Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

viernes, 26 de octubre de 2007

Magdalena Álvarez Arza

La ministra de Fomento se encuentra en el ojo del huracán en las últimas semanas, y hay numerosas e insistentes peticiones de dimisión o cese. La situación no deja de complicarse. Ello me ha recordado un viejo proyecto anunciado aquí de repasar la labor de los diferentes ministros del gobierno socialista.



No obstante, es una de las ministras con un perfil político más bajo en un gobierno con un perfil político muy bajo, como decía hace unos meses acerca de Jordi Sevilla. Me refiero a que un ministro debe ser un político, además de un gestor. En ese sentido, varios ministros son funcionarios públicos seguramente honrados y eficaces (o no) en sus gestiones respectivas, pero no tienen peso político, no contribuyen a arrimar el hombro y llevar la empresa gubernamental, esencialmente colegiada, a buen puerto. En realidad esto es una tendencia que viene acentuándose más y más desde los primeros años de la democracia. Sé que en parte lo de esta legislatura se debe a una acción de oposición personalista, centrada en demonizar al presidente o en todo caso a los próximos a él (De la Vega, Alonso), particularmente en torno al ubicuo desbarre con el terrorismo (Rubalcaba como malo oficial), también llamado raca-raca. Algo de lo que, posiblemente, también tiene una parte de responsabilidad el propio gobierno. Pero en gran medida supongo que debemos achacar a los ministros su incapacidad o falta de impulso para salir de la cárcel de papel del silencio mediático. En ello los hay que han tenido más éxito. Pero los hay que no. Una de los que, en este aspecto, para mí, ha fracasado, es Magdalena Álvarez.

Pero de ahí a las peticiones de dimisión, me parece que hay un enorme trecho. Sobre todo porque se culpa a la ministra actual por decisiones tomadas por el gobierno del PP o el gobierno catalán de CIU. El trazado del AVE a su llegada a Barcelona, fuente de los problemas de hoy, se decidió siendo ministro Álvarez Cascos, y estando CIU al frente de la Generalitat. Y ello aparte de las sospechas de sabotaje o al menos poco celo de la empresa OHL, en cuyas obras se han producido todos los problemas y todos los retrasos.

Y se culpa a la ministra de la lamentable situación de las infraestructuras en el área metropolitana de Barcelona, sin duda consecuencia más bien de la cuasi-nula inversión del gobierno central del PP en Cataluña en los años anteriores, con la aquiescencia de CIU, que necesitaba al PP para seguir en el poder en la Generalitat.

Paradójicamente, también se culpa a los socialistas de invertir mucho en Cataluña, por no sé qué hipotecas que, finalmente, no se han visto traducidas por el apoyo ni de CIU ni de ERC a los presupuestos de 2008.

El gobierno de Zapatero, en la senda de los gobiernos de González ha puesto en práctica una política de infraestructuras mucho más ambiciosa que la de los gobiernos del PP. Y todo ello lo ha coordinado Magdalena Álvarez, a la que llama "Maleni", con su habitual desprecio intolerable, el talibán radiofónico de la mañana. Sexismo se llama eso.

Eso sí, no veo a Magdalena Álvarez bien en el capítulo de explicación y representación necesario en todo ministro. Como decía más arriba, un ministro, además de gestionar bien, tiene que vender la gestión. Si no, ¡valiente político!

Y tú, ¿cómo lo ves? ¿debe dimitir? ¿la cesarán?

28 comentarios:

Paco dijo...

¿Yo lo que no sé es quién diseó y aprobó el trazado del AVE? ¿Quién gobernaba en ese momento?

animalpolítico dijo...

Por lo que yo sé, como digo en la entrada, era el PP quien gobernaba. Y CIU en Cataluña.

¿No recordáis lo de los socavones por Zaragoza y diferentes puntos del trazado? Minimizados entonces por el gobierno del PP...

El PSOE podría haberlo cambiado, pero resulta muy caro, parece.

Gracchus Babeuf dijo...

He trabajado mucho en asuntos de obra pública. A veces pienso que demasiado Ya tengo ganas de jubilarme.

