Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 2 de agosto de 2007

Seres de la Tierra Media




El escenario de la Tierra Media ocurre en un periodo mítico del pasado de la Tierra. Tolkien insistió en que la Tierra Media es la Tierra en varias de sus Cartas, de las cuales una (núm. 211) calculó el fin de la Tercera Edad en 6.000 años antes de sus propios tiempos. La acción de los libros está en gran parte limitada al noroeste del continente de Endor, implícitamente correspondiente con la Europa de hoy.

El Midgard de los anglosajones sería más o menos equivalente a lo que los griegos antiguos denominaban οικουμένη (oikoumenē), o "el lugar que habita el Hombre", el mundo físico contrapuesto al mundo no visto. El conocimiento de la literatura antigua por parte del autor sudafricano se aprecia diseminado por toda su obra. Middangeard se cita media docena de veces en la épica inglesa medieval del Beowulf, traducido por el propio Tolkien. En la antigua mitología germana y nórdica, base fundamental de los escritos de Tolkien, se creía que el Universo consistía en la unión de nueve mundos físicos. El mundo del Hombre, la Tierra Media, se extendía en el centro de este universo; la tierra de los Elfos, Dioses y Gigantes se extendía alrededor.

La Tierra Media de Tolkien es el hogar de varias razas inteligentes. En primer lugar están los Ainur, seres angélicos creados por Ilúvatar. Después están los Hijos de Ilúvatar: Elfos y Hombres, seres inteligentes creados por Ilúvatar solamente. Los Enanos se dice que fueron hechos por el Vala Aulë, que se ofreció a destruirlos cuando Ilúvatar se enteró. Pero finalmente Ilúvatar perdonó la transgresión de Aulë y adoptó a los Enanos. Tolkien identificó a los Hobbits como una rama de la raza de los Hombres. Los Ents, pastores de los árboles, fueron creados por Ilúvatar ante la petición de la Valië Yavanna para proteger a los árboles de la depravación de Elfos, Enanos y Hombres. Finalmente, los Orcos y los Trolls son criaturas malvadas originadas por Melkor. No son creaciones propiamente dichas, sino "burlas" de los Hijos de Ilúvatar y de los Ents, ya que sólo Ilúvatar tiene la capacidad de dar ser a las cosas. Parece muy probable que los Orcos fueran creados a partir de Elfos corrompidos o de Hombres o ambos.

A los trolls raramente se les ve (y en realidad Tolkien no los describe), y son criaturas estúpidas, viles y brutales. Son seres de unos 4 metros de altura, fuerza excepcional y poca inteligencia. Son malvados, les gusta comer carne (cruda, preferentemente). Si los toca la luz del día se convierten en roca.

En el lenguaje metafórico habitual de la 'red' (otra metáfora) por la que metafóricamente navegan todo tipo de seres, muchos inteligentes y otros muchos aparente y literalmente (nada de metáforas aquí) desprovistos de tal don, hay un grupo fácilmente reconocible que podría ser una rama escindida de la última de las razas de la Tierra Media Tolkieniana. Una penosa estirpe que hace lo posible por perder los últimos rasgos en común con las especies superiores de la Tierra Media. La estirpe también identificada con el término 'trolls'.

Se caracterizan por su ignorancia más profunda acerca de los temas de los que les gusta tratar, por su habilidad para entablar conversaciones dignas de los mejores besugos de nuestra flota pesquera, por la intolerancia, por la indecencia, por la indignidad, la contumacia, la cobardía, el matonismo, el afán censor, la negación del oponente imaginario, los falsos testimonios más rocambolescos, el amor a la bronca y una incapacidad supina de comprender el beneficio del diálogo, el intercambio de ideas y el proceso de argumentación racional. Se trata de seres irracionales absolutamente incapaces de discernir, separar, discriminar el grano y la paja; incapaces de tratar una diferencia de opinión sin plantear un duelo a hostias supuestamente argumentativas pero lamentable y negativamente dirigidas ad hominem; incapaces de entrar en casa ajena y confrontar amistosamente ideas en torno a una cerveza o una taza de café sin romper la baraja y a ser posible la vajilla, las lámparas y el mobiliario del anfitrión. Hooligans de salón, escondidos tras la seductora y falaz sensación de anonimato de la red, y que se nutren, sin entenderlos, de los pseudo-argumentarios recién salidos de las factorías de los hooligans mediáticos, desdichados paradigmas de comportamiento encumbrados por sectores enfermos de nuestra sociedad.

