Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

domingo, 2 de diciembre de 2007

El mazo maragato

Dejo sola unas horas la bitácora (ayer fue un día de fútbol, el de mi hijo por la mañana y el del Madrid por la tarde) y sucede exactamente lo que yo no puedo aceptar. He repetido muchas veces que aquí me gusta exponer sensaciones y reflexiones, convirtiendo así de hecho esto en una comunidad virtual de semejantes que comparten ratos de conversación amistosa sobre variados temas. El mal rollo para mí es inaceptable. Si quisiera partirme la cara, aunque sea dialécticamente, no lo haría aquí.

Con frecuencia los temas de debate son políticos, y aunque por afinidad hay una mayoría de posicionamientos progresistas, tengo ilustres amigos, puedo llamarles así, que son conservadores, como Dardo, Adivagar y mi propio hermano, Contrapunto. Porque sí, como he dicho a veces, en mi propia familia, de mi propia sangre, hay una mayoría de miembros de sensibilidad conservadora.

Como todos, he constatado que en la blogosfera, y en los medios en general de internet, proliferan los malos modos y la descalificación absurda, descarnada y cuasi violenta de las personas. Me repugna. Me repugna tanto que no participaré nunca en algo así. Ayer noche, cuando vi lo que había sucedido en los comentarios de la entrada anterior, consideré durante un rato suprimir este blog, volver a mis lecturas en privado, hablar con mis amigos de carne y hueso y considerar la blogosfera un entorno imposible para mi sensibilidad. Sería el efecto de los porros habitual en mí los sábados por la noche (¡yo que ni siquiera he fumado nunca tabaco!)...

Porque esta mañana, en la que me he levantado con una dolorosísima contractura que se extiende desde el cuello hasta el costado derecho, abarcando todo el hombro, veo no obstante el asunto de otro modo. En la calle hace frío, y el cielo amenaza lluvia o nieve. Pero aquí dentro yo no estoy dispuesto a perder una afición de la que disfruto; y mantendré esta convivencia virtual con nuevos amigos, con los que he llegado a contactar en este entorno y de cuya actitud vital he aprendido mucho en los últimos meses. Como esto no es un medio profesional ni lo pretende sino un club de amigos, y como he explicado muchas veces cuáles son las normas de ésta que es mi casa, el mazo maragato ha vuelto a salir del armario. No tolero las faltas de respeto ad hominem.

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Parece que el animal político es también partícipe de la misma torpeza, en cualquier caso suscitada por un instinto humanista muy marcado. Todos los hombres somos iguales y todos tienen un bien en su interior. Pero después de haber sido incluido en una lista negra como chequista (en referencia a los responsables de las sombrías checas republicanas de la Guerra Civil donde hubo de todo menos justicia) meramente por mi posicionamiento político personal de izquierda moderada y simpatizante de un partido político tan 'antisistema' como el que hoy ostenta la mayoría social de este país, prohibí el acceso a esta mi tertulia, a los responsables de tal ignominia. Tiempo después, en un gesto de generosidad no correspondido, y por la puerta de atrás, uno de ellos volvió a aparecer, en un tono muy moderado, disculpándose, y fingiendo respetar la normativa de este lugar, estipulada por el único poder constituyente reconocido: yo. Su presencia me supuso la pérdida de algunos contertulios habituales a los que aprecio, algo doloroso para mí.

He tolerado su participación, aproximadamente dentro de los cánones. Hace un par de entradas hice un primer amago de volver a señalar la línea del "no pasarás" de esta tertulia digital. Pareció plegar velas. Pero el tono de ayer no lo acepto. El desprecio a las personas no lo acepto. Y si conectarme a mi blog me produce insatisfacciones ¿para qué quiero el blog?

De modo que anuncio solemnemente que esto se acabó. No vuelvas por aquí. No puedo impedir que me leas, que nos leas, que nos leáis, que te rías de nosotros y que nos desprecies amistosamente. Pero no quiero entablar conversación. Sacaré el mazo si es preciso. Incluso deshabilitaré la opción de introducir comentarios, si lo tengo que hacer. Uno no está obligado a ser amigo de nadie. Y yo hablo con amigos.

Pertenezco a un grupo de excelentes personas que se ha formado por pura casualidad, por pura comunidad de pareceres y sensibilidades en un plazo de pocos meses. Somos tan raros que mayoritariamente compartimos una onda política con la mayoría social de nuestro país. España. Vivimos en distintas ciudades y desempeñamos distintas profesiones. No tenéis ni pajolera idea del nivel cultural personal de cada uno de nosotros, igual que nosotros no conocemos el vuestro, aunque nos hagamos una idea. Considero miembros del grupo a personas que tienen una sensibilidad política distinta, pero una comunidad de actitudes vitales absoluta, basada en un concepto sencillo y fundamentalmente democrático: el respeto.

