Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

martes, 18 de diciembre de 2007

Nieva

Nieva tras los cristales. Un blanquísimo pañuelo de seda lavado con Perlán cubre las calles, los coches, los árboles. Asocio desde que era niño las nevadas con una extraña sensación de alivio, de alegría. En mi tierra leonesa solían ser días de excepción. Cuando la nevada era seria la mitad de los compañeros no acudían a clase, por los problemas con el transporte desde sus pueblos.

La nieve nueva es limpia. Borra lo cotidiano, oculta lo feo, iguala todo. Cuando comienza a cuajar en el suelo es resbaladiza, cruje bajo tus pies.

Mi memoria estaba llena de rosas esta noche. Las vi de nuevo antes de abrir los ojos, cuando sonó el despertador. Ayer fui a ver al fin la película de Las Trece Rosas. Había leído el libro y sentía una cierta atracción fatal por la presentación audiovisual. Cines Van Dick, 20:10 horas. Cuatro señoras de abrigos de pieles (en la calle -1º), una estudiante sola, una pareja joven, y un animal, nadie más. Es una sala pequeña y la película lleva varias semanas en cartelera. Silencio imposible durante algo más de dos horas. Nadie habla nada al salir. -3º en el rostro ardiente y los ojos rojos.

La historia de España es una historia de dominio, como toda historia humana. Una historia del dominio de los poderosos, de la opresión de los humildes. Tras siglos de monarquía absolutista, y un XIX agitado de luchas políticas, el XX había pasado ya por reyes, asonadas militares y una constante: el poder siempre en manos de unos pocos. La experiencia utópica de los treinta, la 2ª república, nace con entusiasmo popular. Con el poder en manos de la gente, la esencia de la democracia desde que el término se inventó, las actitudes y objetivos políticos de los nuevos gobernantes encallaron donde tenían que encallar. En quienes siempre habían tenido el poder y no estaban dispuestos a que esto cambiara. Desde Viriato. Tensiones. Vuelcos electorales. Tensiones. Y al final, la calle del medio. ¿No tengo en mis manos las armas? Pues invento el plebiscito armado y resuelvo a tiros el debate, los vuelcos electorales y las tensiones. Cubro el país de un manto rojo de sangre y luego de un manto eterno de olvido. Centenares de miles de muertos en el frente, en ambos lados de las trincheras, son el primer resultado. Decenas de miles de muertos en retaguardia, en ambos bandos, son el segundo resultado. Tras la guerra, la venganza, la aniquilación de la voluntad, el fin del entusiasmo y del pueblo libre. Las rosas rojas y su sangre por el suelo. TRAS LA GUERRA es sólo un bando.

Un régimen cimentado en los cementerios, en el miedo y en la fuerza animal. En el odio y la intransigencia. Una barrera invisible entre unos y otros, una herida profunda en las almas, que supura décadas después. Muere en su cama el líder por la gracia divina. Una transición cimentada en el borrón y cuenta nueva. Una nueva cesión. Una soberanía popular amenazada que, tras las experiencias previas, va con cautela, con mucha cautela. Tensiones. Golpe de estado, terrorismo. Pero voluntad popular incontenible. Gobierno del pueblo. Se producen tímidos intentos de levantar el manto del olvido, de extender la bendición de la justicia, de recuperar la dignidad de los indignamente pisoteados, nuestros padres, abuelos, o bisabuelos. Nuestra dignidad. Y tensiones. La placidez del olvido o la justicia de la memoria.

El manto purísimo de la nieve nueva no borra todo. No podemos fallarles.

28 comentarios:

Dardo dijo...

El blanco es símbolo de la pureza. Y ésta no sabe de rencores cainitas. Cualquier psicólogo, cualquier terapeuta aconseja mirar al futuro con optimismo. Se puede mirar al pasado para no repetir lo execrable; no para ajustar cuentas lo que supondría abrir un nuevo proceso contable. La contabilidad siempre es un actividad que sólo convencionalmente se acota temporalmente; pero en sí es un procedimiento continuo. ¿Acaso no sabemos de nuestra complicada historia?. ¿No importa más en esta hora vigilar desde la ética el presente que es en lo que estamos y anticipar los problemas del futuro, que es adonde vamos?.

