Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

lunes, 5 de noviembre de 2007

Cogito ergo sum... sinistrosus


Mi sentido común y mi experiencia me dictan que la especie común tiene dos subgrupos principales: el homo sinistrosus, y el homo dextrosus. Yo mismo me alineo en el primer grupo, y puedo atestiguar, por experiencia, que se nos aplica adecuadamente el participio de presente latino "sapiens", porque algo sabemos. Lo contamos a veces y a veces no, pero algo sabemos y algo usamos el espacio entre la oreja izquierda y su oponente del lado contrario. Esa misma capacidad me avisa de que los humanos del otro subgrupo (el homo dextrosus) no son por definición o base genética menos inteligentes, cultos, razonables, flexibles y abiertos.

Con frecuencia refuerzo este pensamiento ante mí mismo. Me veo en la necesidad de hacerlo antes ciertos 'argumentos' que circulan en los medios políticos y mediáticos. Círculos políticos que mantienen una fidelidad de voto según encuestas suficiente para que, de cara a las generales, 'haya partido'. Hoy mismo leo una nueva encuesta donde se sitúa al PP a 4,6 puntos del PSOE. Y círculos mediáticos que han entrado ya en el post-conspiracionismo, con gran éxito comercial.

Una buena amiga me decía hoy mismo que la diferencia entre izquierda y derecha estriba en que la gente de izquierda piensa, critica y, ocasionalmente, cambia sus fidelidades. "Voto al PSOE, voto a IU, voto a Los Verdes, les va a votar su puta madre". Los de derechas, algunos, quiero creer, pensarán. Criticar, critican mucho, sobre todo al 'oponente', incluso cuando el 'oponente' es uno propio como Gallardón o Maricomplejines. Pero de modo paradigmático, Jiménez Losantos, autor de las más miserables proclamas contra el alcalde de Madrid... le votó en las municipales. Y al bueno de Mariano, como él le llama, "le voy a votar en cualquier caso, pero..." aclaró en medio de la refriega cotidiana hace unos días.

Alfonso Guerra, buen conocedor de la sociología demoscópica española, hace un tiempo comentaba que las elecciones en España se deciden por el grado de implicación de la izquierda. La derecha tiene un apoyo constante, inamovible de entre 9 y 10 millones de votantes. El PSOE a veces se queda por abajo, siempre cuando las votaciones tienen una participación escasa, o a veces por arriba, siempre cuando las votaciones tienen una participación alta. Las elecciones de 1982 y de 2004 son las de más alta participación. Ya sabemos quién ganó en cada uno de los casos. Lo que no se suele tener en cuenta es que el número absoluto de votos del PP en 2000, con mayoría absoluta, y en 2004, con pérdida del poder, es prácticamente idéntico (10.321.178 en 2000 y 9.630.000 en 2004). Lo que cambió es que el PSOE tuvo 7.918.752 en el 2000 y 10.909.687 en el 2004.

Todo esto viene a cuento de la historia de la bella y la bestia. A la sombra de la proa bestial de ciertos medios de comunicación se cobijan adecuadamente medios más amables pero no menos sectarios, y políticos 'moderados' como el mismísimo Rajoy. Y las cohortes ciudadanas. El ciudadano de a pie simpatizante de unos (del bestiario extremo) y de otros (los 'liberales'). Pero se aceptan pulpos como animales de compañía. Que el PSOE ganó las elecciones de 2004 porque manipuló los atentados es uno de los platos preferidos de la pulpería nacional. Por ello es posible oir, de nuevo, de boca de un experto demoscópico 'liberal' cosas como... “Quiero saber qué grupo terrorista puso a Zapatero en la Moncloa” (MAR, 3 de noviembre de 2007).

Vamos a dejarnos de rodeos. ¿Por qué no oimos nunca a ningún homo dextrosus de la subespecie, raza, etnia o grupúsculo que sea desacreditar esto?

19 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Qué flojitos andamos de antropología física. ¿Que los neandethales se extinguieron? ¿Y qué es Zaplana, alma de cántaro? Si me apuras y viendo a algunos chavales cómo se contonean con esos pantalones con el tiro a la altura de las rodillas, hasta debe haber por ahí suelto más de un homo semierectus.