La única defensa que veo aquí es la de mi buen amigo Dardo. Otras cosas son 'perdonar la vida'. Y hay elementos simplemente intolerables. Gracias, Maripuchi por dármelo a conocer.

39 comentarios:

Maripuchi dijo...

Ya sabes, Animal, que tengo "mucho tiempo libre"....

Un beso gigante.

animalpolítico dijo...

Yo estoy aquí, fumándome unos porros...

Un abrazo

Alberto Ríos Mosteiro dijo...

Todo mi apoyo. Te comprendo perfectamente. En mi blog en la coctelera he tenido a un sujeto que durante dos días me dejó 120 comentarios, que se dice pronto, utilizando diferentes nicks. Lo que no sabía este sujeto es que en la coctelera te facilitan la IP de quien comenta, y coincidía en sus 120 comentarios firmados con distintos nicks, incluido el mío. Desenmascarado, se largó con el rabo entre las piernas. Ese "spam" fue el fruto de mi hartazgo hacia una señora llamada "luisa", que me sigue allá a donde voy para descalificarme en todos y cada uno de los post que publico, y a la que "veté" durante un tiempo, cansado de sus insultos y soflamas. Su amiguito vino en su ayuda y me llenó, como te comentaba, el blog con 120 comentarios tildándome de fascista, nazi, censurador, tirano y otras lindeza. A la susodicha la sigo aguantando en la coctelera (incluso alguna vez me ha escrito a mi correo a través de formulario de "contacto" exigiéndome que escribiese sobre esto o aquello). Desde hace un par de meses estoy dándole prioridad a mi blog en blogger, que fue donde empecé a publicar mis primeros escritos hace ya dos años. Lo bueno de blogger es que, si te encuentras con este tipo de "energúmenos", puedes filtrar los comentarios previamente. Un saludo y lo dicho: todo mi apoyo.

Los pasos que no doy dijo...

Yo hace tiempo que no les dejo entrar. En cuanto descubro a alguno de ellos, directamente elimino el mensaje. No son personas que sepan discutir, sólo insultan. Más que en la LOGSE están educados en la más viva escuela losantiana... y qué quieres?

Un besito,

Leg dijo...

Tengo, entre mis defectos, la mala costumbre de dar consejos cuando nadie me los pide (también los doy cuando sí lo hacen, que conste), incluso sabiendo que puedo no estar acertada.
A ti te aconsejaría en este momento, Animalpolítico, que no te disgustes tanto por algo así. Al fin y al cabo estas personas lo que han hecho es expresar su opinión sobre otros, cosa que todos hacemos, y cosa que no siempre se traduce en alabanzas, precisamente.

Entiendo perfectamente que no guste, y que llegue a enfadar, el oír (leer, en este caso) críticas o comentarios desagradables hacia gente a la que apreciamos. Pero eso es algo que ninguno podemos decir que no hacemos a nuestra vez con los demás. Forma parte del ser humano, por desgracia. Y más entre personas que, como es el caso, tienen visiones tan vehementemente diferentes sobre el tema (siempre polémico) de la política.

Yo he leído comentarios desagradables en ambas direcciones, es lo que quiero decir, así que, aunque puedes censurar (o lo que quieras) a quien quieras en tu blog, que para eso es tuyo, sería mucho mejor que te lo tomaras de una forma menos personal, más empática.

Perdón por adelantado por si te molesta mi intervención.

Un saludo.

Blanca dijo...

Leg, o sea no, que no, vaya... estoy muy harta de ser equidistante y me parece fatal que despues de una larga historia con ese individuo y despues de haber leido lo que ese individuo dice y deja decir de todos nosotros, nos digas: ..."venga, va, tontines... hay que ser democráticos..."

Mira leg, no me jodas.

Esos individuos son dañinos, son mala gente, así de sencillo... y tu no querrías estar en compañía de mala gente, ¿no? pues nosotros tampoco.

Yo no entro jamás a esos blogs, jamás, aunque me digan vete, da un paseo por allí y verás lo que dicen de ti... ¿tu has visto lo que dicen de mi? ¿y te parece que me puedo quedar indiferente y decir... bah, que se expresen como quieran, hay libertad de expresión?

O tu no te enteras bien de quien estamos hablando, que podría ser, o no te entiendo, leg, sinceramente.

