Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 13 de diciembre de 2007

Aquellos maravillosos sofistas

Seis bajo cero, Dardo, seis bajo cero. La hierba está blanca, los tejados, los árboles. Menos mal que dejé en el garaje el coche de mi cuñado (el mío está en el taller), si no esta mañana habría fenecido, se hubiera negado a arrancar. En el semáforo se caló, en la rotonda lo intentó. El coche de delante echa mucho humo por el tubo de escape. La matrícula es de Alicante y quizá al pobre se le haya atragantado el aspecto siberiano de las orillas del Tormes. O quizá tenga la COPE sintonizada y, claro, por algún lugar tienen que salir los malos humores. Ello me recuerda mi dosis diaria de COPEdona. Logro sintonizarla en esta radio que extraño (no es mi coche...) y que viene con la SER de serie, y oigo una voz engolada que me es familiar, muy mundana. Está razonando algo acerca del estatuto valenciano y del derecho de los valencianos a administrar el agua o no sé qué, luego sale el Plan Hidrológico, el Estatut... Mi mente divaga, a la altura de la Universidad Pontificia (sin plantear causa-efecto...). Y vuela (planteando causa-efecto) hacia mis queridos sofistas, aquellos maravillosos sofistas. En griego clásico las palabras sophia (σοφíα, "sabiduría") y sophos (σóφοs, "sabio"), están en el origen de este término, aplicado a aquel que hacía profesión de enseñar la sabiduría.

Sophia en sus orígenes denotaba una especial capacidad para realizar determinadas tareas como se refleja en Homero (Ilíada XV, 412, por ejemplo). Más tarde se atribuía a quien disponía de "inteligencia práctica" y era un experto y sabio en un sentido genérico. Sería Eurípides quien le añadiría un significado más preciso como "el arte práctico del buen gobierno" (Eur. I.Á.749) y que fue usado para señalar las cualidades de los Siete Sabios de Grecia. Pero ya Píndaro da un significado despectivo al término sophos asimilándolo a "charlatán". El verbo sophídsesthai, "practicar la sophia" sufrió una evolución similar al terminar por entenderse como "embaucar". Es un deslizamiento semántico parecido al que vemos en español con la palabra 'listo' (o la diferencia entre 'sabio' y 'sabiondo'): "Mi hijo es muy listo" y "Listo, que eres un listo".

El uso peyorativo empezó a tomar forma en el siglo V a.C. El desprecio con el que los sofistas eran tratados tiene que ver con su implicación en la formación de la areté (virtud), el arte de la política y la ciudadanía, que incluía todas las técnicas persuasivas para hacerse un lugar en la administración de la polis. El relativismo desnudo que este grupo puso sobre la mesa se encontró con gran rechazo en su entorno. Ser acusado de 'sofista' o incluido en ese grupo fue un baldón constante para autores como Eurípides o para Sócrates. Sin serlo, por cierto. Platón criticará a los sofistas por su formalismo y sus trampas dialécticas, pretendiendo enseñar la virtud y a ser hombre, cuando nadie desde un saber puramente sectorial, como el del discurso retórico, puede arrogarse tal derecho.

Un ejercicio muy apreciado en la escuela sofística es entablar una discusión en la que defiendes una posición, para cambiar a defender la contraria al cabo de unos minutos. Por ello, en su pensamiento, una primera exigencia era el dominio de las palabras para ser capaz de persuadir a otros. "Poder convertir en sólidos y fuertes los argumentos más débiles", dice Protágoras, uno de los más distinguidos sofistas. Gorgias dice que con las palabras se puede envenenar y embelesar. Se trata, pues, de adquirir el dominio de razonamientos engañosos. El arte de la persuasión no está al servicio de la verdad sino de los intereses del que habla. Llamaban a ese arte "conducción de almas". Platón dirá más tarde que era "captura" de almas. Para Aristóteles sofista es quien utiliza del sofisma para razonar. Los más destacados miembros de la sofística fueron: Protágoras, Gorgias, Hipias, Pródico, Trasímaco, Critias, y Calicles.

Sentado ya a la mesa, enciendo el ordenador y leo...: Uno de los tertulianos insistió en que Rajoy “no tiene que tener miedo” a Zapatero y Losantos subrayó que tampoco a los otros partidos, ofreciendo al popular la estrategia a seguir: “A Zapatero a machacarle y al resto a hacerse la víctima”. En este sentido, el locutor de la cadena de los obispos le propuso unas consignas: “No toleran la democracia, no me dejan defender España, están con la ETA”. Losantos ofreció otro consejo a Rajoy para derrotar en la televisión a Zapatero: que desmienta sistemáticamente todos los datos que ofrezca el presidente independientemente de que sean verdad o no. Así, el de los obispos señaló que “los datos en la tele los desmientes y dices ese dato es falso”. Insistió: “Vamos a suponer que es verdadero, es igual, es o tú o yo, empate a cero”.

