Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 10 de abril de 2008

Liberales


"Somos libres" dice una voz en off en la COPE cada dos por tres, para promocionarse. Siempre pienso "sí, libres de hacer este particular tipo de periodismo que tanto recuerda lo panfletario". "Libertad digital" es una panfletoweb de referencia, con un augusto ideólogo al frente haciendo caja.

Su protegida política en el PP, la esperanza que ellos tienen de seguir marcando los pasos de la política española, también se apunta al carro del liberalismo para autodefinirse. Dado que en el S. XIX los liberales se oponían en la política europea a los conservadores, ha quedado en la lengua inglesa la connotación correspondiente y así, en los USA, por ejemplo, pueden tildar a alguien de "too liberal", implicando que es "demasiado izquierdista".

En España el liberalismo podríamos ubicarlo, en principio, en el centro derecha, no en la derecha extrema. El liberalismo político aboga por el individualismo, la igualdad jurídica y política entre los hombres (que no social), la propiedad privada y la libertad individual en todos sus aspectos: libertad de pensamiento, de expresión, de asociación, de prensa, etc., con un límite exclusivo en la libertad de los demás: la libertad individual debe constituir una garantía frente a la intromisión del gobierno en la vida de los individuos.

La obsesión por la no intromisión del Estado también aparece en el liberalismo económico, que quiere a lo público fuera de las relaciones mercantiles entre los ciudadanos. ¿Qué objetivos tiene el liberalismo económico? La 'libertad'. No tener que pasar por la 'imposición' del estado (los impuestos). Ser 'libre' de no pagar. ¿Y los que necesiten los servicios públicos? "Están jodidos", en expresión gráfica de un señor de Valladolid con acento de Texas.

Pero, aclaremos conceptos. No abusemos de los términos. Uno no es ruso, alto o un as del balón por muchas veces que lo afirme. Debe haber algo más. ¿Es un liberal Jiménez Losantos? ¿en qué? ¿Es liberal Esperanza Aguirre? ¿entonces por qué no saca las manos de Telemadrid, empresa pública? ¿Es liberal Arias Cañete? ¿y qué es eso de los decretos "brutales" para hacer frente a la crisis? ¿es "liberal" Rajoy? ¿entonces qué es eso de que Zapatero "no hace nada" para evitar la crisis económica? ¿no es liberalismo que el estado no se inmiscuya en el mercado?

¿O es ser liberal tener la libertad de opinar hoy blanco y mañana negro según nos convenga?

13 comentarios:

Gardagami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rue Madeleine dijo...

Exactamente, así es... y si entramos en el terreno moral, ni te cuento lo liberales que son, y si no que les pregunten a los matrimonios homosexuales.

Maripuchi dijo...

Muy cierto.
Las TVs autonómicas ppras, las relaciones con la iglesia (católica), las relaciones gobierno-empresa privada (cuando ellos mandan) no son NADA NADA NADA liberales...

Es lo que tiene, a ver si, como proclama la Ejpe, se define el pp ideológicamente y se escinde en sus dos mitades, que, por otro lado, considero que son incompatibles, por mucho que se empeñen ...

Blanca dijo...

Yo es que soy antigua... o quizás algo anglófila cuando escucho el término "liberal". Este término que, etimológicamente, recuerda a la palabra libertad, desde luego no tiene nada que ver con lo que nos quiere vender Esperanza, por mucho que se empeñe... ni Aznar, por mucho que nos hable con acento tejano, ni Fedeguico, el rey del pollo frito y desde luego, nada liberal...

Los liberales españoles del siglo XIX eran extrema izquierda si los comparamos con estos que se autodenominan liberales y que solo son unos políticos mediocres y, muchos de ellos, peores personas.

SuperSantiEgo dijo...

Los liberales de verdad no son ni mucho menos mala gente y se puede hablar con ellos sin problemas. Sus autores de cabecera son pensadores que siguen una escuela la mar de respetable, además.

Por eso a mí me gusta hablar de überliberales, verdaderos fanáticos de una serie de contenidos espurios añadidos a unas palabras como Libertad que a este paso van a quedar inutilizadas de tan sucias que las van a dejar. Eso sin contar que hablar en plan proselitismo como los Testigos de Jeová que llaman a la puerta.

Una vez uno de ellos, con ese típico tono de marisabidilla y perdonavidas me preguntó: "¿Usted sabe... lo que es la Libertad?" Y yo le contesté: Nunca sería tan prepotente para limitar tan bello término con una simple definición, pero sí sé lo que significa para algunos que siempre la tienen en la boca, que sólo ellos la entienden y que creen que les pertenece en exclusiva: "La Libertad es la esclavitud".

ybris dijo...

