Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

martes, 24 de julio de 2007

Intelectuales, gorroños y marqueses


Desde mi punto de vista, un intelectual ha de ser un personaje público, culto, con una gran formación, inteligente, bien articulado y capaz con su actuación pública de influir en la sociedad, presentándole planteamientos de peso, que lleven a la reflexión, análisis de relevancia, originales, determinantes. Un intelectual ha de ser alguien que se sirva de unas dotes especiales que haya podido reunir para contribuir a educar a la ciudadanía, con la palabra o con el ejemplo.

Es lamentable, una afección grave de la salud de nuestra polis, la facilidad con que damos el micrófono, la pluma o el púlpito a quien no ofrece nada sustancial, nada de valor, nada original, nada ejemplar. Al más soez y anodino individuo lo encumbramos porque cae simpático, da muy bien patadas a un balón, interesa a una opción política, pedalea con denuedo, insulta muy bien, o tiene un culo muy bien puesto.

El valor ejemplar del individuo destacado llueve sobre la sociedad que lo encumbra. Si encumbramos medianías, contribuimos a la mediocridad social más triste. A la falta de modestia, a la falta de decoro, a la falta de estímulos correctos para nuestros jóvenes. Al abuso del insulto, la calumnia y la falta de respeto. "Oye, José Ramón, tío, tú nos prometiste...", espetó hace pocos días un estudiante al Sr. Rector de mi Universidad en el tradicionalmente muy formal debate del Claustro Universitario. Son modelos sociales a los que están expuestos. Falta de modelos adecuados.


Ildefonso María Ciriaco Cuadrato Ussía Muñoz Seca, más conocido como Alfonso Ussía nació en Madrid en 1948, en el seno de una familia aristocrática. Es nieto del dramaturgo Pedro Muñoz Seca. Comenzó muy joven a escribir poesía satírica, leyendo y aprendiendo sus rudimentos de forma autodidacta. Inició dos carreras (Derecho y Periodismo) y ninguna concluyó. Sus relaciones familiares sin duda no le perjudicarían a la hora de encontrar sus primeros trabajos (Servicio de Documentación de “Informaciones”, la revista Sábado Gráfico, ABC, Diario 16, Ya, y las revistas "Las Provincias”, “Litoral” y “El Cocodrilo”...). Luego ha colaborado en programas de radio y televisión (“Protagonistas” y “La Brújula”, ambos en Onda Cero, “Este país necesita un repaso” de Telecinco).

Es evidente que sobre gustos hay muchas opiniones, pero nada definitivo. Me limito a la mía y a algún dato objetivo que otro. Ussía ha creado supuestos personajes 'humorísticos' tan sutiles y afortunados (incluso ¿¿desternillantes??) como Floro Recatado, el doctor Gorroño, Jeremías Aguirre y el Marqués de Sotoancho, a los que pone voz en la radio, atiplando la voz de modo patético y escribiendo unos guiones que, en mi humilde opinión, son de una calidad lamentable o inexistente.

Hoy colabora con una columna diaria en La Razón y un programa de ¿humor? en la COPE. Es conocido también por su marcada tendencia política. "Soy irreductiblemente facha...", decía hace poco, en el acto de presentación de un libro, mera edición conjunta de hiperbólicas columnas periodísticas, titulado Crónica del desastre, acerca de la legislatura en curso. Al acto acudió el mismo Rajoy, quien afirmó: “Alfonso Ussía muestra la realidad. Su libro es objetivo”.

Su "obra" consiste en nada menos que una treintena de libros repartidos entre sus generalmente nada matizadas críticas y sátiras políticas de sobremesa, y el 'humorismo' peculiar con que sacude las ondas hertzianas de los sufridos radiooyentes hispanos.

En ciertos ambientes este peculiar currículum ha convertido ya a Ussía en un intelectual de prestigio. Pero hay cuestiones de base impepinables. De donde no hay no se puede sacar. Quod natura non dat, Salmantica non prestat. Mientras este tipo contribuye al patrimonio cultural de la humanidad con el doctor Gorroño, hay profesionales en España que logran premios internacionales de investigación, que son expertos en los temas científicos y humanísticos más complejos y que tienen ideas y concepciones claras y atractivas sobre los principales problemas que aquejan a nuestra sociedad... y que no han tenido acceso en su vida a un micrófono...