Y por esa experiencia puedo asegurar que el echarle la culpa a OHL es una forma de buscar un chivo expiatorio. Puedo afirmar que todas las empresas adjudicatarias de obras públicas acuden a esos contratos con el lógico interés de ganar dinero, y de quedar bien, para poder llevarse otros contratos. La noticia de las páginas de economía es la bajada de las acciones de OHL.

Alguien se negó a cortar el servicio de cercanías durante los veranos, y de forma ordenada, porque les parecía impopular. En esos meses se podrían haber acometido los trabajos de mayor dificultad y riesgo. Y por la experiencia en Madrid, sabemos que los ciudadanos entieden esas molestian, y las asumen. Por falta de valor de la dirección de las obras, en vez de un corte ordenado en meses de menor afluencia de viajeros, tenemos el caos actual. No sé si hay responsabilidades políticas, pero sí hay responsabilidades técnicas.

RGAlmazán dijo...

Amigo animal, estoy contigo sólo en parte.
Estoy contigo en que esta ministra no da perfil político. Estoy contigo en que la responsabilidad es compartida con otras administraciones y empresas.
Pero, estoy convencido de que Zapatero se está arrepintiendo de no haberla cambiado en la última crisis de gobierno. Ahora sería dar una baza tremenda al PP y la va a mantener, pero tiene mucha responsabilidad.
¿Cómo es posible que no sepamos lo de la empresa hasta hace tres días, cuando los problemas vienen desde hace meses?
Lo ha hecho público para intentar desviar la responsabilidad. Y es posible que tenga razón pero por qué ha esperado.
La cosa está fea, el PSOE y el PSC se están jugando mucho, son muchos los diputados que se eligen en Cataluña y la gente, con razón, está cansada. Hay que explicar todo bien, desde el principio, aclarando responsabilidades y aceptando el error si lo ha habido, pero clarito y no escondiendo nada en la manga. Y después tomar acción, que no necesariamente debe pasar por el cese (muy inconveniente políticametne en este momento) de la ministra, pero sí por una solución intermedia como nombrar a un gestor específico y quitarle la responsabilidad del AVE a la ministra, por ejemplo (desautorizarla sin desfenestrarla). No sé cuál es la solución pero el tema es mucho más importante y definitivo para el PSOE de lo que pueda parecer.
Hay que dar un golpe de timón importante al tema. Si no, lo veo mal.
Ojalá que se haga algo y no tengamos que arrepentirnos.
Hay mucho en juego.

Salud y República

Blanca dijo...

Y desde luego, las explicaciones en Cataluña, no en Madrid. Si tiene que ir Zapatero que vaya a Cataluña a explicarse y la ministra tambien.

En Madrid, es carnaza para el PP, que es lo que quieren, más barullo.

En Madrid tuvimos años de caos en la M-30 y ya veis, arrasaron... pero la tibieza con que el Psoe encara estos temas debe cambiar radicalmente. Es la hora y el momento.

animalpolítico dijo...

Yo no tengo información cercana ni experiencia en el sector. Pero mi olfato me dice que Villar Mir puede haber intendado vengarse un poquito, sabiendo cómo se las gastan los medios.

Estoy de acuerdo, eso sí, en que se han cometido errores políticos.

animalpolítico dijo...

Rafa, yo también he pensado que le hubiera venido bien a Zapatero cambiar a esta ministra en la última remodelación. Pero creo que ya entonces había habido peticiones de dimisión. Y hacerlo era como reconocer que había culpa.

Es verdad que nos estamos jugando mucho. Todos. Las elecciones de marzo se ganan o se pierden en Cataluña. Si los graneros de votos socialistas (Cataluña, sobre todo Barcelona, y Andalucía) no compensan los del PP (Madrid, Valencia)... veremos la sonrisa Profidén de Zaplana perdonándonos la vida en la noche electoral...

Espero que el votante barcelonés sepa ver más allá del lógico cabreo. Y que piense que castigar al PSOE es premiar a un partido que ha hecho del anticatalanismo primario su estrategia principal de obtención de apoyos fuera de Cataluña.

animalpolítico dijo...

