Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

sábado, 20 de septiembre de 2008

Ibarretxe, musa del PP

Cuéntame, Musa, la historia del hombre de muchos senderos,
que, después de destruir la sacra ciudad de Troya,
anduvo peregrinando larguísimo tiempo...

Son las palabras iniciales de la Odisea, obra del poeta que abre la historia de la Literatura Griega, Homero, nacido en la isla de Quíos en el siglo VIII antes de Cristo. La invocación a las musas se convirtió en una costumbre habitual en las producciones literarias de la antigüedad. Servían de ayuda a un autor, que se convertía simplemente en la voz, el intérprete de éstas. La película Hércules de Walt Disney incluye, obviamente, la invocación inicial a las musas. En la mitología griega las Musas (en griego Μοῦσαι -Mousai) eran diosas inspiradoras de la música (cuyo nombre mismo está en relación con ellas) y, luego, divinidades que presidían los diferentes tipos de poesía, así como las artes y las ciencias. Eran hijas del mismísimo Zeus, padre de los dioses del Olimpo, y de Mnemósine, diosa de la memoria, cualidad muy útil para un poeta griego que ha de recitar su obra. En el caso de la Odisea, unos diez mil versos.

Las nueve musas canónicas son: Calíope (Καλλιόπη, ‘la de la bella voz’), Clío (Κλειώ, ‘la que celebra’), Erato (Ερατώ, ‘amorosa’), Euterpe (Ευτέρπη, ‘deleite’), Melpómene (Μελπομένη, ‘cantar’), Polimnia (Πολυμνία, ‘muchos himnos’), Talía (θάλλεω, ‘florecer’), Terpsícore (Τερψιχόρη, ‘deleite de la danza’) y Urania (Ουρανία, ‘celestial’).

Para el poeta y legislador Solón, las Musas era «la clave de la buena vida», pues traían tanto la prosperidad como la amistad. Y ya que estamos en el ámbito político, creo que a la lista de nueve musas hemos de añadir una más. Juan José Ibarretxe.

Ibarretxe, lehendakari en ejercicio, ha arrastrado a su partido y a su pueblo a un callejón sin salida. A Ibarretxe le ha gustado enredar con la independencia, algo que sin duda él considerará natural dada su ideología. Pero Ibarretxe se comprometió a algo que no puede cumplir. Nuestro ordenamiento constitucional sólo otorga la capacidad de promover o autorizar consultas populares, o referenda, al gobierno central. Luego su empeño era, de inicio y por definición, inconstitucional. Así ha salido todo.


Eso sí, igual que le sucede a Ibarretxe, el PP prefiere obviar que la medida reclamada sólo es competencia del ejecutivo.

Afortunadamente, Esperanza Aguirre ha gritado este mismo fin de semana a España entera que el relativismo moral se ha acabado. Imagino, entonces, que este PP bifronte dejará de hacer esta oposición creativa tan relativista.

3 comentarios:

Juan dijo...

Españolito de a pie busca musa para que le inspire a realizar un vídeo sobre la crisis. El premio es impagable.

canuit dijo...

Y digo yo: viendo la clase politica que nos representa, no tendrá de justica el pueblo vasco a decidir si quieren ser españoles o no.
¿Porque tita espe tiene derecho a vender la sanidad y la educación de los madrileños?
Yo es que para que le den a mi hija y al que vive con ella 210 €, que llevan para casa 2.500 € al mes, no veo la utilidad de tal ministerio.
Hay gente con muchas más necesidades en este país.
El Canuit

M.Angel dijo...

Eso, y que el psoe se disuelva, faltaría más.
Lo que ellos digan.