El 2 de marzo de 2005, Alfonso Ussía escribió un artículo en La Razón titulado "Un mierda" en el que insultaba e injuriaba gravemente a Fernado Delgado, entonces director del programa de la SER "A vivir que son dos días". Entre otras cosas, Ussía acusaba a Fernando Delgado de haber dicho en su programa y en vísperas de las elecciones generales de marzo de 2004 la siguiente frase: "Mañana tenemos, tienen ustedes, la oportunidad de terminar con gente como Federico Jiménez Losantos, Carlos Dávila, Alfonso Ussía y Alfredo Urdaci, herederos directos de los que asesinaron a Lorca". Rumor sin contrastar. Los Tribunales demostraron que estas supuestas palabras de Fernando Delgado eran falsas y que Alfonso Ussía escribió su artículo sin comprobar la veracidad de lo que resultó ser un simple rumor. Ahora la Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado íntegramente la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 60 de Madrid, que condenaba a Alfonso Ussía y al diario La Razón a pagar una indemnización de 20.000 euros a Fernando Delgado por intromisión en su honor. Además el mencionado periódico deberá publicar la resolución judicial con idéntica relevancia a la concedida al artículo injuriante.

Fantástico ejemplo y encomiable profesionalidad, sr. Gorroñ... digo Ussía. ¡Qué buenos amigos se gasta usted sr. Marqués de Sotoanch... digo Sr. Rajoy!

23 comentarios:

Maripuchi dijo...

Menos mal que lo tienen que poner en prensa (el mismo medio usado para la difamación) ... si no, seguramente escucharíamos algo así como ... F.E.R.N.A.N.D.O. D.E.L.G.A.D.O. ...

A ver cuándo se ponen serios y masacran a denuncias a Fedeguico ... Va a estar gracioso ... Bien podría dejar a sus hijos sin herencia ...

Una cosa es la libertad de expresión y otra que cada vez que abres la boca sueltes insultos por ella y exabruptos.

(¿Te vas mañana no?)

Scout Finch dijo...

Desde luego que a cualquiera se le llama intelectual. Claro, que escribiendo donde escribe y colaborando con quien colabora, qué esperamos.

Algunos confunden la libertad de expresión con la libertad para insultar e injuriar. Deben de estar muy acostumbrados a hacer y decir lo que les da la gana porque, si no, no entiendo que el sr. Ussía se atreva a escribir un artículo sin contrastar rumores, con lo fácil que es demostrar si son ciertos o no. Debe ser que no sabe que en la radio se graba todo. O más bien se pensaba que no se iban a atrever a denunciarle.

A ver cuándo le toca a Fedeguico, como dice Mari.

SuperSantiEgo dijo...

La verdad es que es un caso bastante lamentable de gracia en lo que muchas veces se confunde con las témporas. Yo llevo leyéndolo por equivocación o aburrimiento unos veinte años, y repite los mismos chascarrillos una y otra vez, siempre dándole la vuelta a la imagen de pollo pera y otras tonterías, y criticando lo que la mayor parte de las veces no entiende, además de la actitud babosa hasta la saciedad respecto de la monarquía.

También a Ansón y a Cebrián los hicieron académicos, a cada uno por los servicios prestados a los poderes que protegieron.

Pero donde hay jeta, dinero e influencias...

Lole dijo...

Totalmente de acuerdo sr.Animal.

Sólo una matización: la figura del marqués de Sotoancho es una satirización de su propio autor. Apenas guarda semejanza con Rajoy.

fogarsconnection dijo...

Ussía es un personaje peripatético donde los haya, en sí mismo carece de la menor importancia. Lo más preocupante, a mi modo de ver, es la calidad humana y la categoría intelectual tan ínfima que demuestran a diario casi todas estas figurillas o figurones que la derecha mediática y política pretende hacernos pasar por primeras espadas.