Es verdad lo que dice Blanca. El caos con las obras en Madrid, las inundaciones de los túneles, etc., al final no tuvo ninguna incidencia en el resultado electoral.

No tendría por qué ser distinto aquí. Pero es un problema grave para las aspiraciones políticas de los socialistas.

Lole dijo...

La escasa inversión de infraestructuras en Cataluña durante unos años, y lo contario en los siguientes, puede tener una fácil explicación.

El AVE es una obra sumamente costosa y lenta. Se empezó en Madrid y Guadalajara hace un montón de años, luego continuó por Aragón, y ahora sigue la construcción en Cataluña. Obviamente la zona por donde se desarrollan las obras concentra el capital inversor en infraestructuras de ese año.

Adivagar dijo...

Animal, hoy voy a partir una lanza en favor de este gobierno (aunque también del anterior). Trabajo en i+d de una empresa grande que se dedica al control, automatización y protección del tráfico ferroviario.

Bien, los proyectos como estos son clave para todo gobierno, y lo que han intentado hacer los dos (ahora PSOE y antes PP), en mi opinión, es simplemente hacerlo lo mejor posible. Por mi trabajo puedo decir que ninguno de los dos gobiernos ha escatimado lo más mínimo en gastos para que todo salga bien. Pero claro, los gobiernos gestionan, pero no son técnicos, solo pueden dejarse asesorar por ellos. Y las empresas tienen sus intereses. La mia también, y como dice gracchus en estas empresas lo primordial era hacerlo bien, aunque incluso se perdiera dinero con la obra, porque esto abriría las puertas a muchas más inversiones. (Por cierto, la mía no participa en la obra civil, por lo que nos libramos de esta quema).

El problema es que el público en general no ve la dificultad técnica, y menos los políticos. Creemos que con dinero se puede realizar cualquier obra. Pero no es así. En este caso se han hecho muchas catas de terreno, pero éstas tienen una precisión muy limitada, y siempre hay sorpresas por las diferentes trazas de material. Y hay que resolverlas sobre la marcha sin que eso signifique una demora en la obra ni una afección en otros servicios o construcciones. Son muchas decisiones técnicas muy complicadas y, a veces, los técnicos fallan en ellas. En mi opinión eso fue lo que sucedió.

Los políticos ponen el dinero y escogen el proyecto que creen mejor, las empresas tratan de hacerlo lo mejor posible, pero a veces simplemente no se puede conjugar las dificultades técnicas y las presiones de los plazos. Quizá ese sea el principal error de la administración, presionar para cumplir los plazos en función de intereses electorales. Pero claro, ¿quién convence de que es mejor retrasar una obra como esta un año si no ven nada que lo justifique? La gente, si no ve que se viene abajo un andén no termina de concienciarse de los problemas técnicos que se encuentran los profesionales ahí abajo.

Perdón por el rollo, creo que hoy sí que me he pasado...

Un saludo.

Adivagar dijo...

Por cierto, lole tiene toda la razón del mundo. La zona por la que en una legislatura se hacen obras del AVE, dispara sus inversiones. Hacer un tren de alta velocidad es enormemente caro. Es atravesar España, con muchas zonas montañosas, con una vía con una pendiente mínima y radios de curvatura enormes, por lo que casi todo el tiempo van sobre viaductos o túneles. Y la señalización para que sea seguro que un tren circule a 320Km/h es sorprendentemente caro.

Naveganterojo dijo...

Animal,como sabes estoy viviendo en Cataluña,y por lo que leo en la prensa catalana y escucho en los corrillos, el PSOE,no tendra problemas para volver a ganar,aqui se comenta mucho el tema de la venganza personal del presidente de OHL,y de la falta de inversiones del anterior ejecutivo,pero muy pocos culpan a Zapatero del desaguisado.
Salud

M.Angel dijo...

Navegante, me dejas tranquilo, me empezaba a acoj...., solo faltaría que los catalanes votasen al partido anticatalan por excelencia.
De todos modos, esta ministra no debería estar.

