Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

martes, 27 de noviembre de 2007

Juez y parte

"La mayoría de los hombres son malos jueces de sus propios asuntos", decía ya Aristóteles cuatrocientos años antes Cristo (Política III, 1280a15).

Sin detenerme en la figura de Alcaraz y otros individuos semejantes, que hace tiempo dejaron de ser representantes de grupos cívicos y pasaron a engrosar las filas del robusto puño de una derecha española extremada e intransigente con pies en todos los estamentos susceptibles de ello, hay víctimas del terrorismo, muchas, afiliadas a la AVT y a otros grupos, que están sin duda sufriendo lo indecible los últimos meses. Es imposible, humanamente, superar de modo absoluto traumas vitales como la muerte violenta de un hijo o un hermano. Manjón, por ejemplo, nunca lo superará. Yo no lo superaría. Y mi capacidad de análisis del mundo a mi alrededor quedaría grave y profundamente afectada.

Lo triste, lo infinitamente triste, es la manipulación. El gobierno del PP tan sólo un año después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, inició un proceso de diálogo con ETA para alcanzar el fin de la violencia terrorista. Un proceso aplaudido por todos. El proceso iniciado por Zapatero en 2006, con apoyo explícito del Congreso, no ha sido objetivamente diferente en lo fundamental.

Pero el puño derecho decidió hacer de ello un casus belli, en perfecta sintonía con el resto de su política de oposición desde que perdió el poder en 2004. Que se resume en una palabra: NO. Y que se fundamenta en una estrategia: la política ficción. El alomojó.

Las primeras víctimas del espejismo son una buena parte... de quienes ya eran víctimas. Yo tengo grabada en la mente la imagen del burgalés Ortega Lara, humilde funcionario de prisiones, el día de julio de 1997 en que la Guardia Civil lo liberó de un agujero en el suelo en Mondragón, tras pasar allí enterrado 532 días, aproximadamente un año y medio. La barba larga, descuidada, los veinte kilos menos, la mirada perdida. Tenía decidido quitarse la vida 5 días después. Fue el secuestro más cruel de ETA. Como reacción al entusiasmo popular, una semana más tarde ETA secuestró a M. Ángel Blanco. Todos conocemos el final 48 horas después.

Transcurridos diez años, este sábado, intervino Ortega Lara en el acto de la AVT, bien afeitado, con algún kilo más, pero esa mirada aún sin recuperar. Después, Mª Mar Blanco, unida a él en la tragedia. Me acordé de Aristóteles y me pregunté, ¿quién os ha traído aquí? ¿para qué? ¿quién gana? ¿qué?

13 comentarios:

Maripuchi dijo...

No creo tanto que sean marionetas manejadas por nadie, Animal.. Hace años ya de ambos episodios y, no sé en el caso de Ortega Lara, pero en el de Marimar Blanco, políticamente activa, militante del PP, en este caso, ciertamente es juez y parte.

Blanca dijo...

Los sentimientos son muy fáciles de manejar, Maripuchi, facilísimo en el caso de estas personas que nunca más van a recobrar lo que perdieron el día que se convirtieron en víctimas.

Ojalá existiera un Dios para que castigara con la máxima dureza a los que los utilizan de esta manera tan obscena y degradante, que no les permiten pasar página, que cada día y cada hora les devuelven a ese pasado horrible que tuvieron que vivir, que no les dejan olvidar, que les siguen pasando el horror ante los ojos, como si fuera una película sin término.

Es tan asqueroso que los que, en nombre de las víctimas, lo único que hacen es servir de lacayos a unos intereses espurios, que no hacen más que machacar a esas pobres personas que se ven manejadas por esa marea de banderas plagadas de insultos, impidiéndoles pasar página a tanto desastre...

Scout Finch dijo...

Puff, qué complicado. No puedo ponerme en el lugar de ninguno de los dos, y quiera dios que nunca tengamos que pasar por lo que han pasado ellos. Que apoyen con tantas ganas y públicamente la postura de la AVT y del PP en contra del gobierno me sugiere que no están de acuerdo con la política de negociación de ZP y ya está. Pero eso en el fondo no significa nada en relación con su condición de víctimas.

No sé si se están dejando manipular o no, no creo que sea esa la cuestión. La cuestión es que tienen derecho a no estar de acuerdo y expresarse. Lo que me molesta más es que pretendan representar a todas las víctimas del terrorismo. Porque hay otras víctimas, que han sufrido tanto como ellos, que sí apoyan el intento de acabar con la violencia, lo que pasa es que apenas los vemos y algunas personas pueden llegar a pensar que todas las víctimas están unidas, cuando no es cierto. Las víctimas no se caracterizan por lo que tienen en común, por la desgracia que les une, sino porque son seres humanos, y como tal diferentes y con diferentes opiniones.

Si están siendo manipulados o no es una cuestión que les afecta a ellos, que para eso son adultos ¿no?

