Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 29 de mayo de 2008

Sin complejos

Eran las tres menos cinco o algo así. Estaba poniendo la mesa pensando que el verano tocaba a su fin. Ana Blanco, desde su sonrisa de televisión pública y su profesionalidad por encima de los Urdaci del mundo, comenta que una avioneta ha chocado contra una de las Torres Gemelas de Nueva York. Mis ojos se vuelven hacia la foto que tenemos sobre el aparador, con las mismas Torres Gemelas como decorado. En 1991 estuvimos por allí. En 2001, ambas Torres terminaron cayendo al suelo de Manhattan, como una metáfora del principio del fin del imperio occidental. En términos hungtingtonianos lo veía desde algún lugar de las montañas de Pakistán el por siempre huidizo inspirador saudí.

El mundo se volvió loco, si no lo estaba ya. Tras la primera venganza en Afganistán, con más muertes inocentes que añadir a las de los escombros neoyorquinos, el emperador ex-alcohólico que había logrado un título en Yale favorecido por el apellido y los dólares de papá, decidió, en rapto bien edípico, matar al patriarca, aunque fuera figuradamente. No emular, sino superar a papá, terminando lo que papá no terminó. Terminando con Irak y atándose el negocio del petrodólar, sensible para cualquier tejano.

Los delirios de grandeza sumaron al carro tristes parodias de líderes. Como el ex-izquierdista Blair o el padre de la novia de El Escorial. Se vieron en las Azores, para hacerse unas fotos. Invadieron Irak y desencadenaron la madre de todas las matanzas. 2.000 muertos en Manhattan. 650.000 en Irak.

El fundamentalismo de inspiración islamista, exacerbado por el espíritu cowboy, siguió dando zarpazos. Una mañana de marzo la sangre fue nuestra. Desde aquella mañana, las ondas siguen llenas de odio. No por la sangre, sino por los sillones... además de los millones.

Al padre de la novia le quedaban pocas horas en Moncloa. Pero su delfín digital tiene planes para redecorarla. La política exterior de su partido había sido muy protestada. Las bombas la recordaron a tres días de la consulta. Pero las armas de destrucción masiva de las opciones conservadoras fueron fundamentalmente la arrogancia, la mentira y la creencia en el poder sobrenatural del líder. Al final no fue posible tapar las fugas de agua de la tubería del engaño masivo. La mayoría ciudadana, atónita, recordó el "no a la guerra". Y recordó las fotos del álbum de Bush. Asistió a varias comparecencias de un señor de Ávila que hablaba despacito de "miserables" y de "dos líneas deeee investigación". Y acudió a votar tras tres detenciones en Lavapiés. El resultado de la consulta llevó a un leonés a redecorar el palacete de ladrillo monclovita. El pontevedrés no pudo, pagó las deudas del vallisoletano. Es la España plural.

Pero el odio se instaló en las ondas y en el papel escrito. Cuatro años de conspiranoia lavaron muchas mentes, instalaron las suficientes dudas y crearon una realidad virtual de ácidos bóricos, confidentes, explosivos, portadas, tertulias e insultos. Los malos pasaron a ser los policías, los guardiaciviles, los jueces, los fiscales. Los islamistas pasaron a ser inocentes moritos. ETA tenía que estar y los socialistas, en la oposición en el momento de los atentados, tenían más y mejor información que el gobierno del PP porque "alomojó" estaban en el ajo o lo habían preparado todo con la ayuda de policías criminales, corruptos y sociatas, con asesoramiento de señores con txapela. Pruebas ninguna, pero ¿quién las necesita?

Se vendieron muchos periódicos y se calentaron las mañanas con mucha ignominia. Ciertos personajes de corta estatura compensaron sus complejos creciendo en prominencia y en preeminencia ("Por desgracia no hay muchos como yo", dice hoy). Se insultó e injurió grave y cotidianamente a diestro y siniestro. A diestro, por ejemplo, el alcalde de Madrid, que se permitió sugerir que el sistema judicial merecía un poco más de respeto. El predicador que sustentan los obispos le acusó de traicionar a las víctimas, de anteponer su carrera política a las muertes y de no querer esclarecer "la verdad" del 11-M. Gallardón se querelló.