En cuanto a tu mazazo, animal, me parece perfecto. Hace tiempo que hay personas que ya no entran en mi blog por no tener que aguantar la compañía de ese individuo... y yo, como una pardilla, haciendo alarde de "talante"...

Cosas más gordas debería decir de esa gentuza y me reprimo...

RGAlmazán dijo...

Yo también he tenido a algunos de esos. Y tuve que eliminar comentarios y evitar otros anónimos.
El problema no es que piensen distinto, lo cual ocurre, la cuestión principal es que buscan la provocación, van poco a poco, provocando más y más, si entras en su juego, poniendo símiles que saben que hacen daño, hasta que te hartas y te desquician, que es su objetivo.
Por eso, lo mejor es no entrar al trapo y si algo molesta, borrarlo, discutir con alguien que sabes que no busca convencer sino provocar es, además de cabreante, inútil.

Si consiguen hacernos mala sangre, han obtenido lo que quieren. Es su objetivo.

Salud y República

M.Angel dijo...

Animal, Garib, Maripuchi y Blanca, estoy con vosotros.
Ayer por motivos varios, no encendí el ordenador y me he encontrado con este pastel, quisiera expresaros mi solidaridad con vosotros, esta es la derecha que nos toca sufrir.
Dardo, que gran persona eres, te lo digo ya no en correo privado, quiero decirlo en público, tu das significado a la palabra amigo, es un honor para mí debatir contigo, al igual que con los nombrados mas arriba.

Un saludo a todos.

Naveganterojo dijo...

De acuerdo con todos vosotros,pero....por favor animal, no deshabilites los comentarios,pues seria el segundo blog amigo que se perderia,y eso duele.
En mi ultima entrada,un anonimo me "ha puesto a caer de un burro",no he suprimido su comentario para que todos veamos de que materia estan echos,(por cierto, desde aqui doy las gracias a los compañeros que le han puesto en su lugar).
Y `por favor,no se te ocurra cerrar el blog,pues me costaria muchas pelas el hablar contigo,serian muchos km diarios y me estoy volviendo catalan para eso del dinero,je,je.
Salud y animo,amigo.

SuperSantiEgo dijo...

Yo desde el primer momento adopté la política de Tolerancia Cero a esas cosas, y establecí la política de la empresa a ese respecto. Si alguien no cumple las normas básicas de convivencia, pues se le larga, así de simple. Como expliqué yo, si alguien se caga en tu salón y se limpia con las cortinas que no se queje si lo echas escaleras abajo. Que se comporten como buenos invitados y no nos obligarán a ser, a nuestro pesar, malos anfitriones.

NáN dijo...

Todo mi apoyo, Animal Político. Me ha bastado con leer que decimos que "el que no apoya a Gore es anticientífico" para darme cuenta de la calaña de estos tipos. Yo no apoyo a Gore: apoyo lo que dice la elite científica, y Gore lo que dice se apoya en ella. No le apoyo a él, sino a los científicos.

Pero estos solo quieren "hacer ruido". Por mí, que digan lo que quieran, con no hacerles caso, basta. Pero si se pasan, como el joven de los 120 comentarios, están atentando contra la libertad de todos (teniendo en cuenta la relación entre esta derecha y la dictadura que hemos sufrido los españoles, no me extrañan los atentados a la libertad), por lo que no hay que tolerarlos.

No creo que la "libertad de expresión" signifique que debamos dejar que los asesinos etarras puedan expresar sus razones para sesinarnos. Tampoco las de los que tanto asesinaron y, como no ha habido renuncia a esas ideas (hay que ver cómo les subleva lo de la "memoria histórica"), es de suponer que lo volverían a hacer.

Como te digo, mi apoyo. Y la propuesta de que todos los amigos que sabemos estar de acuerdo o disentir en libertad y respeto, nos comuniquemos cualquier ataque de ellos para evitarlo.

Desde la libertad que hoy tenemos, y en nombre de la libertad de la que dolorosamente fuimos privados por la derecha de este país: un fuerte abrazo. Tu mazo maragato es el de la defensa de la libertad.

¡No dejemos que nos hagan perder el tiempo! Porque nosostros no vamos a "sus" sitios a hacerles perder el suyo.

Manuel Ortiz dijo...

