Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

martes, 29 de enero de 2008

Beca para el verano

Lo que menos me gusta de la política es el espectáculo, el compadreo, el vender la moto a Ángel Nieto o el aire acondicionado al esquimal.

He escrito repetidas veces que no me gusta que los políticos prometan bajadas de impuestos para congraciarse a los ciudadanos. Por diferentes razones, pero fundamentalmente porque 1) si el estado tiene superávit lo que debe hacer es emplearlo en ayudar a los que más lo necesitan o en mejorar las prestaciones de los servicios públicos (sanidad, educación, etc.) y porque 2) hay que hacer pedagogía del esfuerzo fiscal, tarea realmente social de cada ciudadano.

No voy a dejar de pensar lo mismo en lo fundamental, aunque cuando oigo a economistas muy serios y conocedores de su 'ciencia' cantar las alabanzas de la inyección de dinero en los bolsillos ciudadanos como medida de choque para combatir una desaceleración económica vía consumo, confieso que tengo dudas. No soy del gremio ni por asomo y tengo dudas. Modificaré el adagio descartiano y diré, pues, dubito ergo sum.

En principio tengo que decir que la medida electoral de Zapatero y los 400 euros no me convence. Me suena, por su linealidad, poco progresiva, es una disminución de impuestos y bla, bla, bla (léase más arriba). Cierto es que si te cuentan que se devuelve el 100% del impuesto al ciudadano a quien se le ha retenido 400 euros al año y un 1% a aquel a quien se le ha retenido 40.000, la cuestión parece algo más progresista, pero en fin, soy escéptico.

Intuyo que la medida no está dirigida a ciudadanos en mis circunstancias personales y que lo que a mí me parece una medida no muy de izquierdas y no muy loable, a cierto sector de jóvenes mileuristas proclives a izquierda volátil le puede parecer... la mar de bien, le puede permitir tener más dinerillo para las vacaciones y resto de gastos, y un modo de acercarle la política a su "sensibilidad".

Creo que es una medida arriesgada, como todas en estas fechas. Se puede uno ganar unos votos por un lado y perder los mismos (o más..., o menos...) por otro. Pero comprendo que uno de los objetivos de Zapatero ahora mismo es movilizar a todos esos jóvenes progresistas que llevan años despreciando al PP pero son carne de abstención para el 9 de marzo. Hacen falta banderines de enganche. Y éste lo puede ser. Se habla de ello en todos los medios y llega a todos los rincones. "Una reducción del IRPF de un xxxx% para los contribuyentes que tengan como salario base menos de..." es un modo más difícil de enviar un mensaje con garantías de que llegue a su destino.

En todo este embrollo, de nuevo, la desmesura de los conservadores me saca de cualquier duda. Pizarro, su flamante gurú, dijo hace unos días que "el mejor lugar para los impuestos es los bolsillos de los ciudadanos". Le llovieron alabanzas por su clarividencia. Rajoy lleva meses, como poco, hablando bondades sinfín de una anunciada reducción del IRPF. Pero la propuesta de Zapatero, de reducir la retención por IRPF le parece al PP, a su líder natural y melenudo en particular, una "compra de votos", una "práctica caciquil". Hasta CIU, también amigos de reducir el IRPF, como buenos liberales económicos que son, ponen el grito en el cielo y llevan la desmesura a plantearse una denuncia ante la Junta Electoral Central. Qué nerviositos se me ponen todos. Como resulta que no me chupo el dedo ya, que hace tiempo que dejé el chupete, lo diré de un modo simple y claro. No me convence, por diversas razones, la medida y el modo de anunciarla. Pero no son los liberales enemigos de los impuestos quienes me pueden dar lecciones.

Y esto no va a cambiar, por supuesto, ni mi valoración de la anterior legislatura ni mis expectativas ante la próxima. Como bien dijo Zapatero esta mañana, los ciudadanos no somos tan simples.

14 comentarios:

Maripuchi dijo...

Pues yo, mileurista, estoy encantada de la vida. Para mí es una paga extra!!!! como para la mayoría de los españoles. Los que ganan más que yo, como dices, es una ínfima parte de lo que aportan (de ésto también podríamos hablar mucho mucho....).