Ayer fuimos espectadores de un bodevil al que fueron invitados como testigos Aguirre, Zaplana y Acebes, entre otros. Los políticos del PP no reforzaron exactamente al locutor inspirado por su particular gracia. Tuvieron palabras ambiguas de apoyo distante a su compañero de partido. Han caído todos en desgracia. ¿Pasarán ahora, con Rajoy, a la extensa nómina de enemigos del bien? Esta mañana Pedro J. y sus amiguetes, incitados por el señor que ayer calentaba el banquillo, hacían en su casa episcopal reflexiones muy dignas y ofendidas acerca de la libertad de expresión y su hado, congratulándose por el apoyo de un obispo amigo.

19 comentarios:

Maripuchi dijo...

Se va a llevar un multón que va a flipar, el muy pendenciero. Y todo merecido, la caña...

Blanca dijo...

Es vergonzoso que semejante personaje tenga el poder que la Conferencia Episcopal le ha regalado, pagándole magníficamente por ello, además.

Es un escándalo que tipejos de este pelaje tengan el apoyo de personas mentalmente sanas... ¿o será que mentalmente están enfermas?

M.Angel dijo...

De lo suyo gastan, que se jo.....
A todo cerdo le llega su San Martín.

RGAlmazán dijo...

No es posible que se disipe, de golpe y porrazo, el apoyo que este tipo ha tenido durante estos años. Tienen que quedarle rescoldos de su homilías. Pero caerá, más temprano que tarde terminará de caer. Y ya he empezado la cuesta abajo. Le esperan otros doce juicios por injuria.

Salud y República

Resistencia_CCS dijo...

A.P.

Hemos enlazado tu blog, el Directorio de blog Políticos. Anótanos, por favor.

Salu2


Resistencia_Cass

http://resistenciaccs.blogspot.com/

Gonover dijo...

El 11-S. Desencadenó demasiadas muertes. Siempre estuve en contra de las represalias.

El 11-S parecía como la excusa perfecta para emprenderla a palos contra Afganistán e Irak. Si es difícil justificar una guerra, éstas han sido una verguenza para el género humano. Incluso peor que el 11-S en sí mismo. Odio, demasiado odio.

Cuando entras en detalle del 11-M, supongo que hablas de los ataques a las sedes del PP, o a Rubalcaba haciendo política en jornada de reflexión, o a Gabilondo y ZP inventando terroristas suicidas. Supongo que englobas en tus calificativos a todo esto, ¿no? El PP no estuvo acertado, no, pero el PSOE estuvo atroz esos días. Pero claro, luego no se sabe bien quién utiliza los muertos para usarlos políticamente.

A eso te refieres, ¿no?

Al Gobierno de entonces se le exigió saber la verdad en dos días. Verdad que, 4 años después, ni los Tribunales la tienen como definitiva. Piensese que hay juicios abiertos por falsificación de pruebas, y la gran sentencia está hoy día recurrida.

Ahora me llamarán de todo por pensar así, y eso que ni apoyo ni secundo teorías extrañas del 11-M.

En su día ya te comenté que lo que opinaba del juicio del 11M estaba alejado de teorías extrañas, sencillamente como jurista entiendo que la instrucción fue deficiente, y que ésta nos condujo a un juicio cuya sentencia no podía ser mejor. No cargo las culpas en el Tribunal, éste está siempre limitado por la actuación del instructor.

animalpolítico dijo...

El 11-M no hubo ningún ataque a las sedes del PP. Hubo manifestantes irritados ante las sedes del PP. Manifestantes, ciudadanos, no partidos políticos como tales.

Rubalcaba en la jornada de reflexión salió a responder al candidato Rajoy que salió primero. El PSOE no hizo nada extraordinario esos tres días. El PP, sí. Tratar de embaucar a la ciudadanía desde el gobierno. Para tapar esto, surgió después la conspiranoia, cuyos últimos coletazos son seguir poniendo en duda el proceso judicial.

Al gobierno del PP no se le exigió saber la verdad. Se le exigió no mentir. Si hubieran dicho "no sabemos quién ha sido", nadie les hubiera reprochado nada. Porque ellos no dijeron que no sabían quién había sido. Dijeron que había sido ETA y que quienes dijeran otra cosa eran unos miserables.

Gonover dijo...