No desesperes y tómatelo con calma. A mí siempre me han asombrado estos tipos que no tienen nada mejor que hacer que entrometerse en los patios ajenos, donde nunca fueron llamados, y emprenderla a adjetivazos contra el primero que no comulga con sus ideas. Todavía me sorprende que haya gente así, gente que es capaz de hacerse mala sangre enviando anónimos que no logran finalmente otro efecto que el de hacer que quien los recibe se parta de la risa. Y ésta es mi única recomendación, si me lo permites: que no te lo tomes tan en serio y que ‘pases’ del asunto. Es molesto, de acuerdo. Pero piensa que tienes un montón de amigos (entre los cuales me gustaría incluirme), como tú mismo puedes comprobar, que te apoyan, que se entretienen y que aprenden con tus escritos. Siéntete afortunado por ello y resta importancia a todo lo demás.
Un saludo muy cordial.

Júcaro dijo...

Animal, si un elemento como ese lograra que nos perdiéramos tus post no lo perdonaría nunca. Sería el triunfo de un imbécil. Por fortuna no será así y eso que ganamos. Cierra los comentarios, autoriza los que tú decidas, pero sigue escribiendo.

Un abrazo.

animalpolítico dijo...

Gracias, amigos. Aunque no lo creáis significa mucho para mí tener este apoyo.

Leg, aunque nos hemos encontrado por ahí en la blogosfera otras veces, aún no te tenía entre mis sitios recomendados. Ya está arreglado.

Igualmente os digo a vosotros, Alberto, Nán y Manuel. Los demás (gracias también) ya estabais entre mis lecturas cotidianas.

Saludos a todos

Paco dijo...

¿Cómo podéis saber quién comenta en el blog? La IP y todo eso

Freia dijo...

Chapeau por el post, Animal.
Rara vez hago un comentario en tu página pero no me pierdo ni una de tus entradas. Aprendo, aprendo mucho y me fastidiaría enormemente que tipejos así me privaran de tu bitácora. Yo, por fortuna y hasta el momento, no tengo trols; digamos que mi blog no es muy comprometido. Pero eso no quita para que me indignen ciertos comportamientos... y además contra una madridista de pro...¡hasta ahí podíamos llegar!.
Salud

Leg dijo...

Blanca, la que no entiende tu respuesta soy yo. No sé porqué te alteras así.

Puede ser que yo no me entere, o puede ser que vea las cosas desde otro punto de vista diferente al tuyo. O también puede ser que tú no me hayas entendido (seguramente porque yo no me haya sabido explicar).
La cuestión es que en absoluto entiendo porqué te tiene que joder lo que he dicho.

Leg dijo...

Ah, gracias, Animalpolítico.

;-)

Scout Finch dijo...

No te sientas mal, Animal, bastante has aguantado. Ya sabes que ahora van muy suaves y educados para que parezca que somos unos malvados censores que atentamos contra su libertad de expresión. Claro, es que tenemos aguantar que nos tilden de blogueros chequistas y luego borren la entrada y aquí no ha pasado nada. Pues no señor, eso sí que es un insulto.

A mi blog no han vuelto, claro, ya casi no hablo de política, pero cualquier intento será cortado de inmediato.

¡Qué pena que tengamos que andar con estas todavía, después del verano que nos dieron!

Un besote.

(Leg, es que ya llevamos aguantando mucho a estos tíos. En su blog hicieron una entrada insultando a Blanca y otra llamándonos blogueros chequistas a Maripuchi, Blanca, Animal, Garib, Antonio Parra y yo misma (creo que no me dejo a nadie). Por esos estamos todos tan hartos de ellos. No es una cuestión de libertad de expresión. Es más bien cuestión de no tolerar que te insulten y te manipulen y te toreen en tu propia casa. Un beso).

NáN dijo...

¿Eres madridista?

¡Ay, no sé si retirarte el apoyo al 100% y dejarlo en el 99,99%!

Bueno, venga, no. El 100%. Un abrazo de los del doblete de aquel año... je, jé.

Leg dijo...

Vale, si lo entiendo.
Yo en ningún momento he hablado de libertad de expresión, ni he dicho que no se tomen las medidas que queráis.

Veo que no me sé explicar, así que desisto, que no quiero acabar discutiendo por algo que no es para nada mi guerra.

Un saludo a todos.

Dardo dijo...

Apreciado Animal. Te "exijo" que mantengas tu blog; de lo contrario "arremeteré ¡¡veladamente!!".

Me ha gustado mucho el "Salgamos de Matrix"; pero bien sabes que el meollo de la entrada; las dicotomías: sentir/razonar; interés/identidad, son un modelo que sirve no sólo para analizar el comportamiento de un electorado concreto a partir de los celebrados "marcos mentales"; sino que es extrapolable a otros contextos políticos o culturales en el más amplio sentido. Creo que por aquí iba el argumento que tan mal ha sentado.

