Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

viernes, 2 de enero de 2009

Experimentos

Aquí tenemos, a falta de una rosa, diez
Imagina que coges a una diputada del partido socialista en el gobierno. Concretamente, una eurodiputada ambiciosa y vasca que optó a liderar su partido y fracasó. Imagina que elaboras un discurso radical, pero poco novedoso. Imagina que machacas con persecuciones al español y lo español y con demagogia de traiciones patrias, ventas navarras y rendiciones a terroristas.

Imagina que das pábulo a la misma línea, cada día, desde las emisoras episcopales y los medios derechones a rebufo, trufándolo todo de los habituales insultos a la derecha pseudomoderada y acomplejinada.

Imagina que le haces así a la rosa de las diez esperanzas una campaña constante desde la tribunas herzianas y el corazón de los patriotas. A cambio ella te entregará su alma, jurándote amor eterno.

Quizá alguien pudiera creer que el experimento podría robar afectos rojillos desencantados del señor remendón. Pero si el discurso de enganche sólo suena a la música bigotil de los rétores amadores de la España una, gran y libre, serán los añoradores de cualquier tiempo pasado bajo palio y/o monolingüe los que se dejarán seducir por el experimento.

8 comentarios:

Maripuchi dijo...

Pues esto mismo pensé yo cuando leí esta mañana la prensa... y después, me dio la risa bwaaaa ha ha ha ha

Felipe dijo...

Pues ese experimento lo que va a hacer es dividir a la derecha moderada y lejos de viajar al centro derivará mucho más a la derecha.
Sobre Rosa Díez, ha tenido so momento de gloria, pero no creo que llegue a nada (no tiene base ideológica, salvo demagogia y negación de los contrarios)

El Valín dijo...

Muy bueno el simbolismo de la imagen. Pobre Mariano, no sólo ansían su cargo en su propio partido partido sino también en UPDance.

canuit dijo...

Pero a alguien siempre engañan.
El Canuit

Carolus Primus dijo...

Los medios de comunicación de la derecha solo están "fabricando y dando color" a una nueva líder sin partido, Rosa Díez, para descabezar un partido sin líder, Mariano Rajoy.

Cuando consigan su Rosa, ella sola (la otra) se marchitará.

ybris dijo...

Hay experimentos que no entiendo.
Y además me ponen de malhumor.
Justo por ese olor a palio trasnochado que provoca.

Abrazos.

Blogsalamank dijo...

Hice un comentario, pero me sorprende que no se haya publicado. Sólo defendía la labor de Rosa Díez y hablaba sobre el simplismo del PSOE a la hora de identificar a UPD con el franquismo.
Me ha dado mucha lástima el que sólo se acepten aquellos textos que siguen la misma línea ideológica de la entrada del blog. Hay gente que pensamos diferente. Lo bonito es poder conversar e intercambiar posturas. La censura es más propia de otras épocas.

animalpolítico dijo...

Amigo mío: yo modero los comentarios y no he visto ninguno suyo. A nada que se moleste comprobará que hay muchos comentarios que no coinciden con la "línea editorial" del blog.

Antes de acusar a nadie de nada convendría medir bien las razones.

Sobre el mérito político de Rosa Díez puede haber muchas opiniones. La mía creo que está clara.