No se trata de ocultar, lo que es evidente. Y también es injusto calificar a la transición de borrón y cuenta nueva que en todo caso sería para todos los que transversalmente se mancharon de sangre. El afán de superar el enfrentamiento pasado en aras de la concordia civil merece más aprecio.

Desde 1975 hasta la fecha son incontables las producciones científicas, culturales, ect. de todo tipo que con todo detalle han dejado testimonio del oprobio; aun así esto se considera insuficiente. Se ha articulado toda una serie de normas de reconocimiento de derechos pasivos a los vencidos y/o sus beneficiarios. De reconocimiento de nacionalidad, de declaraciones institucionales.

Los españoles de hoy son hijos de los españoles de antaño, pero no de sus obras que atañe exclusivamente a sus autores. La culpa se ciñe estrictamente a los artífices de los males de uno y otro signo.

Algo de frialdad y menos apasionamiento se impone en estas cuestiones. No es bueno romper los consensos mínimos. Porque no existe una única cosmovisión. Y porque es suicida desde el punto de vista de la convivencia echar la culpa a la otra mitad que ni siquiera en muchos casos desciende genéticamente de aquellos, sino que tiene una visión de las cosas que por simpleza se tiende a identificar con aquellos; dándose la extravagante paradoja de transversalidad también en esto. Es decir: que los descendientes de los dominadores de entonces abrazan alguno ideologías contrarias y viceversa.

Hay en todo esto algo de despropósito, de operación identitaria de un bloque político y de "movilización" ante lo aburrido que puede ser una democracia seria en donde lo que verdaderamente se impone es el control efectivo continuado del ejercicio político del presente.

Es ya esto un pecado de senectud de nuestra democracia. Que como los ancianos; recuerda asombrosamente lo pasado que de poco le sirve y olvida lo presente, de lo que depende en ocasiones su misma subsistencia.

¿Qué vamos a conseguir de bueno para la conviviencia de todos con una anacrónica y emocional actitud revisionista política y acientífica?.

Efectivamente. No deberíamos fallar en nuestro juicio sereno. Un cordial saludo, Animal.

El Hermano Montgolfier dijo...

Me gusta mucho la foto.

Blanca dijo...

Y a mi, además, me gusta el recuerdo y homenaje que la foto incluye. No una, sino 13, rosas jóvenes, llenas de idealismo, niñas aún la mayoría, creyendo que iban a llegar a Utopía y las bajaron abruptamente del camino.

Pero, como una de ellas pedía, no las hemos olvidado, ni las olvidaremos. Mirando su placa en el cementerio del Este, te das cuenta de que la idea por las que fueron asesinadas sigue vigente mientras personas como tu, como yo, como millones de seres humanos continuemos creyendo en la justicia social.

animalpolítico dijo...

El blanco es símbolo de pureza. Pero la memoria no es rencor.

Yo soy un optimista antropológico, como mi paisano Zapatero. Yo miro al pasado porque me gusta la historia, me gusta saber de dónde venimos. Y porque la justicia es un bien. Memoria y dignidad no es ajustar cuentas con nadie, es hacer un homenaje a tantas víctimas inocentes, tan inocentes como las del terrorismo. Nadie habla de mirar al pasado a propósito de las víctimas de ETA, por ejemplo.

Creo que estamos de acuerdo en lo fundamental. Sólo me hubiera gustado que homenajear y resarcir, recuperar de las cunetas, etc., se hubiera podido hacer por las víctimas y por sus familias sin que nadie hubiera montado el pollo que se ha montado. No comprendo, simplemente por qué alguien puede sentirse atacado, por ejemplo, con esta película, ciertos libros, investigaciones o ciertas resoluciones legales.