Un saludo.

animalpolítico dijo...

Sí, Lole, tienes razón. Pero yo hacía referencia a esos debates superficiales de las semanas anteriores acerca de dónde se invierte más, etc.

El PP de Salamanca trata de hacernos creer que Zapatero 'nos castiga' porque no nos da el AVE, cuando con Aznar ni se lo planteaban...

animalpolítico dijo...

Adivagar, no sólo no te has pasado, sino que tus comentarios, como experto en el sector han sido particularmente esclarecedores. Todos te lo agradecemos, como a Gracchus, que también trabaja en ese ámbito.

Además, Adivagar, me vuelvo a descubrir por tu capacidad para ser más generoso con la ministra que nosotros los rojillos.

animalpolítico dijo...

Navegante: me gusta que tengas esa impresión. En cierto modo concuerda con una encuesta de intención de voto en Cataluña que ví hace unos días, en la que el PSC aumenta a casi 26 puntos, creo, la ventaja con el PP, con no para de hundirse en Cataluña.

Saludos a todos.

garib dijo...

No estoy muy de acuerdo hoy con vosotros, creo que tiene que dimitir, aunque entiendo que no lo haga.

Primero, que mucha o poca inversión en infraestructuras no es una medida de la gestión de un ministerio, ya que es algo que se decide en los presupuestos y viene determinado por el programa electoral, el partido y el gobierno en pleno. Podría estar de ministra ella o yo y eso no cambiaría. La medida de la gestión la da lo que es la definición de gestión, establecer un plan de actuación, usar los recursos de forma eficiente y hacer un seguimiento de ese plan estableciendo las correcciones necesarias cuando haya desviaciones.

adivagar tiene razón en que son obras complejas, pero el mayor problema ha residido en decisiones puramente políticas y no técnicas. Esta señora se empeñó en no parar el servicio de Cercanías a pesar del riesgo para no crear descontento y siguió perseverando a pesar de todos los indicios. Este aspecto fue recogido por un periódico descaradamente progre como El Periódico de Catalunya, o sea que no es ningún invento de la oposición. Hace nada, seguía empeñada en no modificar las fechas de llegada del AVE y ha tenido que ser la presión de Montilla ante Zapatero la que, al final, ha hecho efecto. Encima, cuando ha pasado por aquí, no ha hecho ni un mínimo intento de disculparse, más bien al revés, ha venido con bastante altivez a decir que no es culpa suya y a comprarnos con unas lentejas. El único que ha dado la cara y ha aceptado fallos ha sido el Secretario de Estado.

Esto no es ni más ni menos que una mala gestión y punto. No tiene nada que ver con que el PP haya hecho muchas cosas mal antes ni con la financiación. Si han habido errores antes, que seguro, ella ha tenido tiempo suficiente para corregirlos y poner las cosas en marcha. Lo que ocurre es que desde fuera se opina a partir de cuatro informaciones, pero poca gente conoce realmente la política catalana y los movimientos que aquí se producen. La financiación ha sido deficiente, pero sacarla fue muy oportunista y lo hicieron los partidos a los que le interesaba, como CiU o ERC. El verdadero problema eran todos esos meses con un servicio tercemundista y no seguro (hace nada se ha caído un andén más) por el empeño de la ministra en no perder unos teóricos votos si no llegaba el AVE cuando había dicho. El verdadero problema era no ser capaz de corregir la situación. Ahora todo son controles, medidas, seguimientos y evaluaciones de las empresas contratadas. Eso no es un buen gestor, un buen gestor sigue su proyecto, o se rodea de la gente adecuada para hacerlo, y no sólo pone parches. Para firmar papeles ya lo hago yo, por la mitad de sueldo.

