Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

miércoles, 30 de julio de 2008

El extravío de alguna izquierda


Tengo una disposición muy clara con respecto a la necesaria complicidad entre todos los ciudadanos españoles en relación al modo en que queremos que nuestra polis conjunta funcione. Nadie puede ser español a golpe de BOE, las voces de todos tienen que ser oidas y comprendidas, aunque la última palabra la tenga siempre, como no puede ser de otro modo, la colectividad, representada por las mayorías, que se habrán de expresar, como es obvio, por los cauces legales que nuestro estado de derecho tiene diseñados.

Creo que todo el mundo tiene derecho a expresar sus opiniones políticas siempre que lo hagan a través de los cauces legales y siempre que esas ideas no supongan ningún comportamiento o conducta delictivos en algún sentido.

Por ello creo que el nacionalismo, cualquier tipo de nacionalismo ha de tener y tiene un espacio en nuestro debate político. El espacio que le den los votantes, los políticos, los ciudadanos.

Pero yo también tengo opinión. Y no puedo creer que un político de izquierdas pueda cometer un acto inmundo de xenofobia como el perpetrado por parte de un concejal catalán perteneciente a un grupo izquierdo-ecologista, concretamente el número uno de la coalición ICV-EUiA por la provincia de Tarragona. Hay quien cree que ser muy "progre" (ser "progre" para mí es malinterpretar el progresismo), incluye "hacerse el simpático" con el radicalismo nacionalista más salvaje (lo que ellos consideran "políticamente correcto" en su entorno), aunque ello implique denigrar al prójimo y, simplemente, ir de frente contra la idea más sagrada de la política de la izquierda: la igualdad. El que menos tiene es el que tiene que recibir más por parte de los poderes públicos. Luchar por el rico tiene poco que ver con una política progresista.

¿Hay algo de comunismo en esta imagen?

22 comentarios:

Maripuchi dijo...

La imagen es repugnante.. y si en IU quedara aún algún atisbo de algo, a este individuo deberían ponerle en su sitio.

SuperSantiEgo dijo...

La expresión "Ni puta gracia" se inventó para cosas así.

Me gustaría oír lo que están diciendo mis antiguos compañeros de trabajo, casi todos extremeños.

RGAlmazán dijo...

Un pequeño pero importante matiz, que me gustaría que corrigieras, Animal. No es de IU es de Alternativa Baix Gaià. Otra cosa es que se presenten en coalicción. Lo que sí tienen que hacer tanto ICV como IU es reprobar su actitud y pedirle explicaciones.
De todas formas, sea de donde sea y quien sea, lo que sí que es, es un canalla. Y no quiero ensuciar tu blog por llamarle por su nombre.

Y querida Maripuchi, en IU, hay muchos problemas pero queda atisbo de muchas cosas, al menos en algunos de nosotros. Y no voy a entrar a sacar trapos sucios. Sólo que me gustaría que como ha hecho Animal el caso se remitiera a este asqueroso individuo, sea de donde sea.

Salud y República

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Una auténtica vergüenza.

Los pasos que no doy dijo...

Es una canallada igualita a la que dijo Carod a Magdalena: tiene el síndrome del jornalero andaluz..., muy fuerte.

Yo estoy indignada, ya da igual que pido perdón o no, lo que está claro es que esta gente piensa que los extremeños son seres inferiores a ellos en cultura, ingresos y educación. Lo que ha hecho este señor -¿de izquierdas?- es un insulto a todos aquellos que han levantado Euskadi y Cataluña a golpe de andamio, fábricas textiles y sueldos miserables.

No tengo palabras... bueno sí, pero son insultos.

animalpolítico dijo...

Yo no tengo ningún problema con IU en general, Maripuchi, Rafa. Pero no entiendo algunas de sus alianzas y actitudes (País Vasco, Cataluña). Supongo que un caso extremo como éste acabará del modo en que tantos honrados seguidores de IU les gustaría. Con este tipo expulsado o algo así. Porque estas cosas no tienen ninguna gracia, efectivamente.

Seguiremos el caso...

Freia dijo...

Es vergonzoso y vergonzante.
Un abrazo Animal

Gonover dijo...

Siempre he dicho que las mamarrachadas no son patrimonio ni de la derecha ni de la izquierda.