Borrón y cuenta nueva no tiene connotación negativa en mi texto. Es una descripción de la realidad. Se puso en marcha un sistema democrático que descansaba en la legalidad franquista, aceptando la realidad. Fue lo más práctico y salió razonablemente bien. Pero una vez asentada la democracia hacia ciertas deudas de pura justicia.

Mi posición no tiene que ver con razones personales, sino de criterio. Mi familia no sufrió especialmente, aunque un abuelo y una abuela pasaron dificultades ante los mandos republicano y franquista respectivamente.

¿Qué significa consensos mínimos? El PP, por ejemplo, llama 'consenso' a su propia posición. Quien se mueva o disienta de la posición del PP rompe los consensos. Pero eso no lo podemos aceptar.

Sencillos homenajes a víctimas inocentes, o reducción sustancial de la propaganda profranquista residual no es romper ningún consenso. El franquismo no necesita que nadie lo proteja de nada. Quienes siguen en las cunetas está claro a manos de quiénes murieron.

Yo no culpo a nadie de lo que pasó hace varias décadas. No se puede. No se debe. Pero no entiendo, no puedo entender que se pretenda negar la historia en búsqueda de réditos electorales entre quienes consideran que el franquismo fue un período extraordinariamente plácido de la historia de España mientras la legislatura de Zapatero es 'inquietante' y 'peligrosa'.

Lo que más me llega al alma es lo de 'acientífica'. Supongo que te refieres a Moa.

No aspiro a otra cosa que al juicio sereno. Te lo aseguro, querido Dardo.

Saludos

animalpolítico dijo...

Gracias, Hermano, la foto es parte del mensaje. Una rosa parcialmente cubierta por la nieve.

animalpolítico dijo...

Personalmente no conocía la historia de las Trece Rosas hasta que se publicó el libro. Creo que es una lección muy útil para conocer de dónde venimos y rechazar de una vez por todas cualquier 'solución' violenta a los problemas de convivencia. No porque sea más importante que la historia de otras decenas de miles de víctimas de ambos bandos, sino porque nos hace la historia más cercana, más humana.

No es echarle culpa alguna a nadie.

Pero quien se sitúa conscientemente enfrente de los esfuerzos por la memoria y la dignidad, ¿no rompe consensos? Quien monta un pollo de campeonato con la memoria histórica o con la educación para la ciudadanía o con el tercer proceso de diálogo con ETA (tras González y Aznar), todo ello en busca meramente de ganancia electoral, ¿no rompe consensos?

En la película hay un detalle que me parece fundamental. Varias de las jóvenes eran ideológicamente de izquierdas. Algunas ni eso. Pero hay una de ellas muy católica y votante de partidos de derechas, la pianista, Blanca Brisac, madre de un niño de la misma edad que el mío, once años, y mujer de un violinista apolítico amigo de otro músico, afiliado al partido comunista. Esta amistad, unida a la absoluta falta de garantías políticas y jurídicas de la España de Franco en el 39 costaron a ambos la vida. Y a un niño la doble orfandad.

La historia es maestra de la vida.

Dardo dijo...

Si en lo fundamental estamos de acuerdo; claro que sí. Y yo no critico tu actitud, que la sé valorar moralmente con todo el peso que tiene la sinceridad con la que nos hablas y la claridad con la que escribes

Sólo quiero contrastarla con mi opinión. Sé que lo que más te ha contrariado es lo de "acientífica". Vamos a ver, Animal, que esto no lo he dicho por ti, que en todo caso estás más documentado que yo en la lectura de estos tristes episodios. Sin embargo me creo que no deberías haberte sorprendido, porque con ocasión de parecidas entradas ya te comenté que mi principial objeción a todo esto de la ley de la memoria histórica era un punto a mi modo de ver complejo: el art. 5. del proyecto que hacía descansar las declaraciones sobre nuestra memoria al albur de un dictamen legislativo de una comisión parlamentaria ad hoc. No lo he dicho con segundas intenciones, amigo Animal, sino que he intentado ser descriptivo según mi entender. Precisamente es acientífica por ser política. Pero, en modo alguno he dicho que tu perspectiva se acientífica; pero, demonios, si sólo por los libros sobre la cuestión que te has leido, bien podrías tú hacer esos dictámenes.

