Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

sábado, 29 de diciembre de 2007

El conductor de Lepe


¡Consenso!, invocan. Consenso. 113.000 veces quiere Rajoy recuperar el consenso según San Google. Esto me recuerda al conductor de Lepe que va por la autopista y oye por la radio: "¡atención, hay un loco que está circulando por el sentido contrario de la A-92". Y que contesta: "uno, no, ¡¡TODOS!!".

Siempre pienso en esto cuando les oigo hablar de consenso. Tiene gracia. Están tratando de edificar a toda prisa un marco lakoffiano según el cual ellos trabajan por el consenso y los socialistas por el desencuentro. O dicho sea mejor así: no es que el PP se haya opuesto a todo lo planteado desde el gobierno a lo largo de la legislatura, generalmente sacado adelante pese a ello con el apoyo de otros grupos, incluso de todos los otros grupos. Nooooooooooo. Lo que ocurre es que todos los demás se han opuesto al PP. Como el conductor de Lepe, vamos.

Eso sí, 'con-senso' hace referencia a una decisión tomada por acuerdo de unos con otros. ¿Cómo es posible que el PP enarbole hoy la bandera de la capacidad de tomar decisiones por 'consenso'? ¿están alardeando de su capacidad de diálogo o de negociación? ¿hemos de juzgarles por lo que han mostrado en estos años? ¿alguien recuerda alguna 'cesión' en algo por su parte? Porque, amigos, un consenso no sólo es llegar a un acuerdo. Un consenso es llegar a un acuerdo dejando parte de tu posición de partida si quieres que el de enfrente haga lo propio, hasta llegar a un terreno neutral aceptable para ambos. Capacidad de diálogo no es hasta qué punto eres capaz de imponer tu criterio a otros, sino hasta qué punto eres capaz de entender y aceptar parte del criterio de otros, cediendo en parte de tus pretensiones ideales.

Todo lo dicho hasta aquí tiene que darnos la fuerza necesaria para hincarle el diente a uno de los discursos políticos más disparatados que recuerdo. Estoy seguro de que asesores de imagen han convencido al PP de que estar asociados a la imagen de pepito grillo derivada de su "no" a todo podría ser costoso electoralmente. Y se sacaron de la chistera el conejo del consenso. Y nos lo han puesto en el menú, hasta en Navidad. Según dijo Rajoy ayer mismo, la legislatura que concluye "no ha sido buena y se ha perdido una gran oportunidad de colocar a España entre las mejores economías del mundo". Bien, esto es una valoración respetable como tal. Muchos españoles la compartirán y otros muchos no la compartimos, pero nada más.

El dislate comienza con su oferta para la próxima legislatura: "una nueva etapa, en la que habrá acuerdos básicos porque lo que ha ocurrido estos cuatro años sólo puede ser un paréntesis". "Trabajaré para que haya grandes consensos nacionales, para que España sea lo que quieren los españoles, para derrotar a ETA y me ocuparé de la economía y el bienestar de los españoles".

Dejando pasar esa forma sutil de acusar de la división a los demás (como el conductor de Lepe), tiene gracia el eufemismo. Anuncia que trabajará por el consenso si gana, lo que nos induce a sospechar que, si pierde, trabajará en contra del consenso, algo acorde, eso sí, con el patrimonio de su grupo. Es casi tierno el contenido de sus "consensos":

