Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

domingo, 28 de octubre de 2007

Banderas

Quieren que usemos la bandera. Quieren que amemos la bandera. Quieren que besemos la bandera. Pero la bandera es un símbolo que transmite un mensaje. Yo quiero conocer el mensaje antes de agitarla. ¿Qué significa la bandera?

Una bandera es un símbolo. El término símbolo es de origen griego (sym + bólos, en relación con el verbo bállo) y significaría etimológicamente algo así como "lo que se lanza junto con", "algo que va junto con otra cosa", en línea casi con lo que nosotros llamaríamos "con-notación". De una forma muy concreta un "símbolo" para los griegos antiguos era un artilugio que permitía a dos individuos reconocerse, como una contraseña entre dos antiguos amigos o aliados.

¿Qué simboliza la bandera? ¿qué asociamos a su imagen? La respuesta que viene corriendo ella sola a la mente es: la bandera simboliza nuestro país, simboliza a todos los españoles. Pero, ¿es así? ¿Qué simboliza realmente la bandera en las manifestaciones contra el gobierno? ¿a todos los españoles? ¿o a los buenos españoles?

No haré historia de España hoy. No me referiré al uso y abuso de la bandera y de la patria como justificante político-ideológico del fenómeno sociológico que englobamos bajo el concepto 'franquismo'. No quiero insistir demasiado en esta entrada por ahí. Pero me gustaría que alguien me explicara por qué en las manifestaciones, múltiples, del PP en los últimos tres años han aparecido tantas banderas. O qué quieren transmitir, connotar o denotar con ellas los asistentes al acto de beatificación de 498 'mártires' religiosos en la guerra civil.

Yo pillo el mensaje. Creo que no es difícil. Agitar la bandera significa en múltiples contextos que consideras a Zapatero un traidor a la patria, a la que pone en peligro; significa estar en contra de la Ley de Educación, estar en contra del derecho de los homosexuales a contraer matrimonio, estar en contra de Educación para la Ciudadanía, estar en contra de que el legítimo gobierno de España dialogue con ETA (¡rendición en mi nombre no!) salvo si las riendas del gobierno de España están en manos del PP, estar de acuerdo con la conspiranoia, estar en contra de la memoria histórica salvo si se trata de los muertos a manos republicanas, ser nacionalista español y estar en contra de cualquier nacionalismo periférico y desconfiar de las lenguas minoritarias y de quien las usa. Agitar la bandera sirve para dar un porrazo con su mástil en el cráneo al ministro Bono por acudir a una manifestación en favor de las víctimas de ETA y, especialmente, por ser socialista.



Si con la bandera los 'buenos españoles' castigan el cráneo de los que no piensan igual, yo no quiero esa bandera. Si la bandera española divide, yo no quiero esa bandera. Si la bandera no es de todos, no es la bandera de España y no me sirve. Un americano ve en la bandera un símbolo del sistema democrático y de su tierra. Como un británico o un francés. Un italiano o un argentino. Pero en España es la enseña de una parte, de modo que se hurta al todo. Si queremos un símbolo común, no hagamos de él un arma. ¿Qué tal el pincho de tortilla?

29 comentarios:

Blanca dijo...

Si es sin cebolla, me apunto...

Cuando estuve viviendo en Argentina, me llamaba poderosamente la atención lo que ocurría los días de lo que ellos llaman las "fiestas patrias"... 25 de mayo, etc... todas tienen que ver con la independencia del país, como puedes suponer...

Lo que pasaba es que todo el mundo se ponía la bandera en la solapa, la ponían en los escaparates, todos los taxis ponían la bandera o la escarapela, los autobuses... enfín, todo dios (incluso yo, claro) nos poníamos la bandera... y a mi me parecía guapísimo, no sé si por lo insólito, jamás había visto tanta unanimidad con un símbolo...

¿Qué quiero decir con ésto? A mi marido le tengo que explicar, porque no lo entiende, el por qué somos tan remisos en España con la bandera, que en realidad debería ser de todos... símbolo patrio para toda la ciudadanía... y es que a ellos les ha faltado lo que a nosotros nos ha sobrado: CONFRONTACIONES CIVILES. En cada una de ellas, una de las partes le ha dado con la bandera en el craneo a los integrantes de la otra parte... y así no hay bandera que aguante...