Salvando contadísimas excepciones, los locutores "estrella", los "neohistoriadores", los "analistas políticos" y demás fauna que se dedica a facturar libros al peso para las grandes superficies, adolecen de la más mínima credibilidad. Eso sí es preocupante, porque me temo que el ejemplo, tarde o temprano, arrastra a la competencia por el mismo camino y nos conduce a una lenta pero inexorable banalización del pensamiento y la crítica, dejando la reflexión en un simple chascarrillo fácil. Todo esto termina por entontecer irremediablemente al conjunto de la sociedad.

animalpolítico dijo...

Sí, Maripuchi, yo también me acordé de Urdaci.

Y comparto contigo que ya hace mucho que tenían que haber empezado a empapelar a Fedeguico a procesos judiciales. No sé por qué hay que aguantar esto. Se me escapa.

Gracias, Scout, estoy contigo.

animalpolítico dijo...

(Maripuchi, amigos, sí, sme voy dentro de una hora, por una semana; no sé si accederé a la red en algún momento...)

animalpolítico dijo...

SuperSanti, estoy básicamente de acuerdo.

Eso sí, sin pretender hacerlos 'premio nobel', hay una clara diferencia de grado en su contribución a la cultura entre Gorroño, por un lado, y Anson y Cebrián por otro.

Aunque también opino que hacerlos académicos...

animalpolítico dijo...

Lole:

Sí, claro, tienes razón. No pretendía, la verdad, decir que Rajoy es como el Marqués, aunque leyendo mi texto es cierto que lo parece.

El Marqués parece ser un esperpento del propio Gorroño.

animalpolítico dijo...

(Llamo Gorroño a Ussía, porque parece que le queda bien)

animalpolítico dijo...

Fogars, has hecho un estupendo comentario, y es obvio que sintonizo plenamente. Gracias.

Scout Finch dijo...

Pásatelo muy bien y descansa mucho, que hemos tenido unos días durillos por nuestro trocito de blogosfera.

Te echaremos de menos.

Besos.

Maripuchi dijo...

Te voy a echar de menos un montón. Además, para cuando tú vengas, casi casi me iré yo hmmmmmmmmmmmmmmm necesito vacaciones ... aunque no sé si seré capaz de estar x tiempo sin veros .... tendré que pasarme por un cibercafé "anque" sea a saludar...

fogarsconnection dijo...

Buen viaje Animal, recarga pilas para la vuelta.

garib dijo...

"Desde mi punto de vista, un intelectual ha de ser un personaje público, culto, con una gran formación, inteligente, bien articulado y capaz con su actuación pública de influir en la sociedad, presentándole planteamientos de peso, que lleven a la reflexión, análisis de relevancia, originales, determinantes."

¿Será animal un intelectual? En cualquier caso, amigo, no te olvides de llevarte Las Meninas de Cervantes para leer durante el viaje.

M.Angel dijo...

Ussia intelectual como Sanchez Dragó objetivo en su bodrio de (des)informativo, dime de que presumes......
Pasalo bien amigo, yo también marcho de vacaciones cerca de tu tierra, igual "evangelizo" algún pagano fachilla, hasta Septiembre animal.

Saludos.

J. G Centeno dijo...

Inciso, garib es un animal, las meninas ,las buenas, son una escultura de Goya, las de Cervantes son una copia que hizo en Cuba.
No se puede usted imaginar mi aristotélico amigo, lo que uno pudo sufrir cuando el tal Ildefonso Ciriaco, que se retrata estupendamente en su autobiografía El Marqués de Sotoancho, se propuso, y casi consigue, ser presidente del club de mis desvelos. Dicen que uno puede cambiar de compañera, de orientación sexual, de sexo incluso, pero nunca de su equipo, yo lo dudo. Este personajillo, lleva toda su vida haciendo versiones y sacando pasta de La venganza de Don Mendo de la que aprovecho para recomendar la versión cinematográfica de Fernando Fernán Gómez :
¡Mora de la morería!
¡mora que a mi lado moras!
¡mora que ligó sus horas
a la triste suerte mía!
¡mora que a mis plantas lloras,
porque a tu pecho desgarro!
¡Alma de temple bizarro!
¡Corazón de cimitarra!
¡Flor la mas bella del Darro
y orgullo de la Alpujarra!
¡mora en otro tiempo atlética
y hoy enfermiza y escuálida,
a quien la pasión frenética
trocó de hermosa crisálida
en mariposa sintética!...