Mi deformación profesional de maestrillo me ha mostrado que los partidarios del laissez faire en todas los cursos eran los más fuertes, que siempre se llevaban los cromos y las canicas de los demás y ninguna vez las hostias.
La clase de tropa pedía más bien justicia aunque fuese prohibiendo abusos y repartiendo penalidades.
La "mano invisible" de Adam Smith siempre me pareció demasiado parcial.

Los últimos logros de la sanidad liberal de Aguirre los acabo de constatar al ver que tengo que ir a un centro privado para que me extraigan una muela y que los aerosoles hay que pagarlos.
Administran mi dinero con toda liberalidad.

Abrazos.

M.Angel dijo...

Hay liberales y libegales.
Muy buena entrada.

txantxangorri dijo...

SObre todo liberales para seguir haciendo caja ¡que se están forrando!

buen post

un abrazo

Evaristo dijo...

No iba a comentar nada, así que en vez de comentar todo, comentaré algo.

Los liberales están a favor de la igualdad jurídica y política entre los hombres (que no social). Debería dedicar una entrada a explicarnos que es eso de la igualdad social. Será muy interesante conocer como rebate el texto de referencia occidental sobre la igualdad de los ciudadanos, que se lo debemos a Sieyès. Y ya que está, nos explica como se consigue esa igualdad. Y si es sin planteamientos utópicos de esos que terminan con masacre, casi que mejor. Porque siendo algo posible y accesible los liberales tienen que ser muy malos por no querer esa igualdad social y los socialistas más por no intentarlo siendo posible.

Su idea de que el liberalismo político (que por si no se ha dado cuenta es la ideología en que se funda la democracia occidental) se podría ubicar "no en la derecha extrema" es en sí una idea tan ridicula que me ha producido cierto sonrojo su afirmación. ¿Hay alguien que pueda pensar que el liberalismo "igual" es "derecha extrema" y considera necesario aclararlo?

Por si no se ha dado cuenta "El liberalismo político aboga por el individualismo, la igualdad jurídica y política entre los hombres (que no social), la propiedad privada y la libertad individual en todos sus aspectos: libertad de pensamiento, de expresión, de asociación, de prensa, etc., con un límite exclusivo en la libertad de los demás: la libertad individual debe constituir una garantía frente a la intromisión del gobierno en la vida de los individuos." toda esa ristra de cosas que dice resulta que son los derechos fundamentales que consagra nuestra Constitución, que por lo que parece, es de centro derecha, pero no de derecha extrema, lo cual me tranquiliza mucho.

Respecto a la idea de que el liberalismo está a favor de que el gobierno no haga nada, todavía me estoy recuperando del susto. O sea, que lo liberal es no gobernar. ¡Zapatero es liberal!. Fíjese que cosas, y yo con estos pelos. Ya que se lee a Sieyès busque algo de Adam Smith.

Respecto a lo de los servicios públicos ni le cuento. Igual confunde liberalismo con los anarquistas, con los minarquistas, con los anarco-capitalistas o con otras tantas corrientes de pensamiento de las que difícilmente es ejemplo el bigote tejano. ¿En serio que el del bigote quitó los impuestos para que se jodieran los pobres? Dato, para usted, en 1997 las familias con menor poder adquisitivo pagaron menos impuestos (se aumentó el mínimo exento) y se recaudó más, o sea que al bigotes le salió mal lo de joder a los que necesitan servicios públicos.¡Qué gafe el tío! O a lo mejor es que usted no tiene razón.

Aclareme, la bajada de impuestos que ha prometido ZP, junto con la devolución de 400 euros para todo Dios (el otro día decía una pija, ¡que chachi ZP me compra el bolso de Luis Vuitton!), ¿es socialismo de ese que busca la igualdad social?

No sé, igual debería hacer una entrada sobre el pensamiento socialista y explicarnos si Gabilondo es socialista, o si se puede ser socialista y multimillonario, o sino, porque si alguien defiende la igualdad social no tendrá la cara de ser multimillonario, lo compartirá supongo yo, o decidirá pagar más impuestos de los que le tocan para que haya más servicios públicos, o compartirán el canon digital con los desfavorecidos. O algo.

animalpolítico dijo...

No le iba a responder, porque ante tanto talento, los tontos nos aturullamos.

Mis entradas no le explican nada a nadie. Mis entradas reflejan mis opiniones, a vuela pluma, en ratos libres en que me apetece expresarlas. Si no le interesan o le sonrojan, lo tiene fácil. No pierda el tiempo.

Precisamente mi idea es que el liberalismo no se ubica en la derecha extrema. Lo aclaro porque me da la impresión de que Esperanza Aguirre y sus abundantes seguidores creen que sí...

