Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

martes, 6 de noviembre de 2007

El cazo y la sartén

"No confunda lexicográficamente al personal", Juan Luis Cebrián, académico, aconsejaba ayer mismo, en tono profesoral al presidente del gobierno, como si éste fuera un niño pillado en falta, con motivo de la ocurrente campaña socialista que juega con la Z.

Yo siempre me pongo con el débil. Y aquí me ha podido mi perfil lingüístico. Nuestro ilustre académico, en su afán de usar esdrújulos que le revistan de autoridad, olvidando que es autoridad por otros motivos, como su papel en la erección de un imperio mediático (que parece hoy necesitado de viagra), ha cometido un desliz, que puede provocar más desorientación, mucha más, que la broma de los asesores del presidente. Esta campaña juega, evidentemente, con la pronunciación típica de una -d final, no sólo de Zapatero sino de los hablantes de media España, entre los que me cuento. Cuando yo era niño, en mi León natal, para saber si una palabra iba con -z o con -d nos decían que nos fijáramos en el plural: 'redes', luego 'red'; 'paredes', luego 'pared'; 'verdades', luego 'verdad'; 'haces', luego 'haz'; 'arroces', luego 'arroz'. Necesitábamos la orientación porque para nosotros ambas letras nos 'sonaban' exactamente igual.

Pero Cebrián se pasó de frenada. Lexicografía no es un sinónimo de los domingos de ortografía. No es lo mismo, que diría Alejandro Sanz. La lexicografía se podría definir como la puesta en práctica de la lexicología, disciplina de la lingüística que se ocupa de la elaboración de diccionarios, algo de lo que se supone que, en la Real Academia, debería haber aprendido un tanto nuestro amigo. Por otro lado, la disciplina lexicográfica no se circunscribe exclusivamente a "compilar diccionarios" sino que también abarca todo un conjunto de análisis de índole teórica en lo que se conoce normalmente como lexicografía teórica o metalexicografía. Esta disciplina teórica repasa tanto los orígenes de la elaboración de diccionarios, como aspectos relacionados con su estructura formal, la tipología, los métodos de compilación, o los vínculos existentes entre ésta y otras disciplinas ya sean lingüísticas o no.

"Le dijo el cazo a la sartén" (diría mi padre), "¡apártate, que me manchas!".

12 comentarios:

El irredento pesimista dijo...

Sin entrar en las consideraciones de que esos "puyazos" entre amigos tienen un trasfondo más peliagudo, la rápida respuesta de Zapatero a los comentarios de Cebrián me sorprendió bastante.

Blanca dijo...

Desde que Cebrián se cree en el olimpo, de estas tiene muchas... ay, señor, señor...

Gracchus Babeuf dijo...

Más interesante que Cebrián me parece el contenido de la sartén de la foto.

animalpolítico dijo...

Sobre todo a estas horas, ¿verdad?

Yo creo que la seleccioné por ese motivo...

Gracchus Babeuf dijo...

Se va a poner Usted feo de gordo.

animalpolítico dijo...

Espero que no, aunque siempre tengo que tirar hacia atrás en la mesa. ¡Cómo me mola el buen yantar!

Eso sí, vengo ahora de un partidazo de tenis de dos horas que no se lo salta un gitano. He 'palmao', pero hemos corrido como brutos los dos...

J. G Centeno dijo...

No se si calificar como razista lo del gitano, pero lo dejo ahí, no vaya a ser que Zebrian me culpe a mí. Todavía desconozco los méritos literarios de este señor para ser académico, lo que si pareze claro es que tiene un notorio cabreo desque no tiene el monopolio monclovita. Y desde luego le repugnan, por ser cosa de obreros malencarados, suzios, peorafeitados y hediondos las medidas de carázter sozial del Gobierno. Es lo que tiene la izquierda pulcra y bienpensante, no se sienta a zenar con cualquiera. Mejor Gallardón que cualquier sindicalista capaz de comer los langostinos con la mano

animalpolítico dijo...

Fíjate, yo fui de los que en su día defendí que lo hicieran académico ante amistades y familiares. Porque sin ser lingüista ni literato era evidente que había sido una personalidad destacada en la creación y desarrollo de un medio de comunicación escrita de importancia excepcional en la joven democracia española: El País.

Pero me parece algo fuera de lugar el 'tonito' de Catedrático que se gasta en estas ocasiones. Él no es un Catedrático y está ahí por lo que sí es. El comentario dramático acerca de la -z- me parece simplemente un modo ridículo de tocarle las narices al gobierno por algo tan rastrero como la guerra del fútbol. Jugando con ventaja: sabe que será titular en los medios de su propio grupo... y en los de los demás, encantados con el 'fuego amigo'. Desleal, ridículo y absolutamente inaceptable cuando el PP se pasa por el forro testicular la sentencia, las instituciones y la democracia, resucitando el franquismo de modo descarado.

Eso sí, no se puede decir 'verdaz'. Se puede consentir que Acebes mienta como un bellaco. Pero que Zapatero pronuncie 'verdaz' no lo podemos permitir.

Arbillas dijo...

Zapatero creo que le contestó que preferia equivocarse lexicamente a utilizar las palabras para hacer daño (no recuerdo exactamente el termino que utilizo).

Ese truco, tambien lo utilizabamos de pequeños nosotros.

No sé si te habras dado cuenta, pero pocas personas dicen Madrid correctamente, siempre decimos Madriz.

Un saludo..y un abrazo.

Naveganterojo dijo...

Zebrian ze ezta zaliendo por la tangente,y lo del "fuego amigo" ze le ezta yendo de laz manoz.
A ezte pazo ficha por el ABC,o lo que ez peor,por la Rason,(¿o se dice razon?).
Zalud y republica

Aitor Lourido Rodríguez dijo...

en esencia, de acuerdo con algunas de las cosas señaladas en el artículo y comentarios.

sin embargo, a mí tampoco me entusiasma que se tenga que recurrir a las incorrecciones (aun generalizadas y solo fonéticas) para enganchar a la gente. Supongo que pronto veremos sms elctorals tipo mvl. Independientemente de si es una herejía lingüística o no: ¿de verdad hace falta captar la atención de la gente con estas cosas? Pobre política, cómo anda...

animalpolítico dijo...

La campaña puede ser más o menos acertada. De hecho, el grupo PRISA ya la ha criticado bastante. Seguramente con razón. Pero elevar a algo serio este asunto y adoptar ese tonillo me parece una equivocación por parte de Cebrián, la verdad.

Y ello provocó mi nota.