Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

viernes, 1 de junio de 2007

"Y la semana que viene...

"...hablaremos del gobierno"...
La mítica frase de los mejores tiempos de Tip y Coll (¿los primeros ochenta?) me sirve para anunciar una tarea que me he planteado. Recogiendo el guante de mi amigo Garib y otros, me esforzaré más en el análisis político en positivo. Abordaré uno a uno en sendas entradas, periódicamente y con atención, la tarea de cada uno de los Ministerios del gobierno socialista. Uno a uno. Trataré de poner sobre la mesa los puntos más importantes de la gestión de cada uno. Mostraremos entre todos que hay vida después de ANV, que se suceden acciones de relieve en las diferentes estancias del ejecutivo.
Es un gobierno que definiría, de entrada, por dos rasgos: es el gobierno de la paridad perfecta, motivo de mofa y ataques muy duros de la derecha rigurosamente opositora, y es un gobierno muy poco político. La inmensa mayoría de los ministros no resultan políticos llamativos. Parece que sus tareas están oscurecidas por el ardiente debate político que lleva los focos de un tema a otro dentro de un manojo muy reducido: ETA, Estatut, 11-M, y variaciones. En todo caso, tengan o no en su mayoría mucha presencia mediática, esto poco tiene que ver con la valoración de su trabajo como gestores al frente de los ministerios, como redactores y responsables de ambiciosas leyes y como correas de transmisión de un programa político llevado al poder por la soberanía popular.
Moratinos y el centro de todas las tormentas en 2004; Alonso y el descubrimiento del pausado juez leonés; Mercedes Cabrera y el relevo en Educación; Magdalena Álvarez, una mujer al mando de la infraestructuras; Elena Espinosa, la pequeña gestora; Bermejo, el poeta rojo; Cristina Narbona, el medio ambiente experimentado; Jordi Sevilla, el maestro de economía; Carmen Calvo, la cultura del guiñol; Jesús Caldera, el salmantino en la cumbre; Elena Salgado, metódica e implacable; Joan Clos, la cuota catalana; Mª Antonia Trujillo, los 35 metros y la colista perenne. Junto a ellos los ministros políticos, significativamente los que mayor estimación tienen en las encuestas: Fernández de la Vega, la mujer con más poder, el descubrimiento progre; Pedro Solbes, el viejo profesor, la experiencia que es un grado; Rubalcaba, el villano mayor del reino para algunos, el zorro viejo y la neurona, el mejor orador; y, por supuesto, el jefe de los bobos solemnes, el Anticristo, zETAp, el peor presidente de la democracia, el optimista antropológico, el que toma cafés a 80 céntimos, el dialogante y amigo del talante, el bueno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Prometo análisis, información y opinión. Propongo debate sobre la realidad, no sobre la ficción. Espero participación de todos los interesados.

23 comentarios:

M.Angel dijo...

Ya te vale animal, si no vale hablar de ANV, ¿que nos queda?.
Jo, me has quitado mi juguete favorito.

Salud y república.

garib dijo...

Que buena idea, pero te da para más de una entrada por ministro, al menos para algunos ¿no? Que luego te salen cientos de comentarios. Aunque casi que vaticino que sin el morbo de los temas habituales igual no hay tantos...

Hace poco, siguiendo mi propia teoría, pensaba en lo poco que salen algunos en la prensa y no son tan segundones políticamente, como Caldera o Sevilla. Sólo sale quien la oposición quiere. Eso es un error del gobierno, típico de sociatas, torpeza para tomar la iniciativa política y para explicar lo que hacen.

Si te veo blando con Carmen Calvo, ya te ayudaré yo. Ahora tengo que repasar algo de cirugía, que estoy preparando una intervención para Mariano. Voy retomando algo de política, pero sin abusar.

Adivagar dijo...

Aaaaaaah!

Muy bien, animal, carne fresca para las hienas... Tengo que reconocer que hay alguno al que le tengo ganas, pero ya lo hablaremos en su debido momento.

Espero tener tiempo para dar mi opinión sobre todos ellos.

Salud y democracia...

Blanca dijo...

Algunos maravillosos, animal... no puedo olvidar la estupenda legislatura que estamos teniendo, con leyes históricas... que no interesa publicitar... no sé muy bien por qué, porque a todos afecta en alguna medida.

Interesa más hablar del sexo de los ángeles, en vez de la ley de dependencia, por ejemplo... que a todos nos va a ayuar a arreglar la vida, ahora o en el futuro...

Pero enfín, no quiero darte ideas, que luego me las copias...

Y ahora en serio, espero con ansiedad tu análisis, oh noble kalikrates, y esto es un piropo.

Besinos,

Maripuchi dijo...