Tú bien sabes (porque te lo he comentado) la difícil situación que padeció mi padre por ser maestro republicano; así que bien sabes que yo tampoco hablo desde ningún rencor.

Te admito que poner en la balanza franquismo y actual gobierno es toda una grave e injusta desmesura. No se enfade Vd. conmigo; que bien sabe que lo aprecio de corazón.

SuperSantiEgo dijo...

Yo leí la novela de Dulce Chacón, que también aparece el episodio de las 13 rosas.

No estaría de más recordar la anécdota que cuenta un maño en su blog, cuando esta viéndola en un cine y llegó el momento de que las fusilasen un señor mayor se levantó y gritó: ¡Lo único que hacéis es remover la mierda, comunistas!

Creo que el admirado don Pío le quitó importancia al asunto diciendo algo así como que eran trece bolcheviques que algo habrían hecho.

Blanca dijo...

La próxima vez que vengas por Madrid, querido animal, te recomiendo una visita al rinconcito humilde, escondido, que homenajea a esas pobre niñas, venganza desmesurada, ejemplarización sin sentido de una época convulsa que ni las niñas ni los millones de republicanos que creían que esa era de verdad la senda por la que España debería circular, merecían.

La placa está en el interior del cementerio, porque no se podía poner fuera, por razones obvias, aunque a ellas las mataron fuera del cementerio, en el mismo lugar en que está su recuerdo, porque los que no quieren "remover" la historia no consentían que esa placa estuviera en su lugar, donde silbaron las balas de mierda, porque la quitarían, la profanarían...

No se consiente sacar fotos... ¿por qué? ¿a qué tienen miedo los responsables del cementerio?

Estuve rindiendo homenaje con Rafa Almazán y su maravillosa Lola, a estas nenas y un guardia de seguridad no se separaba de nosotros para que no sacáramos fotografías... ¿a qué tienen miedo? ¿por qué no podemos inmortalizar la visita?

Tierno le puso a la avenida que rodea el cementerio, por la puerta de O'Donnell, "Avenida de las Trece Rosas"... ¿tiene que venir el actual alcalde o el guardian del camposanto a controlar mis sentimientos? ¿quién le ordena que nadie se fotografíe ante la placa-homenaje?

Dardo, las cosas no son tan cerebrales, tan elaboradas como tu intentas componer... sé que tu eres una persona ecuánime, huyes de la controversia, al menos de la controversia crispada... pero nosotros queremos llorar a nuestros muertos a cara levantada... queremos rendir tributo a las muertes inútiles y vergonzantes, como las que estamos tratando en esta entrada... más inútiles que la mayoría, porque las ideas no se pueden matar... vuelan por el aire, en libertad, y nosotros estamos ahí, para recogerlas, vivirlas y luchar por ellas... las ideas no se fusilan, siguen adelante, porque mientras haya una sola persona para propalarlas, seguirán corriendo su camino...

Y somos muchos los que no estamos de acuerdo con una memoria vergonzante. Se lo debemos a los inocentes y nadie, nadie, nadie tiene derecho a volvernos amnésicos.

Dardo dijo...

Amiga Blanca; en verdad no sólo son "tus muertos", que sé que lo dices con verdadero y noble sentimiento; son de todos. Los muertos de uno y otro signo; son "en puridad" de todos nosotros. Son el resultado de un fracaso moral antes que nada.

Yo; precisamente lo que veo con disgusto es que hagamos banderín de enganche de los muertos. Sin solución de continuidad con esta polémica, desgraciadamente política, saltó la noticia de un periodista del Mundo en Cataluña que dijo que "toda España debió haber sido Paracuellos".

