Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

lunes, 27 de abril de 2009

Resumiendo



Los parados de Illinois, Tokyo, Sidney, Reykjavik, Montevideo, Zamora y Johannesburgo no te perdonarán su abandono.

6 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

El trauma de este personaje merece un buen psicólogo. ¿Vió usted la foto de portada del XL Semanal? Tiene mirada de psicópata.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Este hombre no tiene solución.

canuit dijo...

Es tonto del culo y lo que más me indigna es que gobernó este país.
A veces cuando me planteo un país laico y republicano, me da miedo solo de pensar que nos pueda volver a caer semejante imbécil como presidente.
El Canuit

Blanca dijo...

Exactamente esa es la definición: un pobre imbécil con cierta mirada de psicópata...

ybris dijo...

Desde luego.
Si hubiera sucedido con él en el gobierno la culpa habría sido de la oposición o de Usama Bin Laden.

Abrazos

josman dijo...

al desmontar la educación y la sanidad logro superavit, al tiempo que con leyes como la nefasta liberación del suelo allanó el camino para que los amiguitos del alma consiguieran pingues beneficios, y asi, entre unos y otros, nos marearon con falsos números y deuda creada artificialmente...y lo peor es que no se cansa de hablar el chico del muro de Bagdad