Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 25 de enero de 2007

"De Juana, muérete"

El Pleno de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional acaba de acordar, finalmente, por 12 votos a 4, no modificar la situación penitenciaria de De Juana Chaos, que permanecerá en prisión provisional y hospitalizado.

La decisión es sin duda difícil de por sí. Pero la han hecho más difícil los miembros del PP que han hecho declaraciones públicas del fin del mundo, así como los medios afines, como por ejemplo, el extenso lamento público de Pedro J. Ramírez en la COPE esta misma mañana. Estaba de luto, decía, por la muerte del estado de derecho, y denunciaba, a la vez, las "tremendas presiones" a las que estaban sometidos los jueces, como si lo que estaba haciendo él no fuera presionar.

En línea con lo que os contaba en ¿Independencia del poder judicial? y De Juana Chaos ¿debe morir?, esto me lleva al tema de la independencia judicial. El anuncio de una decisión benévola (tan dentro del estado de derecho como la otra, pese a lo que afirma Pedro J.) de los tres jueces bajo cuya jurisdicción estaba el tema, fue recibida por la cascada político-mediática de la derecha y las llamadas al respeto a la acción judicial por parte del gobierno.

El mensaje de la derecha de este país, llamando a rebato a los suyos, y que, como vemos, controla la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, es sinistramente coincidente con una de las pintadas que esta mañana han aparecido en los alrededores de la Audiencia: "De Juana, muérete". Así, han evitado que se repita otra de éstas: "Audiencia, traidora". Y Pedro J. denuncia "las presiones". Los pájaros disparando a las escopetas...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De Juana, haznos un favor y muérete ya.

Alberto dijo...

Que siga con la huelga hasta el final