Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

miércoles, 4 de marzo de 2009

A8 ayer y hoy


El líder del PPG y próximo presidente de la Xunta, cree que ahora “deberíamos parar de hablar de esto” porque “ya forma parte del pasado”.

Ayer y hoy a bordo de un A8.

7 comentarios:

JuanJulioAlfaya dijo...

Vaya, vaya, ¡qué calladito lo tenía nuestro dinosaurio! Sin duda es algo telúrico, geológico y a nadie debe extrañarle especialmente.

14 de marzo de 2008

El Partido Popular resultó finalmente el claro vencedor en la provincia de Salamanca. Si en la capital, los populares, mantienen su supremacía, y su diferencia con el PSOE, sigue aumentando, aún es más aplastante su victoria en el resto de municipios de la provincia. Los datos definitivos, y a la espera de conocer los votos procedentes de los salmantinos residentes en el extranjero, así lo avalan. Según estos resultados el Partido Popular, presidido por Julián Lanzarote, el controvertido alcalde de la capital, su formación política habría ganado nada más y nada menos que en el 87 por ciento de los municipios de la provincia de Salamanca, mientras que el otro gran partido, y vencedor a nivel de las generales, sólo habría resultado vencedor en 40 localidades. Todo un dato para la reflexión.

Blanca dijo...

La única reflexión que se me ocurre es la estupefacción que me produce que haya personas que siguen votando a patanes del pelo de Lanzarote, o a ignorantes sumos que votan a Baltar... lo que deduzco es la extrema alienación y dejadez de una parte importante de la población, que gusta de tragar con corruptos, caciques, maleducados, fascistoides y neocons, que son los que están llevando al mundo a su nivel más bajo en décadas, España incluida.

Maripuchi dijo...

Las cosas como son: Touriño no debió cambiar de coche en plena crisis. Y menos, gastarse esa pasta. Me parece cualquier cosa menos una medida socialista... PERO no soporto la doble vara de medir...
Y aquí es donde debemos, como socialistas, ser inflexibles. Nosotros no somos así. Alguno habrá, claro, pero también hay peperos honestos. Y en esta superioridad moral es donde reside nuestra fuerza.

Besos.

animalpolítico dijo...

Veo que nuestro jilipollas particular lo va pillando. Le cuesta, pero lo va pillando. Sí. Castilla y León es también una tierra con algo telúrico y geológico.

A mí no me sorprende desde hace años que gane el PP aquí. No me sorprende en absoluto. Es un voto cautivo de los fieles imperturbables. Más o menos como en Galicia. Y en Madrid, Valencia, Murcia, etc.

Eso sí, no sé si se habrá enterado, donde hubo elecciones el domingo fue en Galicia. Cuando las hubo aquí ya hice el comentario.

Por cierto, ¿es la imbecilidad innata lo que le impide a uno leer el texto que se propone y comentarlo?

Qué bien me lo haces pasar, tonto el bote... Es toda una terapia. ¡Gratis!

animalpolítico dijo...

Maripuchi:

Touriño cometió muchos errores políticos y no fue capaz de hilar una respuesta a la rastrera campaña del PP. Ha tenido su penitencia.

Pero yo no me callaré ante la hipocresía. Y mientras Aguirre, Camps, Barberá y Gallardón se siguen paseando en sus A8, Touriño los ve pasar por delante de la ventana, sin aún haber esbozado una respuesta.

JuanJulioAlfaya dijo...

PSdeG-PSOE. Crónica de una muerte anunciada.
Autor del comentario: Javier Quintas Ferreño
Localidad: Xunqueira de Ambía
Fecha de publicación: Martes 03 de marzo de 2009


¡Los militantes estamos cansados! ¡Cansados de ver como el Partido Socialista no funciona, no escucha a la militancia, olvida a los históricos dirigentes socialistas, vive de espaldas a la sociedad y trabaja de la mano de CC.OO.! Si Pablo Iglesias levantara la cabeza nos llamaba burgueses y reaccionarios, seguro... Es imprescindible la RENOVACIÓN DEMOCRÁTICA DO PARTIDO.