  1. que España sea lo que quieren los españoles... una vez terminada la plácida época franquista, ¿cuándo no ha sido así? ¿qué quiere decir en el fondo de su mente eso de 'españoles'? ¿son españoles para Rajoy los nacionalistas vascos, catalanes o gallegos? ¿son españoles los de izquierdas? ¿los 16 millones de votantes que no votaron al PP en 2004 son españoles? ¿o sólo lo son en tanto en cuanto voten al PP?
  2. derrotar a ETA... ¿alguien, aparte de ETA, ha querido que ETA venciera? ¿es lo que insinúa? ¿qué 'consenso' hay que recuperar aquí?
  3. bienestar... ¡ah, bueno, menos mal, creo que llegar a consensuar que esto es bueno no será difícil...!
Entre líneas uno va viendo el curioso desarrollo semántico que está tomando ante nuestras narices el término 'consenso': hoy, para varios millones de españoles estimulados por ciertos líderes de opinión, 'consenso' es que se hagan las cosas a gusto de la COPE. Rajoy va a trabajar por esos consensos 'nacionales' (sí, sí, él dice 'nacionales'), y si los demás no los aceptan es que están contra el consenso (sí es una perogrullada, ya lo sé, pero los caminos de la retórica tienen esto). Eso sí, que no se enteren desde la derecha mediática que se deja el PP ningún pelo en la gatera. Rajoy aseguró que promoverá un acuerdo "para derrotar a ETA, no para negociar". "No negociaré con ninguna organización terrorista nunca. Es un error". Estos son los términos del 'consenso' de Rajoy. Los demás, que se sumen. ¡J..., así consensúa cualquiera! Lo que digo, hermoso deslizamiento en el uso del término.

¿Y tú, qué, estás por el consenso? ¿qué consenso?

24 comentarios:

Maripuchi dijo...

Eshte sheñor no tiene dishcursho, como bien shabesh, Animal...
Lo único que puede eshperar de marzo es que no le llueva demashiado.

Beshitosh navideñosh

Manuel Ortiz dijo...

La palabra 'consenso' en la política española dejó de tener el sentido que alcanzó a tener en la etapa transitoria. No creo que haya que salir en defensa de tal vocablo. Al fin y al cabo, las palabras poco son. Pero es que el PP carece por completo de gente que haga exámenes de la realidad desde un punto de vista mínimamente coherente. Y los demás, PSOE incluido, no le van mucho a la zaga.

La política española hace tiempo que funciona en base a las encuestas. Y si lo que es oportuno hoy es llenarse la boca de consensos, pues nada, a hablar de consensos. Son como las modas. Sólo que día visten más horteras.

ybris dijo...

El lenguage político se ha convertido en un lenguaje publicitario. Lamentablemente. Si la palabra consenso vende, pues hablaremos de consenso. Si el hablar de aborto no vende, pues se elimina.
En mis imposibles sueños políticos me figuro una etapa en la que se edita una respuesta razonada y objetiva a las cuestiones que acucian a la sociedad y se presenta a los ciudadanos para que la lean y mediten y se prohíba cualquier otra exposición pública.
Los que nos sentimos republicanos o partidarios de la autodeterminación o defensores de la extensión de los derechos de vivienda, trabajo y dignidad hasta el último de los ciudadanos agradeceríamos poder hablar de ello sin que nos aplasten con dogmas, constituciones o derechos naturales.
Y, desde luego, tener que oír ahora al PP hablar de consenso me pone ya la cara con forma de pedorreta.

Abrazos.

animalpolítico dijo...

La verdad, Maripuchi, es que discurso sí tienen. No tiene nada que ver con la realidad, pero existir existe. Es cambiante cuando les conviene, pero está ahí:

1) Ellos son los únicos enemigos de ETA.

2) Ellos son los únicos que aman a España

3) Ellos son los que se preocupan por nuestras hipotecas

4) Todos los males son responsabilidad de Zapatero...

animalpolítico dijo...

Manuel, claro, el problema no es la palabra.

Ellos han identificado el aprecio de los españoles por lo consensuado y el entendimiento. Pero en lugar de aplicarse a ello, lo fingen de manera burda. En lugar de mostrarse como defensores del consenso, se dedican a repetir la palabra y a acusar al otro de la ruptura y de "arrinconarles a ellos" (¡!).

Ahora que el PSOE diga que esta es la legislatura es la de los consensos... tiene guasa. No lo es. No será por culpa de ellos, quizá. Pero no lo es.

animalpolítico dijo...

Sí, ybris. Es una batalla de imagen, no de productos. Una pena. Cada vez peor calidad.