Como decía, puff, qué complicado.

J. G Centeno dijo...

Esa es la cuestión,independientemente de si hay manipulación o no. ¿Se puede ser juez y parte?. ¿Podría yo juzgar al que ha matado a mi padre? ¿Hubiera podido Pilar Manjón ser jurado en un juicio sobre el 11-M?, y siguiendo con el argumento ¿Pueden las víctimas de ETA ser parte en el final dialogado (que lo habrá si es que hay final ) de ETA? La respuesta tiene que se necesariamente la misma que se dió, y todavía algunosa dan, a las víctimas del franquismo, cuando protestaron por el hecho incontestable de que sus torturadores, véase el comisario Conesa, iban a seguir en sus puestos tan ricamente. Se les contestó que sí, que había que mirar para adelante y Manuel Fraga Iribarne es senador. ¿Es que la Falange de la posguerra era menos sanguinaria y terrorista que la ETA de hoy? Si a unos se les dió una salida honorable y se ignoró a sus víctimas, lo siento a los otros también. Por duro que parezca.

animalpolítico dijo...

No digo si están manipuladas o no, Maripuchi. Yo tengo una opinión, pero la cuestión es ¿por qué se hace esto hoy? ¿por qué la manifestación del sábado? ¿por qué no oimos a la AVT cuando era Aznar el que negociaba?

animalpolítico dijo...

Claro, Scout, que tienen derecho a opinar. Pero no tienen por qué convertirse en gurús que nos digan a los demás cómo debemos abordar la lucha contra ETA. Su opinión no vale más que la del resto de ciudadanos, por mucho que su drama sea infinitamente superior. ¿O preguntamos a las víctimas del cáncer por el tratamiento médico de la enfermedad?

Tienen derecho a opinar, pero es indigno aquel que monta con su participación y bajo su aureola, rebeliones cívicas de instinto sectario y partidista.

Si son manipulados, esto les afecta a ellos, pero también a los demás. Y si ellos pueden opinar sobre la política del gobierno, yo puedo opinar sobre la política que ellos representan o la que ellos apoyan. Sin perder un ápice de mi conmiseración por su sufrimiento personal. Igual que compadezco a la madre de un joven muerto en accidente de tráfico pero no tengo por qué estar de acuerdo con sus ideas para reducir la siniestralidad en las carreteras.

Pero hay un montaje demagógico vomitivo. ¿Le pareció bien a Mª Mar Blanco el proceso de paz iniciado por Aznar? ¿Por qué? Y si le pareció mal, ¿por qué no oimos nada? ¿por qué no hubo manifestaciones?

rosamari dijo...

Me produce un hondo pesar ver a estas personas. No he olvidado su sufrimiento.

Me descorazona la imposibilidad que tengo de poderselo transmitir. A todos ellos, el dolor que sentí entonces y que sigo sintiendo ahora cuando se produce otro asesinato.

No les puedo transmitir que no es necesario salir a la calle para que les recordemos, que muchísimos no les olvidamos nunca, que nos apena que los saquen a la calle continuamente, para mostrar su dolor.

Por favor dejarlos ya.

Scout Finch dijo...

Sí, si yo no niego lo que dices, Animal. Sólo digo que allá ellos, que si se dejan manipular, allá ellos. Lo que me fastidia es que quieran utilizar su condición de víctimas para manipularme a mí. Como tú dices, no les da más legitimidad para juzgar el hecho de ser víctimas.

Pero, aún así, yo no puedo decir cómo me comportaría si hubiese pasado por lo mismo que ellos. ¿Son hipócritas por apoyar un proceso de negociación sí y otro no? Pues sí, pero a lo mejor es que ven las cosas de distinto modo ahora que como las veían antes. No es que yo esté de acuerdo con su comportamiento, que no lo estoy en absoluto, es sólo que no sé si puedo juzgarles.

Como decía, es algo muy complicado, al menos para mí. Me debato entre que intenten manipularme y la incapacidad para llegar a comprender cómo se sienten ellos con todo este tema.

animalpolítico dijo...

Yo parto de la base, como digo en la entrada, de que yo seguramente estaría trastornado de estar en su piel.

Y no creo, francamente, que Ortega Lara haga ese discurso por hipocresía. La hipocresía está en quienes les manipulan, los artífices, precisamente, del proceso de paz (entonces sí se podía llamar así) de 1998.

Y yo también creo que es complicado juzgarles. De hecho creo que no lo hago. Otra cuestión es que tengamos que hacer lo que ellos opinen.

Sigurd dijo...

Animal, hay toda una parte de su entrada que es opinión sobre la que no entraré porque no me veo con fuerzas, pero hay un elemento fáctico que no me cuesta horrores creer que haya escrito: sendos procesos no han sido objetivamente diferentes. No me lo puedo creer.