A mí Zapatero en el 2004 me causaba entre indiferencia y poco más. Pero como bien se sabe por teoría de la percepción, algo sólo es comprensible en relación a lo que alrededor de él lo hace más o menos llamativo. Los valores aposemáticos del PP, el vocerío constante y la crispación continua lo convierten quizá en el menos malo de todos. No sé si será mérito de él o demérito de sus oponentes, pero espero que las próximas elecciones se las lleve de calle y España tenga por fin lo que merece: un partido de ultraderecha como diso manda, surgido de la escisión del PP.

animalpolítico dijo...

Sí, la verdad es que lo más discutible de mi post es que los neanderthales se hayan extinguido... algunos triunfan en los medios, otros se matriculan en la universidad...

Tengo que coincidir contigo y bien que lo siento. Zapatero, aun siendo paisano y todo, no me atraía especialmente antes de 2004. Semanas antes de las elecciones tenía claro que le votaría, pero no me ofrecía especial atractivo. Yo pensaba votar a las siglas, deseaba por encima de todo que perdiese el PP y Zapatero digamos que no desentonaba demasiado, aunque parecía un poco 'Bambi' y no se distinguía, ni se distingue por una gran habilidad dialéctica.

Luego he constatado que no tiene la labia de Felipe pero políticamente está más cercano a mis posiciones. Y sobre todo quiero más que nunca que la política de este PP sea ampliamente derrotada. Lo necesita la salud democrática de este país.

Y la mental...

Blanca dijo...

Zapatero es más progresista que González, así de simple. Y lo hace con carita de bueno y sin perder jamás la educación, por eso jode tanto a los que de educación tienen poco.

Yo tambien voté siglas, como tu, animal, pero despues de esta legislatura ejemplar, mi voto será zapaterista. Porque hay que ser muy educado, elegante, ideológicamente fiel, buen político y competente para aguantar semejante legislatura sin descomponerse... por eso no le aguantan y no se meten con los socialistas, se meten con el, con nombre y apellido repetido hasta la saciedad...

Y como se están equivocando tanto y tan groso... van a tardar en volver a ganar unas elecciones...

animalpolítico dijo...

Ojalá, Blanca, por el bien de todos. ¿Te imaginas la moraleja que sacarán si después de lo que han montado ganan? ¿te imaginas que harían en el futuro cada vez que se vieran en la oposición?

Maripuchi dijo...

Sinceramente, estoy convencida de que se van a llevar un batacazo descomunal.

O algo raro pasa, o en marzo, Zapatero será otra vez presidente...

Lole dijo...

Pues yo no veo con claridad la conveniencia de que exista un partido de extrema derecha con capacidad de conseguir representación parlamentaria.

En Francia, su existencia no ha contribuido a nada bueno.

Además, los neoliberales, que es la derecha verdaderamente peligrosa, mejorarían su imagen por contraste con los ultras.

No. La mejor forma para que la izquierda gane las elecciones debe ser por méritos propios, por los hechos habidos en la legislatura.

Naveganterojo dijo...

Estoy de acuerdo con Blanca,un presidente que ha aguantado una legislatura con una oposicion tan brutal,y ha mantenido el tipo ,tiene que ser un gran presidente.
Y para mas inry, segun las encuestas le saca 4 puntos al PP.
Parece que hay mas "homo sapiens" de los que algunos "homo destrosus" quieren crer.
Salud y republica

animalpolítico dijo...

Yo no las tengo todas conmigo, Maripuchi. En el fondo creo que el PSOE ganará, pero la cuestión está en el aire.

Para empezar, puede pasar algo, como un atentado o serie de atentados de ETA, por ejemplo. Aunque no estoy seguro de que ello beneficie al PP. A lo mejor hasta le perjudica. Cualquier cosa que suscita alta participación le perjudicaría.

animalpolítico dijo...

Lole toca un punto interesante.

¿Es o no bueno que haya un partido de extrema derecha?

Yo creo precisamente que si obliga a los 'liberales' a marcar territorio para diferenciarse, sería bueno. Dejaría el neofranquismo de nuevo en los márgenes, como en la época de Blas Piñar. Sería bueno incluso aunque diera más opciones a la derecha para ganar.

Aunque los votos que se perdieran por la extrema derecha estarían muy bien en la papelera, como los de Le Pen.

animalpolítico dijo...