¡Ah, aquellos maravillosos sofistas!

18 comentarios:

Scout Finch dijo...

Losantos es un hijo de su madre, manipulador, mentiroso, desvergonzado y lo peor de todo, orgulloso de serlo. Es capaz de cualquier cosa para conseguir sus objetivos, y más claro no lo ha podido dejar. Lo reconoce y no se avergüenza. Es malvado y no le importa proclamarlo a los cuatro vientos.

Y todo esto ocurre en la radio de la iglesia, la que predica poner la otra mejilla y amar al prójimo como a uno mismo. Menos mal...

RGAlmazán dijo...

Verdaderamente, FJL, a quien mis principios prohiben nombrar con todas las letras, es un sofista en el peor significado de la palabra.

Muy bueno el simil, que vas acelerando hasta que la entrada concluye arreciando contra el acantilado.

Salud y República

Blanca dijo...

Sin palabras me has dejado. Porque una cosa es que lo practiquen y otra es que no tengan el más mínimo pudor de proclamarlo a los cuatro vientos.

Espero que esta triste época de sofismas y sofistas acabe pronto y vuelva la ética al paisaje y al paisanaje. Con los actuales mimbres no será, porque están podridos. Tendrán que ser otras personas con más dignidad y vergüenza... que espero existan en algún lugar del PP y de la Iglesia católica... que es lo más escandaloso de todo.

SuperSantiEgo dijo...

Ya que tanto odian a la izquierda, podrían dejar de aplicar alguna de sus máximas más equivocadas, como la de que "La mentira es un arma revolucionaria", creo recordar que de Lenin.

Casi me sabe mal que lo compares con los sofistas, esos señores que supieron descubrir el lado más cachondo de la filosofía y que el lenguaje ocultaba muchas trampas, con lo que se adelantaron en cientos de años al pensamiento subjetivo, la antropología y el análisis lógico del lenguaje.

JLo no pasará de ser, con suerte, una anécdota vergonzosa de lo que fue la política y los medios de desinformación en este país.

Maripuchi dijo...

Últimamente estoy poniendo también la cope de la que vengo a trabajar...
Me resulta sorprendente que mientras en RNE o en la SER están hablando del tiempo, de noticias nacinales varias o internacionales, estos individuos PERMANENTEMENTE están hablando de ETA...
Io non capito niente!

animalpolítico dijo...

Scout, eso es lo peor. Que la Iglesia está detrás en este lamentable navajeo lleno de odio y de mentira. No es partidismo, es sectarismo salvaje.

Gracias, Rafa, Blanca, Maripuchi.

SuperSanti, es verdad que la comparación con los sofistas les viene grande. Aquellos al menos 'crearon' algo. Por ello el aire nostálgico del título.

En cualquier caso, lo relevante es que comparten el valor de que la verdad es secundaria al logro de unos objetivos.

Dardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dardo dijo...

Salamanca este año está batiendo todas las marcas de frío glaciar. Y tú, Animal, estás conquistando nuestra afición lectora en la blogosfera con este tipo de entradas de escritura tan serena y clara, y simultáneamente con un contenido tan atrayente; si bien como el que no quiere la cosa, nos ofreces algún aborigen fruto de tu renovador huerto .

Estos bermejos géneros son un guiño a tu concurrencia. Y como el pensamiento y el razonar es a la lectura lo que la propulsión es a la gasolina; yo ya me empiezo a preguntar, no sin cierta inquietud, si no me estaré inficionando con esta encarnada ingesta.

¿Existe la COPEdona?. Bien; en todo caso: ¿No conocen Vds. dentro de la farmacopea política la solución para esta adicción?. Pues sí; señor@s, el Animal Complex Forte; que es una mezcla de lógica natural, divulgación impagable, elegante escritura y algún que otro comentario acerado que invita a un mullido revuelo.

Te he dicho en alguna ocasión que si por ventura tu blog fuera de pago; sin duda me daría de alta. En todo caso, que sea gratis; es todo un auténtico lujo. Ya son varias las entradas como las de hoy que tengo en mi memoria.

Me ha llamado mucho la atención la evolución semántica de los signos lingüísticos. ¡El cómo se agregan a los primeros significados otros nuevos envilecidos!. Pasa con mucha frecuencia. Tú lo has dicho mejor: "deslizamientos semánticos".

La animadversión a los sofistas se debe ciertamente a su relativismo y escepticismo. Son asombrosamente modernos. Hablan del dogma de lo convencional.

Gorgias advierte que la palabra es un poderoso tirano. Estos maravillosos sofistas advierten de la manipulación...; te comprendemos perfectamente Animal. Justo al lado de ellos retratas otra actitud; pero, corrígeme si me equivoco mi buen griego, me parece que se corresponde ese otro comportamiento por ti denunciando, con toda razón, con un movimiento filosófico posterior: el de siglo IV a.C. y el pensamiento cínico.