Reconozco que en los últimos cuatro años ha sido difícil debatir de nada entre tanta hipérbole y conspiranoia, pero sigue siendo una pena que nos hurten el auténtico debate. Ni los medios han colaborado. Bueno, sí, han colaborado en el sentido equivocado...

Freia dijo...

A lo mejor digo una solemne majadería (es probable) pero, al hilo de lo que dice Ybris y lo que subraya Animal, es cierto que el debate, a veces, es difícil pero también habría quizá que apuntar que, para un grupo no despreciable de gente, el debate es algo que exige esfuerzo, participación, comprensión. También deberíamos mirarnos a nosotros de vez en cuando, los ciudadanos de a pie, y hacer un poco de autocrítica. Mucha gente se limita a emitir un voto y piensa que el resto no es cosa suya. Deberíamos participar más como ciudadanos y asumir las responsabilidades que tenemos como tales. A lo mejor, de tan obvio es una perogrullada... Lo dejo caer.
¡Feliz Año a todos!

animalpolítico dijo...

Freia, no, no, tienes razón. Nada de perogrullada. Por otro lado, está hoy el patio de un modo que muestra a las claras que hace mucha falta una pedagogía básica de la ciudadanía. No sé a qué me suena esto.

El sectarismo que se destila desde todos lados es potencialmente muy dañino para la objetividad tranquila de cada uno de nosotros. Ya no es un debate de múltiples posicionamientos ante múltiples asuntos. No. Ahora es trincherismo. ¿Quién defiende esto? Pues me opongo. ¿Quién lo apoya? Pues estoy de acuerdo.

Se ha olvidado eso de "¿cuál es la propuesta?".

Los pasos que no doy dijo...

Pues no, yo no estoy con el consenso, "consenso" es la palabra que ha venido a definir "la ley de punto final" con la que los franquistas se vieron libres y exculpados de sus crímenes a la muerte de Franco, ese mismo que aún siguen defendiendo con ardor.

Siempre es la derecha la que habla de consenso, observádlo, y siempre es para decir lo mismo: consenso es "aquí se hace lo que digo yo".

Leo en algunos digitales (de la derecha moderada) un deseo ardiente porque el 9 de marzo lo que salga de las urnas sea un gran pacto a la alemana (PP-PSOE), consenso lo llamarán ellos cuando vean que han perdido las elecciones, y rompedor de consensos cuando vean que ZP vuelve a formar gobierno. Y serán otros cuatro años de raca-raca, ya más amortiguado, claro está. O eso espero.

La palabra consenso es como la palabra transición, pretenden esconder con ellas lo peor de la derecha y así, sea como sea, seguir gobernando España.

No, no estoy por el "consenso" ese. Prefiero la palabra "pactar", "dialogar", "debatir",...

Feliz año 2008, animal, y que el 9 de marzo nos pille con una copa de cava en la mano¡

Salud, amig@s

Blanca dijo...

Feliz año, animal, y firmo y rubrico lo dicho por los pasos... estoy de consenso hasta los mismísimos... el PP ha jodido una vez más otro concepto hermoso. Cambiémoslo por diálgo, me parece muy bien.

Paco dijo...

FELIZ AÑO ANIMAL. UN ABRAZO

animalpolítico dijo...

Mi querida Pasos da en el clavo. Si 'consenso' es lo que ellos dicen, no lo quiero, yo tampoco.

Pero no tenemos por qué dejarles la palabra. Una palabra de connotación positiva prospituida por ellos es potencialmente dañina.

Sí, si ponemos el dedo en la llaga de ese 'consenso' quizá no se nos entienda. Pero yo nunca renuncio.

'Consenso' es llegar a soluciones acordadas entre varios. Otra cosa no es consenso. Y nunca entraré por ahí.

Feliz año, amiga.

animalpolítico dijo...

