Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

martes, 23 de octubre de 2007

Dogger Bank

Hungerfree nació en el luminoso claro de un bosque de abetos una hermosa mañana. Su gente estaba asentada en aquel lugar, encantados con el suministro eterno de caza, menor y mayor, y con la posibilidad, estacional, de recolectar distintos frutos silvestres en el bosque. La vida era dura en invierno, claro, como siempre, pero estaban bien preparados cada año para afrontarlo.

Sus recuerdos de infancia eran de un período tranquilo, en el que pudo aprender de las mujeres de su clan toda la sabiduría acumulada tras generaciones de convivencia con la dura y seductora tierra. De su padre y los demás hombres pudo aprender también, en cuanto tuvo la edad correspondiente, todo lo que un buen varón debe saber. Con ocho años cazaba liebres; con catorce mató su primer oso.

Sus ojos estaban húmedos por la emoción aquella tarde, junto al fuego, viendo la catástrofe en la distancia, rodeado de sus hijos, nietos y vecinos. Llevaban cincuenta años escapando. Desde que las aguas empezaron a robarles la tierra. Desde que el mundo se había vuelto loco. El cielo podría terminar cayendo sobre sus cabezas, como muchos sacerdotes proclamaban. Al principio nadie creía que aquello fuese a llegar muy lejos. No tenía sentido y nadie había visto nunca algo así. Quizá los dioses les estuvieran castigando por su falta de fe.

Emocionado, hizo un repaso en su cabeza y recordó aquel invierno, en el que sólo tenía 10 años, el invierno menos frío registrado en la memoria de los mayores del clan. Los ancianos de los poblados cercanos tenían la misma impresión. La nieve solamente había estado sobre las cabañas un par de meses. Aunque la tendencia en el mismo sentido era muy acusada en los años anteriores, nunca se había llegado a esos extremos. Y entonces llegó el agua. Nadie sabía cómo. Pero, en primavera, una mañana, los niños descubrieron enormes charcos, que se hicieron lagunas, a apenas cien metros del poblado. Y era agua salada. El mar venía hacia el poblado. El dios del mar debía estar muy irritado.

Cada primavera y verano el fenómeno era más intenso. Los árboles se pudrieron. Los frutos del bosque ya no estaban ahí. La caza desaparecía. Tuvieron que trasladar el poblado a zonas más altas. Pero el mar seguía viniendo, siempre tras ellos. Todos los hombres de todas las regiones buscaban tierras altas.

Hoy mismo, cincuenta años después y tras veinte traslados, el grupo de Hungerfree encontró el borde del mundo y se encaramó a él. Muchos grupos habían sucumbido de hambre o sepultados por la fuerza constante del agua asesina. Hungerfree se sintió a salvo... por fin. Parecía que la subida constante de las aguas podrían sobrellevarla ahora. Tendrían al menos una tregua para largo tiempo. Aquella altura parecía infranqueable, y hacia el sur se veían extensiones sin fin de bosque intacto por las aguas. Parecía que aquello sería su nuevo hogar. A pocos kilómetros de allí se levanta, diez mil años después, la ciudad de Amsterdam.

Hungerfree se volvió hacia su tierra, tristemente engullida ya por el insaciable dios del mar. Los árboles estaban tristes, sin hojas, esqueletos de lo que habían sido. Se veía agua por todas partes. No había animales ya, ni frutos, ni hombres, ni gritos de niños jugando. El mundo que siempre había conocido no existía.


Sólo mil años después, al derretirse un colosal bloque de hielo que ocupaba casi toda Norteamérica, se formó un enorme lago interior allí. Los grandes lagos de hoy son sus restos. La mayor parte del agua terminó vertiéndose al Atlántico. Tanta agua, tan fría, provocó que la corriente cálida del golfo de México sobre Europa dejara de ser tal. En diez años los descendientes de Hungerfree sufrieron una nueva edad de hielo sobre Europa. Hasta que la corriente del Golfo volvió a funcionar.