Tienes razón que esto de los blogs sobretodo se hace para pasar un rato agradable como mínimo. Estoy contigo en ello. Esto es muy importante. Y, claro, bastante tenemos fuera, como para traer más inquina dentro.

Pero tu blog es eminentemente político; y es inevitable el cruce de visiones contrapuestas. Todos aprendemos de todos.

En el Circulo Mercantil e Industrial de Almería había una regla antigua que prohibía a los socios hablar de política. ¡No querían tormentas!.

Pero las tormentas se dan sobretodo en los blogs políticos. Creo que se produce cierta condensación; y claro, estalla la gota fría. Los vientos vienen de Levante (Este) y de Poniente (Oeste).

Yo también he tenido inclemencias -y bien desagradables- ; y las tengo; y me creo que las seguiré teniendo. También pensé en cerrar el blog y eliminar todo. Me duele y me desagrada la descortesía; y más si es a terceros participantes a los que estimo. Estos climas enrarecidos son desagradables.

Por otro lado debemos distinguir entre lo actitudinal y la propia aptitud. Y en una tertulia política o filosófica no podemos prescindir de ciertas aptitudes, por lo enriquecedoras que son; aunque debemos estar vigilantes para que no se degrade en demasía las actitudes.

Todo esto, amigo, tiene que ver con esa soberbia entrada sobre Lakoff. Donde han habido comentarios que se han llevado más desde el sentir que desde el razonar analítico; lo que pasa mucho por cierto.

Lo que no parece razonable es sacar inventario de agravios pasados. ¿Caminamos para atrás como los cangrejos?.Es morboso; pero además es injusto; máxime cuando se ha tenido la grandeza de pedir disculpas. Y yo las creo.

Los amigos ofendidos también se equivocan (máxime si están alterados por su justa ofuscación); y hay que decírselo sin ofenderles. Y uno no puede ser rehén de sus emociones y afinidades. Los amigos no deberían dar ultimatum; ni condicionar su participación a la futura realización de una conducta de su deseo.

A mí también se me ha "aclarado" que no se iba a participar en mi blog si intervenían terceros. Bien; yo respeto estas decisiones; pero no puedo pasar por lo que me parece injusto desde mi conciencia (yo no veto a terceros si no es desde el propio convencimento moral); aunque pueda entender que se vea como injusto por otro.

Un abrazo. Y mucho, mucho ánimo. Yo siempre voy a respetar lo que decidas; aunque no lo crea correcto.

P.D.: M.Angel. ¡Vas a hacer que nazca en mí el pecado de la vanidad!. ¡Eres luciferino!.

Blanca dijo...

Dardo, te agradezco mucho todo, si todito.

Yo soy una persona incapaz de guardar rencor más allá de minutos. Muchas veces esto es un defecto, pero mayormente es virtud, porque suelo dormir como un bebé, tranquila con mi conciencia y en paz con el mundo. Suelo querer a todo el mundo (ya me lo decía mi madre, ay Blanquita, te fías de todo el mundo, eres más tonta...)y todo el mundo me quiere, bueno, casi todos por lo que veo.

Jamás entre en esos blogs de los que me han hablado hasta la saciedad, no me importan un pito porque ni me gustan sus ideas, ni me interesan, ni aguantaría su manera de exponerlas, tan maquiavélica, según tus propias palabras. Cuando alguno viene a mi casa, converso, riño, me disculpo si hace al caso y santaspascuas.

Pero lo que he leido, tras la guía de animal, me ha dolido, porque esa persona a la que nos estamos refiriendo, consiente que digan a sus oídos cosas terribles de alguno de nosotros. Y de mi pueden decir lo que les venga en gana, me gustará o no, pero no voy a consentir que digan lo que dicen de una persona de la cual no tienen ni la más repajolera idea, que es mi hija, a la que ninguno de ellos llega ni a la altura de su pobre y lleno de hierros tobillo.

Estamos en un lugar de amigos, en el que aplaudimos o discrepamos. Yo voy cada día a casa de adivagar y si lo que expone me va a servir para discutir, no le digo nada, aunque le quiero un montón, precisamente por su vehemencia, tan parecida a la mía, en defender sus ideas. Pero ni el ni yo nos permitimos darnos lecciones de ideología, solo la respetamos, vamos, que nunca voy a ir a su sala de estar a tocarle los cojones, salvo que alguien entrara y le pusiera verde y yo entraría a sacarle de una patada en el culo.