Y dicho lo cual, si encima la sacan a pasear en manifestaciones antigubernamentales contra el gobierno al que yo he votado... se comprenderá fácilmente que me de mucho por ahí tanto paseo rojigualda...

Gracchus Babeuf dijo...

Ante una enfermedad, analicemos los síntomas: Un exceso de banderitis provoca agresiones, exaltaciones... y en general, fiebre alta.

Bajar la fiebre con un toque de relativismo ante el amor ciego a las patrias, menos guerras de banderas, y un punto de ironía cuando pierde la selección de fútbol.

Mi amigo Hugo me enseñó que me gusta la bandera tricolor, no porque represente a un estado, sino porque representa a unas ideas. Por eso me gusta más La Marsellesa que la Marcha Grandera.

Pero mejor si nos tomamos a broma los trapos de colores.

garib dijo...

La política de este país es un chiste. Ahora que empezamos a salir del nacionalismo de la Catalunya mítica, nos llega el nacionalismo de la España de pandereta. Y repiten exactamente las mismas estrategias que los nacionalistas que ellos critican, que yo lo he vivido veinte años. Aunque con algo más de mala leche e intolerancia. Pero lo mismo, uso de símbolos, referencias a la nación como única cosa importante por encima de cualquier otra consideración moral, elección de los buenos y malos ciudadanos de esa nación y sobre todo, identificación clara de los únicos líderes que la pueden representar. Ya he oído esa canción, si eso es ser español, es un remake, me quedo con el original de aquí y para eso me hago independentista. Aunque no os preocupéis por el nombre, podéis seguir llamándome garib, no es catalán y se dice igual.

Además, ya sabéis lo que os expliqué que me contó el Monstruo Espagueti Volador sobre la relación entre la bandera española y la catalana.

Blanca dijo...

Se que se sale del tema de las banderas y los "bandarras", pero tengo que decir a mi anfitrión que despues de mucho suplicar a los popes del la RAE, me han concedido el honor de incorporar al nuevo diccionario el nombre que ostentas con tanta finura y distinción en esta tu casa. Me ha costado, pero lo logré...

Ahora ya podremos llamarte "animal político" sin temor a que nadie crea que es un insulto.

Un abrazo por ello,

M.Angel dijo...

Animal, mira que me gustan tus entradas, pero esta la has bordado, me ha llegado al alma, coincido contigo, si esa bandera representa todo eso, que se la queden.
¿Que pintaban esos niñatos con las banderas con aguilucho?, ¿ esa chusma es el futuro de Ejpaña?, menudos aprendices de fascistas, pobre España.
Mejor que un pincho de tortilla, una paella.

Un saludo.

El Valín dijo...

Off topic
Enhorabuena. Se empieza a reconocer su valía.

Véase aquí

Adivagar dijo...

Animal, de los 498 mártires, muchos de ellos no murieron durante la guerra civil. Muchos fueron asesinados por motivos de fe (en ningún caso político) durante la II República (concrétamente a partir de 1.934). Otra cosa, a Bono no le dieron con ningún mástil en la cabeza, recuerda. Y pedir que se coloque la bandera de España junto con la autonómica en los ayuntamientos gallegos no me parece estar en contra de los nacionalismos periféricos.

Por lo demás tampoco comparto tus argumentos (una vez más). En lo de la bandera preconstitucional sí que estamos de acuerdo y siempre lo he expresado así. No solo no me representa a mí, sino que a mí (y recuerda mis ideologías) también me ofende, como a la inmensa mayoría de conservadores. Los que la enarbolan, por suerte, son una minoría. Para mí la bandera, la constitucional, nos representa a absolutamente todos, para lo bueno y para lo malo. Pensaba publicar la semana que viene una entrada (que ya tengo escrita) sobre lo que significa para mí esa bandera, sin ostentaciones ni patriotismo, ni siquiera como sentimiento de nación, sino más bien como sentimiento de pueblo (y nuestro estado), de gentes, de lugares, de vidas y de historia (ojo, con minúscula y en singular), de singularidades y convivencia. Y sinceramente no creo que yo sea una excepción, a no ser mi entorno sea una burbuja independiente de la realidad. Te remito a esa entrada futura para no extenderme demasiado en mi comentario, que voy muy justo de tiempo y tengo que ir a coger el AVE para Sevilla, si la huelga de renfe me lo permite...