Bien. Siempre entenderé lo humano de todo esto. Yo no tengo nada en contra de las exhumaciones. Yo lo que advierto es de la utilización política. No he querido advertir más que esto.

ybris dijo...

No, la nieve no lo borra todo. Los que vivimos la recién terminada guerra civil entre muchos odios y venganzas sabemos cómo intentó acallarse la verdad a base de vergonzosas mentiras.
Esta película nos lo recuerda dolorosamente.

Un abrazo.

animalpolítico dijo...

Dardo, contigo no me enfado, no me puedo enfadar. Bien sé que tu intención es clara y tu corazón noble. Eso sí, como nadie es perfecto, tengo para mí que tu mente se nubla a veces por efecto de los árboles de la derechona, que no te dejan ver el bosque de la razón... ;-)

Yo soy positivista en la ciencia, incluso en las humanidades. Con esto quiero decir que un cierto nivel de verdad objetivable científicamente es posible alcanzarla, por ejemplo, en lo relativo a la historia reciente, mucho más allá de la opinión. Por ello creo que es perfectamente viable establecer los cimientos científicos mínimos que permitan la aplicación justa de una ley que así me lo parece.

En cualquier caso, yo voy más allá. Me parece perfectamente legítimo OPINAR que esta ley es un error, o que reabrir ciertos debates es un error.

Pero no puedo aceptar que se demonice a un gobierno, a un partido, a media España, por opinar de otro modo.

El debate ha sido muchísimo más sonoro por la resistencia numantina de quienes así se han retratado como defensores de la causa franquista, quiero creer que sin quererlo.

Hace quince o veinte años a ningún demócrata se le hubiera ocurrido hacer declaraciones o alimentar debates que hubieran podido contaminar su imagen de ese modo. Eso era algo de Blas Piñar.

Pero, ¿recuerdas la que se montó cuando se quitó de la sede de no sé qué ministerio una estatua ecuestre de Franco, en 2005? ¿recuerdas las palabras y sonrisas de Zaplana? Yo recuerdo a un buen amigo mío hablando de Largo Caballero. Tres semanas antes no sabía quién era Largo Caballero.

Es la tarea de Moa, Vidal, Losantos y el apoyo estratégico de miembros del PP lo que ha viciado todo esto, Dardo. La ley y el reconocimiento hubieran podido ser algo discreto, noble y consensuado. ¿Por qué no puede el centro derecha condenar el franquismo?

¿Cómo se puede llegar a la miseria humana del individuo del que habla SuperSantiEgo? ¿qué problema hay en tomar las fotos de las que habla Blanca?

animalpolítico dijo...

Sí, Moa dijo algo así. Y luego las juventudes del PP lo defienden del supuesto contubernio judeomasónico de los rojos, que parece ser que atentan contra su libertad de expresión.

Los rojos no tienen tal libertad, parece ser.

animalpolítico dijo...

Claro, Dardo, los muertos son de todos. Yo no creo que los muertos republicanos pertenezcan más a unos que a otros. O los otros muertos. Eso sí, con la salvedad de las familias directas.

La utilización política es algo negativo, muy negativo. Cualquier utilización política. Lo llamativo, Dardo, es que yo he visto mucha más utilización política en el discurso del PP que en el del PSOE, que ha estado en todo esto a la defensiva. ¡¡¡Pero si hasta han insultado a Zapatero en relación con la memoria de su abuelo!!! ¡Hasta en el Congreso! ¡Si los periodistas 'libegales' le han escrito libros destruyendo la memoria de su familia!

animalpolítico dijo...

Gracias, Ybris, ése es el tema.

Arbillas dijo...

Mi querido amigo, me alegro de que te acercaras a verla.

Y sobre todo me alegro de leer esta entrada tuya, que es estupenda.