Las personas pueden ser mejores o peores, cometer o no errores.

Pero no por el hecho de ser de izquierda, o pretender serlo, ya tiene una presunción de perfección.

Y lo mismo que la derecha.

Pienso, como he defendido con signo contrario, que lo importante no es a qué grupo político pertenece, sino la mamarrachada en sí.

Dardo dijo...

Comparto mucho de lo que dices. Pero, déjame hacerte una pregunta retórica. ¿Extravío; Animal?. En modo alguno. Estimado amigo; algunos han visto -siquiera sea de manera algo simple- en la alquimia, una prequímica. Y digo de manera algo bruta porque la alquimia participaba de cierta sacralidad y no se limitaba simplemente a experimentar. La alquimia participaba de ese pensamiento arcaico de buscar el elemento base (piedra filosofal) y de esta manera salvar este mundo a través del perfeccionamiento de la propia materia (incluyendo al mismo alquimista). Ciertamente tenía un componente soteriológico. Pues bien; se me antoja que la izquierda postmoderna ha abandonado la "piedra filosofal de la igualdad" y busca un nuevo "metal base" que le sirva para retomar la pulsión crítica del marxismo arrinconado por lo liberal; y, bien una veces halla el metal base en el nacionalismo, bien en lo ecológico, etc.

Lo que quiero dejar claro es que la conducta es siempre la misma (fundamentalismo, entusiasmo frenético por la "nueva ideología"). Es el viejo sueño del homo faber: perfeccionar la materia y de paso a él mismo. La izquierda postmoderna ha redescubierto la prioridad nacional frente al internacionalismo; la vindicación de las pequeñas diferencias frente la la igualdad; la tradición identitaria (lenguas, folclore, etc.) frente a la razón; el regreso frente al progreso; lo particular frente a lo universal; la dicotomía de las identidades frenta a la de las clases; la revolución social frente a la nacional; la nación oprimida frente al pueblo explotado.

No; no creo que sea un extravío. Es el mismo patrón de conducta: la salvación secular apoyada ahora en otra bandera. Un abrazo.

Gonover; difícilmente desde la centralidad política podríamos asistir a estas "mamarrachadas". Sobretodo, sobretodo, porque la centralidad política ha renunciado a priori a "salvar" nada.

SuperSantiEgo dijo...

Pues a Dardo no le falta algo de razón: algunos se nos están volviendo "románticos" en la peor acepción de la palabra, irracionalistas sin rumbo que moverse se mueven, pero no saben ni ellos ni nadie hacia donde.

animalpolítico dijo...

Yo estoy con Gonover. Las mamarrachadas no están ni con la izquierda ni con la derecha.

Tampoco creo que ser de izquierda sea patente de corso para la perfección.

Lo que yo señalo es que la postura de este individuo NO ES LA IZQUIERDA, es un extravío.

De modo que yo no estoy con Dardo, Santi. Porque Dardo aprovecha este caso para extender a toda la izquierda lo que este episodio ejemplifica. Pero este episodio no tiene nada que ver con la izquierda. No tiene nada que ver conmigo, con nosotros, con los millones de ciudadanos que aún aspiran, utópicamente, a un mundo mejor a través de una justicia social más elaborada.

Y te confundes, Dardo, no defendemos lo nacional frente a lo internacional. La izquierda rechaza la desmesura neonacionalista de la derechona de siempre, con ese pasado tan negro, las rupturas de España, etc., y lo hace con una actitud más democrática hacia los nacionalismos periféricos, democráticamente sostenidos por ciudadanos iguales al resto; la izquierda aboga por la razón y la convivencia, lo universal frente a lo particular (apertura al mundo y a la inmigración frente al señorito que imagina a la supuesta inmigrante que siempre va al médico a gastar nuestros recursos).

No, Dardo. Esto es una indignidad que descalifica a quien la firma y que salpica limitadamente a su grupo si no desautoriza a este señor, si esto se convirtiera en doctrina grupal.

Pero la izquierda no es eso, por eso no nos va.

La centralidad política hace mucho que renunció a 'salvar' nada. Por eso, entre otras razones, nuestro PP sigue tan lejos del centro. A años luz. Es bueno que en esto sí estemos de acuerdo.