Igualmente, querida Blanca. Pero no nos dejemos que nos arrebaten el concepto hermoso de consenso. Señalamos las veces que haga falta qué es consenso y qué no lo es. No regalamos ni un palmo de terreno sin una lucha. LO QUE ELLOS PLANTEAN COMO ELLOS LO PLANTEAN NO ES CONSENSO.

¡Feliz entrada al nuevo año!

Feliz año también a ti, Paco.

Dardo dijo...

Parece ser que empezamos el año con planteamientos irrenunciables, radicales o pesimistas; en la línea de observar una pérdida de significado actual del término consenso, bien en acusarla de ser un producto de la actual mercadotecnia política de unos y otros; de ser un indeseado resultado de una ley de punto final en el contexto de la transición; de ser derechas esto del consenso; de apuntar como nefasto lo referido a la transición y al consenso.

La palabra se ha roto, aunque se anhela y su significado por todos, pero se huye del significante como si de una gran impostura se tratase o fuera una coyuntura oportunista. No se está dispuesto a bajarse de determinadas posiciones numantinas. Sin embargo el consenso es una obligada respuesta a una situación de falta de mayoría parlamentaria. Y en éstas estamos y previsiblemente estaremos. Nuestro Animal, como hila fino, no está dispuesto a dejar en manos de la derecha el capital político que supone el concepto consenso.

Y es verdad. El mayor período de bienestar de toda nuestra historia contemporánea donde se han alcanzado mayores cotas de justicia y libertad es éste: el nacido de la transición y su instrumento: el consenso. Que dicho sea de paso una vez más: ha conjurado la brutalización y la violencia políticas.

Consenso es la convergencia dentro del pluralismo de partidos de una democracia occidental; lo que significa como mínimo paz en el debate politíco (donde se proscriba de manera fulminante y sin fisuras la violencia fuera del propio Estado) y si es posible concordia.

Sorprende haber leído aquí que el consenso favorece a la derecha. Recordar simplemente que en la Comisión de Asuntos Constitucionales donde se elaboró nuestro proyecto constitucional de 1978 sufrieron puntualmente y de manera circunstancial -por diferentes motivos- la ausencia y retirada de dos partidos: Alianza Popular y PNV. Sin citar que determinados "avances" en el derecho de familia (derecho matrimonial), la misma descentralización territorial, determinadas despenalizaciones, etc. son producto de una Constitución que permite cierta flexibilidad.

¿Reglas de juego?. Los procesos de decisión política deben darse en un marco de neutralidad que no es otro que el del Estado que no se identifica singularmente con ninguna facción.

Disenso y consenso. El disenso es consubstancial con un régimen democrático. Pero si no queremos desintegrarnos como comunidad política debemos establecer límites a lo centrífugo que es sólo una visión de una parte. Se debe tener consenso respecto de determinados valores (persona, libertad, justicia e igualdad) y en relación con cómo organizar la resolución de conflictos (procesos electorales, judiciales, constitucionales etc.).

El profesor Sánchez Agesta, siempre tan lúcido, nos ha dicho que lo paradójico es que consenso significa "un acuerdo en no estar de acuerdo".

Desde una perspectiva revolucionaria esto es inadmisible. Porque cualquier jacobino está iluminado de su verdad secular y no admitirá otras verdades; lo más que podrá llegar es entender esas otras cosmovisiones políticas como errores. Sorprende que algunos que se proclaman como librepensadores, sean tan estrechos de miras políticas.

Nuestra Constitución, artífice de nuestro mayor período de paz jurídica y política, ha sido denominada como la Constitución del consenso y la de la reconciliación. Hoy no vende lo de integrar en plena puesta en valor de absurdos movimientos de desintegración. Pero incluso estos pulsos desintegradores que no son otra cosa que llevar al absoluto el disenso, tienen su cabida en la convivencia política dentro de los cauces y de las reglas de juego. Lo otro es apostar abiertamente por conculcar por la vía de los hechos nuestro sistema.

Las consecuencias últimas del disenso sólo pueden ser superadas por el compromiso. Y en estas estamos.

