontería sobre las elecciones a la alcaldía de Bcn. Lo llevan claro los de la derecha aquí. Y dejo ya la política catalana, que da para mucho y no tenemos sitio.

animalpolítico dijo...

Querido Garib:

El problema que yo quería suscitar es, puesto de modo simple, el siguiente:

Por supuesto que Madrid es una ciudad políticamente bastante conservadora. Es una obviedad. Si los madrileños quieren desmentirlo, tienen una ocasión dentro de pocos días.

Pero una cosa es tener una determinada ideología conservadora y otra dar por bueno... la conspiranoia, la mentira, la manipulación, el uso de Telemadrid, en fin, la política del PP desde el 14 de marzo de 2004.

¿Lo dan por bueno los votantes madrileños del PP? No lo sé, pero si el PP sube en número de votantes, esto es lo que parece. Que el votante del PP quiere esto. Si ese así, entiendo por qué los estrategas del PP lo han hecho. Y eso sí que me entristece.