Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

miércoles, 19 de marzo de 2008

¿Qué nos queda por oir, qué nos queda por decir?

10 comentarios:

Juan dijo...

Estimado Animal: seguro que por oír nos queda todavía mucho, no escuchemos. Nos vendrá fenomenal para nuestra felicidad.

Divina nena dijo...

Juan, eso es lo malo, que dejemos de escuchar e intentemos vivir en "nuestro mundo". Además seguramente, para personas como tu y como yo sea imposible.

Vergonzoso, doloroso, no hay palabras ante la declaración de este señor, al que no pienso nombrar.

ybris dijo...

Sostenella y no enmedalla.
Tanta desazón me provocaron entre el uno y el otro que ni siquiera pude comentarte la entrada anterior.
A pesar de que tanto llevamos oído...

Abrazos.

Júcaro dijo...

Estoy convencido que el señor Aznar, ya que considera la situación de Iraq como "muy buena", estará pasando sus vacaciones en compañía de toda su familia en Bagdad por ejemplo.

¡¡Las cosas que hay que oir!!

Gardagami dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Freia dijo...

Sin palabras. No las hay para definir el horror.

Palabras Inefables dijo...

Gracias a Internet he podido volver a contactar –después de muchos años- con personas que fueron muy importantes en mi vida, como por ejemplo vuestra amiga bloguera “Blanca/Utopía existe”.

Le he colgado un homenaje en youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=FFnZiT5E-hA

txantxangorri dijo...

palabras necias oidos sordos, decía mi amama.

un abrazo

Dardo dijo...

Nos queda por oir a nuestro charro favorito; que con sus comentarios pone contrapuntos a lo dicho de manera tan fría.

Pero una pregunta sí cabe hacerse. ¿Cómo solucionamos este "fregao" de la siutación en Irak?. Es decir ¿qué hacer?, pues lo pasado es inevitable.

hazel_misiu dijo...

En efecto. En vez ir a Baqueira/Beret, donde ya parece que le ha dado suficiente el aire, las calles de Bagdad, Mosul o Tikrit son un excelente destino turístico que el señor Aznar no debe dudar en visitar. Dado su reconocimiento como gran estadista internacional, seguramente le reciban con los brazos abiertos