Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 17 de enero de 2008

La "impoteca"

Una entidad bancaria y yo compartimos la propiedad de mi vivienda habitual desde finales de diciembre de 1999. Aún tendremos largos años de 'co-propiedad', y afortunadamente no nos llevamos mal. La cosa consiste en que cada mes les suelto un pastón y ellos me dejan vivir en la casa. Es lo bueno del 'propietario', que no tiene que pagar un alquiler, sino que 'sólo' paga la hipoteca. O como decía (y escribía) un serrano que conocí hace años la 'impoteca'. Mi 'impoteca' no es de las peores, no es de las más cuasi-eternas, así que no me quejo especialmente.
Mi ciudad no es la más cara de España (1.800 euros el metro cuadrado, frente a 2.100 la media nacional), pero sí, creo, una de las más caras para el tamaño que tiene. En cualquier caso, mi vivienda vale hoy tres veces lo que me costó a mí. Esto puede dar una idea de la desorbitada subida de los precios en estos años.
Yo elegí una hipoteca de tipo variable, como la mayoría. Una hipoteca de tipo variable quiere decir, hasta ahí llegamos los de letras, que el tipo VARÍA o puede variar.
Recordaré con vosotros la evolución de los tipos de interés que he pagado:
2000: 4, 75%
2001: 6%
2002: 4, 25%
2003: 4%
2004: 3, 25%
2005: 3, 25%
2006: 3, 25%
2007: 4, 75%
2008: 5, 5%.
Es decir, aunque la crisis hipotecaria internacional ha hecho que, de 2006 a hoy, los tipos hayan pasado del 3, 25 al 5, 5, aún no he llegado al tipo de interés que tuve en 2001, en el punto medio del mandato del maravilloso equipo económico del PP. Más maravillosa es aún, eso sí, la destructiva capacidad de la gestión de Solbes y ZP, pues han torcido la tendencia de los tipos y de paso creado una crisis galopante en el Midwest americano. En cualquier caso, y aunque nos escueza en el bolsillo, la relevancia de estas oscilaciones es menor en lo que se refiere a garantizar al ciudadano el derecho a una vivienda digna en comparación con otras variables que me parecen mucho más significativas:
Este gráfico, que, con su lucidez habitual, nos comenta Felipe (192 muertos, 192 mentiras), se puede completar hoy con el anuncio por parte de la ministra Chacón de que la vivienda ha subido en el último trimestre del 2007 ya por debajo del 5%, en el entorno del IPC. No soy tan simple como para pensar que las bajadas del ritmo de subida sean debidas a la acción divina de ZP. Sé que la coyuntura internacional desarrolla un papel. Pero si las subidas de los tipos, aquí y en Kansas, se las achacamos al gobierno, supongo que entonces, las bajadas en el ritmo de subida del precio de la vivienda también podremos. Digo yo.
Lo que sí me parece reseñable es destacar que todo el problema 'impotecario' (como diría mi amigo serrano) se produce en realidad como resultado de las subidas de los precios a la estratosfera. Como dice Felipe, "el PP actúa como si nunca hubiera gobernado o como si durante su mandato no se hubiera producido la mayor subida del precio de la vivienda de los últimos 20 años. Casualmente las subidas coinciden con la aprobación de la ley del suelo de 1997 por parte del gobierno de Aznar". Eso es. Los maravillosos gestores aprobaron una polémica ley del suelo nada más llegar al gobierno y justo, justo, de modo inmediato se originó (sin causa-efecto, por supuesto, por algo eran genios de las finanzas) esa campana en la subida de los precios. Esa ley ha sido derogada por el gobierno de Zapatero.
Comenzada la legislatura actual, la subida de los precios de la vivienda ha iniciado una ralentización aproximadamente a la misma velocidad que el incremento anterior.
Visto todo esto, ¿no se les caerá la cara de vergüenza cuando vienen a explicar a los pobres sociatas catetos cómo se gestiona la vivienda?
Si de lo que se trataba era de que los constructores se forrasen, sí, se forraron. Ahora, si se trataba de que los ciudadanos tuvieran un acceso posible a la vivienda, creo que, con Rajoy y sus amigos se hizo mucho más difícil. Y hoy estamos pagando el pato. Los constructores entran en crisis y los ciudadanos están tan justos para pagar las hipotecas que, en cuanto hay un resfriado internacional y los tipos suben un poco, unos cuantos no llegan a fin de mes. Y muchos ciudadanos ni siquiera pueden embarcarse en nuevas hipotecas, matización que añado tras el comentario de Maripuchi. Ésta es la cuestión. Tantos años de tantas subidas alejan a un grupo nutrido de siquiera poder optar a una hipoteca.
¿Pueden dar lecciones?