Falta humildad entre nuestros dirigentes y sobran muchos ineptos e iluminados que se creen estar por encima del bien y del mal ahí sentados en sus poltronas. ¡Merecen perder su trono, sí, señor! ¡Se perdió la perspectiva y ya no hay IDEOLOGÍA ni PROYECTO! Es vergonzoso... Pero lo peor de todo esto es que tampoco hay estrategia. ¡¡¡MENUDOS ESTRATEGAS Y DIRECTORES DE CAMPAÑA TIENE El PARTIDO!!!, quedaron todos calvos. Tenemos lo que merecemos; recogemos lo que sembramos, nada más y nada menos. Y "O Presidente", menos mal que dimitió de los órganos de gobierno del Partido. Parece que aún le queda algo de decencia.

Los militantes estamos cansados de ver cómo coloca a sus amigos e impone su criterio sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo. Ahora eso pasa factura... Política de confeti y desgobierno en algunas consellerías (educación, sanidad, presidencia...) es el resumen de su "reinado". Mientras muchos militantes llevamos años dando la cara ante la sociedad defendiendo el ideario socialista en el que creemos, incluso poniendo en riesgo nuestros puestos de trabajo o exponiéndonos a la feroz presión de los reaccionarios del rural gallego, otros parece que están más interesados en controlar su pequeño reino de taifas, despreciando y desprestigiando con sus actuaciones a labor social que otros hacemos y de las que ellos se aprovechan.

Ideología, proyecto, criterio, democracia interna y ética política. Ésa es, a mi modo de ver, la clave. Si no efectuamos autocrítica (siempre constructiva) y no enmendamos los errores cometidos, el IMPERIO POPULAR arrasará, una vez más, con el Progreso en Galicia. Nos podemos olvidar de obtener nuevas alcaldías o de revalidar las recién conseguidas, pues cunde el desánimo, no sólo entre la ciudadanía, sino también entre la militancia...

Confieso que después de doce años de militancia activa en el Partido y quince trabajando en la calle defendiendo el progreso, la democracia y el socialismo, estuve a punto de romper mi carné socialista la pasada noche... Hoy, con la cabeza fría y la mente despierta digo NO. No es el momento de abandonar, de abrirle paso a la derecha, ni tampoco de resignarse. Es el momento de trabajar con más fuerza por el Partido, de decir libremente lo que pensamos, de mantenerse fiel a nuestras ideas de democracia y progreso, de hacerle entender a nuestros dirigentes que ¡ASÍ NO SE HACEN Las COSAS!

Javier Quintas Ferreño.

Militante socialista da Agrupación de Xunqueira de Ambía (Ourense).

JuanJulioAlfaya dijo...

En contra de todas las previsiones, el Titanic se hundió y el capitán del buque, Emilio Pérez Touriño, ha presentado su dimisión como secretario general del PSdeG-PSOE antes de que pasaran 24 horas después de las elecciones del 1-M. Aunque no soy analista político, quisiera ofrecer mi versión de los hechos enumerándolos sin preocuparme demasiado de su orden de importancia ni de la cronología exacta de los mismos. Ese trabajo se lo dejo para ustedes:

1º Núñez Feijoo no despertaba grandes simpatías entre el electorado gallego por tratarse de un político con un currículum prácticamente desconocido y sin un especial carisma personal, es decir, su imagen era la de una persona un tanto gris y con muy pocas tablas. Por otra parte, su pertenencia a un partido en plena crisis interna y muy desacreditado entre los no nacionalistas por ser el impulsor de la Ley de la Ignominia de 1983, lo convertían en un más que probable perdedor.

2º El bipartito parecía tenerlo todo atado y bien atado, controlando absolutamente todos los resortes del poder, desde unas increíbles posibilidades de financiación de sus respectivas campañas electorales con un dinero cuya procedencia habría que investigar, hasta el control de los principales medios de comunicación tanto gallegos como nacionales, así como la creación, a última hora, de un Xornal de Galicia fabricado a la medida de las aspiraciones secesionistas del ahora destronado Caudillo de Allariz.