Por cierto, Blanca me ha pisado el comentario sobre Animal Político. Enhorabuena, ya estás en el DRAE!! Me pregunto... ¿cómo te definirá? Saludoooos

animalpolítico dijo...

Gracias, Blanca, ese ejemplo argentino es exactamente lo que quería decir.

Saludos

animalpolítico dijo...

Estoy de acuerdo, Gracchus. La cuestión es ¿qué representa la bandera?

Garib tiene razón en el estrecho paralelismo entre este nacionalismo español y el periférico que tanto aborrecen sin verse reflejado en él.

animalpolítico dijo...

Gracias, Blanca y Adivagar por lo de la RAE. Que conste que no ha sido enchufe...

Esa es la cuestión, M. Ángel. Pero no sólo el aguilucho, ¿qué significaban las banderas de España en el acto?

A mí la paella también me gusta.

animalpolítico dijo...

Adivagar: yo no estoy en desacuerdo con el homenaje a ninguna víctima inocente. Aunque no estoy de acuerdo en afirmar que no hubiera motivaciones políticas. En la España de los años treinta la Iglesia española estaba incluso más significada políticamente que ahora (y ya es difícil). Muchos de los asesinatos, injustificables, estaban motivados políticamente: a los asesinos los movían motivos políticos.

A Bono no le dieron con el mástil sólo porque no pudieron. Pero de que lo intentaron no hay ninguna duda.

La polémica de las banderas en ayuntamientos de zonas de población mayoritariamente nacionalista es un modo agresivo de entender la legalidad. Parecido a las procesiones de 'loyalists' en Irlanda del norte con la bandera británica por barrios católicos. Ganas de tocar los cataplines y de separar usando el símbolo que en teoría debería ser de todos, pero que así se hace de unos.

Para mí la bandera constitucional nos debería representar a todos. Pero el uso que una parte hace de ella excluye a los demás.

Pero te aclaro que yo no soy menos español que nadie. Aunque no acepto que alguien me diga qué símbolos tengo que querer.

Y antes que español soy humano y soy demócrata. Y no soy más que el individuo que vota al PNV.

Naveganterojo dijo...

Una puntualizacion y dos pregunta.
La primera es que esa bandera de la que hablas,no la siento como mia,pues me han echo aborrecerla por su uso indiscriminado contra un gobierno legal.
Y la segunda es, 1ª pregunta para adivagar,¿,¿mataron a los 498 mártires por odio a su fe o por que veían en ellos a los representantes de una iglesia que se enfrentaba a los proyectos educativos ,políticos y económicos de la república?.
2º pregunta;¿por que ese empeño en honrar solo a esos asesinados y no a otros también curas y monjas?.
Cañizares dice que no fueron martires por que el motivo que les condujo a la muerte no fue el odio contra la fe,pero.....¿Jeroni Alomar,cura mayorquin a quien mataron los franquistas cristianos, por ayudar samaritanamente a algunos republicanos no es martir,y si lo hubiera sido de haber sido fusilado por los rojos mientras salvaba a gente de derechas ?.....No lo entiendo,que alguien me lo explique.