Feliz año Animal y cía.

Los pasos que no doy dijo...

A ver, dardo... ¿por qué inventar significantes nuevos si ya hay palabras (diálogo, negociación, debate, pacto -recalco esta última-) que tienen el significado que todos entendemos de "compromiso"?

¿Por qué la derecha siempre apela al "consenso" en lugar de al "diálogo"? ¿Es que no se puede dialogar con ellos? ¿con la derecha sólo se "consensua"?

¿Por qué siempre se habla de "consenso" cuando es la derecha la que no gobierna o -como ocurrió en la "transición" (otra¡)- ve peligrar sus privilegios?

Ejemplo: ¿no fue "consensuado" el pacto contra el terrorismo? No, entonces como gobernaba la derecha, esa ley no fue "consensuada" sino fruto de un "pacto" entre PSOE y PP, vaya por dios¡ entonces el consenso no importaba (te recuerdo que ese pacto fue hecho a propuesta del PSOE, entonces en la oposición, encima¡)

Ese pacto en su artículo primero decía: "La lucha antiterrorista la dirige el gobierno" o más abajo: "la lucha antiterrorista no se utilizará en la legítima confrontación política" (o algo así)

Ahora, que el gobierno no es de la derecha, ese "pacto" no vale para el PP y lo que hay que hacer es "consensuar" otro, siempre claro si llegan al poder en marzo, porque si no gana todos los demás seremos los responsables de que el "consenso" se haya roto. Ergo: el consenso sólo funciona si gobiernan ellos. Curioso y muy democrático, porque si tantas ganas tienen de "consenso" no entiendo por qué esperar a marzo, podrían empezar ya, ¿no crees?, pero no... claro que no, si ganaran en marzo, la derecha dejaría de hablar de consenso, y empezariamos a hablar de la lealtad y responsabilidad en la oposición. Ya ves tú. Y no creo que pienses que exagero: hemos tenido ocho años de gobierno de Aznar para saber por donde se pasa la derecha los "consensos"

Estar en contra de ese "consenso" después de 30 años no significa querer la desintegración de nada. Simplemente se pide que cuando la derecha esté en la oposición actúe con lealtad y responsabilidad (no golpista, judicial o políticamente, como ha hecho estos 4 años)y que sepan dialogar para llegar a pactos con el gobierno, porque eso redunda en mejoras para todos, y, en el caso concreto del terrorismo, para no dar fuerzas a los asesinos...

Y ya termino: a mí se me abren las carnes cuando oígo en boca de esta (insisto ESTA) derecha palabras como consenso, familia, responsabilidad. Tengo 48 años y no he visto el cambio democrático en la derecha así que pienso que en realidad lo que están diciendo es "aquí se hace lo que yo digo", la familia sólo será beneficiada si es papá, mamá y dos hijos (supongo que sin cardenal) y responsabilidad es callar y aguantar sus despropósitos: como la guerra de Irak o convertirse en portavoz de ETa (perdón: MLNV)

Mi postura no es negativa, sino realista. Es el PP el que tiene que democratizarse, no yo. Yo ya era demócrata cuando se sacaron de la manga la palabra "consenso" o "transición" para evitar juzgar sus crímenes o incluso permitir que estuvieran en el Parlamento. Ahí siguen los franquistas, alguno hasta en Europa, como el plácido Mayor Oreja, sin que nadie de su partido le haya puesto los puntos sobre las íes. El que calla otorga, Dardo... Ese es el PP actual. Tú comprenderás que no quiera llegar a consensos con esa gente. Ya se llegó hace 30 años y mírales, ahí siguen, de viaje al centro.

Digo lo de Guerra: "pero... ¿de dónde venía esta gente?

Pues eso.

Un besito gordo,

animalpolítico dijo...

Amigo Dardo, no sé si se sorprenderé, pero en lo conceptual estoy básicamente de acuerdo contigo.

