Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

viernes, 16 de mayo de 2008

No tiene pilila

Amigos, dado que me encanta escribir y un blog consiste precisamente en eso, no suelo hacer lo que voy a hacer hoy. No obstante señalaré que una de mis debilidades es este articulista. Coincido habitualmente con sus escritos, pero lo de hoy coincide incluso con el post que tenía en mente y que estaba masticando para esta misma mañana. Como ando algo liado, y en homenaje a esta excelente pluma, reproduzco sin más dilación su magnífico texto...

EL PAÍS 16/05/2008

Me cuentan que la famosa niña de Rajoy no quiere ir al colegio porque los niños se meten con su papá. Los pequeños Acebes, los minúsculos Zaplanas, los traviesos Losantos, los fúnebres Rouco, los Mayores Oreja, las pérfidas Aguirres y el súrsum corda están aplicando a su padre la picana que él aplicó minuciosamente a Rodríguez Zapatero durante la pasada legislatura. Si Dios no lo remedia (y parece que no, porque Dios depende de la cuenta de resultados de la Cope) de un momento a otro dirán de su progenitor que es un inconsistente, un tonto, un inútil, un bobo, un incapaz, un acomplejado, un cobarde, un prepotente, un mentiroso, un inestable, un desleal, un perezoso, un pardillo, un irresponsable, un revanchista, un débil, un arcángel, un sectario, un radical, un chisgarabís, un maniobrero, un indecente, un loco, un hooligan, un propagandista, un visionario, un chapucero, un excéntrico, un disimulador, un estafador, un agitador, un fracasado, un triturador constitucional, un malabarista, un mendigo de treguas, un traidor a los muertos...

5 comentarios:

Maripuchi dijo...

Básicamente tiene lo que se merece.
Como dijo Júcaro el otro día, por mí, el PP si revienta, que se joda (con perdón).

Los pasos que no doy dijo...

Se lo tiene merecido, además, le vendrá bien una dosis de humildad, tomando de su propia medicina. A lo mejor así entiende como nos hemos sentido muchos españoles con sus insultos, con sus manifestaciones, con sus robos ideológicos, con su nulo apoyo a buscar la paz.

No sé qué saldrá de esta reyerta cainita del PP, mucho no me importa, la verdad. Tampoco es un partido que tenga una historia... que digamos... en fin, los españoles necesitamos un poquito de tranquilidad y sosiego y, mira tú, mientras que en el PP se están matando, el resto estamos en la gloria.

Increíble Millas, ahora mismo le estoy oyendo en La Ventana.

RGAlmazán dijo...

Como siempre un magnífico artículo de Millás. Yo también sintonizo con él.

Salud y República

Blanca dijo...

Me gustaría estar un ratito (solo un ratito, ¿eh?), dentro de la cabeza de Rajoy, a ver qué piensa, a ver qué siente cuando escucha a los que hace solamente unos meses ponían verde a Zapatero y a todos sus votantes, por extensión.

Me gustaría conocer su estado de ánimo verdadero, lo que le pasa por la barriga cuando Losantos y su banda le ponen a parir. Lo que sus tripas le indican cuando sus amiguitos más cercanos le están poniendo zancadillas y le regalan un motín cada semana. Lo que tiene que decirle su conciencia cuando ahora se arrastra pidiendo la compañía de Gallardón para sentirse menos solo... y el alcalde, encantado de la vida, claro... solo fue cuestión de tener paciencia y tragaderas... y de eso Gallardón está sobrado...

Yo estoy encantada de la vida viendo tanta mierda vertida sobre los que consintieron que se vertiera mierda sobre los demás con regocijo.

A todo cerdo le llega su sanmartín.

Pero vaya cuadrilla de cuatreros, madre mía... lo que hace perder las elecciones a los soberbios...

Evaristo dijo...

Lo fascinante es que este tío era hace dos meses el candidato mejor preparado para dirigir el país, o al menos así le parecía tanto a los gurús que ahora lo ponen a caldo, como a sus 10 millones de votantes. Rajoy disponía del mejor equipo de colaboradores posible, aunque ahora precisamente se le critique por poner de líder del grupo parlamentario a alguien sin experiencia y por dar la espalda a Pizarro y a las viejas glorias del partido. Rajoy era la repanocha, el único capaz de pilotar la nave, un hombre sensato con un gran sentido común, y por eso pedían el voto para él Pedro J. y Losantos, y todos los simpatizantes del PP. Hace tan sólo 2 meses. Y le votaron todos. No hubo voto de castigo al PP por poner un candidato al que ahora casi todo el mundo coincide en describir como pésimo líder.

Los gurús tienen muy claro a qué juegan, pero no me negaréis que los 10 millones de votantes se han quedado con una cara de póquer que no veas.