J. G Centeno dijo...

Para que un simbolo represente algo, o a alguien, es imprecindible que ese algo, o alguien, se sienta, entiéndase se sienta, representado por lo que significa ese simbolo. De lo que deduzco de los comentarios anteriores, y de mi propia experiencia, es lo que les ocurre a la mayoría de los argentinos con su bandera albiceleste, y a los franceses con su tricolor. ocurre que ni argentinos, ni franceses han sentido en sus carnes que los que les agredían, su propio ejército en principio destinado a defenderlos, como nos ocurrió a los españoles entre 1936 y 1939. Y muchos, no puedo saber cuantos porque directamente nunca nos lo preguntan, no nos sentimos cómodos con los colores de esa bandera por mucho que nos cuenten que procede de Carlos III y que incluso durante la 1ª República fue el símbolo nacional. De todas maneras, y para que conste, los republicanos hicimos un notable esfuerzo para aceptar esa bandera simplemente con el cambio del escudo, pero el que la derecha la haya utilizado para lanzar el mensaje, a todas luces falso, de que son ellos los únicos que defienden la idea de España, es decir el tradicional mensaje de que nosotros somos la anti-España, ha llevado a mucha gente a desempolvar, y sacar de su armario de recuerdos nuestra querida bandera tricolor, que significa que nosotros defendemos España, pero una España alegre en la que podamos convivir sin tirarnos a la cabeza el idioma en el que hablamos, una España alejada de sotanas con olor a naftalina e incienso y de sables que exaltan pasadas glorias que nunca existieron. No soy tan ingenuo como para no darme cuenta de que esa bandera tricolor que para mi tanto significa, puede ser inaceptable para mucha gente, y con los sentimientos no se puede legislar. Quizás si la 2ª República no hubiera cambiado la bandera hoy no tendríamos este problema, muchos estados han cambiado de régimen sin cambiar su enseña, pero aqui ocurrió lo que ocurrió y es irreversible. Lo más justo hubiera sido buscar una bandera que satisfaciera a la mayoría, hubo quien no quiso, y tenían el ejército, la guardia civil y la policia franquista detrás, no nos olvidemos de en que condiciones se pactó la transición.

Sigurd dijo...

Estoy convencido de que la mayoría estamos de acuerdo en lo esencial.

Destaca muy bien Blanca la anomalía de nuestro país respecto a la bandera nacional.

Y Centeno da en el clavo cuando habla de la cuestión sentimental, que es, la que al fin y al cabo, enturbia todo el asunto más de lo que debiera. El rechazo que provoca la actual bandera en distintos sectores tiene diversos motivos. Centeno da uno de ellos, esa bandera trae infaustos recuerdos, y propone que se debiera haber cambiado la bandera por otra que satisfacierda a la mayoría. Yo tengo dudas de que no hubiera un consenso mayoritario a mantener la bandera (con la salvedad del escudo), aunque es sólo un opinión. Tampoco tengo muy claro que bien hizo a la 2º República el cambio de bandera (que tampoco se si satisfizo a la mayoría). Respecto a que hubo quien no quiso cambiar la Bandera, ¿los ponentes constitucionales del PSOE propusieron un cambio del símbolo nacional?

Respecto a lo de poner la bandera en los Ayuntamientos, yo creo que hay que estar a lo que dice Ley. Es el problema de estar en una democracia, la Ley nos sujeta a todos, y es la ventaja de estar en una democracia, el PSOE puede cambiar mañana mismo es Ley. El cumplimiento de la Ley es esencial en un Estado de Derecho. No hace falta decir que no cambiar la Ley (sobre todo sabiendo que se puede hacer) y no instar a los Ayuntamientos de tu partido a cumplir la citada Ley, es un acto un poco hipócrita.

Respecto a lo que representa la bandera, les copio lo que dice la Ley de Banderas:

La bandera de España simboliza la nación; es signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la patria y representa los valores superiores expresados en la Constitución.

La idea de que cuando un Ayuntamiento no pone la bandera no hace que el citado símbolo deje de serlo de unión, y que cuando se le pide que cumpla Ley se está dañando al símbolo común, es un poco extravagante a mi humilde entender. ¿Los ciudadanos españoles de esa localidad no sienten que se apropian de la bandera autonómica los nacionalistas y que al no poner la española la utilizan como elemento de confrontación? En cuanto se opta sólo por una, se hace un uso partidista, y, lo que es más, se va en contra de la Ley.

PD:

NaveganteRojo, no siendo mi fuerte, le puedo explicar que las causas (procedimientos que concluyen en la beatificación reciente) se pueden iniciar a petición individual, aunque eso no garantiza que prosperen o que lo hagan con celeridad (hay causas iniciadas hace más de 40 años). Si usted cree que el citado sacerdote fue un mártir, debe iniciar una causa y realizar todo el trabajo documental necesario para que esta prospere. Es lo mínimo que se le puede exigir a uno mismo, actuar contra la injusticia cuando está en nuestra mano remediarla. Y sí, el criterio para ser considerado mártir es, entre otras cosas, la muerte por la Fe. No tiene por qué compartirlo, claro, pero seguro que puede entender que la diferencia no es quién le mató, sino por qué. Obvia decir que, estadísticamente, las posibilidades de que los mártires provengan de una u otra zona no es exáctamente del 50%.