Dijeron que creían que era ETA.

Dijeron que se abría una vía de investigación que apuntaba al terrorismo islámico.

¿Dónde está la mentira? ¿En los suicidas? ¿En los SMS procedentes de dirigentes socialistas? Animal, tengo amistades muy cercanas que fueron a esas sedes del PP a asediarlas, a arrojar de todo y a llamar asesinos a no sé quién (es a lo que yo llamo atacar, tú manifestar). Ellos me reconocieron que fue orquestado desde IU-Sevilla (su caso), pero que allí coincidieron con gente del PSOE que también comentaron que la iniciativa partió de su sede.

Otra ez termino yéndome por los cerros de Úbeda con tus entradas, pero tío, escribes tan bien que se enlazan temas de manera sorprendente, casi sin quererlo.

J. G Centeno dijo...

Querido Animal, como alcohólico que soy, por muchos años de sobriedad que se lleven, y servidor lleva unos cuantos, tantos como para recordar con dificultad cuantos son, los alcohólicos somos enfermos incurables, sobre todo somos enfermos que no se olvide, por tanto el término ex-alcohólico es incorrecto y engañoso, cualquier enfermo alcohólico, que tomase una sola cerveza, regresaría al mismo punto en el que ha dejado aparcada su enfermedad. En cualquier caso, la mención a la enfermedad que padecemos George W. Bush y un servidor, me parece poco afortunada, recurrir a una enfermedad para descalificar a alguien no me parece éticamente brillante, quizás soy un poco susceptible pero estoy seguro querido Animal que si lo analiza con frialdad me dará la razón.
Dejando esto a un lado, que tiene la relativa importancia que tiene, hay que decir que poca idea tenían, los que diseñaron esta salvajada, que su acción iba a suponer el argumento perfecto, la coartada eficaz, para que los reaccionarios del mundo entero se reforzaran increíblemente. El predicador del alba, que usted y yo escuchamos, últimamente de forma placentera, todo hay que decirlo, no tendría justificación sin la ofensiva del terrorismo islámico. El terrorismo nunca es eficaz, jamás, y tampoco en este caso, a no ser que los inductores sean los, aparentemente, principales afectados. ¿Alguien ha pensado en esto? Yo también puedo caer en la conspiranoia, no sólo el señor Gonover.

Los pasos que no doy dijo...

Claro que sí, centeno... de hecho, yo hasta escribí una historia sobre ello.

Aquí os dejo el enlace:

http://larazoninsomne.blogspot.com/2007/02/anti-konspiranoia.html

Supongo que a esto es a lo que se refiere gonover.

Un saludo, amigos¡

Gonover dijo...

No me habéis entendido... o no em queréis entender.

Desde el primer momento he dejado claro que no caigo en conspiranoias extrañas.

El problema es que cada vez sucede más que uno lee lo justo como para darse cuenta de que se inicia un debate de signo contrario al de uno mismo, corre a contestar con los argumentos estandar.

Leed despacio y veréis que no voy por esa línea.

Desde luego, a algunos se les saca de su sota-caballo-rey y no hay manera, oye.

animalpolítico dijo...

Querido Centeno:

Mis palabras quizá no sean afortunadas si se pueden leer como usted las ha leído. Mi intención no es denigrar a nadie por haber sido alcohólico en el pasado. En todo caso trato de describir al personaje, sin nombrarlo directamente, con una serie de rasgos de su persona que lo individualizan: "el emperador ex-alcohólico que había logrado un título en Yale favorecido por el apellido y los dólares de papá, decidió, en rapto bien edípico, matar al patriarca, aunque fuera figuradamente. No emular, sino superar a papá, terminando lo que papá no terminó".

En cualquier caso, insisto, lamento que mis palabras le lleven a pensar que POR HABER SIDO alcohólico es por lo que lo critico. Eso no me preocupa lo más mínimo.

En lo que se refiere al carácter poliédrico de la conspiranoia, sus palabras me parecen dignas de consideración.

animalpolítico dijo...

Gonover:

"Dijeron que creían que era ETA". No. Dijeron que había sido ETA y que quien dijera otra cosa era un miserable.