Si dentro de veinte años, como ya parece seguro, se funde completamente el casquete polar ártico y el enorme bloque de hielo de Groenlandia cae al Atlántico, algo absolutamente verosímil teniendo en cuenta lo que está sucediendo año tras año, tendríamos, en primer lugar, una subida de unos 6 m. del nivel del mar por todas las costas. A Salamanca no me llegará..., eso sí. Pero quizá los papeles del archivo tengan que volver aquí para salvarse...

Y en segundo lugar, podría producirse una nueva afectación traumática de la corriente del Golfo de México. Y una nueva edad de hielo en Europa. Vaya, esto del frío sí que llegaría por aquí. Terminaríamos en cayucos en dirección a África, con las banderas, el himno y los papeles del archivo. Allá por el 2.040.

Siempre que Rajoy y su primo no dispongan otra cosa, claro...

23 comentarios:

Blanca dijo...

Esta explicación me ha cortado la sonrisa con la que he escuchado una y otra vez las explicaciones, penosas por otra parte, de un indocumentado pretendiente a la presidencia española.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. No hay peor ignorante que el que hace alarde de su ignorancia. No hay peor hombre que el que no cuida a la Pacha Mama que le cobija.

Gracchus Babeuf dijo...

¿Qué más da la historia, o la ciencia, si tenemos primos tan listos y en marzo hay elecciones?

Adivagar dijo...

El cambio climático es algo que nos afecta ya y de mucha importancia. De eso no hay duda. Pero no toméis las sentencias de "Una Verdad Incómoda" como verdades porque están llenas de incorrecciones.

Animal, lo de los 6 metros, mira, no. Lo siento, pero no. Llevamos dos décadas hablando sobre la subida del nivel del mar. En el peor escenario posible la subida sería de 1,2 metros en el próximo siglo (esto ya es una exageración del más pesimista). Hasta que llegó Al Gore y dijo que sería de 6 metros. Te aseguro que la comunidad científica está, en la inmensísima mayoría, en contra de esta visión suya. Ya te comento, 1,2 metros en 100 años como mucho. Eso sí, causaría una gran devastación. Créeme, seis metros es una barbaridad. Es como decir que el record del mundo de salto de longitud es de 30 metros. Para cualquiera que sepa del tema es algo que no es creible.

En segundo lugar, esto es incompatible con una edad de hielo en Europa. Una cosa o la otra. El hombre nunca conseguirá tanto poder como para provocar una edad del hielo en Europa. El calentamiento, si, pero esto ya es enormemente exagerado. Para que una edad del hielo caiga sobre Europa tendría que desaparecer Centroamérica, no es suficiente con la desaparición del casquete polar ártico para desviar de ese modo la corriente del golfo. Y por cierto, el circulo polar ártico ha estado, en los últimos 20.000 años, casi siempre sin casquete de hielo. No hace falta que te recuerde qué significa Groenlandia, ¿no?

El tema del cambio climático es importante, hay que hacer algo con las emisiones de determinados gases y cambiar a nivel mundial la dependencia energética. Pero muchas de las afirmaciones de ese documental son simplemente falsas. Absolutamente falsas. El cambio climático es un tema lo suficientemente importante como para que venga alguien a exagerarlo y consiga el efecto contrario. Por eso ha sido tan criticado el nobel de este año entre los científicos.

Un saludo.

animalpolítico dijo...

Yo no voy a tomar el documental de Al Gore como la biblia. No tengo, poersonalmente, conocimientos para hacerlo así ni para hacer lo contrario.

Me parece una explicación útil y atractiva. Un aviso.

Lo que no podemos cuestionar es que el efecto de la civilización moderna está afectando YA, no en el futuro, al clima del planeta.

Lo que ha hecho Rajoy es de una grave irresponsabilidad. Muy grave.

Para empezar confundiendo tiempo meteorológico y clima.

Que Groenlandia signifique "Tierra verde" no quiere decir que quienes la bautizaron así supiesen que no había hielo en ella. De hecho seguro que la bautizaron sólo tras conocer la costa.

Siempre ha habido oscilaciones en el clima, algunas catastróficas. La diferencia es que ahora las podemos estar provocando nosotros.

Saludos

animalpolítico dijo...