24 comentarios:

Maripuchi dijo...

Te olvidas, Animal, de que somos muchos los que no hemos podido (ni podremos en muuuuuuuuuuuuucho tiempo, quizá nunca...) comprarnos un piso.
Llegamos "tarde". Para nosotros la cosa es aún peor.
Los alquileres valen casi lo mismo que las hipotecas.
Yo pago por un piso de 3 dormitorios en un barrio casi 900 euros... y tampoco llego a fin de mes.

animalpolítico dijo...

No, Maripuchi, no me olvido. No me olvido en absoluto. Precisamente es lo que digo. Yo compré mi vivienda a finales de 1999. Si hubiera llegado cinco o seis años más tarde, no hubiera podido comprarla.

Precisamente es lo que digo. Que lo que aleja la vivienda del ciudadano no es la oscilación de los tipos, sino la subida desmesurada de los precios entre 1997 y 2003.

Dardo dijo...

Un poco artera me resulta la presentación de estos datos. Convendría que hubieras apuntado los tipos hipotecarios desde 1995 a la actualidad. Ya que has puesto un ejemplo personal; yo te pongo otro. Gracias a Dios yo pagué mi vivienda a pulso hace ya bastantes años. Pero en la época de nuestro querido Solchaga tenía una hipoteca al fijo del 15.50%. Ya digo convendría que nos trasladaras para una mejor comprensión la serie de tipos hipotecarios que va de 93-96 (último año de Felipe González) hasta hoy. En 1996 no cumpliamos los paramétros para entrar en el euro sin ir más lejos; y entonces se cuestionaba nuestra caja de pensiones. En fin; hay que decirlo todo. Yo no digo que este Gobierno no tenga unos resultados de caja (superavit) estimables; eso es verdad. Pero, Animal, la campana se debe al gran tirón de la economía. Y lo que es más sorprendente es que se venda por buena la desaceleración en el precio; porque las subidas son sobre la base acumulada de subidas anteriores. Por poner un ejemplo: no es lo mismo una subida del 17% sobre un base de 100 (daría un precio final de 117) que una subida de 5% sobre una base acumulada de 400 (que daría un precio final de 420). El incremento en un caso sería 17 y en el segundo sería 20. ¿Esto es un progreso?.

ybris dijo...

El año 1970 acabé la carrera de Ciencias Económicas con la espalda molida por los palos de la policía y la rabia por la imposibilidad de dar a las clases que recibíamos algún matiz no liberalista, a pesar de los intentos de José Luis Sampedro por humanizar la Estructura Económica o de los mítines del compañero de mi curso, Carlos Berzosa, rector hoy de la Complutense.
A pesar de mi licenciatura me reconozco un ignorante de la Economía y sólo dejaré aquí dicho que este tema de la vivienda como derecho fundamental de todos es uno de los que más me convencen de que aquí la derecha liberal (ni siquiera la tímida izquierda del Psoe) no puede llegar a solucionar un problema que no se resuelve a base de llenarse la boca de unos miles de viviendas protegidas sin decir cuántos son las que se necesitan y plantearse seriamente un plazo para extenderlas a todos.
Yo compré mi casa en 1975 con mucho esfuerzo para dar una entrada que tuvieron que prestarme (mi sueldo base de maestrillo por entonces debía de andar por las 12000 pta netas mensuales) pero en diez años acabé de pagar letras y obtuve la propiedad del piso de 80 metros cuadrados en que vivo que ahora se valora (por no sé qué extraños motivos) en unos 48 millones (de pesetas).
Mis dos hijos mayores (de 31 y 29 años se han metido desesperadamente en unas "impotecas" que les llevarán, si hay suerte, a tiempos posteriores a su jubilación mientras se sienten esclavizados por un trabajo al que se tienen que aferrar para sobrevivir.
El pequeño, de 27 años al que su licenciatura en Quimicas no le da de momento más que para un trabajo de empaquetador a tiempo parcial), ya no puede ni plantearse meterse en hipotecas ni siquiera en alquileres que por aquí rondan los mil euros mensuales.
Así que, por ser el último, y dada la desgracia de tener unos progenitores poco solventes y al borde de la jubilación, tendremos que guardarle en casita hasta que le toque la lotería.
No sé de quien es la culpa. Me gustaría un sistema de abordar el problema en el que hubiese alguien a quien echar la culpa y exigirle que si se necesitan x viviendas haga asequibles a TODOS x+2 viviendas (en propiedad o en alquiler).