Sigurd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Parra dijo...

Solo quiero consumir pocas palabras con la banderas y las banderas:
¿la de España? me pone malo verla en los balcones, ni la siento ni la quiero.
La de la libertad, la de la tolerancia, la de la pluralidad, la de la decencia, la de la vergüenza,...........esas que ondeen en los balcones que quieran.En mi corazón hace tiempo que que están instaladas.
Saludos

Naveganterojo dijo...

Sigurd,en mi comentario solo queria dejar meridianamente claro que la cupula de la iglesia española es rastrera y mentirosa.
La frase de "muerto por la fe" no se la cree nadie,pues hay bastantes martires que se les han "colado",por intereses,y eso no es hacer la fiesta del cristianismo,sino la venganza de el clero contra el gobierno socialista.
El ejemplo de el cura mayorquin es uno de los muchos que hay,y que demuestra que esta gente no beatifica a todos los curas muertos durante la guerra civil,sino exclusivamente a los que les interesa,pero siempre buscando la confrontacion,y... por ahi no paso.
Salud y republica laica

Xabier dijo...

Sigurd,los ponentes socialistas no es que propusieran el cambio de bandera, es que fueron los únicos que pidieron la república en la ponencia constitucional.
Respecto a beatificaciones, no pienso proponer ninguna porque no me siento de ese club, aunque lo que es conseguir la baja parece que resulta difícil porque tienden a no preocuparse mucho por el cumplimiento de las leyes del "César".
Creo que la Iglesia se sentiría ofendida si propusiera y lograra que mi gobierno condecorase a los que fusilaron a esos 498. No dudo que muchos de ellos fueran asesinados, lo que dudo es de que existan tantos beatos o "modelos de vida". Creo que la gran mayoría de los eclesiásticos que murieron en la guerra lo fueron por apoyar a alguno de los bandos. Es normal que habiendo tanto cura vasco nacionalista todos los curas fusilados en la guerra en Euskadi lo fueran por los nacionales. En resumen, quienes fusilaron a esos beatos no hicieron sino seguir la doctrina de la Iglesia (aún el actual catecismo justifica la pena de muerte) y les aplicaron la pena usual en la época para los que colaboraban con una rebelión militar. No es esta mi postura porque soy contrario a la pena de muerte y seguramente los juicios no fueron muy regulares pero tampoco lo han sido muchos de los que la iglesia ha protagonizado.

Sigurd dijo...

Xabier, no me queda claro si en caso de mantener la monarquía, pidieron que se modificara la bandera. Si que sé que originariamente se señaló que sería roja y gualda, y que Camilo José Cela, que era senador, dijo que nada de gualda, que amarilla, y se aceptó el cambio.

Yo no compararía condecorar a los fusilados con los fusiladores. Muchos de los sacerdotes fueron fusilados por ser sacerdotes, bastaba con eso, no era necesario que prestaran apoyo a los nacionales. Y sí, tiene usted razón, en Euskadi se fusilaron unos 16 curas nacionalistas, lo cual generó las correspondientes protestas de la Iglesia, aunque parece ser que en este caso la razón principal para su ejecución no era que fueran sacerdotes. Entiendo que en ciertos casos cueste deslindar la razón principal de la ejecución, pero creo que no debe entenderse que la razón más común fuera el apoyo "al otro bando". Por ejemplo, cuando la insurrección del 34, en Asturias ,se asesinaron religiosos y seminaristas. Cuesta sostener que la razón de ese anti-clericalismo que llevó a su eliminación tuviera relación con que fueran franquistas. Saco a colación ese ejemplo porque fueron beatificados en 1990.