Por el bien de todos, ¿no podría alcanzarles la luz del día un día de estos?

17 comentarios:

Maripuchi dijo...

Animal, guapetón ... cuantísmo te hemos echado en falta ... que estamos cuatro gatillos solitarios (y algún troll) .. aunque estos últimos, parece que han vuelto a su cueva y desde allí nos lanzan sus soflamas ... justicieras je!

Scout Finch dijo...

¡¡¡Guapetón!!! Se te echaba de menos. Como dice Maripuchi, somos cuatro gatos y dentro de poco se van a quedar uno o dos, jajaja, que mañana es mi último día de trabajo y es posible que a partir del lunes deje de dar señales de vida hasta no sé qué día de agosto.

Respecto a los trolls, los has descrito muy bien y los hemos sufrido todos. La verdad es que al final hasta estuvo graciosa la cosa.

Supongo que ya te habrás enterado de lo de la lista de bloggeros chequistas. Me parto de risa, en serio. Está claro que se ha sentido muy muy ofendido.

Besos y bienvenido.

jluve dijo...

Estando de acuerdo con su descripción de trolls deseo, sin embargo, hacer alguna matización.
En mi opinión usted ha descrito muy acertadamente un tipo de trolls, el más violento e ignorante.
Hay otros, que sin violencia tratan de impedir un debate si se desarrolla con argumentos y razones que conducen a conclusiones contrarios a sus intereses. Este tipo de trolls no sólo existe en Internet. Este intento de “trolear” (impedir el correcto desarrollo de un diálogo) puede observarse en debates públicos en TV.
No son irracionales, pero su intención no es el debate racional, si no tergiversar, confundir, falsear, en resumen manipular a fin de evitar que gane el debate la propuesta del adversario o, si es el caso, que no pueda hacerse evidente la necedad de la tesis por él propuesta.
Los medios que suelen emplear son diversos, y van desde deformar el discurso ajeno hasta aportar falsos hechos o citas pasando por desviar el hilo del debate con nuevos temas marginales.

Lo que tienen en común todos los trolls, sean de la especie que sean, es la falta de respeto por los demás participantes y una absoluta falta de honestidad intelectual.

Adivagar dijo...

Bienvenido, Animal. Se te echaba de menos por estos lares.

La pelea con los trolls, para olvidar y listo, que no merece la pena perder mucho tiempo con ellos. También tienen un rasgo muy parecido a Gollum/Smeagol, seguro que te lo imaginas...

Un saludo.

Blanca dijo...

¡Animal!, bienvenido, carajo como se te echa de menos.

Tenéis razón todos, pero cuando a una persona seráfica y bastante inocente, como nuestro amigo dardo, le hacen las putadas que le han hecho, yo, particularmente, lo perdono menos que si se lo hacen a cualquiera de vosotros, incluida yo, porque tenemos bastante mala leche y les zurramos la badana bien zurrada... pero ese afán de distanciar al que consideran "uno de los suyos" (craso error, porque dardo jamás será uno de esas burros que jamás se desasnarán porque no tienen neuronas) de los "despreciables chequistas" que tanto odian, es más "fino", si se me permite el adjetivo, paradójico en este caso, porque la finura no es uno de sus dones, y por tanto más maquiavélico y despreciable.