¿Por qué es "mentira" lo de los suicidas y no es "mentira" decir que había sido ETA? ¿quién estaba en el gobierno? ¿no terminaron suicidándose los terroristas en Leganés? ¿por qué entonces es tanto problema que se dijera en la SER que "fuentes de la investigación" estaban considerando la posibilidad de que hubiera suicidas entre los muertos de los trenes? Yo responderé: porque eso implicaba que alguien pudiera pensar que habían sido terroristas islamistas, y ello podría tener efecto en las elecciones del domingo. Por eso quien no aceptase que "era ETA" eran unos miserables... Pues bien, parece, después de todo, que no era ETA, sino los islamistas. Ergo, ¿quién mintió? ¿qué es más grave? ¿suponer la presencia de suicidas (al final se suicidarían) o atribuir a ETA los atentados sin prueba alguna?

Lo de las sedes también me parece desviar la atención. En caso de que lo que dices sea verdad (no dudo de tu palabra) sólo me indica que hubo militantes de IU y del PSOE equivocados. Quizá igual que los militantes del PP que zarandearon a Bono y ciertos medios afines al PP elevaron a héroes de la nación y de la libertad. Sólo que en este caso, además, se conocen documentos escritos del PP de Madrid animando a sus militantes a hacerlo. Acebes, en su día, no lo negó, lo respaldó.

animalpolítico dijo...

Gracias, Pasos.

Los pasos que no doy dijo...

A mí, desde luego, afiliada a UGT, delegada sindical, amiga de muchos militantes del PSOE, no me llegó ni un SMS...

Y vivo en Madrid¡ y mis amigos, y mis compañeros saben que hubiera ido, porque a esas alturas del sábado ya sabíamos todos que el gobierno de Aznar había manipulado la verdad del atentado en su propio beneficio electoral, y la indignación se palpaba: aún el mismo 13 de marzo, jornada de reflexión, cuando ya todos sabíamos que habían sido los islamistas, el títular de El Mundo era este: "Mariano Rajoy: tengo la convicción moral de que ha sido ETA"

Tela¡

Qué hay mal hecho en la instrucción del juez y de la fiscal? dónde está ETA? por qué después de 4 años ninguno de estos conspiradores ha podido aportar una prueba, una sola, de lo que dicen? no nos damos cuenta de que si nunca se hubiera realizado el juicio, los terroristas hubieran salido libres? eso es lo que querían los conspiradores del PP y la derecha mediática y episcopal? que los asesinos de nuestros compatriotas salieran libres?

Quizás sí... quizás justo eso es lo querían, y mi cuento hubiera terminado así:

"se les prometió a los mercenarios que, una vez el PP hubiera ganado las elecciones, el asunto se diluiría entre las conexiones de la ETA y el terrorismo de Al Qeda (al fin y al cabo, todos los terrorismos son iguales en la teoría Aznar), pero no debían preocuparse de nada: para entonces ellos ya estarían lejos con unos cuantos millones en el bolsillo".

Pena mora de la honestidad policial y del poder de los ciudadanos...

Blanca dijo...

gonover, yo a la sazón vivía en Buenos Aires y desde muy pocas horas despues se decía que habían sido los islamistas... y no solo en Buenos Aires, en cualquier emisora de radio o canal de televisión se dijo casi desde el primer momento que habían sido los islamistas.

A los tres días del atentado, Acebes todavía decía que la principal vía de investigación era ETA... no me fastidies, hombre, que a estas alturas estemos discutiendo ésto...

El PP perdió las elecciones por mentir a todo el país. A TODA ESPAÑA. Esa fue la causa.

Y siguen todavía algunos con el raca-raca. Es que parece mentira que no seamos un país más serio y responsable. Por lo menos es lo exigible a sus políticos: RESPONSABILIDAD Y VERDAD.

Gonover dijo...

Blanca, yo debo tener muy mala memoria, pero creo que fue Acebes el que decía lo de que se abría la vía d einvestigación de terroristas islámistas.

animalpolítico dijo...

No sé si tu mala memoria te hace olvidar, querido Gonover, que Acebes era el ministro. Era el único ministro de interior que teníamos...

Y también fue Acebes el que dijo que quienes decían que no había sido ETA eran unos miserables.

Gonover dijo...

No sé Animal, igual dijo las dos cosas. Una primero el mismo día del atentado (la tuya), y otra después al día sigueinte (la mía).