Por otro lado, ¿de qué habla el PP, si lo único que saben decir es que bajarán los impuestos? y de paso meterse con el contrario.

El PSOE no habla de bajarlos. Habla de que con las arcas estatales tal y como están, se puede reinvertir ese dinero en la propia ciudadanía.

Me parece fenomenal.

Besos

ybris dijo...

A mí tampoco me gusta la medida de Zapatero.
Me parece una concesión al sistema de regateo en que se están convirtiendo estas elecciones.
Entiendo que la gente no esté por las disquisiciones teóricas pero creo que el debate más serio debería estar entre el dilema público-privado.
Claro que, tras esta crispada legislatura que el PP se ha negado a legitimar de hecho, no haya más remedio que aceptar el pulso de las rebajas para ver si con un segundo mandato es posible estabilizarse.

Abrazos

Anónimo dijo...

Como Ybris, yo hace años que tengo la sensación de que el gobierno socialista no lo hace mejor, a causa de la oposición incívica del PP. Quién sabe si aún seguiríamos inmersos en el proceso de paz, si el PP no hubiese acorralado al Gobierno, y éste hubiese podido llevar a cabo medidas penitenciarias como parte del proceso. Quién sabe cuál sería la postura del actual Gobierno en materia de aborto o con la Iglesia Católica…

No es sólo culpa del PP, por supuesto, yo achaco al equipo socialista falta de luces y experiencia (y lo hago con todo dolor de mi corazón). Pero evidentemente, una oposición leal habría hecho la legislatura más gobernable.

Ahora la esperanza está en que el PP pierda las elecciones, y cambie. Sin embargo, ¿será así? ¿Cambiará si pierde? Porque las declaraciones de Rajoy no van por ahí: lo que está diciendo es que tiene para otros cuatro años de oposición. Sin embargo, podría cambiar al resto de su equipo, y dar así un par de pasos al centro… En fin, no sé.

Imaginaos otros cuatro años iguales a los anteriores. Por Dios, si el PP pretende seguir con la misma estrategia tras perder las elecciones, habría que tomar alguna medida radical. La función de la oposición no puede ser la ingobernabilidad.

RGAlmazán dijo...

Yo creo que es una medida mala. No es de izquierdas y no nos engañemos no es progresiva. Eso de que representa el 0,01% para Pizarro y el 4% para los mileuristas no lo hace más progresista.
¿Se debe dar la misma cantidad a Botín que a un mileurista? ¿No se podría dar un uso mejor a esos 400€ del señor Botín?
¿Qué pasa con los que, por su corto ingreso, bien de salario o de pensión o de subsidio no llegue a los 400€ de retención? ¿les descontarán menos?. ¿Y con los que no están obligados a hacer la declaración de la renta? ¿la tendrán que hacer para que les descuenten algo? ¿Y los autónomos?

En fin, si eso se llama medida progresista, mala cosa.

Tú lo has dicho: los neoliberales lo dicen constantemente, el dinero de los impuestos, lo mejor que puede pasar es que estén en manos de los contribuyentes. Eso es lo que hace esta medida. Justo eso, más salvaje, es lo que hace el PP.

Había hace tres o cuatro días un artículo de Javier Ortiz que decía que el PSOE hace lo que el PP pero menos duro. Y lo que espera la gente progresista es que haga otras cosas. Estoy de acuerdo con él.

SAlud y República

El Hermano Montgolfier dijo...

Mi pensamiento en este caso coincide con el de Duran i Lleida (¿se escribe así?); este tipo de medidas se aplican (puesto que están gobernando), pero si se esperan a las elecciones para decir que la aplicarán si ganan, pues huele a electoralismo barato.

Por otro lado, el tema de los impuestos habría que revisarlo, opino que actualmente los que ganamos poco pagamos una barbaridad en proporción a los que ganan mucho. Eso sin contar que los que ganan muchísimo evaden (por lo general) una cantidad inimaginable de impuestos que nadie controla (y esto lo sé porque debido a mi trabajo lo he visto con mis ojitos, lo que pasa es que me obliga el secreto profesional).

Fogarsconnection dijo...

Progresista hubiera sido dedicar esa pasta a dotar económicamente leyes inaplicables por deficiencias presupuestarias (léase violencia de género), construir equipamientos en las periferias de las ciudades donde ahora solo hay ratas, o dedicarlas íntegramente a los centenares de miles de pensionistas que no llegan, ni de lejos, al salario mínimo interprofesional.