Adivagar, lo que parece claro es que la desaparición del casquete polar ahora, más el hielo de Groenlandia, PUEDE modificar gravemente el clima de Europa, paradójicamente enfriándolo por culpa del calentamiento que habría fundido esos hielos.

PUEDE ser.

¿No sería mejor tratar de evitarlo?

animalpolítico dijo...

Creo que son 6 metros, en la propuesta de Al Gore, pensando también en el deshielo progresivo de la Antártida.

Blanca dijo...

La ironía de alguien que no tiene gracia, ahora es Rajoy, periódicamente es Aznar, da como resultado la "patosería".

Y hacer gracietas con algo tan serio, por un tema en el que los países se han comprometido para tomar medidas, me parece, como mínimo, de una gran irresponsabilidad. Y parece mentira que alguien que pretende ser presidente de un país se dedique a hacer este tipo de comentarios... porque... ¿qué haría, en el hipotético caso de llegar a esa presidencia (dios no lo permita)? ¿pasar de todo mientras consulta a su primo, el de Zumosol? ¿no volver a firmar ningún protocolo?

Maripuchi dijo...

Excelente entrada, Animal. Gracias.

6 metros ... hmmm sé yo de unos cuantos bungalows a pie de playa que se van a ir al g... (ostras! Ahora entiendo lo del primo!!)

Adivagar dijo...

Sí, sí, claro, es un tema de una importancia excepcional para el futuro, y hay que mentalizar a la gente. De eso no me cabe duda y no pretendía menospreciarlo. Pero el tema no está ni mucho menos tan claro como lo pinta el documental de Al Gore. Es muy oscuro y tiene muchas controversias. Los últimos años se habla del oscurecimiento global que podría producir el calentamiento... O que el agujero de la capa de ozono existe desde que se midió el ozono por primera vez, con lo que no estamos seguros de que sea algo actual o que la dinámica de fluídos lo provoca de forma normal. Es un tema en el que hay que seguir trabajando duro. Primero con los CFCs, cloros, plomos y dióxido de carbono. Y con la desertización.

Pero lo de los 6 metros, en mi opinión, no es creible. Eso sí, quizá en mi comentario anterior fui un tanto verbalmente violento. Pido disculpas si alguien se sintió ofendido. Cuando se habla de 1,2 metros la gente no termina de entender que eso es suficiente para que las mareas destruyan casi todas nuestras costas, con todas sus ciudades. Hablar de 6 metros lo entiendo como un intento de concienciar a la opinión pública, pero desde luego tendrá el rechazo de la mayor parte de los científicos.

Un saludo.

animalpolítico dijo...

No, Adivagar, a mí tu tono me pareció correcto.

Yo no diría con demasiada alegría que el documental de Al Gore en el detalle representa un punto de vista científico minoritario. Pero tampoco lo contrario.

Creo, entiendo, que en lo que sín estamos de acuerdo es en que las palabras de Rajoy no ayudan nada y son un tanto burdas.

Pepéinverecundia dijo...

Creo, animal, que te equivocas, que dardo, perdón adivagar, no estará de acuerdo contigo en que las palabras de Rajoy no ayudan o son un poco burdas. Tu post no lo he entendido como una defensa del documental de Al Gore sino como una crítica a las palabras de Rajoy. Y está claro que todos los deslices del jefe de la oposición son defendibles para algunos. Independientemente de que se produzca o no cambio climático lo que nadie duda es que cuidar el Planeta es misión de todos, no por nosotros sino por los que vengan detrás. Que la subida del nivel del mar sea 1,2 metros, 4,3 o 6,1 no sólo me parece irrelevante sino que además está creada la polémica para despistar. Esperemos que sólo suba 0,2 y aún así algunas piscinas de las que he oído hablar no saldrán muy bien paradas.

Blanca dijo...

Pepéinverecundia, dardo es dardo y adivagar, adivagar... son nuestros conservadores favoritos y aunque se parezcan en su ideología... son muy distintos, en realidad.

Y sí, el tema está en que Rajoy ridiculice un tema que preocupa a una gran parte de la humanidad, con lo que su propia "humanidad" queda bastante en entredicho.

He dicho.

animalpolítico dijo...