Naveganterojo, está claro que no se beatifica a todos los curas muertos durante al guerra. Creo las cifras más aceptadas se mueven en torno a los 6.000 religiosos y miembros de congregaciones, por lo que todavía quedan unos cuantos. Lo que no me atrevo es a hacer un juicio de opinión sobre por qué esos 498 sí, y los otros 5.502 no. Lo que está claro es que son procesos que comenzaron hace decenios, y que se optó por juntarlos todos, porque sino, el Vaticano no iba a hacer otra cosa en meses. Esta decisión se tomó en el 2.001 (doy la fecha porque parece que se intenta relacionar con la Ley de la Memoria Histórica).

Un saludo.

animalpolítico dijo...

Creo que Centeno da en el clavo. Otros tiros van desviados:

"Para que un simbolo represente algo, o a alguien, es imprecindible que ese algo, o alguien, se sienta, entiéndase se sienta, representado por lo que significa ese simbolo".

Esa es la idea.

animalpolítico dijo...

Sigurd: la Ley la conocemos todos, más o menos.

Pero la cuestión no es la Ley. Es el abuso del símbolo por parte de algunos y las consecuencias que ello trae, teniendo en cuenta, además, el origen del símbolo.

Todas las leyes deben ser cumplidas. Todas. Pero muchas se incumplen todos los días. Es un hecho. La de banderas NUNCA se ha cumplido en el período democrático. Pero ello sólo se convierte en problemático, para algunos, cuando los que gobiernan son los otros. Adivine quiénes son aquí los "unos" y quiénes "los otros".

"Pedir" que se cumpla la ley de banderas es un retrato benévolamente manipulador del intento de la derecha social, política y mediática de golpear metafóricamente a Zapatero en la cabeza con el mástil de la bandera.

Si se hace este uso de la bandera de la destruye como símbolo común. De ello no hay duda alguna. Observa las consecuencias.

Te pido, eso sí, que no pongas en mi boca palabras o razonamientos que no son míos. Yo no he dicho nunca que "cuando un Ayuntamiento no pone la bandera no hace que el citado símbolo deje de serlo de unión". De eso no he hablado.

animalpolítico dijo...

Xabier no compara condecorar a los fusilados con los fusiladores, Sigurd.

Muchos sacerdotes fueron fusilados por ser sacerdotes, claro, sacerdotes de una iglesia que había tomado partido. Era un estigma en determinados contextos, que me atrevo a decir que a ninguno de los aquí habituales nos parece "bien". Yo te podría recordar que muchos maestros, alcaldes, supuestos simpatizantes, sindicalistas o gente que se apellidaba igual que... fueron asesinados por el bando 'nacional' SIN HABER TOMADO PARTIDO.

En la insurrección de Asturias se cometieron desmanes. El anticlericalismo manifiesto no hace de su apoyo a Franco, claro, idea que jocosamente atribuyes a los demás. El anticlericalismo social viene de lejos, pero está muy cerca la resistencia de las iglesia a los primeros gobiernos republicanos y las reacciones de la institución ante lo que veían como pérdida de influencia en la sociedad.

De lo que cabe muy poca duda es de que el hecho de que la beatificación coincida con la aprobación de la Ley de Memoria Histórica es una clara muestra de la hipocresía de muchos sectores políticos y sociales.

La ley de Memoria Histórica es el demonio con patas, según la COPE. La beatificación, no, claro. Es justicia...

Sigurd dijo...

No pretendía poner palabras en su boca, he malinterpretado sus palabras cuando hablaba de la unión. De hecho me alegro que no piense lo que yo pensaba que había dicho, para qué nos vamos a engañar.

Cuando Xabier dice "Creo que la Iglesia se sentiría ofendida si propusiera y lograra que mi gobierno condecorase a los que fusilaron a esos 498", yo interpreto cierta equiparación. También puedo haberlo entendido mal. Una comparación menos escandalosa podría haber tenido un pase, por ejemplo que el Estado hiciera beatos laicos a las víctimas del Requeté. En todo caso, la lógica de las beatificaciones no es esa. De hecho si lo fuera, en vez de llamarlos mártires del Siglo XX podrían haberlos llamados mártires de la Guerra Civil o de las hordas rojas.

Respecto a las fechas, estas son tozudas. En todo caso la Ley coincide con la beatificación, porque la fecha de ésta se fijó prior in tempore.