Y eso solo por mencionar las que se me ocurren a vuelapluma. Lo cierto es que me ha parecido una medida puramente electoralista, y mira que me jode estar de acuerdo en esta ocasión con los voceras del PP.

Manwe dijo...

Yo en este caso estoy dividido, me parece una medida muy poco de izquierdas y demasiado electoralista, me parecería mucho mejor que ese dinero fuera destinado al gasto público, y en ese mismo sentido yo abogaría por una reducción de los impuestos indirectos y un aumento de los directos y un mayor control sobre los que mas ganan (que son los que mas evaden) como indica el hermano Hermano Montgolfier. Pero por otra parte esos 400€ le vendrían muy bien a mi exiguo sueldo, aunque tengo la duda de como se devolvería, pues si fuese en la declaración del IRPF yo no tengo obligación de hacerla. En fin, hago mías las dudas de RGAlmazán.

Al final creo que entre mi necesidad y mis principios al final me decantaría por estos últimos.

PD: En respuesta a la entrada anterior, sí, soy canario, y supuse que como yo, preferirías una corrección a tiempo que un dato errado.

animalpolítico dijo...

Intuía yo, amigos, que esta medida os dejaría a todos algo dudosos, como a mí. Sí, la respuesta de Maripuchi indica que también habrá ciudadanos progresistas, sobre todo jóvenes, que lo verán bien.

Mi opinión, como habéis visto en la entrada no es de apoyo precisamente. Tengo muchas dudas, como Ybris, Anónimo, o Hermano. Rafa y Fogars son más claros en su rechazo.

Aunque, Fogars, en esta ocasión los del PP TAMPOCO tienen razón, porque se rasgan las vestiduras ante un compromiso del PSOE que es precisamente demasiado parecida a las propuestas que el PP venía haciendo en esta materia.

Manwe, yo he estado mirando eso que dices y creo haber entendido que lo que harán será reducir 400 euros de las retenciones en la nómina mensual. Éstas sí te las aplican, luego no tiene que ver que no estés obligado a presentar la declaración para poder beneficiarte de la medida. Hay personas en mi familia en tu mismo caso.

Adivagar dijo...

Pues qué queréis que os diga, yo tampoco lo veo muy claro. La propuesta es realmente similar a la de los 16.000€ del PP, aunque con sus diferencias.

En primer lugar la propuesta del PP es válida únicamente para las rentas más bajas, y a los que más va a beneficiar es a los mileuristas. Aunque está por definir cómo van a solucionar el problema de la progresividad, en ese escalón de los 16000€. La propuesta del psoe es independiente de los rendimientos del trabajo, lo que me parece poco progresivo. Sí, la mayoría de los conservadores también pensamos que los impuestos deben ser mayores para las rentas mayores, no caigamos en tópicos ya superados.

Ambas propuestas son económicamente de filosofía liberal, pues el fin último es aumentar el dinero en el bolsillo del contribuyente para aumentar el consumo y estimular así la economía. Es más, para mi gusto quizá sean demasiado liberales, que el estado necesita de una liquidez suficiente para funcionar correctamente, pero bueno, confiemos en que ambos equipos han estudiado bien su propuesta... Pero hay una diferencia importante, en un caso ese dinero no se recauda y en el otro se recauda y luego se devuelve. La propuesta del PP es más eficaz desde el punto de vista económico pues ahorra al estado un dinero muy importante en trámites. Aunque la del psoe permite al estado contar con ese dinero durante un tiempo, lo que siempre le va a dar rendimiento. Todo tiene su lado positivo y su lado negativo, aunque lo cierto es que ambas propuestas son bastante similares.

Adivagar dijo...

Me acabo de dar cuenta de que en mi comentario anterior he escrito siempre PP con mayúsculas y PSOE con minúsculas... No tenía ninguna intención escondida, ha sido de modo inconsciente, no quiere decir nada.

Aunque pensándolo bien, quizá haya sido un lapsus freudiano...

El Hermano Montgolfier dijo...

