Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

domingo, 28 de enero de 2007

César Vidal, el políglota charlatán


César Vidal tiene 47 años. Habla ocho idiomas, afirma, y traduce dieciséis. Es el nuevo pope de los conservadores de este país. El neósofo de los neocon. Parece el sabio que acompaña al bruto. El equilibrio sensato, contrapunto vespertino de la tormenta del alba de todos los santos. Vende mucho. No hay librería que se precie que no muestre bien visibles sus trabajos, que se venden como churros. Es lo que tiene el prestigio social... ganado con esfuerzo... Eso sí, la producción historiográfica no es como las listas de ventas discográficas. El que más vende no es el mejor. Simplemente es... el que más vende. El que firma el libro no es necesariamente el autor del libro. Simplemente es... el que lo firma.
Afirma tener tres doctorados (Teología, Filosofía e Historia), pero nadie sabe dónde los ha obtenido ni dónde están sus preceptivas tesis doctorales, en cualquier caso no publicadas. Afirma ser "catedrático de Historia" en la Logos University, prestigiosa institución... que no existe. Hay sólo un Logos College (en el sistema americano la diferencia no es nimia), en cuya plantilla no figura nuestro personaje. Hizo al parecer una visita por aquel colegio, religioso, y de eso le ha debido quedar a él, por ósmosis, la condición de catedrático pegada a la piel. A nada que pensemos, ¿se puede ser catedrático de una universidad americana y tener un programa de radio todas las noches en España? También alguna visita a la UNED lo ha convertido en la solapa de algún libro suyo en catedrático de la UNED, para sorpresa mayúscula de los dirigentes de esta universidad, a los que nadie había informado...
Lleva publicados ¡124 libros desde 1987!, a un promedio de un libro cada dos meses. En los últimos años el ritmo se incrementa: entre 2004 y 2005 publicó 27 libros (más de uno al mes) de temas muy variados como la II República, el antiguo Egipto, el Quijote, el Holocausto, el estalinismo, el cabalismo, el Talmud, Lincoln, las Brigadas Internacionales... Y que en sus ratos libres traduce griego, latín, hebreo clásico, copto, arameo, egipcio, sánscrito..., aunque él mismo concede que "alguno se me ha ido oxidando".
Bien. Voy a decir de modo explícito lo que todo esto evidencia, por si no estuviera claro. El fenómeno César Vidal es eso, un fenómeno... mediático, político. Pero política de ínfima calidad, de baja estofa, de baratija, un sucedáneo de la vida de la polis.
Y tiene muchísima importancia en una democracia. ¿Qué sentido tiene crear este personaje? Nadie con dos dedos de frente se puede creer que sea humanamente posible ser especialista en todos esos temas. Nadie puede dar por bueno que alguien pueda escribir un libro al mes... mientras se hacen todas las demás cosas (ser catedrático en América, presentador de un programa de radio diario en la COPE...). Uno no se hace catedrático de una Universidad por visitar un día sus instalaciones...
El único sentido es dar credibilidad a las tesis sectarias defendidas en los libros que aparecen con esa firma. Dar empaque a las teorías neofranquistas que se presentan como flamantes aportaciones a la investigación histórica, felizmente "rescatada" de la historiografía marxistoide que nos ha ocultado la verdad tras la muerte de Franco. En el paquete han metido ya "la verdad del 11-M", tema al que aplican la misma metodología: tergiversación, manipulación, selección interesada de argumentos o de fuentes, lógica tramposa y acumulación de hipótesis indemostradas sobre bases inexistentes...
De ahí su "moralina política, sus ínfulas intelectuales y sus pretensiones de historiador", en palabras de Alberto Reig Tapia en su fantástico libro Anti-Moa, publicado en octubre pasado, y que he disfrutado enormemente. Es una lectura muy ilustradora. Un muy buen trabajo. Enhorabuena a su autor.

2 comentarios:

40211724 dijo...

hello! A Good News,google introduce a very user-friendly browser,Free download Quickly,Please visit my blog thank you

Anónimo dijo...

Hola
Muy interesante tu blog
Lo había leído hace tiempo

Concuerdo en lo que has puesto sobre Vidal: el tío tiene una sarta de libros ilegible e indigestos


Saludos

Black Arrow

<---------<<<<<<