En cuanto a las encuestas, cuidadito. Porque aquí encontrar un votante del PP es como buscar una aguja en un pajar, así que no indican más que lo que indican siempre..No creo que la gente esté muy descontenta globalmente con Zapatero, pero sí que una buena mayoría querría la dimisión de la ministra. Y también que el PSC se confió igual en las municipales y luego hubo un buen puñado de abstención. A lo mejor al final le viene de uno o dos escaños a ZP, así que yo me lo miraría con interés. Que según mis informaciones, ya lo hace, porque supervisa directamente todo el tema. Lo cual deja en pelotas completamente a la ministra, en la que parece que hace tiempo que no confía mucho según algunas fuentes, aunque dejemos eso en suspenso porque podría ser rumorología.

Y os diré una cosa, no podemos hacer como hacen los políticos y verlo todo en clave electoral, porque es jugar su juego. Aunque a veces estemos tentados y nos beneficie. Sinceramente, si un ministro del PP hubiera tenido este caos estaríamos todos locos pidiendo su dimisión.

animalpolítico dijo...

Veamos, Garib. Es normal que quien vive allí viva con más mosqueo todo lo que está pasando.

Pero nuestras posiciones no son muy diferentes.

1) Yo no reprocho, como es obvio, la mucha o poca inversión a la ministra. Pero reprocho la escasísima inversión previa a quienes ahora critican por las dificultades. Y aplaudo que las inversiones ahora suban. Porque la sensación de caos está precalentada por los muchos problemas con todas las infrastructuras los meses previos, convenientemente agitadas.

2) Si el trazado es problemático e inseguro la culpa es de quien lo proyectó: el gobierno del PP.

3) El gobierno actual contrajo el compromiso de llegar con el AVE antes de final de año. Y se han equivocado en el celo puesto para llegar. Han rectificado tarde, pero han rectificado.

4) Varios, menos Adivagar, hemos expresado que, políticamente, la ministra lo ha hecho mal. La solución no sé si es la dimisión, que dañaría la imagen del gobierno, aunque a lo mejor no en Barcelona.

5) Hay errores socialistas y errores del PP en las decisiones previas de inversión, en atacar que las futuras sean más altas y en el trazado elegido.

6) La clave electoral es inevitable. Si no fuera porque el PP está en campaña desde el 14-M, muchos debates se podrían hacer con sosiego, como éste. Barcelona es clave para que Zapatero gane o para que pierda... ergo para que gane Rajoy. El PP no va a tener casi votos allí, pero si Zapatero pierde cuatro o cinco escaños en Barcelona puede perder las generales. Por eso está él preocupado y los demás también. En Salamanca tiene cuatro diputados en el Congreso: el PSOE puede sacar dos y el PP dos. O como mucho el PP tres (difícil) y el PSOE uno. Luego no tiene mucha relevancia. En Barcelona hay, creo, 35 diputados...

No tener en cuenta las consecuencias electorales de estos asuntos no implica que no las tengan. En la COPE lleva unos días con un repentino interés por las infraestructuras catalanas.

La esperanza para los socialistas es ser capaces de hacer entender a los votantes de allí que son humanos, que se han equivocado en la gestión de esta crisis, pero que quieren solucionar los problemas y van a hacer lo posible y lo imposible. Y que comprendan que, en España, ganará Zapatero o ganará Rajoy. No hay más.

animalpolítico dijo...

Sería muy fuerte que, en una legislatura marcada por gestos pro-catalanes, convenientemente contrarrestadas por anticatalanismo primario, que ha dado frutos evidentes en Valencia, en Madrid y en otras regiones como la mía, Zapatero obtenga como resultado un procentaje de votos más bajo de lo normal en Cataluña.

Paradójicamente ello daría la victoria a los del boicot.

Manuel dijo...

Hace bien en no dimitir. Por un lado, porque no merece la pena que lo haga a unos pocos meses de las elecciones. Por otro, porque para los golpes que, de producirse su dimisión o cese, le llegarían directamente a la cara al presidente. Zapatero está en deuda con esta ministra. Cuando menos, le debe unas clases gratis en una escuela de logopedia.

Adivagar dijo...