Un abrazo.

animalpolítico dijo...

Como 'artero' viene de 'arte', Dardo, no me ofenderé, aunque le cambiaré el sufijo. Digamos 'artista', que suena mejor...

Tienes razón en lo que dices. Pero yo he tenido esta reflexión, seguro que acientífica, a la luz de mi experiencia personal, que no he contado completa. Antes de esta vivienda tuve otra, muy pequeñita, que compré en 1994 y vendí en 1999. No he contado que, con aquella, tuve un tipo fijo del 9,5%, subvencionado por el gobierno socialista de González, de modo que yo pagaba el 6,5%. Tampoco he dicho que recibí una ayuda a fondo perdido de 800.000. Estas ayudas y subvenciones desaparecieron con los gobiernos de Aznar. Pero eso tampoco lo conté. Dardo, es que decirlo todo no es posible en un post...

La desaceleración la vendo por buena porque lo es. Claro que los precios suben sobre lo que habían subido antes. Pero si alguien es responsable de las subidas bestiales de la zona alta de la campana NO ES ESTE GOBIERNO...

La desaceleración entiendo que debe ser suave, no brusca, para no causar problemas en el sector: puestos de trabajo, etc., y/o una crisis monumental.

En realidad creo que digo lo mismo que tú. Lo malo de la situación actual ha sido sobre todo la subida de precios acumulada en esos años.

Y que conste. No soy economista. Opino como amateur.

animalpolítico dijo...

Ybris, tú tendrás algo lejos tus conocimientos de economía. Yo, no los tengo.

En cualquier caso, lo de tus hijos es una muestra clara de lo insostenible de la situación.

Ahora, sería útil que hagamos que cada palo aguante su vela. Y que me estomaga la demagogia del que viene ahora preocupándose por las hipotecas. El que estaba en un gobierno que no se preocupó o no acertó con el control del precio de la vivienda. Que vendió esas subidas como si ello fuera riqueza. Que nos vendió un modelo muy discutible de economía, con problemas que se terminan pagando.

txantxangorri dijo...

Pufff, sin llegar a tanto como el resto de los comentarios...

¿no se decía entonces que si la vivienda subía era porque los españoles se lo podían permitir?

Y luego, como siempre, amén.

¡Gran excusa!
Así es la derecha

Evaristo dijo...

Yo en mi caso tuve que irme del país para poder optar a un sueldo que me permitiese comprar un piso en España y afrontar su hipoteca. Lo que tiene más delito es que antes no podía ni pagar un alquiler, así que tenía que compartir piso con un amigo, y ahora puedo pagar el alquiler en Holanda y la hipoteca en España. Lo que demuestra que los problemas estructurales en España no consisten sólo (aunque está claro que es un factor fundamental) en los altísimos precios de la vivienda, sino también en los ridículos sueldos. Y si el PP es claramente co-responsable del primer problema, tampoco hizo nada por resolver el segundo.