Me parecen bien las matizaciones de Blanca, pero es cierto que mi entrada la motiva sobre todo la estupidez rajoyana. Parte de los datos surgen del documental de Gore, que pude ver ayer mismo (hay que ser torpe para crear esa polémica el día que el Plus estrena el documental...), pero yo no me caso con los detalles. No puedo, por falta de informaciones propias.

Pero estoy convencido de que el cambio climático es un problema del que hay que concienciar a la gente y no todo lo contrario.

Saludos

Adivagar dijo...

Animal, Pepéinverecundia, estoy completamente de acuerdo con que las palabras de Rajoy no ayudan nada y son un tanto burdas. Y las de Aguirre también. En esta ocasión no dudo en daros la razón, no tengo ningún problema en ello.

Pero para mí sí es importante el dato. Comprendo que para los que no estén muy familiarizados con estos estudios les dará igual 8 que 80. Lo comprendo perfectamente. Pero el problema es que este documental pierde credibilidad con ese dato de 6 metros. A mí me parece importante en cuanto a la credibilidad. Pero bueno, con el propósito de la entrada estoy más o menos de acuerdo, así que no voy a entrar en polémicas sobre el dato.

Por cierto, Blanca, gracias por la defensa. Como dices, no soy Dardo, ya me gustaría expresarme como él. Para los que nos conoceis, "como que" no somos tan iguales. (Un saludo si nos lees en estos días, Dardo)

Y para todos los demás, claro.

animalpolítico dijo...

Gracias, Adivagar, eres un tío con clase. "Extremocentrista", pero con clase... ;-)

Pepéinverecundia dijo...

La clase se demuestra andando y vaya si la demuestra: "comprendo que para los que no estén muy familiarizados con estos estudios les dará igual 8 que 80. Los comprendo perfectamente". Vamos que sois unos lerdos, ignorantes y yo estoy por encima de todos vosotros. Muy bien dicho, sí señor. Con clase.

Naveganterojo dijo...

Mientras vosotros os enfrascais en pequeñas disputas,yo he descubierto la verdad absoluta .
“La explicación de los cambios en el clima parece esconderse realmente tras los continuos cambios en la actividad del sol y su influencia sobre los rayos cósmicos que irradian nuestro planeta continuamente y provocan la formación de nubes que mitigan el impacto de los rayos solares en la superficie del planeta”.

Pero ahí no acaba la cosa, el calentamiento global no es más que un “digno sustituto de otros iconos del catastrofismo profesionalizado, como el agujero de la capa de ozono, la supuesta era preglaciar que nos acechaba hace sólo unos años, o el chupacabras que acecha los poblados indígenas en busca de victimas para sus prácticas de cine gore”.
Alfonso Garcia Vicente,presidente de nuevas generaciones del pp en Castilla y Leon.
¿¿¿¿Como se os ha quedado el cuerpo????

animalpolítico dijo...

Amigo Pepéinverecundia:

Yo no estoy de acuerdo con Adivagar habitualmente. Pero debatimos de forma correcta.

En política creo que está muy equivocado. Y él cree que lo estoy yo. Pero nos respetamos.

Si escribo en un blog y entramos en debates es con unas normas de educación y respeto mutuo. Si no, yo no lo haría.

La interpretación que haces de sus palabras no la comparto. Él justifica su punto de vista. A mí no me convence, pero no quiero desviar el espíritu del post a si son seis metros o son 2. Para empezar, yo no soy científico. De ciencias, Adivagar sabe más que yo.

Creo que Adivagar en éste y en otros temas puede dejarse mediatizar por sus fuentes o sus simpatías. Exactamente igual que el resto de nosotros.

Pero tampoco creo que el tema del post sea Adivagar.

Tratemos de defender el argumento o atacar el argumento. Pero respetemos a las personas.

animalpolítico dijo...

Navegante:

éste es el tipo de daño que se hace a la causa de la concienciación de la sociedad con declaraciones absurdas como la de Rajoy. Por cierto, Aguirre acaba de decir en la SER que Rajoy, lo que de verdad quiso decir es que "este problema del cambio climático es muy serio" ¡! ¡pues cómo nos despistó a todos! ¡qué bromista! Dijo todo lo contrario para despistarnos... ¡me muero de risa! ¡qué ingenio!