Al leerla, me invade una calma increible y dificil de explicar, y que se vé solo superada por la lectura de las repuestas que ofreces a las personas que en ella comentan.

Quizás sea la sensatez, la forma tranquila y serena en la exposición de tus palabras y tus pensamientos.

La memoria existe y el recordar no tiene porqué llevar implicitó el rencor, al igual que el reconocimiento de aquellos olvidados no tiene porque generar miedo por parte de los otros.

Yo tal y como dije en mi entrada, creo que es hora de conocer nuestra historia.

Se nos invade con peliculas con la historia de otros paises, (guerra de secesión americana, guerras mundiales, guerras en Oriente, etc..), nos meten en la cabeza la vida y peripecias de marines americanos, con pelos y señales la vida de generales americanos, pero tenemos oculta gran parte de nuestra historia.

Parece que dá miedo que conozcamos la vida de los españoles en esa epoca de nuestra incivil guerra, hablo de todos los españoles, pues muchos de ellos estaban a la fuerza o por miedo tanto en uno como en otro bando.

Parece que dá miedo hablar de las sensaciones de nuestros soldados, no se facilita el conocimiento de los nombres de nuestros politicos o militares, (hablo de todos los bandos, aunque mi corazón esté en uno de ellos).

Para aprender nuestra historia tenemos que esforzarnos en aprenderla, en leer, en buscar libros , no existe ninguna facilidad.

Creo que es preciso ser mas libres a la hora de poder hablar de nuestros abuelos, padres, y demas familiares que pasaron por esa epoca que muchos quieren que permanezca en el olvido.

Si bien existe la frase que nos viene a decir que aquellos que conocen su historia pueden aprender de sus errores para no volver a cometerlos, parece que en nuestro pais siempre se quiere ocultar .

Nos pasa ahora con la guerra incivil y pasó en su tiempo con el movimiento comunero o con la tragedia que trajo a España la ¿santa? inquisición.

Si no nos conocemos a fondo, no podremos mejorar.

Gracias por esta entrada.

Te mando un beso muy muy fuerte.

J. G Centeno dijo...

Nadie, absolutamente nadie, de los que hemos reclamado una mirada sobre nuestra historia reciente, ampulosamente llamada memoria histórica, pedimos, nunca hemos pedido, ningún tipo de ajuste de cuentas. Para nosotros la reconciliación de los españoles de a pie se produjo el 1 de abril de 1939 independientemente de la bandera bajo la cual pegaron tiros. Somos conscientes de que la inmensa mayoría fueron inocentes actores que actuaron de buena fé, dejo voluntariamente al margen a estraperlistas y especuladores que se hicieron inmensamente ricos. Que quede clara esta postura. Solo queremos que quede igualmente claro, que fueron unos, los generales traidores y quienes les fianciaron y apoyaron, los responsables, únicos responsables, sin matices, de los sufrimientos de este pueblo entre 1939 y 1975. Y ni siquiera queremos una, por otra parte inútil, condena efectiva, imposible de lograr, sólo aspiramos a una condena moral, que borre sus nombres de calles y monumentos, que los refleje en los libros de historia de nuestros hijos como lo que han sido, traidores a su pueblo. No podemos poner al mismo nivel a los agresores y a los agredidos.

Pensamiento libre dijo...

Excelente tu blog, lo festejo!

Gonover dijo...

Enhorabuena por la entrada, es de una calidad leteraria excelente, para mi modestísimo entender.

El tema de la guerra es terrible, de la dictadura tras la misma, horrible. La transición trató de unir, y lo consiguió, en mi opinión, artificialmente.

Creo que la verdadera Memoria histórica debiera dar cobijo a todos aquellos que murieron bajo la dictadura, bajo la guerra y bajo la república. Y nada más, sin entrar en consideraciones de quién mató a quién. Esto cero que no es unir.

A mí no me vale que las víctimas de un lado tuvieron su momento con la dictadura, porque para mí eso carece de valor, como todo en una dictadura. Además, si antes unos tuvieron su momento y estuvo mal, me imagino que también estará mal ahora hacer lo mismo (sólo los de un lado, aunque ahora sea el contrario).