Animal, el gobierno del PP no proyectó el trazado del ave. El gobierno lo licitó. El proyecto lo realizó una empresa de ingeniería completamente independiente de los partidos políticos. No se puede emplear el mismo argumento para culpar a un gobierno y para salvar al siguiente. Si el trazado es malo, no es culpa del PP. Y más teniendo en cuenta que a partir de Tarragona era solo anteproyecto.

animalpolítico dijo...

Tienes razón en precisar mis palabras, Adivagar, porque la puntualización es precisa.

Pero lo que yo quiero decir es que me parece doblemente hipócrita que sean representantes del partido político que gobernaba cuando se decidió el trazado los que critican al gobierno actual por el trazado...

garib dijo...

Todo eso está muy bien, pero no contradices las razones por las que creo que debería dimitir. No es cuestión de inversiones (que no son mérito suyo) ni de trazados, es cuestión de gestión incompetente. Repito, gestión es saber usar un presupuesto planificando, siguiendo el plan y corrigiendo problemas, lo cual puede llevar a modificar los planes iniciales. Ella ha tomado decisiones no técnicas, sino políticas que han ocasionado un caos y sólo ha rectificado porque el presidente le ha pasado por encima. Ayer estuvo aquí y ahora dirige personalmente el tema, con lo cual la ha desautorizado de facto. Aunque el problema fuera de infraestructura vieja, no ha sabido atajar el problema de Cercanías durante meses, ni le ha importado lo que debería. Pero lo peor es que no da la cara y cuando lo ha hecho ha sido para ningunear a las administraciones locales. Hay muchas pequeñas cosas que no salen en vuestra prensa madrileña.

La clave política siempre está presente, pero me niego a juzgar la gestión de una ministra en esa clave como ciudadano y perdonarle ese desastre por cuestiones electorales. Otra cosa es que lo entienda, pero no seré yo el que juegue con ese argumento, será una cosa que me trague.

En cuanto a lo de ser normal el mosqueo, creo que desde fuera minimizáis el efecto real que esto ha tenido y está teniendo en la gente, los servicios y las empresas. Los catalanes han demostrado una santa paciencia inigualable, si esto hubiera ocurrido en Madriz, hasta la iglesia habría sacado gente a la calle. Pero tal mosqueo no influye en mi opinión, ya que a mí no me ha afectado en absoluto y lo veo de cerca, pero sin sufrirlo.

Sí, sería muy fuerte, pero entonces que hubiera cesado a la ministra cuando tocaba. Yo no quiero que gane el PP, pero con esa excusa no estoy dispuesto a pasarle cualquier cosa al PSOE. Esto es como si a Caldera se le hubiera cuatriplicado el paro y a Solbes la inflación.

animalpolítico dijo...

Garib: no contradigo tus razones porque básicamente las comparto. La diferencia es que yo no tengo claro que tenga que dimitir por esas razones. Ha cometido errores, pero no tengo claro que deba dimitir.

Y efectivamente, la visita de Zapatero la ningunea. Si ella dimite, mañana pedirán la dimisión de Zapatero.

Me hace gracia eso que dices: "Hay muchas pequeñas cosas que no salen en vuestra prensa madrileña".

Me hace gracia porque la última vez que miré mis abundantes posesiones no vi ninguna prensa madrileña... ;-) Y si "vuestra" en tus palabras no indice 'posesión' sino 'referencia' te recordaré que la prensa madrileña es tan ajena o cercana a mí como a un señor de Albacete, uno de Zaragoza, uno de Vigo o uno, incluso, de Barcelona.

Ni soy de Madrid ni vivo allí. Yo soy 'de provincias', y a mucha honra.

Yo no minimizo el efecto de mosqueo en la gente. Hay un pulsómetro de hoy que muestra que el 70% de catalanes cree que habrá un efecto en las generales. El 67% de españoles piensa igual.

Pero las encuestas dan los mismos cinco puntos de ventaja que hace quince días.

Yo tampoco estoy dispuesto a pasarle cualquier cosa al PSOE. Ni a ningún otro partido. La decisión yo la tomo sumando todo. Por eso me gusta analizar cada tema.