Gracias, Navegante.

Lole dijo...

No sé, Animal.
Pudiera llegar a suceder (y espero que no) que un PP alcanzara mayoría simple y que buscara la absoluta coaligándose con el partido de extrema derecha de marras. Esto implicaría concesiones a los ultras que no nos podríamos permitir.

Esto esta sucediendo, salvando las distancias, en Israel. No me gustaría una situación análoga en España.

J. G Centeno dijo...

No voy a entrar, no soy antropólogo, en si el Neanderthal se extinguió o no. Parece ser que eran genéticamente compatibles con los posteriores Cromagnones y puesto que pudieron llegar a compartir época y territorio, no es descartable que hubiera cruces entre ellos. Ello justificaría que más de nueve millones de ciudadanos avalaran con su voto las atrocidades que se estaban cometiendo en Iraq, y contra las que se habían manifestado meses antes, bien en la calle, bien en las encuestas de opinión. Dicho esto, haciendo un poco de matemática electoral y utilizando un preterible, como es que no se hubiera producido el atentado del 11-M, y por tanto Acebes no hubiera mentido, con lo cual la izquierda no se hubiera volcado masivamente en las urnas, llegamos a obtener como resultado que el Pp, de haber ganado, lo cual no está tan claro, ni de lejos hubiera llegado a la mayoría absoluta en la cámara, y teniendo en cuenta el maltrato al que habían sometido a dos de sus apoyos parlamentarios de 1996, PNV y CiU, iban a tener muy difícil, por no decir imposible el reeditar formula parlamentaria alguna de apoyo al gobierno.
Ahora estamos en una situación análoga, aunque son ahora los socialistas los que llevan una cierta ventaja, aunque creo que vamos a llegar a marzo, con lo que se ha dado en llamar empate técnico y yo francamente, en esas condiciones veo muy difícil que Rajoy pueda llegar a gobernar. Para mí, aunque no para el PSOE, lo ideal sería un grupo parlamentario de Iu lo sufcientemente fuerte como para ser el único apoyo del gobierno. Aunque Rodríguez Zapatero prefiera el apoyo de los convergentes catalanes.

animalpolítico dijo...

Lole, lo que pasa es que ahora hay una coalición de centro y extremo derecha de facto. Por ello tienen a Acebes, Mayor Oreja y por otro lado a Gallardón o a Piqué, con las tensiones internas que conocemos.

En cualquier caso, esto me recuerda un lúcido artículo de Almudena Grandes de hace unos meses: "La perplejidad de Otto" (http://www.elpais.com/articulo/paginas/perplejidad/Otto/elppor/20070401elpepspag_11/Tes), en el que se planteaba que peor que no tener un partido de extrema derecha es... no necesitarlo... (¿porque ya lo tienes?)

animalpolítico dijo...

Centeno, yo creo que lo mejor para la izquierda es ganar las elecciones.

Zapatero ha dicho que él no gobernará si sacá menos votos que el PP. Sólo espero que diversificar demasiado el voto no coloque a Rajoy en la Moncloa.

No te andaré con eufemismos: si IU sube mucho y el PSOE baja, gobernará Rajoy, porque lograran el acuerdo con CIU. Estoy seguro.

Si IU sube, pero el PSOE no baja, estupendo, es la situación ideal. Pactar con la izquierda y no estar sometido a los nacionalismos periféricos. Aunque al día siguiente la campaña de cuatro años sería que estamos ante un régimen estalinista.

J. G Centeno dijo...

Con el exclusivo fin de quitarte temores y simplemente viendo los resultados de 2004, en la mayoría de las provincias donde Iu no sacó diputado pero estuvo a punto de hacerlo, el escaño en disputa no era con el último resto (resto D'Hont se entiende) del PSOE, sino con el último rsto del Pp, luego la subida de Iu, que sigo considerando necesaria, no tiene que ir matemáticamente acompañada de un brusco descenso del PSOE, bajarían algo los dos pero más el Pp. Y tambien se puede producir que un exceso de votos al PSOE en una circuscripción, no le dé el último diputado pero se lo quite a Iu.
A lo de llamarnos stalinistas los socialistas no estais acostumbrados, pero a mi llevan llamándomelo toda la vida y de Vissarionovich me gusta el bigote, que derrotó a los nazis y poco más. Nunca he creido ni creeré en el culto a la personalidad, y estarían de acuerdo conmigo Marx, Engels e incluso Lenin, a pesar del detalle de pésimo gusto de tenerlo en una urna hace ya más de ochenta años.

animalpolítico dijo...