Cuando hago la breve definición personal del liberalismo no lo critico. Intento definirlo. Para mí mucho de lo que han hecho los liberales ha sido históricamente muy bueno para los pueblos. Lamentablemente, no me parece suficiente, pero eso será porque estoy equivocado y me he tragado una buena parte de esos mitos progres.

Evaristo dijo...

1) Los socialistas del treinta y pico votaron en contra del sufragio femenino.

2) La Seguridad Social (o sea, el pilar de nuestro estado social), se la debemos al franquismo.

3) El despido libre, previa indemnización pero libre al fin y al cabo, se la debemos a Felipe González.

4) La regulación de los conocidos hace tiempo como contratos basura (que siguen ahí, sólo que como nos hemos acostumbrado ya no nos escandalizan tanto) también se la debemos a Felipe. Luego Aznar los mantuvo, y ahí siguen.

No sé si los socialistas han hecho más de socialista que de liberal.

Tal vez el problema sea definir que es socialismo ahora. Obviamente, el partido socialista de los años 30 no tenía una ideología similar al del PSOE ahora, al fin y al cabo, salimos del marxismo como ideología socialista hace 30 años.

La base del liberalismo sigue siendo prácticamente la misma desde entonces, y no sé si ha hecho suficiente, pero no acabo de ver que ha hecho el socialismo (ni qué tiene ahora el PSOE de socialismo).

Sólo una idea, el liberalismo es el padre de la democracia. Al socialismo sólo le podemos dar la paternidad de democracias orgánicas. Repito, igual ha hecho "poco por los pueblos" (mejor hablar de personas, que son las que tienen los derechos, no los pueblos), pero la comparación no deja en buen lugar al socialismo.

Por finalizar, pegarle en los morros al liberalismo con un argumento (igualdad social) de una doctrina demostrada fallida, el marxismo, es poco elegante y requiere de cierta justificación teórica. Más que nada porque luego la gente se lo cree, y pide igualdad social, y es complejo pedir algo que no se sabe lo que es.

¿Reformamos la Constitución y retiramos el reconocimiento del derecho a la propiedad privada, madre de todas las desigualdades? Cuanta sangre ha corrido en el siglo XX por ideas semejantes.

Acabo con Lenin: ¿Libertad para qué?

Anónimo dijo...

Los antimarxistas son gente de lo más aburrida: están todo el santo día hablando de Marx.

Los cachorros liberales a veces casi llegan a causar cierta ternura intelectual, pero les pierde ese tonillo marisabidilla y apodíctico totalmente insufrible del que ha inventado la pólvora (o la libertad), como si algunos no hubiésemos tenido que enfrentarnos hace veinte años a los marxistas-leninistas de manual, a los maoístas, a los senderoluminosistas y otras cosas semejantes.

Es respetable... no sé... hasta ser del Opus... Pero un pesao, un erre que erre, un jroña que jroña, no tiene perdón.

Anónimo dijo...

No hay nadie favorable a la democracia y a nuestro sistema de libertades que comparta los postulados de Marx, que son esencialmente incompatibles con nuestro concepto de democracia, que no se lo debemos al socialismo.

Obviamente he malinterpretado su crítica respecto a la igualdad "social" que no apoyan los liberales, que resulta que es un argumento marxista, pero que en su caso resulta no serlo. Lo cual es una posibilidad.

¿No siente usted la necesidad intelectual de justificar que su crítica es ajena al marxismo y sus dogmas?

Si la respuesta es que no, ya sabe cual es en verdad la respuesta.

Murió el marxismo, pero quedó su veneno y sus coletillas.

Si quiere, o si puede, explíqueme de que va esa igualdad social y que hacen nuestros socialistas por ella. Lo que no han hecho ya se lo he dicho yo.

Iba comentarle la ternura intelectual que produce la gente de izquierdas con su asumida hiperlegitimidad y superioridad moral, pero como no me gusta generalizar, no lo haré. Hay gente de izquierdas que asume con tolerancia que el socialismo no inventó la rueda, ni la democracia.

Cuando uno ha sido de izquierdas de verdad sabe que tiene razón y que la palabra "social" siempre esconde algo bueno detrás, aunque uno no sepa muy bien como definirlo. Igualdad social, música celestial, ¿qué es?, ¿cómo se llega?, ¿en qué se plasma?. Yo que sé. Pero es "social", uuuuhhhhh (disculpe la ironía).

Otra nota: al socialismo no le debemos la Declaración Internacional de los Derechos Humandos. Aún así, el liberalismo ha hecho poco.

Evaristo

PD:
Le dijo el necio al otro necio: No sé si tienes razón, pero como me molesta que me repitas cosas que yo no pienso, no debes tenerla. El otro necio calló, pues era muy buen argumento.