Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

miércoles, 14 de marzo de 2007

La AVT no está buscando la verdad


El abogado de la AVT, Emilio Murcia, le ha acosado en un interrogatorio de cerca de una hora de duración. Sánchez Manzano es uno de los "malos" (textual) para Jiménez Losantos y el mundo conspiranoico. Su "maldad" procede de que las investigaciones dirigidas por él (a partir de la famosa mochila de Vallecas) condujeron a los islamistas que están hoy en el banquillo y son un estorbo fundamental para el conspiracionismo. Realmente parece que está actuando como defensa y no como acusación, como observa la SER.

4 comentarios:

Loc@ dijo...

¡QUÉ GUARROS SON, PERO QUÉ GUARROS!
Me he portado bien y no he utilizado los insultos QUE SE MERECEN.
Besos. PAQUITA

Anónimo dijo...

Yo personalmente, situándome en el punto más imparcial posible, se me ocurren varias preguntas que hacer. A mí, me gustaría que se aclarase por qué una mochila, prueba tan importante por otro lado, circuló por medio Madrid (de una comisaría a otra, de la otra a Ifema, de Ifema a la primera comisaría), y estuvo en casa de un policía antes de llegar al Juez. Pero que no se me malinterprete, que yo no cargo contra la policía (nadie lo hace, aunque creas lo contrario), así, como organización. Pero sí me gustaría saber por qué esos policías, que tendrán nombres y apellidos, actuaron de esa manera, a mi modo de ver tan poco diligente, con la prueba más importante de todo el proceso. Creo que tengo derecho a preguntarlo, no?
Saludos, Nacho

Arbillas dijo...

Yo no me fio de la AVT ni pátras.

Estoy con las victimas, merecen todo mi respeto, pero todo lo relacionado con la AVT, lo rechazo.

¿hay alguna asociacion de victimas de la AVT?.

Un saludo.

animalpolítico dijo...

Nacho: en este punto yo soy intransigente con la sinrazón. Lo que tú quieres que se aclare está aclarado, la policía ha explicado todo eso cincuenta veces. Si sigues pidiendo explicaciones es porque no crees a la policía y si acusas o insinúas que la policía miente, sí "cargas contra la policía", como hacen muchos. ¿Cómo que "nadie" carga contra la policía? Pero ¿qué es todo eso de las teorías de la conspiración más que acusar a la policía de mentir y manipular porque ocultan algo criminal en lo que "alomojó" estaban ellos mismos implicados? Por eso lo considero inmoral e ignominioso. Porque NADIE ha puesto ninguna PRUEBA de ninguna de las gravísimas acusaciones. Todo es "alomojó".
Todas tus dudas nacen de unos irresponsables que algún día pagarán, espero, por el mal que han hecho a este país.
Si queremos saber, escuchemos a la policía y a los tribunales. Si queremos que "nos demuestren" que al PP le robaron las elecciones, que el PSOE montó el 11-M en asociación con ETA, las policías de Astarloa y Acebes (no olvidemos el detalle: Sánchez Manzano, antes de ser "malo" era un cargo de confianza de Acebes) y que del Olmo y Olga Sánchez lo han tapado, entonces acudamos a El Mundo o a Luis del Pino, a los peones negros o toda esa tribu conspiranoica e ignominiosa.