Blanca dijo...

Estos impresentables, que quieren volver a gobernar este pobre país nuestro, que quieren que volvamos al tiempo más negro de ignorancia, que en vez de vivir en el siglo XXI, con todas las inquietantes acechanzas de tragedia cósmica provocada por la extrema lerdez del hombre, quieren retrotraernos a la época de Galileo, llevarnos a la hoguera por "visionarios" y herejes...

Esta clase política neoconservadora, retrógrada, racista, liberal en el peor sentido de la palabra (ay si los antiguos liberales levantaran la cabeza y vieran en lo que han convertido su sigla), orgullosos de su ignorancia y con mucho ánimo de extenderla, como una mancha de petróleo en el mar, que acaba con la vida animal y vegetal... en éso quieren convertir al pueblo español, en un erial...o no, en un campo inmenso donde pasten, como ovejas, mientras ellos se nutren de códigos añejos... no pasa nada... es el sol con sus rayos... es la luna con sus guiños...

Gentecilla inculta, insolidaria y hueca, solo piensan en medrar, en el poder... un carajo les importa el futuro, ya no digo de ellos, digo de sus hijos, de sus nietos, de la sangre de su sangre que igual van a conocer un mundo inhóspito y cruel, como un Blade Runner que no les enseñó nada...

Y nos quieren meter a todos en ese saco de ignorancia supina. Cuanto más bruto seas, mejor...

No sé qué opinan de este panorama desolador los buenos conservadores, los ilustrados, que los hay... a mi me tiene amargadita.

Adivagar dijo...

Animal, gracias por tus palabras. Precisamente clase es lo que le sobra a tu blog. Con respecto a mi frase, no le encuentro el tono ofensivo por ningún lado, así que no voy a discutir con este señor.

Y sobre el tema de la entrada, pues qué más queréis que os diga. Unas declaraciones desafortunadas, pero no veo nada más. Los extremocentristas... los de derechas, centro reformista, conservadores, liberales, neocon, o como queráis llamarnos ;) , creo que estamos tan concienciados como el que más, Blanca. No creo que sea algo que tenga mucho que ver con la ideología política, es una evidencia científica los cambios en determinados marcadores atmosféricos como el nivel de CO2 o de plomo en el aire. Y eso hay que solucionarlo como sea, porque si no la Tierra se convertirá en un lugar inhabitable para el ser humano.

Pero la tendencia no está nada clara, la climatología sigue siendo un absoluto misterio para la ciencia, sigue siendo una disciplina muy oscura y complicada, y todavía estamos intentando comprender un poquito de cómo funciona el clima en nuestro planeta (creo recordar que Garib trabaja habitualmente con ecuaciones no lineales, así que seguro que os puede contar mucho de la dificultad de un sistema como el clima). Por ejemplo, en los 80 y 90 el agujero de la capa de ozono era la gran preocupación. Hoy sabemos (o sospechamos con bastante fundamento, aunque no estemos seguros) que siempre ha existido ese agujero, aun antes de que apareciera el ser humano, y que en estos últimos años está mejor que nunca (desde que tenemos medidas). Quiero decir que el problema es muy importante, pero que aun nos queda muchísimo para entender nuestro clima y nos podemos llevar nuevas sorpresas. Pero eso sí, hay determinados gases y elementos pesados que hay que reducir urgentísimamente, porque desde el siglo XIX el equilibrio atmosférico que teníamos se ha perdido. Pero es difícil solucionarlo, porque nadie parece dispuesto a renunciar a nuestro estilo de vida, al coche, a la iluminación, al uso de los plásticos, etc, etc, etc.

Un saludo.

Pepéinverecundia dijo...

Pido disculpas si en algo he ofendido.
Pido disculpas si mis entradas son de mala educación.
Pido disculpas si he desviado el tema de la entrada.
Pido disculpas por no participar con argumentos.

animalpolítico dijo...

Pepéinverecundia:

Yo te agradezco tu participación, y me parece encomiable el esfuerzo de todos en llevar un debate civilizado.

Saludos