Para mí el concepto 'consenso' es un concepto positivo en sí mismo. Donde yo pongo el acento es en el abuso y distorsión del mismo por parte de quienes menos lo practican y no obstante se hacen dueños.

Lo último que te aclararé es de más matiz. No hablo por mis amigos ahora, sino sólo y exclusivamente por mí. Yo no soy revolucionario. Creo que la izquierda moderada con la que me identifico no lo es. El PSOE no lo es. Me adhiero a un nicho ideológico que aspira a la igualdad y a la justicia social dentro del orden legal establecido, sin renunciar a hipotéticas reformas del mismo. Una izquierda reformista, no revolucionaria, en suma.

Un abrazo y feliz entrada en el nuevo año a todos.

animalpolítico dijo...

Pasos, haces una aportación valiosa en la discusión semántica y tienes razón en lo fundamental, desde mi humilde opinión.

Pero 'consenso' no es un término que inventaran ellos y no es un término que ellos apliquen de veras. Ellos no consensúan, están en posesión divina de la única verdad verdadera. Mutable: si ellos dialogan con ETA está bien, si lo hacen los demás es rendición. Con la misma realidad.

Yo también creo que la asignatura pendiente principal de esta democracia es que sectores dirigentes de la derecha se la crean en el gobierno y TAMBIÉN CUANDO LES TOCA ESTAR EN LA OPOSICIÓN.

Un saludo.

Dardo dijo...

Madeleine. ¿ Me permites una precisión?. Es ésta: el diálogo es un proceso; el consenso un resultado. Así que aquél es lo que conduce a éste. ¿Estamos dando vueltas a lo mismo?. Me parece que no es posible entenderlos como sinónimos.

Estamos de acuerdo en algo: Queremos un resultado donde se afiance el pluralismo; un acuerdo en que podemos estar en desacuerdo. Supongo que ninguno de nosotr@s queremos un discurso único.

Vamos a dejar una cosa clara Madeleine. En 1977 gana la UCD; que vuelve a revalidar su victoria en 1979 (pasando de 166 a 168 escaños de diputados y progresando de 115 a 120 senadores). Esto quiere decir que los partidarios de digamos más velocidad reformadora o incluso ruptura fracasaron ( el PSOE pasó de 103 a 98 diputados ). El Gobierno de centro derecha ganador sabedor de su minoría continuó con el consenso en ambos períodos. Luego hemos tenido "rodillo" porque las mayorías absolutas tienen eso. Aún así es bueno un talante que integre en aspectos básicos.

Esto de los consensos mínimos es cosa de todos. Eso sí.

¿Me hablas de derecha golpista?. ¿La derecha nacional que tiene en su haber sacado a la extrema derecha del arco parlamentario?. Vamos a dejar clara otra cosa: No hay ningún partido antisistema a la derecha nacional del PSOE. ¿Podríamos mantener este mismo retrato a su izquierda nacional o nacionalista o en las derechas nacionalistas ?.

Todos los partidos son democráticos si renuncian a la lucha violenta. Exceptuando a los que ponen peros a condenar la violencia terrorista, está claro que aquí nadie tiene patente de ser más democrático que nadie. Resulta casi risible que partidos con una representatividad minúscula se erijan en pontífices de la democracia y tachen a uno de los dos partidos mayoritarios (con mucho mayor respaldo de votos) y con opción realista de gobernar, de poco democrático.

No se trata de que te caigan peor o mejor; se trata de que son y están. Y esto lo generalizo para todos excepto los que apoyan la lucha terrorista que deben ser proscritos del debate político, procesarlos y condenarlos.

Animal. No me sorprende; en absoluto. Sé que en el concepto íbamos a coincidir. Y también sé que estás en la línea de la reforma continuada. Es lo sensato. Esa ha sido la línea del PSOE la de una reforma constante. En sí no es criticable. Tampoco debiera ser criticable que la sociedad (que va más allá de la dicotomía simple PP/PSOE) se pronuncie y se exprese cuando considera que el Gobierno proyecta reformas que se estiman injustas desde otras percepciones.