Dardo dijo...

Vamos a ver. Vamos a ver. Haya paz. Yo lo que he dicho es que es en los extremos es donde con más frecuencia asistimos a estas "boutades"; en particular porque el discurso radical lleva anejo la provocación (¿recuerdan el video de dibujos animados electoral de Llamazares quemando una foto de los Reyes?). Pues eso . Y no he querido ser excluyente con lo de centralidad política; ésta, integrada tanto por democristianos, liberales, como por socialdemócratas.

Hoy la dicotomía izquierda/derecha se define más por antagonismos históricos (que están en la "memoria") que por conceptos de pensamiento. Y es que la izquierda en general (socialista y comunista) tienen un sentimiento de capitulación frente al capitalismo (es decir; no pueden llevar a cabo sus propuestas de transformación en el orden económico); y es por ello por lo que cogen otras banderas. He citado el nacionalismo. Otraa de ellas, por ejemplo, la de la cultura (crítica cultural desde un mesianismo estructural) deconstruyéndola. Se necesita y se consigue una hegemonía cultural. Dentro de esta deconstrucción lo que nos asombra -insisto- es hallar el viejo discurso nacionalista; que sólo puede ser explicado por la raíz iluminista, salvífica secular que conecta la emancipación desde el concepto clase al de nación.

No he pretendido molestar. He hablado desde mi honrada convicción de la izquierda postmoderna (no de toda la izquierda); concepto que hace referencia a que en el contexto del fin de la ideologías y de la historia (lo que no deja de ser un espejismo) pareciera que parte de esta izquierda sólo puede mantener el motor del cambio por el cambio a fuerza de encontrar nuevos combustibles (las citadas nuevas banderas).

Que tengas buenas vacaciones

animalpolítico dijo...

Dardo, ya sé que no quieres molestar, no tengas preocupación. Solamente volvemos a encontrar diferencias de opinión. El problema es que antes hablaste de "la izquierda", no de "izquierda radical", y por eso no podía compartir lo que decías.

A no me gustan los radicalismos, pues creo que implican incapacidad de debate y compromiso mesurado.

En cualquier caso, creo que caes en un error frecuente de la España contemporánea. El que sólo ve "nacionalismo" en los demás. Precisamente la posición de la izquierda es una respuesta al nacionalismo excluyente de la España una, grande y libre. Un resultado lógico de la historia del siglo XX, al menos desde los años 30 en adelante. Pero la izquierda es menos "nacionalista" que la derecha. Lo que hace es abogar o comprender mejor a los nacionalismos periféricos que la España franquista trató de ahogar.

Esta es también mi convicción, que seguro no coincide con la tuya. Lo que es claro es que un leonés como yo no puede ser nacionalista catalán. Pero tampoco veo con simpatía el nacionalismo radical que más fuerza tiene en España.

Yo sigo por aquí, con las brisas del Pacífico bronceándome la cara. Espero que también tú estés disfrutando del verano, amigo.

Los pasos que no doy dijo...

Cuántas palabras vanas, fin de ideologías, centro... sólo para encubrir la vergüenza que os da decir: sí, soy de derechas. ¿Por qué será?

Dardo dijo...

¿Y por qué no nos lo dices tú; que de esto (politología) sabes algo?. Es cierto que hay como una infamia (complejo de inferioridad moral y de identificación). Pero esto tiene un antecedente que no es otro que las descalificaciones dogmáticas provenientes de la izquierda. Que han cuajado porque ha habido más habilidad. ¡Tiene bemoles que estemos comentando una entrada donde se habla del extravío de alguna izquierda; y en un alarde de generosidad se concluya que esto no tiene nada que ver con la izquierda, y se termine, como no, alimentando el discurso (la ofensiva retórica) cercano a lo satánico (lo digo por maniqueo) donde se finaliza una vez más soltándonos un discurso nominalista (de buenos y malos). Aquí la vergüenza que estábamos analizando es el discurso xenófobo de un político de IU de Tarragona. Estos son hechos. Tal vez te parezca que esto es una mamarrachada. Pero es una mamarrachada (hecho) que contradice las palabras de igualdad y solidaridad que únicamente se quieren ver residenciadas en la izquierda. Pues bien; es verdad que las expresiones de Fukuyama o de Bell sobre el fin de las ideologías o de la historia no dejan de ser un espejismo desmentido por la realidad. Pero reflejan algo: el vacío de las ideas. Y que lo que hay en esto de izquierda/derecha son conceptos "movedizos". Antaño los liberales eran de izquierdas, hogaño de derechas. Son el tiempo y el espacio los que explican estos conceptos. Así que lo de la vergüenza para el incauto que tenga complejos y se deje llevar `por los nominalismos.