El abuelo Muñoz-Seca lo escribía todo así, está obra es satírica pero lo demás iba en serio, o eso creía él. De tal palo tal astilla. El supuesto dramaturgo fue uno de los aproximadamente trescientos mil mártires, a tenor del número de esquelas publicadas en los últimos setenta años, de Paracuellos del Jarama. Se dice que el sanguinario rojo-masón-anarco-comunista que le dió el tiro de gracia lo hizo en nombre de la inteligencia, la literatura y el buen gusto. Leyendas urbanas.
Felix qui potuit rerum cognoscere causas

AF dijo...

A todas luces de acuerdo contigo, Animal (yh que te lo pases bien)

Garib: lo que le recomiendas es una peñazo, mucho más entretenido el último besseler de Ussía, "Don Pijote en la cancha", una entretenida y original ficción en la que un personaje parecido a don Quijote en sus locuras y a ZP en sus maneras, es elegido por error para participar en la selección de baloncesto.

¡Pa mearse...!

rosamari dijo...

Que ilusa soy, pensaba que habia desapecido de la "intelectualidad".

rosamari dijo...

Animal, disfruta y descansa, yo he vuelto, pero me vuelvo a marchar, un abrazo amigos.

Blanca dijo...

Si a nuestros niños y jóvenes les damos lo que ven en la tele a todas horas o lo que escuchan en la radio, pasa lo que cuentas del alumno sin conocimiento de lo que es el respeto.

En mi viaje de vuelta a Madrid, sentada a mi lado en el avión iba una chiquita componente de un grupo de chavales (por decir algo.... cafres a los que tuvieron que llamar la atención varias veces las azafatas), que tendría 15 ó 16 años, contándole a gritos a una compañera sentada detrás sus aventuras en el cole donde estuvo interna por el mal comportamiento que tenía en casa... entre otras cosas que le habían puesto 47 faltas graves durante el curso... y a la pregunta de si no la habían echado del internado... contestaba que no, que para que te echaran del colegio debías hacer algo muy gordo... no sé si cargarte a algún profesor o prenderle fuego a la institución... todo adobado de tacos, tíos, jo macho... etc...

Pero si su papá, que tenía un barco en el cual iba a ir de vacaciones en cuanto pisara Barajas, se le ocurre escuchar la COPE, cosa que no me extrañaría nada... ¿qué puede escuchar esta niña cada día? ¿qué pueden escuchar nuestros chicos de políticos mediocres, periodistas mediocres, prensa mediocre y mendaz, televisión hortera y zafia... y ninguna corrección por parte de los padres...

Maripuchi me ha comentado alguna vez que hay en España un par de generaciones perdidas... yo creo que, lamentablemente, son más.

Y mientras ese indocumentado, arribista, intelectualoide de pacotilla que mencionas en tu entrada, no ha carecido de trabajos, muy bien remunerados por cierto, lanzando por su boca pura y llanamente basura, que mucha gente lleva años escuchando y, lo más grave, somatizando.

Maripuchi dijo...

Lo grave de lo que cuentas, Blanca, no es que la nena de 15 años hable diciendo jo y macho ... porque ese lenguaje lo hemos usado todos a su edad...
El problema es que le pongan 45 faltas graves y no le pase nada.
Enseñanza: puedo hacer lo que me de la gana, total, no pasa nada (o.... quién eres tú para decirme a mí lo que tengo que hacer?, Aznar dixit)

Blanca dijo...

Exactamente... quien es nadie para nada... éso que tantos consideraron tan gracioso y tan "liberal" es lo que esa niñata el avión practica. Julio me comentaba que "esa nena es una futura delincuente..." que se pasó su visita a Londres, en una institución me figuro que super luxury junto con sus compañeros, ciega de güisqui y engañando a una tal Caroline que debía estar tan horrorizada como las azafatas del avión de la chavalería española...

A mi me resulta tristísimo, y ya comentaré algo en mi blog al hilo de este episodio y mis reflexiones sobre este viaje a GB.