Sabes que yo he discutido con ese hijo de.... no sé quien.... y le llegué a pedir disculpas por discrepar, y me vengo a enterar ayer que en su casa me ponen verde a mi y a Maripuchi, sobre todo a ella... entre risas de suficiencia... ¿pero acaso tienen idea de quien es, qué hace, a qué dedica su tiempo libre? y ya te digo, a mi que me dediquen el tiempo que quieran, pero que no me toquen a uno de mis pequeñuelos, porque por ahí no paso.

Y dicho lo cual, te agradezco tu lucidez, tu prosopopeya, tu enjundia y tus latines, sabes que te aprecio mucho, pero mucho y más sabiendo como nos amparas por esos mares procelosos a los que nunca me arrimo ni arrimaré, pero sabiendo que tu estás ahí para sacar tu lanza en nuestra defensa, ya puedo dormir más tranquila (si cabe).

J. G Centeno dijo...

Sois importantes, snif, teneis trolls liberales, os insultan, snif, Dardo os defiende, y a mi me ignoran, como a Llamazares.¡Tengo envidia!

Fernando López dijo...

Nunca he sido participe de las discusiones y las descalificaciones subidas de tono en los blogs, diariamente visitos blogs de ideología izquierdistas que son constantemente bombardeados con infamias e insultos del más variopinto estilo por ciudadanos de ideología más conservadora. Ultimamente recibo comentarios de un tal Emili que no hace más que propinarme insults y descalificaciones en post que ya tienen más de 5 meses.
Siempre he sido un buen defensor de la libertad de expresión, pero no dispongo del tiempo necesario para contestar alguno comentarios, ya que algunos podría corregir palabra por palabra porque cada palabra que sueltan es pura mentira y propaganda contra la izquierda española.
Ante esto algunas veces he decidido eliminar el comentario que me increpaba, ahorrame mi réplica y darle una patada a la libertad de expresión.
Algunas veces me siento mal por hacer esto y pero mi escaso tiempo libre me impide escribir replicas abte los insultos y descalificaciones que a veces recibo.
Hace un mes que retome mi blog y no me gustaría tener que cerrarlo tras recibir estos bombardeos, como los que tus nos muestras.

Un abrazo a todos los compañeros blogueros,
Animal político recibe un cordial saludo y un montón de animo para que prosigas en este tu espacio digital

http://feriusiuris.blogia.com

Adivagar dijo...

Es un tema muy difícil, ciertamente. Cuando se tienen ideas políticas tan diferentes y se defienden con vehemencia es fácil que surjan roces. Y si no se tratan los roces, terminamos con rozaduras (permitirme la ingenua similitud...). Y creo que todos somos muy vehementes...

Me sigue maravillando la mano izquierda que tiene Dardo. Es capaz de darte con ella una bofetada y hacerte sonreír. Como dice Blanca, ella y yo tenemos ideas muy, muy diferentes, y los dos las defendemos con una dialéctica quizá excesivamente dura. Yo me he sentido mal al leer alguna de sus entradas que me ofendían, y ella idem en mi blog. Pero yo en mi casa y ella en la suya, y generalmente no comentamos en ese tipo de entradas más que de forma ligera. Pero eso no quita que por otro lado la relación sea estupenda, respetando cada uno las ideas del otro. Sé que ella es igual de vehemente que yo, y a mí la indignación me dura lo que un café. Por eso procuro no publicar ni comentar en caliente (aunque a veces me pueda la adrenalina).

En fin, que el tema no es fácil. Un saludo a todos.

P.D. Centeno, si lo deseas, cuando esté indignado con este gobierno o con algún comentario o entrada por estos lares, me meto en tu blog a desahogarme. Yo, por hacer un favor... ;)

animalpolítico dijo...

Freia, por cierto, ya te he incluido entre mis lugares de visita. Que conste que sí, que soy madridista, pero no muy de pro. Me gusta el espectáculo.

Leg, Blanca, en realidad no estáis en desacuerdo. Leg aboga por el esfuerzo comprensivo. Y Blanca lo ha aplicado. Mucho. Pero toda paciencia tiene un límite, como bien señala Scout.

Dardo:

En ningún momento he puesto en duda que el análisis de Lakoff no sirva para analizar el comportamiento de TODOS los nichos del electorado, de la ciudadanía. Claro. Reconocer eso no me sienta mal. Estoy convencido de ello. Pero una vez aclarado esto mantengo que los nuevos conservadores americanos, los conservadores de nuevo cuño desde la era Reagan al menos, han sido maestros en la tarea argumentativa, creando los "frames" según los cuales si eres patriota y te preocupa la moral sólo puedes votar al Partido Republicano. Los detalles no calan, cala el "marco". ¿11-S? Será Bush el que nos salve, porque es un buen americano y no se rinde a los islamistas, etc.