De todas formas, está claro que aquí cada cual ve este tema desde su punto de vista. Hay muchos votantes del PP que se han beneficiado, o tienen la sensación de haberse beneficiado de la ola de especulación que ha sacudido a España estos 10 últimos años. Saberse en posesión de una casa que vale el triple de lo que se pagó por ella es para muchos un síntoma de riqueza y prosperidad. Sí, ya imagino que tú Animal no caes en esa trampa, pero no todo el mundo se plantea el absurdo de esa sensación, si tenemos en cuenta que al venderla, y tener por tanto que comprar otra, estás en las mismas.

Quizás se podría sacar una conclusión general: al final del felipismo el PP se fue haciendo con la gente joven, tradicionalmente más proclive a ir contra el sistema y que no traía esos complejos del franquismo que hacen que tantos españoles huyan del PP como de la peste. El problema de la vivienda ha hecho que la gente joven vuelva a ser mayoritariamente de izquierdas. A ver qué se inventan ahora para recuperarles...

¡Saludos!

Dardo dijo...

Mi apreciado Ybris. Cada día lo admiro más. Si Vd. no sabe de Economía, ¡apaga y vámonos!. Dije hace tiempo que es una caja de sorpresas. ¡No me equivoqué!. Si tuvo de maestro al gran José Luis Sampedro, bien se comprende la calidad del antaño alumno y hoy brillante bloguero. ¡Ya ve!. Yo me atrevo a hablar desde los pobres rudimentos de la Economía Política! ¡Tíreme de la orejas cuando lo considere oportuno!. ¡Tendrá razón!.

Pero nuestro Ybris sabe bien que el problema de la vivienda en España es estructural y viene de los años 60. Viene de alentar la propiedad horizontal como artículo de consumo. Para favorecer al gremio de la promoción y construcción se desatendió la legislación de arrendamientos (congelando la subida de rentas) y en definitiva se actuó tan despreciativamente en esta área que se comprimió la oferta. A la larga se ha provocado un encarecimiento en estos últimos y se ha terminado con la frase bien incrustrada de que es mejor destinar esa suma parecida a la inversión en propiedad. Es bien curioso lo que aquí desde entonces hasta ahora ha pasado. Claro, con permiso de los economistas, junto con otros muchos factores.

Mi querido Animal; desde luego que no te tienes que ofender, porque ese no ha sido mi ánimo; ni lo será nunca; y nunca, nunca, con la gente que aprecio. Estamos en esto de la economía muy parecidos, no me sobrevalores. Yo lo que quise apuntarte es que si coges la serie desde 1993 salen otros datos. Y te lo decía porque habría que juzgar todo el período aznarita en esta materia.

Gonover dijo...

Pienso que ni PSOE es culpable de que ahora suba el Euribor, ni PP lo fue de las subidas desmesuradas de las viviendas.

Ando preparando una entrada crítica con ambos gobiernos, que a mi juicio han sido incapaces de regular la fiscalidad de la vivienda, que debiera haber sido la única medida (VPO aparte) que eficzmente aplicada tal vez hubiera racinoalizado la subida del precio de la vivienda (que, ojo, tuvo cosas muy buenas). Espero tenerla lista este finde.

Saludos.

ybris dijo...

Un abrazo, amigo Dardo. Agradezco tus inmerecidas palabras, tanto más cuanto menos seguro estoy de saber clarificar mis ideas.
Trato de aferrarme al convencimiento de que el mercado no puede solucionar las necesidades fundamentales preservando su condición de derechos y no de limosnas. Y no apelando al favor de "Papá-Estado" sino exigiendo el derecho que tiene todo administrado a que administren bien los medios que se ponen a disposición del administrador para que administre y no se crea el propietario.

Disculpa, Animalpolítico, mi abuso de tu lugar para una especie de comentario privado con el amigo Dardo.

Abrazos a ambos

Dardo dijo...