Lo que dices parece correcto, Centeno, pero es indudable que la misma persona no puede votar a dos partidos y hay muchos votantes que se debaten entre votar IU, votar PSOE y no votar. La peor opción es la tercera, claro.

Pero no hay un 'pool' de ciudadanos que duden entre PP y PSOE o entre PP y IU. Luego hay un peligro intrínseco en nuestra atomización.

En provincias poco pobladas como ésta en la que vivo, Salamanca, hay problemas adicionales. Muchas provincias españolas responden a este patrón: en 2004 el PP obtuvo 2 diputados y el PSOE otros dos. IU no tiene, según la experiencia de toda la democracia, absolutamente ninguna posibilidad de sacar siquiera uno.

Hoy la duda es si tendremos otra vez 2 y 2 o si el PP logrará (como en el 2000) 3 y el PSOE 1. En esta batalla los votos de personas de izquierdas que en Salamanca vayan a IU, o que se queden en casa, benefician de modo indirecto las posibilidades del PP. A esto me refería.

Sé que es un planteamiento injusto por esencia. Pero la situación es así de complicada en provincias de este tipo. Madrid es muy distinta a ese respecto (¿son 35 diputados, no?). En cualquier caso, aplaudo la decisión que cada votante adopte salvo la abstención. Lo siento, pero esto me parece cobardía y casi traición a la democracia.

animalpolítico dijo...

Me importan un bledo que me llamen estalinista. Lo que me apena es que sean tan limitados en sus planteamientos. Y que el debate se reduzca a sus manías.

Sigurd dijo...

Sólo una cosa: el maltrato electoral que sufre IU con nuestro sistema electoral en favor de los nacionalistas, y que viene de una Ley Electoral pre-constitucional que no ha sido modificada ni por unos ni por otros, siempre me ha parecido escandaloso.

Bueno, sólo otra cosa, el PP sólo ha pasado los 9.000.000 desde el 1996. De hecho el PP tiene fijo un 24% del electorado llueva o granice, por un 27% del PSOE. Por eso la cantinela de que el centro es donde se ganana las elecciones (y, aunque esto es menor, Losantos no votó a Gallardón en las últimas elecciones).

Comparto su misma opinió sobre la abstención. ¿Sabía que en algunos países votar no es sólo un derecho sino una obligación legal?.

animalpolítico dijo...

Sigurd:

El problema del sistema electoral con respecto a CIU es la circunscripción provincial. Pero no hay nada que, por sistema, beneficie a los partidos nacionalistas. Lo que ocurre es que estos partidos son mayoritarios en determinadas provincias, generalmente muy pobladas además. En cambio IU no es mayoritaria en ninguna provincia. Esto sólo se podría corregir con una circunscripción única.

Los únicos partidos beneficiados claramente por el sistema de la Ley D'Hont son los grandes.

En cualquier caso nuestro sistema es de los más proporcionales de entre los de los países de nuestro entorno. En Gran Bretaña, por ejemplo, para favorecer las mayorías, dividieron el país en 600 y pico circunscripciones y de cada una de ellas sale un único representante, el más votado, aunque la diferencia sea de un solo voto.

Antes de 1996 en la derecha estaba primero Fuerza Nueva, luego AP y UCD, luego PP y CDS y otros partidos pequeños. Luego era mucho más difícil poner en una cesta todos los votos. Además la propia demografía suscita que el número de votos absolutos vaya en línea ascendente.

Lo del 24 y el 27%, tan fijo, me llama la atención. ¿De dónde obtiene ese dato?

No sé realmente qué votó Losantos (lo sabe sólo él), pero la campaña anti-Gallardón desapareció al acercarse las elecciones. Esto es más relevante.

Sí, hay países donde votar es obligatorio. Yo a eso no quiero llegar. También creo que es legítimo que uno decida castigar a un gobierno no votando. Aunque yo no lo haría. Prefiero votar a otras siglas de sentido próximo.