Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

lunes, 16 de febrero de 2009

Supongamos que alomojó

Supongamos que el ministro Bermejo, en la ya famosa cacería, habló con Garzón. Podemos suponerlo. Cierto es que había cincuenta o sesenta personas más y que la excursión cinegética la organizó un militante del PP de Jaén, tierra chica del juez, pero sí, pudieron hablar entre tiro y tiro o entre chuletón y puro habano, que esto es lo que hacen los cazadores. Pegar tiros, comer chuletones, beber buen vino y fumar puros habanos. Así me lo cuenta mi amigo Miguel. Yo nunca he ido ni iré a algo así. Aborrezco las armas de fuego, los tiros, la sangre, el maltrato a los animales (lógico en mí), y, aunque me encantan los chuletones y el buen vino, no fumo.

Supongamos que hablaron. Sí, pudieron hablar de mil cosas, claro. Pero supongamos que hablaron concretamente del caso Gürtel. Quizá sería inapropiado simplemente que hablaran del asunto. Y ellos lo niegan. Aún así, supongamos que hablaron.

Un paso más. Supongamos que en la conversación el ministro pidió al juez que entrullara a unos cuantos peperos. Inapropiado, por supuesto. Pero pudo pedírselo. Alomojó lo hizo. Cierto es que, para hablar dos señores que viven en Madrid y que tienen teléfonos, etc., no necesitan encontrarse en Jaén ante decenas de testigos. Pero la pareja pudo sentirse 007 a la madrileña y se les ocurrió citarse allí. Por suponer, podemos suponerlo.

Digo yo que, el juez Garzón, para "entrullar" a nadie, sea cual sea su motivación, tendría que encontrar "sustancia". Y no me refiero a las proteínas del chuletón. Me refiero a motivos judicialmente demostrables de algún tipo de felonía por parte de los encausados. Porque Garzón, además de un juez natural de la provincia de Jaén otrora héroe de Pedro J., representa a la Audiencia Nacional y al poder judicial, una de las tres patas del estado de derecho. Y si el proceso en el que está envuelto acaba en condena a alguien será porque esa(s) persona(s) habrá(n) cometido alguna falta... Será porque se ha podido demostrar su culpabilidad.

Lo que no podemos demostrar es todas las suposiciones que he recogido aquí. Alomojó Garzón es mu mala gente y apaña con el ministro el encausamiento de santos varones peperos completamente inocentes. Pero, señores del PP, para poder acusarle de ello, sería conveniente demostrarlo.

4 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Veo mucha preocupación por una cacería (basta, grosera, torpe, antiestética y probablemente inmoral). Y poca preocupación por el encadenamiento de delitos de cohecho, prevaricación, tráfico de indluencias y contra la Hacienda Pública.

¡Vaya peazo de plato!

ybris dijo...

Yo, más que "supongamos" diría "pongamos un supositorio".
O sea, metámosla por donde quepa.
Si es que cabe.
Porque hay cosas, como ciertas conspiraciones en ciertos sitios, que no entran ni con vaselina.
Y eso que esa finca del pepero y esa actividad cinegética me resulta un mucho desagradable por distante y ajena a políticas y a justicias.
Hágase pronto justicia y acabemos de una vez con este circo.

Abrazos.

Sentado dijo...

Pues a mí lo que me parece es que de nuevo han encontrado "un terrorista suicida". Son penosos

canuit dijo...

Lo más triste de todo es que hay 10 millones de españoles que les votan.
El Canuit