Esperemos que la próxima legislatura (gane el que gane) se recuperen formas y no se deteriore más algunos institutos o incluso degeneren.

Saludos a todos. Espero que te hayas recuperado totalmente de la gripe. Creo que la propagan ciertas gaviotas que anidan en Génova, 13. Ya se sabe, aves de mal agüero.

Los pasos que no doy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Los pasos que no doy dijo...

Efectivamente, Dardo, ese es el problema, cuando se trata a la vez con palabras que significan lo mismo pero que intentan confundir..., consenso es una de ellas, transición es otra.
Losconsensosdelatransición ya es la requetepalabra ya es la rehostia¡

Efectivamente, Dardo, a través del diálogo se llega al pacto. El "consenso" es un invento de la "transición" que nos viene a decir algo así como: a la muerte del dictador hemos pactado, en secreto y de manera oscura, entre los vencidos y vencedores de la guerra varias cosas: 1) habrá una ley de amnistía que lo mismo vale para los demócratas encarcelados que para sus torturadores, por si pudieran estarlo, 2) no habrá juicios contra los crímenes del franquismo, 3)la bandera, sin aguilucho, 4) el rey y 5) una constitución para todos que, te recuerdo, AP votó no.

"Consenso" es eso: los pactos oscuros entre los fascistas del régimen, cuyo dictador acababa de morir, y los demócratas.

Insisto: prefiero pacto. La palabra "consenso" se ideó para confundir.

Por lo demás, Dardo querido, te has puesto tan serio que también a mí me han dado ganas de dejar claras algunas cosas: (je je)

1) Sí, te hablo de derecha golpista: esa misma que no es que haya sacado a la extrema derecha del arco parlamentario, sino que la ha metido. ¿De qué si no tenemos a franquistas como Oreja o Fraga de eximios representantes democráticos en las instituciones? Eso sin contarte los nuevos fichajes: Santiago Abascal, por ejemplo, presidente de una fundación por la defensa y la nosequé españolas.

El mérito de Aznar es haber unido a la derecha (eso no lo digo yo sola), y tanto¡ están todos en el PP¡ y algunos con carguito y todo.

Y sí, dejando claras más cosas:

2) tienes razón: no hay ningún partido golpista ni a la derecha ni a la izquierda del PSOE, puesto que todos huyen de la violencia. Si admito eso, admíteme tú a mí también que ANV, que lleva 30 años en las instituciones, o el PCTV (cuya entrada, en el año 2000 -un año después de la ruptura de la tregua del 98- en el registro de partidos se lo debemos a Acebes) son tan democráticos como el PP, y que no condenar la kaleborroka es tan "miserable" como no condenar la xenofobía de un partido en una de cuyas concentraciones fue asesinado un chiquillo de 16 años.

Y con esto no quiero decir (me da rabía tener que hacerlo) que yo justifique la actitud de ANV o el de las nekanes. Para nada. Creo que son cobardes y están encubriendo crímenes, pero también son injustificables las declaraciones del obispo de Tenerife y aún no he oído a ningún miembro del PP pronunciarse en contra. Y no creo que eso suceda, como tampoco creo que suceda que ANV condene ningún atentado.

Son golpistas? No, sólo pre-democráticos.

En fin...

Salud, amigos¡

Dardo dijo...

Yo no me pongo serio, querida Madeleine, y menos contigo. Simplemente expreso como percibo yo las cosas. Yo no pretendo tener la razón; pero tampoco estoy por que me impongan una dogmática secular.

Tú estas empeñada en que lo de la transición y el consenso ha sido un fracaso y una impostura. Yo estoy en lo contrario. Creo que te referirás a una insatisfacción personal de ver plasmado en la realidad política lo que tienes como proyecto político deseable. Pero los datos nos dicen que el pueblo español ha refrendado todo ese proceso que tú denostas. No me valen explicaciones sobre democracia tutelada. Siempre, querida, siempre hay presiones en el ambiente. ¿Somos o no adultos?. ¿El pueblo es menor de edad cuando contraría nuestro anhelo; y responsable cuando lo apoya?.