Lo único bueno que se puede sacar de estos episodios es que muchos conservadores inteligentes están viendo la clase de gentuza que se arremolina alrededor de la comida inmunda que les siembran quienes todos sabemos, que esos sembradores son responsables de que las fieras hayan salido de sus cuevas y que se demuestra hasta la saciedad el que cuando se agitan los bajos instintos desde las ondas hertzianas o desde cierta prensa escrita, el vómito sale de esos estómagos mal preparados para digerir.

Y serán responsables tambien cuando de las palabras pasen a los hechos, porque no se puede agitar a los irracionales sin que haya consecuencias indeseables.

Si todo ésto se hace por un voto, o por alcanzar el poder, el círculo de la ignominia se cierra.

garib dijo...

Bienvenido, animal. La luz del día no sé, pero la de mi sable a mí me ha venido muy bien con algún elemento. Un saludo.

J. G Centeno dijo...

Bienvenido, Lanzarote te echaba de menos. Me lo ha dicho a mi personalmente

Naide dijo...

Aiya, animal. Elen sila lumenn' omentielvo.

Naide dijo...

Ya me extrañaba a mi que un lingüista como usted compartiera con adivagar, sólo lo del excalestric. ;)

animalpolítico dijo...

Gracias, amigos todos, por vuestra cálida bienvenida.

Y por fin andamos por los 30º...

Gracias, Maripuchi, Scout. La verdad es que el rollo troll a veces me parece cómico, a veces patético y a veces indignante.

Distintos trolls, en distintos contextos, me han llamado ignorante, franquista y chequista. Hermoso currículum. ¿Cómo se puede ser tan absurdo?

Dejaré al lado lo de 'ignorante', que está por demostrar, pero uno de mis abuelos estuvo a punto de morir por la represión de zona republicana en la Guerra. Y otra abuela, maestra, pasó las de Caín por la represión franquista. De modo que, a mí, bromitas con adjetivos de la época... las justas.

animalpolítico dijo...

Tienes razón, jluve, los usos y costumbres de los trolls también se aprecian en los medios de masas, como decía en mi entrada.

Y en la conversación en el bar, entre amigos o en familia. En realidad es un síntoma típico del mal conversador.

Saludos

animalpolítico dijo...

Saludos y gracias, Adivagar, Blanca, Garib, Centeno, Naide.

Vuestra compañía y vuestra presencia muestran que la vida inteligente no se ha extinguido...

Dardo dijo...

Amigo espero que te queden más vacaciones. Pero la verdad que es bueno y gratificante leerte.

Tu "Ez dut ulertzen" me gustó mucho; como otra entrada de uno que yo sé que la tituló "Me quieres infinito, pero yo te quiero más".

Este verano los blogs nos están proporcionando alguna que otra delicia entre alguna que otra mezquindad.

Os leo a menudo, pero ahora que dispongo de mucho tiempo, paradójicamente estoy por el "dolce fare niente".

¡Ay, mi querida Blanca, que reconfortadora y buena gente eres!. Ya te contaré. Ya te contaré.

animalpolítico dijo...

Gracias, Dardo. Sí, vuelvo a irme de viaje entre el 12 y el 26.

Yo también tengo un cierto bloqueo a la hora de escribir.

Saludos

Paco dijo...

Esos trolls son incapaces de que les de la luz, no sabrían ni reconocerla aunque la vieran.

AF dijo...

Bienvenido aunque sea por un rato, Animal. Estando de acuerdo contigo, debo recodar, sin embargo, que la presencia de un troll oficial da lustre a la bitácora, a condición, naturalmente, de que sea un troll amaestrado, educado y obediente, que insulte con discreción y de forma contenida.

Estos trolls son, sin duda, bastante caros, pero pueden conseguirse de segunda mano. La única pega, según mi hijo, es que los usados son aún más sucios y huelen peor.

Si quiere uno, puedo buscárselo.

animalpolítico dijo...

No, gracias, la verdad es que de momento estoy mejor sin troll de ningún tipo...

(Se agradece el ofrecimiento...)

Saludos