Ybris, amigo. El mercado sólo no basta. Y tu matiz de exigirlo como derecho y no como limosna es fundamental; porque estamos hablando de necesidades básicas (vivienda). Y como estamos hablando de economía nos referimos evidentemente a priorizar determinadas necesidades (de su lista infinita) con los limitados recursos (porque no existe esa plétora potencial de la utopía marxista). Yo estoy contigo que determinados gastos básicos debieran ser prioritarios y no estar al albur del mercado.

Yo también abuso de nuestro querido Animal. Pero te confieso una cosa; es un secreto a voces. El propietario de este blog, deja los fines de semana y fiestas de guardar esta tierra en barbecho. Y claro; yo ya soy un aparcero de estas virtuales tierras charras. Tengo aquí un usufructo aunque sobre mi cabeza penda como espada de Damocles el temible mazo maragato. La verdad es que aquí tuve yo mi laboratorio de ensayo para iniciar mi aventura bloguera. Fui un quiste que padeció y toleró nuestro Animal.

En todo caso Ybris; esta casa es hospitalaria. Y nosotros seguro que no vamos a dar ocasión de alterar las reglas tácitas del anfitrión.

Estimado Gonover. Permíteme que dude que con la fiscalidad su hubiera podido solucionar el tema. Me creo que hubiera sido más un remedio sintomático. Utilizar políticas tributarias como instrumentos de política económica sólo ayudan, pero no solucionan asuntos de estructura económica. Un abrazo.

Xabier dijo...

En primer lugar, tu hipoteca es cara. Teniendo en cuenta que los últimos datos del euribor han ido por el 4,6 o 4,7 la tienes por lo menos al euribor + 0,75. A renegociar para que te la bajen.
Segundo, si los tipos que das son exactos, te aplican redondeo que es ilegal hace varios años.
Tercero, pese a ser consciente de lo impopular de mi argumentación me he permitido hacer unos cálculos. Usas el chiste de que tienes la vivienda a medias con el banco, pues no y esa es tu suerte.
Calculando con los tipos de interés que facilitas y para el ejemplo de una vivienda de 100.000 euros con una hipoteca del 80% el resultado sería el siguiente. En la inversión inicial el banco pone 80.000 y tú 20.000. Actualmente le deberías unos 63.000 y le habrías pagado en este tiempo unos 43.000 (capital e intereses). Tuyos son el uso durante 8 años y los 200.000 de plusvalía que dices que encierra la propiedad. En esos 8 años el alquiler de Maripuchi por un pequeño piso es de 86.400 €. Nos quejamos mucho como deporte nacional pero nuestro sistema hipotecario es muy eficiente. En Italia no existen hipotecas por debajo del euribor + 2,75.
Precisamente el abaratamiento de la financiación hipotecaria es una de las causas de la subida de los pisos.
Durante mucho tiempo se hizo mucha demagogia con los tipos de interés, se hablaba de las hipotecas de las familias españolas. Durante los 80 y la mayor parte de la década de los 90 las familias españolas tenían en los bancos más saldo a favor que deudas. En el año 94 la duración media efectiva de las hipotecas en Salamanca andaba por los 12 años. Los tipos altos se correspondían con una inflación alta y con subidas salariales mayores que las actuales. Pagar una hipoteca al 15% con subidas salariales que podían ser del 12% era un enorme sacrificio durante los dos o tres primeros años; pero las cuotas acababan resultando ridículas.
La bajada de los tipos benefició inicialmente mucho más a las empresas que a los particulares (eso sí benefició al crecimiento económico).
La permanente bajada de los tipos en un país sin tradición de inversión bursatil, produjo dos efectos: primero reducir el ahorro dinerario (lo que a la postre se traduce en repunte de los tipos), segundo en orientar la inversión hacia lo único que los españoles consideran más seguro que la muerte: el ladrillo.
En España nadie se plantea el valor de una vivienda (todo el mundo cree que la inversión subirá). Lo que los españoles pregunta es la cuota mensual de la hipoteca; por eso la permanente bajada de tipos ha fomentado la escalada de los precios. Por eso tiene sentido lo de que los pisos suben porque los españoles pueden pagarlos. Lo que no tuvo en cuenta el irresponsable que lo dijo (creo que portavoz del PP en economía en esta legislatura) es que podían pagarlos con el euribor al 2,5 y no al 4,7 y que su goberno debería haber tomado medidas y hacer algunas advertencias a los consumidores.
Hay más factores como el incremento de la población, la disminución del número de ocupantes por vivienda, etc.
Aparte de las cuestiones financieras hay un problema muy interesante en tu entrada: cómo dar cumplimiento al derecho a la vivienda.
Mario Gaviría sociólogo urbano dice en "La séptima potencia" que él siempre fue muy crítico con las políticas franquistas de favorecer la propiedad de las viviendas en lugar del alquiler. Pero reconoce a la postre que cuando se produjo el deterioro de muchos barrios obreros en los 70 por la aparición de la droga y otros factores, la existencia de muchas viviendas habitadas por los propietarios fue un gran factor de contención. En contra de favorecer la propiedad, he de decir que he visto a mucha gente que en su momento reunía las condiciones para recibir una vivienda protegida, o que simplemente la heredó, especular con una propiedad que adquirieron mediante una ayuda del estado que no se destinaba a engordar su patrimonio sino a materializar el derecho a la vivienda.
Este es un problema que no tiene soluciones fáciles.

