Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 27 de diciembre de 2007

Dos años

Un hombre joven, de piel morena y pelo engominado se echó hacia atrás en el sillón de piel de su despacho, se ajustó los gemelos y miró con placer la hora en su reloj nuevo. Ya casi era la hora de cerrar el chiringuito por la mañana de hoy. La casita construida como oficina de ventas de una nueva urbanización, es a la vez testigo de los tratos de la empresa familiar con proveedores, empleados, políticos locales, etc.

Oyó voces a la puerta del despacho y recordó que había quedado con el pintor. "¡Qué lata! Y llega este hombre a estas horas, ¿a que me fastidia la cañita?", se dijo, contrariado. Entró un hombre de mediana edad, con un mono blanco y manchas de pintura en las manos y la cara. Tras los saludos de rigor, en los que el joven no invitó a sentarse a quien por edad podía ser su padre, el constructor comenzó, repantigado en su sillón, directo al grano...
"Dice mi padre que necesitamos saber ya cuánto nos va a costar la pintura de cada chalet". "Había pensado que xxxxx pesetas", contesta tímido el pintor. "Pues no te vamos a dar más de xxxx". "Pero es que así no sé si cubriremos casi gastos...", musita balbuceante. "Venga, venga, no me vengas con cuentos, que lloráis mucho. Recuerda que son casi 200 chalets en la primera fase y que habrá otras en las que querréis trabajar, ¿no?".
Tras un tira y afloja de no más de dos minutos, el pintor accede a la facturación rebajada. Cuando ya salía por la puerta, con el rabo entre las piernas, le interpela de nuevo el de la gomina: "¡Ah, lo olvidaba! No habíamos hablado de pintar las cornisas exteriores. Como eso es poca cosa os pagaremos x". "Pero eso es imposible, tenemos que alquilar una grúa y...". "Nada, nada, la grúa os la prestamos, así que ya está todo dicho".

En la gasolinera aún tenía en su rostro esa sonrisa. Bajó de su Mercedes gris de más de cinco metros y cuando iba a ponerse los guantes de plástico para no arruinar el olor de su perfume francés, se encontró de nuevo con el pintor, que estaba al lado con su furgoneta de trabajo, blanca y abollada. "Hombre, no sabía que había vuelto usted a cambiar de coche...", comenta el hombre mayor, en conversación amistosa. "Sí, bueno, me había cansado del BMW". "¿Qué tenía ya, dos años?", pregunta el hombre del mono blanco. "Sí, dos años".

En la ventanilla pagaron los dos el gasoil al mismo precio. Dicen que casi tres cuartas partes de lo que pagamos por las gasolinas son impuestos.

10 comentarios:

Maripuchi dijo...

Llevo ya dos horas pensando qué contestar y no tengo respuesta.

Los liberales no terminan de dar respuestas a estas injusticias (por motivos obvios)... pero la socialdemocracia, parece que tampoco...

Y así se escribe la historia.
Hoy he visto al @@~€~€| de Lanzarote soltar ponzoña por esa boca oculta tras el bigote y me he acordado mucho de ti...

Trabajemos por un mundo mejor. Quizá sólo lo consigamos en nuestras divagaciones, pero qué nos queda si no....

Dardo dijo...

De todas maneras, Animal, ambos son empresarios; y están acordando un precio. A mí lo que me preocuparía sería que por medio hubiera alguien sin asegurar ("sin papeles") o que se cometiera fraude fiscal.

Un tanto maniqueo veo los perfiles apuntados. Y lo cierto es que donde se detectan mayores bolsas de fraude son en las pequeñas y medianas empresas (esas que prestan servicios a otras y que suelen ir con el coche abollado).

Manuel Ortiz dijo...

Ciertamente, como apunta Maripuchi, este texto es bastante desasosegante. Te deja exactamente ese mal sabor de boca que el autor pretendía conseguir. Aunque los perfiles -es cierto- puedan ser un poco exagerados.

ybris dijo...

Es lo malo de la ley de la oferta y la demanda. Tiende a buscar un equilibrio pero casi siempre con más fuerza de una parte que de otra.
Quizás por eso haya que sacar del juego de esa ley cuanto se refiere a los derechos básicos que hemos pactado en la Constitución: enseñanza, sanidad, vivienda y trabajo.

Un abrazo

Gracchus Babeuf dijo...

Ahora que se acercan las elecciones y las promesas de bajadas de impuestos, conviene explicar cómo repercuten de distinta manera los impuestos directos y los indirectos, según tu nivel de renta. Una bajada del impuesto sobre la Renta, compensado con una subida del IVA, beneficia a los ricos y perjudica a los pobres. La proponga Rajoy o Zapatero.

Blanca dijo...

Pero bueno, gracchus, ¿a estas alturas de la peli hay alguien que no sepa quien es el que sostiene al fisco en cualquier país? Desde luego el del Mercedes no, no, no...

Somos tu, y yo, y tantos como habitantes tiene el país que son asalariados y consumidores... por éso nos lanzan al consumismo... ahí es donde están los impuestos...

Freia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
animalpolítico dijo...

Como os habéis imaginado, amigos, trato de reflejar de modo cercano qué razones me mueven a desconfiar y a rechazar las "bajadas de impuestos" de períodos preelectorales. Bajar el IRPF para subir los indirectos.

Maripuchi, Gracchus, sí, en esto el PSOE no ha corregido la tendencia. En absoluto. Y me parece una equivocación.

Dardo, sí, claro, mis personajes son dos empresarios, pero podrían estar sacados de la vida misma. Bueno, están sacados de la vida misma. Yo tengo en mente a dos personas que conozco. No estoy hablando de fraude fiscal. Lo que planteo es que el impuesto indirecto no es justo, no es progresivo.

Blanca, la verdad es que yo creo que el ciudadano medio no es demasiado consciente de las implicaciones que tienen las "bajadas" de impuestos. Por eso los políticos las venden como la solución a todos sus males.

En esta España dividida en dos, es frecuente oir ahora a funcionarios públicos despotricar de los impuestos. Lo que, desde luego, tiene gracia...

Paco dijo...

Tienes razón maripuchi; lo peor de todo no es que la derecha consienta esto, eso es normal, lo malo es que la izquierda, alegando siempre la libertad de mercado, mire para otro lado. Pasa lo mismo con la miseria que se paga a los agricultores y los precios que tenemos que pagar después en los mercados. ¿Por qué no interviene el gobierno? Luego si nos copiamos un disco por internet, sin ánimo de lucro, bien que nos lo cobran por adelantado.

Gonover dijo...

Eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio favorece, descaradamente a los ricos, lo haa Esperanza Aguirre o lo prometa ZP.

Eliminar el IRPF a los que ganan menos, favorece claramente a los menos pudientes, lo prometa Rajoy o quien sea.

¿Cómo lo pretende compensar Rajoy? Os recomiendo que acudáis a lo que dijo Arenas en TVE para Andalucíaen "Tengo una pregunta para usted".