De modo independiente a la prensa madrileña, si soy capaz. Aunque mi criterio se construya leyendo un poco de todo, incluso escuchando, con la respiración contenida, a un cierto talibán turolense algún minuto cada día.

Gracchus Babeuf dijo...

Dice Adivagar: "Animal, el gobierno del PP no proyectó el trazado del ave. El gobierno lo licitó. El proyecto lo realizó una empresa de ingeniería completamente independiente de los partidos políticos."

Por favor, yo gestiono contratos de redacción de proyectos de obra pública, el proyectista diseña un trazado por donde le manda la administración, que es quien paga. No seamos ingenuos. Y si hay que hacer un apeadero en terrenos de Esperanza Aguirre, pues se proyecta.

Barcelona tiene un problema a la hora de recibir la alta velocidad: Está encajonada entre el mar y varias montañas, con todo el terreno llano ya urbanizado. La calidad del suelo es pésima, pues practicamente todo es terreno de rellenos de aluvión, enormemente inestable. El trazado final decidido incluía una estación en túnel enormemente difícil de ejecutar, bajo el metro y bajo Cercanías. Encaje de bolillos.

Lo sensato era cortar el tráfico de cercanías en periodos programados, en verano, y hacer en esos intervalos de corte los trabajos más sensibles.

No se atrevieron a cortar entonces, y penan ahora.

Anónimo dijo...

No me digais que lo del ave tambien tiene la culpa Esperanza?la buena señora lleva 5 jefes de prensa y en su equipo no la soportan ¿que por que lo sé? por que un familiar mio se ha ido sin expectativa laboral cierta pero dice que lo prefiere...

garib dijo...

No pretendía decir que no te informaras, pero convendrás precisamente siendo "de provincias" que en ocasiones El País, La SER y otros radios y periódicos por el estilo dejan mucho detalle, comentan el tema a un nivel más superficial, a veces influídos por cuatro declaraciones y no captan el sentir de la gente, ni la de a pie, ni la de los políticos locales, ni el grueso de la opinión. Y que para ellos Madriz es el centro del mundo.

Con el comentario de babeuf, pues sobra todo. Decisión política sobre lo técnico, error de bulto, caos y falta de capacidad política para abordarlo, con algo de soberbia. Sumemos que ZP pidió la dimisión de Cascos por lo del Prestige. Creo que estamos en el mismo sitio y hay que tener coherencia. Que la dimisión no arregle nada, que ahora no sea el momento porque entren otras variables, no quita que debería haberlo hecho. Que hayan salido las mil cosas de siempre exageradas por los extremos o que ella heredara una situación difícil no la exculpa, es otro tema.

En fin, si que el presidente se haga cargo de tus responsabilidades no es una señal de pérdida de confianza, que venga Dios, o Alá y lo vean. Ahora acaba de empezar a desmontar una estación en El Prat que quería montar en plan trapero para decir que el AVE llegaba. Y lo ha hecho porque los alcaldes del trazado le comentaron a ZP lo descabellado de la idea, amén de que no lo sabían. No sé que más hace falta para ver la eficacia y el estilo desesperado de gestión que tiene esta ministra. Pero yo ya paro aquí que voy a agotar mi cupo de dedicación a la política y prefiero guardar algo para leerte.

A lo mejor tienes acciones de PRISA y no nos lo has dicho, aunque la semántica de la expresión era de referencia.

animalpolítico dijo...

A lo mejor tengo acciones de PRISA y no lo sé ni yo, pero últimamente PRISA me tiene bastante defraudado.

Te resumiré brevemente que la prensa local de Salamanca son tres periódicos a cada cual más derechista, la COPE local fiel seguidora de la línea editorial del medio y la SER local, muy muy muy timorata en sus planteamientos.

Mi referencia en temas de 'nacional' son los periódicos que llegan de Madrid, aunque yo los leo por Internet más que en papel. Y en ocasiones leo La Vanguardia o El Periódico.

Yo honestamente creo que hay muchísima diferencia en el modo de abordar una crisis entre el caso actual y el del Prestige. En cualquier caso tampoco creí entonces que Cascos debiera dimitir.