Animal querido, no voy a dar abasto ... con tanto que leer ...
Buen fin de semana. Te lo has ganado .............

RGAlmazán dijo...

Ánimo y al toro. Es una buena idea. Yo que no voto PSOE tengo una buena opinión sobre muchos de ellos. Pero, como anticipo:
¡Qué magnífica ministra Fernández de la Vega!
¿Donde está Sevilla?
¿Quién es esa Trujillo?

Cuando vengan tus análisis seguiremos hablando del gobierno.

Salud y República

Paco dijo...

Estoy con Blanca. Un ejemplo, una cosa más sencilla como que ya no nos puedan cobrar por minutos o fracción en llamadas y por horas o fracción en parkings, sólo podía llegar conun gobierno de izquierdas. Si un día el PP hiciera algo así estarían dos meses poniéndose medallas en todos los telediarios y periódicos afines.

garib dijo...

Bueno, puesto que se ha abierto la veda antes de que ni siquiera empiece la serie de animal, pues yo no me quedo sin opinar.

Hace ya tiempo que estoy hasta las narices del análisis político de los medios, tanto de derechas o de izquierdas con sus listas de logros gubernamentales. Hay políticas en las que el gobernante ya no influye como antes, asi que lo que me importa de un gobierno no es lo que hace bien, es lo que hace bien y no hubiera hecho otro, en consonancia con lo que dice paco. Evidentemente cada uno, según su ideología tendrá sus opiniones en este punto, pero lo que está claro es que eso descarta por ejemplo los logros económicos de los gobiernos de Aznar y los de este. Ahí no veo mucho margen para ninguno en el tema de crecimiento, cifras macroeconómicas, etc. Otra cosa es el gasto. Y dicho esto, lo que ha hecho este gobierno y nunca hubiera hecho otro (incluso del mismo partido) así a bote pronto:

- Abrir el melón de la reforma estatutaria y conseguir que deje de ser un tema tabú, salga un poco mejor o peor.

- Normalizar la relación política con los partidos minoritarios, nacionalistas, independentistas o lo que sean, que están plenamente integrados en la democracia.

- Sacarnos de Iraq sin puñetas.

- Legalizar el matrimonio para los homosexuales.

- Ley de dependencia.

- Ley de igualdad de las mujeres (ya era hora ¡coño!)

- Regularización de inmigrantes.

- Más pluralidad en la tele (¿alguien había visto algo como 59 segundos en estos años? Mi padre se queja de que sólo llevan gente de derechas...)

- Cumplir un montón de cosas del programa electoral. Claro que no las cumple todas, venga que no nacimos ayer, pero vaya, vaya las que ha hecho, mira arriba.

- No insultar. Tonterías dicen todos, pero insultos, el gobierno bien poquitos.

Han tenido su buena cuota de errores, claro, faltaría más, no estoy ciego, yo no defiendo partidos, sino ideales. Pero en el balance final, estas y otras medidas marcan lo que da de sí el denostado talante y unos cambios sociales que de aquí a unos años se considerán parte de la historia del país. Lo que menos me gusta últimamente es que hayan perdido la valentía de los primeros años y estén demasiado pendientes de las discusiones que marca la oposición. Que se ría quien quiera del talante y el optimismo, pero es lo que le puede dar la victoria a ZP igual que se la dio antes.

Ala, ahí queda eso.

Gracchus Babeuf dijo...

Yo me reservo para contestar a cada entrada, y así ahorro.

Contrapunto dijo...

Interesante, muy interesante. Ya me estoy frotando las manos.

Contrapunto dijo...

Contestando a Blanca, me mola que la ley que más destaca, de momento, sea de las pocas apoyadas y aprobadas por LOS DOS GRANDES PARTIDOS!!!

Contrapunto dijo...

Me voy a ver a España!!! Ña, ña ña!!!

Blanca dijo...

Puede que tengas razón alguna vez, contrapunto... pero en 8 añitos que estuvo el PP en el gobierno, podían haberla promulgado ellos... con ayuda de cualquiera con algo de sensibilidad que ellos no demostraron. Pero claro, era más cómodo y democrático legislar a base de decretos, en eso Aznar y sus gobiernos fueron expertos... ¿para qué querían pactos? Y leyes sociales... dime alguna, porfa...

garib dijo...

Me retracto de todo. Voy a votar al PP por apoyar UNA ley en toda la legislatura que ni siquiera han ideado ellos. Es una prueba tan incontestable de capacidad de diálogo y consenso y de preocupación social que no sé cómo se me había pasado por alto y me había dejado nublar la mente por todo lo que he dicho antes. Y la elegancia con que el PP nos ha recordado el verdadero lugar donde deben estar las mujeres al no oponerse, sino abstenerse ante una ley discriminadora y opresiva hacia el macho ibérico no hace sino que reafirmarme en mi postura. Mea culpa.