Y el comentario de Asturias no era jocoso. Pretendía ejemplificar que no es tan simple como: apoyaban al otro bando. Tenemos muestras de anticlericalismo violento como mínimo desde la Semana Trágica. El anticlericalismo tiene mucho que ver con ciertas ideologías que no desdeñan el uso de la violencia.

El abuso de los símbolos es feo. Cuando veo a madridistas celebrando la Liga con la bandera de España nunca acabo de entenderlo bien. El interés del PP por el cumplimiento de la Ley de Banderas puede ser oportunista (it's politics, *****!), pero en el fondo es JUSTO. Que los Ayuntamientos no cumplan la Ley es una burrada, y la defensa de que se salten la Ley porque es provocar, porque la Ley no se impone (¡!) es un concepto de la Ley que se desvía un poco de ésta como garante de nuestros derechos. El PSOE puede cambiar la Ley, y si piensa que la Ley es justa, tiene que velar por su cumplimiento, y puede obligar a sus alcaldes a cumplir la Ley.

Un saludo.

animalpolítico dijo...

Se empeña amigo en volver a la Ley y el tema del post es la simbología. Ley y simbología eran muy parecidos hace cinco años, en pleno gobierno de Aznar. La ley no ha cambiado nada. La simbología se ha reafirmado.

¿Qué simboliza la bandera en manos del manifestante derechista?

¿Por qué molesta o al menos no despierta pasiones la misma bandera en sectores de la izquierda? ¿qué simboliza para el nacionalismo periférico?

Sigurd dijo...

Si alguien de izquierdas asume que la bandera representa la unidad de España y los valores supremos expresados en la Constitución, no entiendo la repulsa, salvo que repudie una u otra cosa.

Si para alguien de izquierdas las bandera significa otra cosa distinta a la mentada, creo que el problema lo tiene el citado, no el resto de los españoles. El origen de esa relación es compleja. Ya sabe usted que parte del pensamiento tradicional de las izquierdas es internacionalista, y que el franquismo ha hecho que la idea de la unidad de la nación tenga connotaciones fascistas para parte de la misma población. Tal vez sea demasiada carga negativa sobre el mismo símbolo.

Respecto a los nacionalistas la incomodidad es más clara, lo cual sorprende ciertamente, porque no tienen duda sobre lo que representa la bandera, y eso justamente es lo que provoca su rechazo.

Una persona de izquierdas que se considere española, ¿qué cree usted que le molestaría más, ver muchas banderas esteladas (que simbolizan la ruptura de la nación) o ver muchas banderas españolas?

Una pregunta al aire, ¿si la República no hubiera cambiado la bandera ahora estaríamos así? Creo que, respecto a la bandera, somos toda una excepción en Europa (salvo en Bélgica, y el contexto es otro).

Tanto esconder la bandera, al final nos resulta extraña, como esa tía que emigró y a la que no vemos casi nunca.

animalpolítico dijo...

Su afirmación inicial es un sofisma imposible. Simplemente la persona de izquierdas incómoda con la bandera o que no se siente represantada por ella NO ASUME QUE LA BANDERA REPRESENTE NI LA UNIDAD DE ESPAÑA NI LA CONSTITUCIÓN. ¿Cómo va a representar la unidad un símbolo que el 40% de los españoles utiliza contra el 60% restante? ¿qué unidad?

La pregunta es ¿qué se hace para que la bandera simbolice PARA TODOS lo que usted dice? ¿contribuyen a ello los manifestantes derechistas? ¿no es un símbolo más bien para marcar a los buenos españoles?

La bandera, simplemente, más allá de legalismos, simboliza otras cosas, como usted mismo reconoce de modo implícito.

Simboliza para muchos un modo de ser sospechosamente próximo al franquismo sociológico como para ser algo agradable en según qué sectores.

Le contaré algo. En 1981 yo llevaba en mi carpeta de estudiante en el Instituto una bandera constitucional. Un compañero me llamó 'facha' y me enfadé mucho. Primero porque soy rojillo y segundo porque entonces se estaba haciendo un esfuerzo notable por identificar a la joven democracia constitucional con la bandera del nuevo escudo real, diferenciándolo de la vieja.

