Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

domingo, 4 de mayo de 2008

Un pañuelo

Sábado por la tarde. Con un ojo en la tele, por si hay alguna noticia que me atraiga, y el café en la diestra, manejo con la siniestra El País, haciendo la lectura rápida con la que empiezo siempre. Paso páginas, leo titulares y me zambullo selectivamente en artículos que me atraen, sin concluirlos siempre.

Me fijo en uno relativo al nuevo Ministerio de Igualdad. Y voy leyendo interesado una atractiva crónica, hasta que me topo con: "todavía no hay una línea telefónica registrada para eso y si se escribe en Google Ministerio de Igualdad lo primero que sale es Maripuchi y su mundo." Y, claro, me hizo sonreir. A la cronista de El País le pasa lo que a toda la blogosfera. Siempre aparece Maripuchi. Y siempre la primera, lo cual tiene un mérito increíble. En este caso, además, aparece de hecho en Google entre las primeras entradas (creo que la sexta).

Es muy gracioso esto del "intenné". Siempre se ha dicho que el mundo es un pañuelo. Pero que esté uno tranquilamente leyendo el periódico, con el café en la mano y un ojo en la tele, y te hagan este espléndido homenaje a la blogocosa amistosa y salerosa, me ha parecido algo más especial que un pañuelo.

PRISA también te lo agradece, querida amiga...

6 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Si Maripuchi está ahí, lo dice san Google, es porque se lo ha ganado.

Ahora le toca a la Ministra ganarse el puesto.

Maripuchi dijo...

Pues yo me he enterado esta tarde... he estado un día sin internés y un amigo me había mandado un email...
Flipo... :D

Blanca dijo...

Llevo con ella en primera línea desde hace 35 años... ¡hay que tragarla, amiguinos!...

M.Angel dijo...

Eres la ostia, amiga.

Un beso.

Dardo dijo...

Es que a Dª Maripuchi la tenemos hasta en la sopa, afortunadamente.

Me ha hecho reir bastante. ¿Y en los iconoclastas de la rectitud política, saldréis algun@s de vosotr@s, pandilla de roj@s?.

Rue madeleine dijo...

Hala¡ Maripuchi en los papeles¡¡¡

Yo digo como Gracchus: nuestra Maripuchi se lo ganado, ahora que lo demuestre la ministra, oyes.

(Algunos dardosss tiran con balaaa, jeje)