¿Es utopía que de una vez por todas seamos capaces de superar aquello?¿No es posible honrar a todos los que cayeron? Recordad que la mayoría de los soldados combatieron donde se le ordenó, no tuvieron cabida sus ideas. Ojo: hablo de soldados.

Gonover dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
animalpolítico dijo...

Gonover, gracias por tus palabras.

Sólo añadiría un dato: la denostada Ley de Memoria Histórica no habla, no aboga "sólo" por las víctimas de un lado. No habla de "lados".

Las víctimas de la represión republicana tienen placas en las iglesias, institución conocida por su neutralidad... Y tuvieron repetidos homenajes durante el franquismo. Otras víctimas están en las cunetas, todavía hoy.

La ley no distingue entre unas y otras. El Vaticano acaba de canonizar a 498 víctimas de la represión republicana. Mientras, directamente o por intermediación de la COPE, la jerarquía de la Iglesia Católica española denuesta los esfuerzos por la memoria histórica, hablando de heridas y de rencores. Estupefaciente, como diría nuestro SuperSanti.

Gonover dijo...

Si la ley de Memoria Histórica habla de los dos lados, entonces estoy equivocado y me parece perfecta. Reconozco que sé poco de ella, pero hasta ahora, lo que he podido leer no me conducía a pensar eso que dices.

Pero vamos, que si es así, es la mejor Ley en mucho tiempo. Intentaré echarle un sosegado vistazo.

EL VAPOR LIBERAL dijo...

Muchachote... eres un sectario de tomo y lomo. Así va España.

EL VAPOR LIBERAL dijo...

Muchachote... eres un sectario de tomo y lomo. Así va España.

animalpolítico dijo...

Mal síntoma de cómo va es tu interpretación del texto, desde luego.

SuperSantiEgo dijo...

El pensamiento vaporoso es lo que tiene.

EL VAPOR LIBERAL dijo...

Querido animal. Los juristas, antes de aplicar la hermeneútica, acudimos a la interpretación literal. Ejemplo:"Una transición cimentada en el borrón y cuenta nueva. Una nueva cesión.(SIC)" Interpretación literal: Lo que ud quiere decir. ¿Borrón y cuenta nueva o negociación? ¿Una nueva cesión? Del tenor de su artículo se desprende que la "nueva cesión" fue de los "buenos". Pues querido animal, la cesión fue por ambas partes; no sólo por parte de los "buenos". De sus "buenos" claro está. Espero una película como las 13 rosas pero del "otro lado". No se si ud la aplaudiría tanto. Sea como fuere no creo que ud admita interpretaciones que contradigan la opinión que ud tiene formada sobre los "buenos" y los "malos" de nuestra querida España. En cualquier caso como no fue mi guerra que tenga ud una muy feliz navidad.

animalpolítico dijo...

No me hable de hermenéutica, querido amigo, porque usted no la aplica. ¿Cómo se come lo de "interpretación literal"? Esto es una contradictio in terminis. Si es interpretación no puede ser literal, y si es literal no puede ser interpretación.

No ha hecho usted el más mínimo esfuerzo en leer lo que yo digo aquí. Viene con sus ideas preconcebidas y pone en mi boca su 'interpretación' ¡¡¡literal!!!. Y luego me habla de hermenéutica.

Yo no he hablado de buenos y de malos en ningún sitio. Y me he referido a todas, TODAS, las víctimas. Yo no hablo de quiénes cedieron. Digo, y lo mantengo, que la transición se basó en el borrón y cuenta nueva, lo más inteligente en ese momento, como en muchas ocasiones he escrito.

¿A usted le parece que no ha habido hasta la fecha homenajes a las víctimas de la represión republicana?

Tampoco fue mi guerra, querido amigo. Yo no me siento en la obligación de defender a ningún bando.