Le dejo dos enlaces, de El País (antes del fuego amigo) y de Público. Las diferencias, de seguro, las encontrara sin mucho esfuerzo:

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/fue/dialogo/ETA/elpepusocdmg/20070610elpdmgrep_1/Tes

http://www.publico.es/018547/66/citas/dialogo/eta

Creo que hoy el PSOE ha rechazado retirar el permiso del Congreso para negociar con ETA. ¿Por qué?.

Voy a recurrir a Felipe y a su sensatez para terminar:

"El error del Gobierno es hacer depender la lucha antiterrorista de la opinión pública, porque con eso ya cuenta. Los terroristas tienen que perder toda esperanza no sólo de obtener ventajas políticas por lo que hacen, sino de obtener cualquier cosa. Cuando sepan que ni obtienen ventajas políticas, ni pueden resolver el problema de los presos utilizando la violencia, empezarán a buscar otra salida. Pero no podemos conseguir las dos cosas a la vez: que pierdan la esperanza, dándoles la esperanza de que pueden negociar. Es contradictorio en sus términios."

No le puedo quitar ni una coma. Ojalá nadie pudiera.

Saludos.

animalpolítico dijo...

Sigurd, seré claro: ambos procesos "no han sido objetivamente diferentes en lo fundamental". Ha habido diferencias en lo accesorio:

1) Aznar acercó presos
2) Aznar no tuvo en contra a la oposición política y mediática, o a la AVT
3) Aznar habló a MNLV

El PSOE no ha retirado el permiso del Congreso para el fin dialogado del terrorismo, porque esa posición es apoyada por la mayoría de la cámara y del pueblo español según las encuestas.

Es un texto coincidente de modo textual con la mayor parte del texto del acuerdo de Ajuria Enea firmado hace años por las fuerzas democráticas (incluido el PP). Consiste, en lo básico, en que si ETA renuncia a la violencia y a cualquier premio político, podrá haber un fin dialogado del terrorismo.

Marca el camino para el final de terror. Un final que debería parecerle bien a todos.

El texto de Felipe incurre en un error. No es el gobierno el que pone en el tapete del debate político la lucha antiterrorista. Es una oposición desleal que no respeta ninguna esfera, y que pisotea de modo flagrante el pacto antiterrorista que tanto blande que dice que es al gobierno a quien le corresponde dirigir la política antiterrorista, y que los partidos se comprometen a no usarla en el debate partidario.

manzanares dijo...

Yo creo que sí me puedo imaginar lo que sienten las víctimas.

Tengo un hijo de 26 años con parálisis cerebral. Sufrió un accidente cuando tenía seis años de edad. Estuvo mucho tiempo en coma profundo en una UCI infantil de La Paz. Los médicos no sabían decirnos si moriría o si viviría, y en éste segundo caso, en qué condiciones. Yo rezaba para que viviera, pero no de cualquier manera. Tuvo altos y bajos, recuerdo la noche que subió la tensión cerebral y lo operaron de urgencia para ponerle una válvula en el cráneo. Hoy conserva en su cuero cabelludo la cicatriz que muestra cómo le abrieron el cráneo como una caja de zapatos para intervenirle.

Hoy es un chaval muy majo, que habla y anda medianamente bien, pero con una inteligencia que le permite un futuro laboral muy negro (aún no ha tenido su primer trabajo).

Traté de superar aquello en los años posteriores al accidente. Acabé bebiendo más que una esponja. Al final, tuve la lucidez de reconocer que había fracasado en mi intento de salir solo del bache, y decidí pagar a un profesional. Seis años de psicoanálisis. Una de las dos mejore decisiones de mi vida. Si la hubiese tomado nada más ocurrir el accidente, me habría ahorrado varios años de depresión.

Perdonadme si os parezco obsceno por hablar de estas cosas tan personales. Pero quiero demostrar que la tragedia es un fenómeno extraordinariamente humano y, desgraciadamente, normal. Siempre ha sido así, lo que pasa es que en Occidente hemos decidido ocultarlo.

No me creo que el sufrimiento de una víctima de ETA me pueda ser algo ajeno. Mi vida cambió en un instante y para siempre. Lo que yo sí pude hacer es ponerme a trabajar para salir adelante. Sobre todo, hacerme una terapia que, entre otras cosas, me permitiese aceptar y normalizar mi nueva situación, para poder rehacer mi vida.

Adjudicarse a uno mismo el status permanente de “victima” no puede ser nada bueno.

animalpolítico dijo...

Creo que este caso es de un profundo paralelismo. Y no sólo no me parece obsceno, sino que, ante historias así, lo obsceno sería, en todo caso, la ligereza con que otros opinamos.

Me alegro, eso sí, de que hayas sido capaz de convivir con esto de modo lo suficientemente lúcido como para que puedas hablar de ello y darnos una lección a todos.

Un abrazo