3º Sin embargo, el bipartito no supo valorar debidamente el hartazgo de la población ante tanta movida esperpéntica del Bloque con sus galescolas, sus bonecas faladoras, sus intentos de cambio de uso horario, su obsesión por convertir la romana Gallaecia en Galiza y plantando zetas como geranios allí donde se les antojaba: grazas, prezos, espazos, nazón, etc., vamos, lo nunca visto por la población galegofalante. A eso hay que añadir las continuas fanfarronadas y salidas de tono de Bieito Lobeira en el Parlamento Gallego así como las desafortunadas acciones intimidatorias de la asociación presidida por Carlos Callón, actuando por su propia cuenta y riesgo, como una especie de Gestapo Lingüística bien untada con considerables y generosísimas aportaciones de dinero público.

4º El bipartito tampoco supo valorar el altísimo nivel de descontento de profesores y padres y madres de alumnos obligados a dar sus clases los primeros y a ayudar hacer los deberes los segundos a los chavales en una neolengua plagada de neologismos recién inventados, tan extraña para galegofalantes como para hispanohablantes a veces excelentes conocedores de la lengua gallega. A eso hay que sumar la prohibición de estudiar y examinarse en la lengua materna, como si hacerlo fuese un delito de lesa humanidad o un "genocidio cultural" como prefieren denominarlo los nazionalistas.

5º El capítulo de lujos y despilfarros de los social-nazionalistas en plena crisis económica, fue la gota que colmó el vaso. Eso les dio a entender a todos los que todavía no lo sabían que "izquierda" hoy ya no quiere decir nada, que es una palabra vacía de contenido y que un ciudadano de "izquierdas" puede ser más burgués e insolidario que el facha más facha de todos los fachas. Ahí está la colección de Audis blindados y de lujo de Touriño, los paseos en yate del Caudillo de Allariz, así como sus paletas exhibiciones de nuevo rico como la del día que llegó a Monforte de Lemos en su coche oficial escoltado por otros cuatro coches con los cristales tintados de los que descendieron numerosos y fornidos guardaespaldas provistos de gafas negras, previo impresionante despliegue policial y desalojo de las terrazas de las cafeterías próximas al local donde el Caudillo había quedado para exhibir su poderío tomándose un vino con sus amigos en plan presidente de los Estados Unidos. De esto último conozco testigos presenciales expulsados de las terrazas a la fuerza que quedarán traumatizados para toda la vida.

6º No voy a olvidar, por supuesto, el papel decisivo en el despertar de la opinión pública debido a la reciente aparición de varias asociaciones cívicas para la defensa de las libertades y derechos de los ciudadanos frente a un poder autonómico y estatal cada vez más intervencionista. Estas asociaciones, aunque muy pobres en medios, están muy bien organizadas, son impecablemente democráticas y constituyen el primer intento serio de construir una sociedad civil en Galicia que sirva de freno a los excesos del poder, sean cuales sean sus siglas, ideología, mitología o discurso. Estas asociaciones -y de un modo muy especial Galicia Bilingüe- fueron presentadas por el bipartito y sus numerosos grupos afines, algunos de ellos ultraviolentos, como "enemigas del gallego", claramente fascistas y directamente responsables del deterioro de la convivencia entre los gallegos por sacarse de la manga un conflicto lingüístico según nuestros gobernantes totalmente inexistente.

7º La tan pregonada y temida abstención que, según el bipartito, le daría la victoria al PP, se convirtió en todo lo contrario. Del 63% de participación en las elecciones del 2005 se pasó al 70% en el 2009, porcentaje altísimo para los gallegos que no parecemos sentir una especial querencia por las urnas. Y esos votos con los que no contaban los "especialistas" no fueron precisamente a la "izquierda", sino a la "derecha".

En fin, que vayan tomando nota los nuevos gobernantes. Así que, Sr. Feijoo, no nos defraude que estamos en la era de Internet, aquí se sabe todo y los gallegos no somos tan incautos y fáciles de engañar como los vascos y los catalanes.