Todos los ideólogos pueden crear 'frames'. Pero, en España, yo denuncio y seguiré denunciando los 'frames' neocon. Llevamos toda la legislatura presente discutiendo, por ejemplo, si los socialistas quieren o no quieren romper España. El PSOE lo niega, la derecha lo abona. Es el 'frame'.

Y hay muchos más ejemplos, claro.

Mi blog es muy político, lo sé, aunque creo que seguiré un viejo consejo de mi buen amigo Garib, en el sentido de introducir algo más de variedad. Conforme me vaya hastiando del tema político lo haré quizá más cada vez. Aunque los próximos meses son poco propicios a esto.

Lo de los agravios pasados viene como última gosa que rebosa el vaso. No pretendo que estés de acuerdo. Para mí esto es ya una condición para seguir. Disfrutar de lo que hago.

Gracias, Blanca, Centeno, Fernando.

Adivagar, tú sabes bien que yo he mantenido larguísimos debates con contribuyentes de todo el espectro político. Tú mismo o Dardo o mi hermano habéis participado desde posiciones a mi derecha. La cuestión no es la divergencia ideológica. Es el respeto.

Aitor Lourido Rodríguez dijo...

buf, la que se ha montado aquí...

Bueno Animal, yo soy novatísimo por estos lares tuyos, así que lo que yo te diga de poco te valdrá. Pero aún así, te señalo:

No cierres tu blog, ni se te ocurra. A muchos, como ves, nos haces pensar y nos enseñas cosas. Creo que eso debe merecerte más la pena que no que un indeseable venga a dinamitar tu trabajo y tu afición, y encima te doblegues. Sigue adelante. Por otra parte, siempre puedes hacer como yo, que desde que comencé a escribir tengo habilitada la moderación de comentarios como "filtro" previo. No da "buena imagen" al blog y a lo mejor baja tu nivel de comentarios, pero creo que te compensa. Ya tienes una fiel comunidad y a los que nos apetece aportarte cosas lo haremos igual, sabiendo que no censurarás nada que se base en el respeto.

No nos abandones eh!!!

abrazos

Mega dijo...

He llegado aquí a través del blog de garib, de las palabras que os habéis intercambiado ambos; así que quería mostraros mi apoyo.

No nos conocemos todavía, animal, pero yo ya tengo que darte las gracias por haber salido una vez en mi defensa, así que gracias por tu generosidad.

(Tampoco yo soy demasiado partidaria del diálogo con quienes, más que dialogar, pretenden tocar las narices...)
Un abrazo fuerte.

animalpolítico dijo...

Gracias, Aitor.

Mega, sí, había coincidido contigo sobre todo en el blog de Garib. He visitado los tuyos y te incluyo entre mis lecturas recomendadas. Escribes muy bien.

Saludos

contrapunto dijo...

Vaya por Dios, meses sin entrar, y me encuentro con esto. Yo mismo te decía animal, hace meses, que hay que tener mucho cuidado con lo que se escribe en un lugar tan público y de fácil acceso como es internet, para tí y para todos. Pero creo que limitar su acceso no es una solución acertada. Y me explico. En parte, y que sirva de autocrítica para todos, ha sido un poco como criar cuervos. No puedo compartir la idea de que ciertos comportamientos definan determinado ideario político. Es más, creo que no hay nada tan desacertado e injusto como eso. El comportamiento de esa persona u otras es el que es, porque ellos son así, y no por su "supuesto" pensamiento político. "Supuesto", porque como no los conocemos ni siquiera sabemos si "de verdad" "son de derechas". Pero caer en el error, en el que han caido algunos de los amigos de este blog (no hace falta dar nombres, los comentarios están escritos), de explicar su comportamiento "porque así se comporta la derecha" es tan o más injusto que el comportamiento del cuervo. La derecha, es un espectro tan amplio, y tan heterogéneo, que no se puede encasillar a nadie por ese pensamiento.
Lanzarote sube los impuestos en Salamanca porque tiene "unos huevos así de grandes" y es un déspota de mucho cuidado, pero la causa de su comportamiento no es que pertenezca al PP, lo es, porque es un déspota de mucho cuidado. Creo que el principio del respeto, es saber juzgar a las personas por sus hechos, y no por sus creencias, ideologías, o militancias.
En cualquier caso, es una pena que existan este tipo de personas, sin más. Se llaman trolls como todos sabemos, no representan a nadie y lo único que buscan es la confrontación, y la pelea, y la mejor forma de evitarlos es no hacerles caso. El problema es que hay trolls muy buenos, y tardas mucho tiempo en darte cuenta de que realmente son un troll.
Ánimo, y no lo dejes. Créeme que en cierto modo, tu blog, tus ideas, y las de todos estos amigos, a mí personalmente me hacen seguir aprendiendo, entre otras cosas es un gusto comprobar, en general, que elegí bien mi opción política. Ejem. ;-)
Saludos.

animalpolítico dijo...