Contrapunto dijo...

Contestando a los dos, Blanca y Garib, a priori y sin buscar en las hemerotecas, la ley de parejas de hecho, la ley de cumplimiento íntegro de penas, que aunque no social sí de impacto directo sobre la libertad de los que componemos esa sociedad, siguiendo por importantes reformas fiscales de protección de la mujer trabajadora como los famosos 100 euros de desgravación en las declaraciones de renta y patrimonio, las subvenciones para aquellos padres con niños en edad escolar, la equiparación de los autonómos a los trabajadores por cuenta ajena en cuanto a bajas por enfermedad (que cobran de la SS desde el cuarto día)....hay muchos e infinitos progresos en este campo durante la era Aznar, y negarlo, lo siento, me parece de necios. ¿que es insuficiente? por supuesto, y en esa tarea tiene que seguir y parece que ha seguido el gobierno Zapatero. Las ayudas a guarderías han aumentado la partida. Es insuficiente para mí, y hasta que no se llegue a protecciones sociales como las que se disfrutan en países escandinavos (las bajas maternales son de 1 AÑO!!! en Suecia, o en Noruega, no recuerdo bien), seguirá siendo necesario que nuestros gobiernos trabajen en ello.
Lo que ocurre es que en este tipo de avances, no podemos nunca pretender que las cosas se hagan de la noche a la mañana, previamente es necesario un exhaustivo cálculo que el impacto de dichas protecciones va a tener en las arcas estatales. Porque señores, no sólo es necesaria la voluntad para avanzar en cuestiones que cuestan dinero.
Afortunadamente, como dice Garib más arriba (en el último comentario me desagrada bastante su tono sarcástico), debatir sobre las cosas que unos hacen bien, sabiendo que otros también lo harán, o lo han hecho ya, no tiene demasiado sentido.
Sobre la ley de la "parida", perdón (se me fue el teclado, cachis!!!), de la paridad, decir que no hay ley que me parezca tan injusta como esta. Reconozco en ella una magnífica intención por parte del gobierno buscando mayor protección para la mujer, pero obligar a las empresas, dirigidas enteramente por mujeres, que tengan que incluir hombres en sus consejos de administración...flaco favor...obligar a empresas privadas a que contraten en función del sexo...flaco favor..., a priori puede parecer beneficioso, pero, y ojalá me equivoque a la larga será muy pernicioso.
Y hasta tal punto absurda, que ya se han dado casos, de partidos políticos en los que las mujeres que ocupaban puestos altos en las listas, han ido dimitiendo para "dejar paso" a sus "machos".

animalpolítico dijo...

¿Sabes qué nombre se le da a lo que acabas de hacer, Contrapunto? Coger el rábano por las hojas.

Tomas la excepción y la elevas a categoría, coges la realidad y la retuerces a tu conveniencia.

Claro que los avances sociales son algo progresivo. Pero uno, más allá de reconocer esto, debe considerar qué ritmo se sigue, qué prioridades se establecen, qué urgencias, qué ambiciones, qué exitos. Ahí hay diferencias fundamentales. Y los constructores de ese estado de bienestar escandinavo que mencionas, por cierto, son los partidos socialistas y socialdemócratas de la región. Casualmente.

Ahora, cuando una ley de mejora social la plantea el gobierno que tú no quieres o que los medios y políticos que tú prefieres no quieren, entonces hay que actuar implacable con la reductio ad absurdum.

Sí, de 100.000.000 de empresas en las que el 99,9% por ciento de los dirigentes son hombres, hay una o dos o tres compañías donde son todas mujeres. En esas dos o tres empresas, como en ése ayuntamiento (¡uno en toda España!), la "retrógrada" ley de los ineptos socialistas españoles (¡ay si fueran como los suecos!) les obliga a "dejar paso a sus machos".

Sí, eso sí, te olvidas convenientemente de las 99.999.997 empresas en las que sucede lo contrario. Pero no hay nada como meter debajo de la alfombra la realidad.

¡Zapatero, machista!

Contrapunto dijo...