Los pasos que no doy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Los pasos que no doy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
animalpolítico dijo...

Os aprovecháis de que estoy plácidamente dormido, por aquello de la diferencia horaria, para enzarzaros en discusiones apasionadas...

Bien, yo creo que hay algo en lo que Dardo tiene razón. La entrada era para tratar el episodio del concejal tarraconense. Aunque el propio Dardi pone su granito de arena en el comienzo del desvío: el cuestionamiento que Dardo hace de mi título. Él no ve "extravío" sino coherencia.

Pero esto, Dardo, no lo aceptamos, no lo compartimos. Para mí el comportamiento de este hombre destaca porque es antitético con lo que dice defender. Nunca lo podré aceptar.

Yo no llevaría el asunto a cuestiones personales, Madeleine. Cada ciudadano debe tener derecho a sus opiniones y sus opiniones deben ser respetadas. En cualquier caso, a mí me parece, como a ti, que la denominación "liberalismo" no puede englobar a la derecha gritona y faltona de hoy en España. Pero quizá sí a muchos ciudadanos moderados que se sienten ideológicamente de derechas o de centro-derecha. Dardo no es Jiménez Losantos, vive Dios, y lo tiene sobradamente demostrado. Ninguno de nuestros visitantes habituales del otro lado del espectro es radical. Si lo fuera no perdería el tiempo con nosotros. Nos insultaría, como otros han hecho, y desaparecería luego. Supongo.

Los pasos que no doy dijo...

Por supuesto, animal, en mi ánimo no ha estado en ningún momento faltar al respeto que Dardo merece. La comparación con Losantos no va contra Dardo, sino contra la escasez de autocrítica de la derecha. La demás críticas se basan en las propias palabras de Dardo: sobre la crisis unos post más abajo, sobre la moral en varios a lo largo del tiempo.

No obstante, es tu casa así que retiro mis palabras ahora mismo si las ha considerado ofensivas.

Un saludo,

Dardo dijo...

Ja,ja. Animal; no estabas durmiendo, sino en el éxtasis del sueño. Y gracias a Internet puedes hacer hoy lo que que Sor María de Agreda hizo con la bilocación: estar en un sitio distinto diferente de donde levitaba. ¿Pero qué demonios ha escrito la encantadora "brujita" de Madeleine; que hasta ella misma ha recurrido a la autocensura y me ha dejado sin poder leerlo?!. Haya paz; y sobretodo haya paz entre amigos. Y sobretodo tengamos un punto de encuentro fuera de toda radicalidad. ¡¡Y no nos pongamos a prueba!!. ¿Verdad, querida "brujita"?. Que conste que yo la aprecio mucho y me puede indisponer algo de lo que diga, pero esto es algo normal; y más entre conocidos siquiera sea virtuales.

Siga; siga "levitando" que tiene controlado el blog con la bilocación dichosa. Ja,ja.

Los pasos que no doy dijo...

(Os estoy haciendo una pócima que os vais a enterar, jodíos, os aprovechais de que estoy sola ante el peligro¡)

canuit dijo...

Creo que fue el Che quien dijo: la revolución no es para llevarla en la boca y vivir de ella. Es para llevarla en el corazón y morir por ella.
Yo no se si me atrevería
El problema de los politicos que se dicen de izquierda (de muestra basta un botón)es que ya son como los demás.
Son autenticos profesionales de no hacer nada y cobrar bien por ello.
Que se lo pregunten al alcalde de Marinaleda.
Y yo que soy de los que digo que de izquierdas, solo tendrian que ser quienes nos gobiernan, para que todos tuviesemos en este mundo, un médico que nos curase, algo que comer y una escuela pública donde aprender.
¿Con jumentos como este de tarragona donde vamos a llegar?

El Canuit