Veintitantos años después (¡qué viejos, Salinas...!), nunca llevaría la bandera en mi coche o la pondría en mi ventana salvo si juega la selección; esa línea de progreso se ha quebrado desde la derecha política, social, mediática. Porque han preferido agredir con "SUS" SÍMBOLOS y apropiárselos antes que permitir algo común.

Desde el momento en que una parte de la tribu, por cierto que minoritaria mal que le pese, decide usar un símbolo común para agredir (metafóricamente) a otra (hoy mayoritaria y en el gobierno), el símbolo queda inutilizado para ser común.

Igualmente con los nacionalismos periféricos, que, obviamente, son nacionalismos y son periféricos... El centralista, en cambio, no reconoce que es nacionalista, como hoy mismo Aznar en entrevista con su amigo de la COPE.

Yo soy español y soy de izquierdas. La bandera no me molesta. Pero no la siento. Especialmente el 12 de octubre no la hubiera llevado encima en ningún caso, después de la arenga de Rajoy (¡qué Borbón se ha perdido el mundo!).

Creo que el tema de la bandera tiene mucho más que ver con el franquismo, nunca derrotado y que vive entre nosotros, que con la República, derrotada y lejana.

Sigurd dijo...

No me sea malvado. El primer sofisma se completa con el segundo. Usted opta por el segundo, en la bandera no ve sólo la nación y los valores supremos que consagra la Constitución (o eso me parece entender).

¿Qué significaban todas esas banderas en Ceuta y Melilla?

El tema de que significa la bandera en manos de unos u otros me parece demasiado complejo como para que nos pongamos de acuerdo. Yo reconozco de modo explícito que a para cada uno la bandera puede significar cuatrocientas cosas, pero eso no obsta para que la bandera tenga un significado reconocible más allá de manías y fobias personales. Cuando se hizo la manifestación en recuerdo de la T4, organizada por los sindicatos, con carteles blancos con la palabra PAZ, había banderas soviéticas, cubanas, republicanas e incluso alguna del arco iris. No había ninguna bandera constitucional española, ¿qué significaban esas banderas y esa ausencia?

Cuando yo iba al colegio aprendí la palabra facha en relación directa con el que llevaba un polo con la bandera de España. La indiferencia respecto a la bandera no viene de hace diez años.

Tal vez la bandera se sienta como una herencia del franquismo, pero ahora esa bandera ya no significa eso, y creo que es algo que debiéramos superar. El franquismo nos dejó dos rémoras, el terrorismo etarra y el desprestigio de lo español, que siempre se relaciona con lo fascista (unido al prestigio de los nacionalismos periféricos, que carecen de ese pecado original).

animalpolítico dijo...

Insiste usted en diferenciar el ser del deber ser.

Mi planteamiento era un cuestionamiento de lo que sienten los que usan la bandera. Qué simboliza la bandera.

Ceuta y Melilla son dos ciudades 'sitiadas' en medio del océano del 'otro'. Su población elige sentirse muy española. Lo es de origen y de historia. No sé qué sentirían si su entorno tuviera el nivel socioeconómico de Suiza, pero la realidad es la que es.

Las banderas de Ceuta y Melilla significan, es obvio, que todos esos manifestantes (que no sé qué porcentaje de la población representan) se sienten parte de España y esto es su grito. Muchos de ellos, además, la agitarán a las narices de Zapatero, pese a lo absurdo que esto es. Es el gobierno de Zapatero el primero que tiene las narices de permitir o inducir un viaje del rey a las ciudades autónomas. Otros no osaron.

En la manifestación por la T-4 que menciona no sé si había alguna bandera constitucional o no. En cualquier caso, no entiendo que la haya en ese contexto. ¿Qué tiene que ver la bandera de España con una manifestación de repudia por un asesinato de ETA? ¿Qué? Exactamente esto es lo que me pregunto.

El franquismo nos dejó muchas más rémoras que esas dos. Una de ellas la he mencionado: el uso de la idea de que hay un modo 'correcto' de ser español y que quien no lo comparte es 'mal español' o 'poco español'. Que nos sigamos tirando los trastos por todo esto me parece lamentable.

Gonover dijo...

Sinceramente, creo que confundimos churras con meninas.