De todas formas, el fín último de las propuestas de uno y otro partido es, según sus propias palabras, que el ciudadano disponga de más dinero, dado que ha habido un incremento importante de los precios. Y nadie cae en la cuenta que existe una solución mucho más justa y que nos corresponde por derecho a los ciudadanos: que el IPC refleje el incremento real de la vida, y por tanto lo sueldos suban acorde a ese incremento. Pero no ha sido así desde el año 2002 (por poner un año de partida, y que mejor año que el de la entrada en circulación del euro). La culpa la han tenido or igual los dos partidos mayoritarios: el PP reinventó el cálculo del IPC para que estuviera muy por debajo del aumento real de precios y el PSOE ha mantenido el engado e incluso sigue justificando la extraña forma de calculo que tiene el IPC.
Este tema ya lo he comentado en mi página, y creo que lo he visto en muchas de las páginas que visito, o sea, es algo de lo que todos somos conscientes, pero ahí está, y no parece que vaya a cambiar.
Es muy simple, según el IPC, desde 2002 la vida a subido por debajo de un 30%, y según vemos día tras día, cuando vamos al mercado, cuando vamos de cervezas, los fumadores, cuando echamos gasolina, etc, la vida ha subido por encima del 100% desde 2002. Esto significa que hemos perdido más de un 70% de poder adquisitivo (que se dice pronto), y ahora vienen a regalarnos una limosnita para que podamos gastarnosla en beneficio de los pobres empresarios y las pobres multinacionales :(

La lástima que tengo es que no hay alternativa, económicamente creo que no existe ningún partido con posibilidades de gobernar que sea progresista. Quizás la idea del progresismo económico sea a estas alturas una utopía...

Fogarsconnection dijo...

De acuerdo en tu apreciación, Animal. Mandan cohones que sean precisamente los del PP los que hablen de caciquismo, de compra de votos, o de recetas económicas liberales.

Pero yo os pongo en la tesitura de imaginar vuestra respuesta si la misma promesa hubiera sido lanzada por Mariano Rajoy, o, en su momento por Aznar.

Las medidas son justas, injustas o ni fu ni fa por su contenido, no por quien las aplique, y tú mismo apuntas, para subrayar la hipocresía del PP, la similitud de esta medida con cualquiera de las que podría aplicar un gobierno de derechas.

A mí me parece cualquier cosa menos una medida de izquierdas, progresista o incluso la creo reñida con eso que llamamos justicia social.

Llamar progresividad a que lo mismo cobrará el que tenga una retención de 400 € que el que tenga 40000, me parece una tomadura de pelo. Y me jode porque esto sí es propio del PP, pero no me esperaba que un gobierno supuestamente de izquierdas nos lo presentara con alegría y alboroto, como otro perrito piloto.

Y sigo seguro de a quién no votaré el 9 de marzo.

animalpolítico dijo...

Adivagar, como ves, aquí la blogosfera "progre" está cuando menos dubitativa y no ha recibido bien esta medida, salvo nuestra siempre radiante Maripuchi. En cualquier caso, la gente de izquierdas es así de crítica...

Tienes razón en lo que planteas, pero matizaré algo. Creo que lo que el PSOE hará será reducir la retención del IRPF hasta 400 € anuales, de modo lineal. De modo que no "te lo devuelven" sino que, simplemente, no te lo retienen de inicio. Lo que ocurre es que la medida, aplicada al ejercicio de 2008, sólo podrá empezar hacia junio y en ese mes se nos descontará en la nómina correspondiente los 33 € mensuales de retención desde enero. Esto he visto explicado en algún lugar. Ya no recuerdo dónde, quizá en el telediario de Gabilondo.

Sí, ahora resulta que Freud tiene la culpa de tus preferencias...

Un saludo

animalpolítico dijo...

Hermano, creo que filosóficamente tienes mucha razón. Pero ya sabes la utopía es de ningún sitio, de ningún tiempo. Habrá que elegir quién se acerca más a ella, quién se aleja menos.

Fogars, por supuesto. No lo dudes, si la propuesta fuera de Rajoy la criticaría. Pero fíjate que también la he criticado proveniendo como proviene del PSOE. Y eso que considero absolutamente necesario, y prioritario, que el PSOE se lleve al gato al agua en mayo. Pero una cosa no quita la otra.

Saludos