Los datos nos dicen que el referendum para la reforma política de 1977 se aprobó con el 94.2% de los votos emitidos con una participación del censo electoral nacional del 77.4%. Todo ello con la oposición de socialistas y comunistas que preconizaron la abstención y de la extrema derecha que abogó por el no. Como ves, querida, todo un fracaso estrepitoso de la izquierda que siempre le fue imposible digerir; y que en su oposición al proceso reformador de la transición se aunó de hecho con el bunker. Las cosas claras.

La reforma fue impulsada por los reformadores; no por los rupturistas. Aquellos tuvieron el refrendo del pueblo. Y tal es así que en los procesos electorales de 1977 y 1979 el centro derecha ganó; porque la ciudadanía vió sensato ese camino reformador ajeno a la turbulencias de la revolución. ¿Pero es que no tenemos "memoria"?.

Y todo lo devenido hasta aquí es globalmente satisfactorio visto por comparación con otros países. Aquí la única lacra de verdad ha sido la violencia terrorista; y todo lo demás francamente superable.

Y no quiero entrar en otros temas por respetar el hilo que ha marcado Animal.

Un abrazo Madeleine.

Los pasos que no doy dijo...

Dardo... ¿de veras te parece un fracaso de la izquierda el triunfo arrollador del PSOE, con González a la cabeza, en el año 82? Y su gobierno duró 13 años¡

Discrepo contigo (iba a decir "en algo", pero creo que es "en mucho), en una cuestión esencial: el centro derecha (como llamas tú a UCD, y estoy dispuesta a "consensuar" ese término contigo) no fue más que el fruto del miedo, sí MIEDO, que impregnaba a la sociedad española después de 40 años de dictadura cruel y hortera (porque hortera era un rato además), la gente en 1977 votó lo que menos temor le producía: una derecha con Suarez, tan mono y tan demócrata a pesar de haber sido secretario general del Movimiento. Pero había miedo de golpes de estado y guerras civiles, porque de miedo estaba impregnada la sociedad española. Porque si algo caracteriza a "losconsensosdelatransición" es que se hicieron con la sombra de los sables cuidándo a la derecha las espaldas. Sables que el 23F dejaron de estar a la sombra... memoria, Dardo, memoria.

Y claro, ya lo sabemos todos, no?, con las armas encima de la mesa no se puede negociar, pero, al parecer, con los golpistas sí se pudo consensuar. Maravillas de la palabra.

Hay más cosas aparte del terrorismo que sí, que te parecerán superables pero no lo son: la derecha sigue siendo la misma -con muy ligeras variantes- que la del 36; la iglesia, en su jerarquía, ni te digo; el empresariado es decimonónico (ahí están los sueldos de 640 euros a los limpiadores del metro)..., en fin, que no quiero caer en la trampa de creer que el terrorismo etarra es el principal problema de este país. No es verdad. Es un slogan del PP, y si no mira las encuestas. ETA tiene menos capacidad operativa(o nos acordamos ya de la década de los 80-90?),y sus discursos (los de HB) son cada vez más titubeantes y tienes menos raigambre social. Y eso es gracias a los gobiernos democráticos, a todos.

¿Podemos decir lo mismo de la extrema derecha?

Otro abrazo,

animalpolítico dijo...

Gracias por vuestras contribuciones, amigos. No tiene sentido que resucite yo ahora tan interesante debate. La gripe y un viaje fin de vacaciones me ha tenido alejado del teclado.

Baste decir que me siento más cercano a Pasos en la mayoría de las últimas valoraciones, y que seguiremos matizando todo en próximas entradas.

Saludos

Alberto Ríos Mosteiro dijo...

Os invito a todos a participar y a haceros eco de la iniciativa emprendida por el blog "la sombra de Aznar", el Proyecto 80%. Un saludo.