animalpolítico dijo...

Evaristo:

Claro, de hecho lo iba a incluir en el post y decidí no diversificar más los temas. Existe una absurda sensación de satisfacción entre los propietarios de su vivienda, sólo de su vivienda habitual, al comentar "cuánto se pide ya por ella", al constatar las subidas. Olvidando que, si es su vivienda habitual eso no es propiamente enriquecimiento...

Claro, Dardo, el tema de la vivienda es complejo y viene de lejos. Ésta es mi visión. Por ello me parece tan absurdo 'culpar' a este gobierno de la subida de las hipotecas como culparlo de la subida de las gasolinas. Que también se hace, por cierto. A mí las simplezas me desagradan, qué le vamos a hacer.

Sabes que no me ofendes, tranquilo. Me has mostrado que sabes dialogar. Sobradamente.

animalpolítico dijo...

Es muy posible que tengas toda la razón en tu comentario, Gonover.

Ybris, Dardo, podéis debatir lo que os parezca oportuno. Intuyo que, si os lo parece a vosotros, lo será. Además mantendréis animado esto incluso en las pocas horas de asueto que me permito periódicamente y que tan arteramente señala el perspicaz Dardo.

animalpolítico dijo...

Xabier, tu respuesta es la más informada de todas, no en vano se nota el gremio.

Tienes razón, mi hipoteca es cara. Es Euribor + 0, 75% y sí, me aplican el redondeo. Creo que esta semana iré por la entidad y trataré de que la ajusten, amenazándoles con cambiar de banco si no se avienen a razones.

En realidad, estoy de acuerdo con tus planteamientos. Aunque la hipoteca sea en muchos casos un tipo de esclavitud vitalicia, algo que no es mi caso (la mía era a quince años), en cualquier caso, la sensación del sujeto es de propiedad. Y nada cuestiona esto salvo el pagar las letras.

Es muy atinada tu observación acerca de que el individuo calcula su cuota mensual, con unos determinados tipos, y no valora suficientemente que, si los tipos suben, la cuota también subirá.

Yo he sido siempre defensor de la propiedad sobre el alquiler. Lo reconozco. Pero soy consciente de que hay circunstancias y circunstancias. Lo primero, la posibilidad material de embarcarse en una aventura así, la estabilidad laboral, etc. Una persona cercana a mí se encuentra en esa tesitura. Poco más que mileurista, vive sin pareja ni hijos ni nadie. Puede hacer frente, con dificultades, a los gastos normales del mes y el alquiler. Para hacer frente a una compra no es capaz de ahorrar el dinero inicial para entrada, gastos, etc. Aunque se lo prestara la familia, etc., tendría que pagar durante año y medio el alquiler y además la hipoteca de un piso en construcción en una ciudad en la que no sabe si seguirá trabajando para dentro de dos años. La única alternativa sería un piso de segunda mano, y aún esto le resultaría claramente complicado: hacer frente a los gastos iniciales, la diferencia entre el coste de la hipoteca y el alquiler, la inseguridad laboral, la posibilidad de que tenga que cambiar de ciudad en cualquier momento, y además el hecho de que la vivienda de alquiler de la que disfruta hoy es mucho mejor que la vivienda que se podría permitir comprar.