La verdad, Contrapunto, es que no sé si la solución es o no acertada, pero es la única posible si no quiero convertir mi blog en una actividad que me pone de mal de humor, porque si es así, cierro el kiosko.

Yo no creo que para ser troll o para ser molesto haya que ser de derechas. Lo que sucede aquí es altamente subjetivo en una parte. Sucede que es a mí a quien me tienen que gustar o molestar las cosas. Y decir que si me fumo porros o que si soy un chequista, publicando un post en plan lista negra, es simple y llanamente inaceptable.

Yo no creo, por otro lado, que Lanzarote sea un déspota por ser del PP. Pero es del PP, la máxima figura del partido en esta provincia. Y nadie lo desautoriza. Y lo han presentado a las elecciones municipales hace unos meses.

Interpreto que no estás de acuerdo con esta decisión suya. Pero eso no va a disuadirte de seguirle votando. Esto es lo que endiosa a determinados personajes. Como sucedió con Chávez.

Un abrazo. No, tendré días tontos, pero me gusta demasiado esto como para dejarlo.

SuperSantiEgo dijo...

Yo tenía pensado escribir algo sobre los trolls, aunque en mi caso han sido intervenciones de muy baja intensidad, pero al ver tu caso me he explayado más.

También hay trolls de izquierdas, por supuesto. En algunos blogs de derechas aparecen antisistemas muy brutos. De todo hay en la viña del MVE.

contrapunto dijo...

Animal, mi sugerencia clara es que si un troll te dice que eres un chequista o te fumas porros, simplemente pases, es lo único que funciona con un troll. Si un troll percibe que te molesta, no sólo no se irá, sino que además subirá de tono sus intervenciones, porque habrá encontrado tu punto débil. Y por más barreras que intentes poner, las conseguirán saltar. ¿un post subido de tono? Simplemente no se contesta.
Lo de Lanzarote, era un simple ejemplo, pero ya que lo mencionas, pues no, ¿cómo voy a estar de acuerdo con una subida de impuestos si precisamente mi pensamiento político es absolutamente al contrario? Ya hemos hablado mucho de este tema precisamente, y sabes lo que opino sobre las subidas y bajadas de impuestos, y de cuales. Y ya que lo mencionas, no han desautorizado a Lanzarote porque como bien sabes, legalmente, lo que una corporación ha decidido, no puede ni siquiera el Presidente del Gobierno impedir que suceda, repito eso sí, siempre que sea legal. Pero sabes, sabemos, que desde las cúpulas de su partido le han caído unas cuantas collejas. Lo más que pueden hacer es no volver a presentarle (a ver si de ésta), pero le presentaron porque antes, no había subido los impuestos, o al menos lo estrictamente necesario y permitible. Por otra parte, también sabes que yo no le he votado, ni le votaré, pues ni siquiera resido en Salamanca.
otro abrazo,

animalpolítico dijo...

No pueden revocar su decisión, pero sí pueden desautorizarle (aunque no lo hagan). Lo que es claro es que es todo un marronazo para el PP a nivel provincial de cara a las elecciones generales. Va a movilizar a la izquierda, que se quedó en casa el 27 de mayo.

Muchas gracias, Lanzarote.

contrapunto dijo...

Pues de hecho, si antes era difícil, me parece que en Salamanca se acabó el 3 a 1 para el PP, antes de votar.

El Hermano Montgolfier dijo...

Pues yo me fumo porros y no soy chequista, es más, creo que no soy nada que acabe en "ista", bueno, si, pesimista.
La verdad es que es una lástima que con lo agradable, interesante y didáctico que es discutir amáblemente, o intercambiar opiniones contrarias, esto no sea posible más que en contadas ocasiones.
Lo que sí es un poquito feo es hablar de terceros cuando no están presentes y no pueden defenderse. En eso doy la razón a Blanca y a Maripuchi.

Un saludo y ánimo.

animalpolítico dijo...

Gracias por tu visita, Montgolfier.

Te he añadido a mi lista de lecturas.

Pato dijo...

Ánimo y duro, no con los que discrepan, sino con los que quieren llevar su necedad a todos los ámbitos.
Salud.