Así, que don SuperSantiego, tan inteligente y sagaz, tal vez no ha caído en la cuenta. ¡Claro, tan embelesado que está con Brooke Shields y con los cromos diabólicos de la "herejía evolucionista"!. Y en el fondo tiene algo de razón en cuanto a quejarse de la comparación; aunque yo, para mí, la he entendido de la forma que te la he señalado.

Nada. Que sigas escribiendo así; y que nosotros lo disfrutemos; esta mañana aquí a las 08.30: 18º que nos parecen fresquitos.

P.D.: ¿A qué me suena eso de empezar un escrito y terminarlo redondamente con la misma frase?. ¡Ah, ya!. ¡Claro, a la redonda sucesión de espirales de un radiador!. Ja,ja...

animalpolítico dijo...

Pues no creas, Dardo, nosotros consideramos esta temporada tan 'templadita' como la pasada. -6º aquí a primera hora es cosa de nada. Hoy, de hecho, tenemos -8º, y hace unas semanas tuvimos una mañana de sábado en que acompañé a mi hijo al fútbol... -10º, algo ya serio.

Gracias por tus palabras, las agradezco realmente. Hace tiempo comprendí que cualquier mensaje necesita el canal correcto para llegar al receptor. En cualquier caso, es claro que no todos los receptores son receptivos, esto no es posible. Pero me doy por satisfecho si ante el texto cualquier persona inteligente comprenda (atención digo 'comprenda' no 'comparta') que mi punto de vista es razonable.

ybris dijo...

En realidad no te voy a comentar tu entrada.
Nunca dejo de leerte ni una sola vez y coincido tanto contigo que casi resulta vergonzoso para una mente crítica como la mía.
Pero de vez en cuando estimo justo decirte que el fondo de lingüista que exhibes en tus análisis suscita todos mis entusiasmos.
Quizás sea porque a mi edad todavía tenga muchas cuentas pendientes con el tema.
Todo mi apoyo, mis alabanzas y mi deseo de que sigas manteniendo uno de los blogs más honestos que pueden encontrarse en la red en un tema tan espinoso com éste de la política.
Ni dejaré de leerte.

Un abrazo fuerte

animalpolítico dijo...

Amigo, Ybris, me abrumas. Gracias por esa fidelidad silenciosa, y anímate a participar cuando lo tengas a bien.

Tu estilo, tu poesía, es realmente especial y sabes que ocasionalmente también he revoloteado por tu jardín. A partir de este instante te incluyo entre mis enlaces recomendados.

Un abrazo

M.Angel dijo...

A los sofistas también se les criticaba por cobrar por sus enseñanzas.
A este gañán de la coppe le pagan por calumniar, creo que es una gran diferencia.

animalpolítico dijo...

Claro, M. Ángel, por ello mi nostálgico "¡ah, aquellos maravillosos sofistas!".

Lo increíble de esas palabras es que hacen explícitos en antena los argumentos por los que no pueden tener ninguna credibilidad. Es increíble, y una muestra evidente de lo crecidos que están.

M.Angel dijo...

Lo que me parece increible es la cantidad de gente que traga con esa manera de actuar.
Pero tengo una duda ¿ están tan crecidos, o están desesperados por los datos de intención de voto?. Las palabras del gañán me recuerdan al rabo cortado de la lagartija, que se mueve a la desesperada en todas las direcciones.

animalpolítico dijo...

Yo creo que están convencidos de que Rajoy va a perder, y eso lo confirma en parte el que cada vez le dan más leña, preparando el futuro "ya lo decía yo".

Pero están haciendo el último esfuerzo contra Zapatero, y posicionándose para apoyar a SUS CANDIDATOS a suceder a Rajoy: Aguirre, principalmente.

M.Angel dijo...

Jo, pues anda que Aguirre no lo pone facil......tenemos zp para mucho.

filoabpuerto dijo...

Comparto tu exclamación por aquellos individuos de la Grecia clásica, pues, efectivamente, aunque ponían su énfasis en la retórica y en la oratoria persuasiva, fueron los primeros que "democratizaron" la areté, hasta entonces privilegio de elegidos. Y desde luego tenían más clase e interés que estos con quienes les comparas pues, entre otras cosas, cuestionaron los valores de la época con la defensa del relativismo gnoseológico y moral, cosa de la que se encuentran muy lejos estos otros, a juzgar por su dogmatismo.

Saludos, "zoon politikon"

Merce

animalpolítico dijo...

Gracias, Merce, por tus palabras.

He visitado vuestro blog y, por razones obvias, me atrae, me gusta.

Lo incluiré entre mis visitas recomendadas.

Saludos