Comparado con mi situación todo cambia. Mi hipoteca la pagamos dos, ambos tenemos trabajo fijo y el precio de lo que pago por mi vivienda es de 1997. Hoy costaría el triple.

De modo que sí, estamos de acuerdo, el tema es complejo, porque las circunstancias de los ciudadanos son muy variadas.

Maripuchi dijo...

Animal. Lo siento, pero te he dejado un meme, que me produce mucha curiosidad saber cómo saldrás de él.
Besote

Gonover dijo...

Animal, acepta este consejo: pásate por Ibercaja, que creo que siguen con su campaña de subrogarse pagando todos los gastos.

Es decir, te dan una hipoteca a Euribor + 0,50 (creo) y te pagan los gastos de la subrogación.

Es posible que haya más entidades que lo hagan, pero es la que conozco.

animalpolítico dijo...

Para que luego digan que la blogosfera no es rentable. Con los consejos de Xabier y el de Gonover os anuncio que me ha pasado por mi entidad, les he hecho un amago de retirar mi hipoteca y me han reajustado la cuestión.

Me bajan de Euribor + 0,75 con redondeo a Euribor + 0,25 sin redondeo. De modo que paso de 5,50 a 4,75.

En el fondo es que 'semos' tontos.

animalpolítico dijo...

Maripuchi, Maripuchi, a ver qué me has hecho...

EL VAPOR LIBERAL dijo...

El precio del dinero NO lo marca el gobierno de turno. Ni el PSOE ahora ni el PP en su día. Lo marca el Banco Central Europeo y es el mismo para toda la Unión. En Yankilandia lo hace la FED. Y querido amigo ,as subidas y bajadas de tipos responden a políticas monetarias que tienen como finalidad controlar el desarrollo económico y la inflación. Un abrazo desde Salamanca

animalpolítico dijo...

Exactamente lo que yo digo, señor Vapor. Exactamente. Dígaselo a los que han buzoneado la ciudad achacando al PSOE la subida de las hipotecas y de la gasolina entre otras.

Gonover dijo...

Animal, para que veas que la gente de derechas y católicas no somos tan malas hombre...

Me alegro de ese gran reajuste... ¿BSCH tal vez?

El Hermano Montgolfier dijo...

Yo creo que la desaceleración (aunque preferiría usar el término "la frenada") de los incrementos en el precio de la vivienda es una ley natural en la economía: el porcentaje de subida de precio tiende a disminuir cuando previamente ha sido excesivo, por la razón que apunta Dardo en su primer comentario. Si ahora la subida la cifran en un 5%, pensemos que el 5% de 240.000 euros son 12.000 euros, o sea, una barbaridad. Quiero decir, que cuanto más altos sean los precios, más significativo será el porcentaje.
Pero bueno, lo que veo más preocupante en este caso es la bajada (no "desaceleración") de los precios de la vivienda, que barrunto vendrá en breve. Sólo hay que ver lo que duran puestos los carteles de "se vende". Muchos propietarios que desean vender, o bajan precios, o tienen que esperarse un par de años.
Consecuencias: si el tipo de interés hipotecario sigue subiendo, muchas familias se veran obligadas a vender porque la moderación salarias les impedirá seguir pagando sus hipotecas. Dado el largo plazo para poder vender una vivienda, estos propietarios tendrán que bajar precios (si no quieren que el banco se quede con su casa gratis, al menos querrán cubrir pérdidas), esto hará que muchos vendan su casa por menos de lo que les costó, quedándose incluso sin casa y aún con deuda.
Y al final terminarán beneficiándose de nuevo los especuladores que aprovechen la coyuntura volviendo a comprar casas a bajo precio.
En fín, al final siempre pagamos los mismos...
Un saludo