Animal, está claro que no me he explicado bien en mi anterior comentario. Y nada más lejos de mi intención que intentar retorcer la realidad. Yo sé perfectamente cual es la realidad, y comparto los números que tu me sacas en tu comentario. Mi intención es destacar según lo veo, la injusticia de una ley "que persigue" a ese 99.999.997 empresas, "obligando" de rebote a las 3 restantes a actuar en sentido contrario a lo que el mismo espíritu de la ley persigue. Es una enorme contradición.
Yo creo que lo importante es crear mecanismos para ayudar a modificar las conciencias de forma que se termine de una vez por todas de establecer distinciones por cuestiones de sexo. Es decir: "el/la que vale, vale". Pero si haces una ley con un espíritu de lucha contra la discriminación, obligando a discriminar, lo que acabarás por encontrar es picaresca "para saltársela".
No creo que todo se pueda arreglar con leyes que encorsetan la libertad de acción.

garib dijo...

contrapunto, ya tuve larguísimas intervenciones sobre los aspectos con los que no me parecía conveniente bromear (terrorismo) pero el sarcasmo es un arma válida y estoy seguro de que tú también sabes y vas a usarla con habilidad. Yo, intentando que nunca sea personal, sino sobre los argumentos dados, la pienso usar con toda la destreza de la que soy capaz, casi tanta como con el sable de luz, sobre todo cuando una respuesta como la tuya lo pone tan a huevo. Oye, que yo te acepto que a veces te sientas atacado cuando se dicen cosas como que toda la derecha es franquista o algo así, pero si la ironía y el sarcasmo te desagradan, me parece que no te voy a poder evitar el mal trago.

Yo no he negado ningún logro del gobierno Aznar, así que esa parte de tu respuesta no me contradice. Yo lo que digo es que lo que me importa es lo que hace un gobierno que no hubiera hecho otro. Y está claro que el PP no hubiera hecho ninguna de estas leyes excepto UNA, por la sencilla razón de que han votado en contra o se han abstenido. Claro que el gobierno de Aznar hizo cosas buenas, es imposible gobernar cuatro años y hacerlo todo mal, ni unos ni otros. Suerte para los votantes, claro. Yo no soy de los que afirman que todo lo que hace la derecha es malo, que todos son demonios y que tienen cola. Aunque sí es verdad que el problema está cuando las cosas que haces mal son realmente importantes. Pero eso es cuestión de opiniones, por supuesto. Yo doy la mía. Por eso discutimos y contraponemos ideologías.

Sobre la ley de igualdad, la política y la gestión de algunas empresas es tan patética que aunque las mujeres tarden en adaptarse ni lo vamos a notar. Tranquilo, contrapunto, no contestes todavía, era sólo un chascarrillo. Mi opinión sobre la paridad me la guardo para cuando animal saque el tema. Creo que tienes algunos argumentos y la discusión será interesante.

animal, amigo, me has descolocado de mala manera. Cuando leía lo de "¿sabes qué nombre se le da(...)? pensaba que ibas a salir con un latinajo denotando una figura retórica y...dices lo de coger el rábano por las hojas. No deberías leerme tanto, chico. Al menos haberlo dicho en latín.

Júcaro dijo...

¡Análisis políticos en positivo! Es mucho más fácil hacerlo al contrario pero seguro que menos efectivo. Ya estoy impaciente; seguro que de ellos habrá un buen número que merezcan la pena conservarlos.

Por cierto, ¿alguien pude explicar el "silencio" de Caldera?

animalpolítico dijo...

Contrapunto:

Si simplemente hubieras afirmado que eres escéptico en cuanto a que con una ley se puede 'arreglar' la realidad, probablemente te hubiera dicho que yo también. Pero no puedo dejar pasar un intento de desacreditación de la norma que se basa en un ejemplo, no en una categoría.

La cuestión es la sociología. La norma estadística. Ésa es la que se debe intentar moldear para adaptarla mejor a la justicia. A la categoría es a lo que se dirige la ley. Si esa ley se cumpliera, ¿habría más mujeres en posiciones directivas?

Esto es lo que hay que preguntarse.

Y luego, ¿queremos que haya más mujeres en puestos directivos?

Bien, de eso se tratará en la entrada que analice el asunto en más detalle.

Saludos

animalpolítico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
animalpolítico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
animalpolítico dijo...

Garib:

yo creo que el sarcasmo es un arma no excesivamente dura si uno la maneja bien, sin excesos, como sueles hacer. No está prohibida en la convención de Ginebra, y el sentido común del emisor no permitirá que el receptor se sienta agredido, espero. Contrapunto, que usa el sarcasmo con frecuencia, debería reconocerlo.

Amigo mío, soy un rétor del pueblo. Coger el rábano por la hojas me parece un modo de denunciar una artificio lógico de Contrapunto más claro y al menos igual de noble que si lo llamo representación metonímica abusiva de la parte por el todo (pars pro toto), pero si quieres latín, aquí lo tienes.

Porque Contrapunto no sólo nos da una parte por el todo, sino además la parte que conviene a su discurso, la anécdota que quiere convertir en categoría para atacar la ley.

Por todo ello preferí el rico folclore castizo que nos da en frases acuñadas la riqueza que la observación tiene detrás y su feliz expresión metafórica: si coges un rábano por las hojas, te quedarás con las hojas y el rábano lo perderás...