Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

lunes, 2 de abril de 2007

Papá, ¿por qué somos de izquierdas?

Todos tenemos a alguien de nuestro entorno que pone en duda habitualmente la propia existencia de la distinción política e ideológica entre "derecha" e "izquierda". Generalmente quien pone en duda la diada es de talante político, social y personal conservador o derechista, por cierto.
Pero, ¿en qué consiste esta distinción en términos reales? ¿qué queremos decir con eso? ¿qué argumento tenemos para hablar de que Rajoy o el PP son de derecha extrema frente a Gallardón, que sería más moderado? ¿qué contestamos a nuestros hijos cuando nos preguntan, "papá, ¿por qué somos de izquierdas?", como aquel con lo del Athleti?
Es decir, en origen era una mera cuestión espacial, dónde se ubicaban en el parlamento con respecto al rey. Nótese que hay una asociación cultural o antropológica que tiene como más noble al lado derecho. Los hombres hasta antesdeayer (aún hoy en el ámbito rural) se sientan en las bancadas de la derecha en las iglesias. Las mujeres a la izquierda. En las mesas de Comisiones o Tribunales aún hoy el lugar de más rango es el central, el siguiente es el que está a la derecha de quien preside, luego el de la izquierda, etc. En inglés right se puede traducir por "derecha" y por "correcto", y es antónimo a la vez de left, "izquierda", y de wrong, "incorrecto, equivocado". En diversas lenguas el término para 'izquierda', por sus connotaciones negativas, se desgasta con el tiempo y debe ser sustituido por uno nuevo impoluto. Así "derecha" en castellano es de origen latino, como "diestro, diestra", mientras que el término de origen latino para izquierda sería "siniestra", de connotación tan negativa que ha producido un cambio en el significado. De modo que la lengua castellana, como la catalana y otras, tuvo que tomar prestado un nuevo modo de denominar de modo neutro al lado izquierdo. La respuesta estaba en el vasco, que nos prestó nuestra 'izquierda' (y 'ezquerra'), como también la palabra 'zurdo' (y los zurdos hemos sufrido represión de nuestra 'desviación' a lo largo de la historia).

Políticamente no resulta fácil dar cuenta de esta diada, definirla adecuadamente, aunque parece que todos lo tenemos más o menos claro en nuestras cabezas. Las diferencias son ideológicas y son de actitud ante el mundo en infinidad de aspectos. Es evidente que no hay nada filosófico en las distintas posiciones con respecto al trasvase del Ebro o a las OPAS sobre Endesa. Pero sí, de un modo paradigmático, en la cuestión de la extensión de derechos, como lo relativo al matrimonio homosexual o la ley de igualdad de géneros. Como antes lo habían sido la enseñanza y la sanidad públicas y gratuitas o el derecho al voto. Y antes aún la creación de un estado recaudador de impuestos y corrector de desigualdades.

Norberto Bobbio, un prestigioso politólogo italiano, escribió en 1995 un pequeño estudio en torno a cuestiones de definición en este terreno. Hay una traducción española de 2000 titulada Derecha e izquierda, publicada en Barcelona. En él se señala, entre otras reflexiones de gran interés, que la esencia de la distinción entre ambas "es la diferente actitud que las dos partes (...) muestran sistemáticamente frente a la idea de igualdad: aquellos que se declaran de izquierdas dan mayor importancia en su conducta moral y en su iniciativa política a lo que convierte a los hombres en iguales, o a las formas de atenuar y reducir los factores de desigualdad; los que se declaran de derechas están convencidos de que las desigualdades son un dato ineliminable, y que al fin y al cabo ni siquiera deben desear su eliminación".
A partir de aquí, y cruzando el concepto de igualdad con el también esencial de libertad, el espectro político es una línea en la que se pueden distinguir varios puntos de referencia:
  1. -Extrema izquierda. Jacobinismo. Igualitarios y totalitarios.
  2. -Centro izquierda. Socialismo liberal y socialdemocracia. Liberales e igualitarios.
  3. -Centro derecha. Conservadores; democrátas que no van más allá de la igualdad ante la ley. Liberales y desigualitarios.
  4. -Extrema derecha. Fascismo, nazismo. Antiliberales y antiigualitarios.
Ahora os lo planteo a vosotros. ¿Os gusta la definición de Bobbio? ¿os parece ajustada? ¿se deja algo fuera? ¿qué? ¿se ve aquí representada la izquierda y también la derecha? Papá, ¿por qué somos de izquierdas?

26 comentarios:

Candela dijo...

Gracias, Animal Político. Uno de los intelectuales de izquierdas más reconocidos en EE.UU., Cornel West, habló hace poco en un congreso celebrado en Nueva York sobre qué significa ser de izquierdas a comienzos del siglo XXI. Fue uno de los ponentes más aplaudidos. Reproduzco a continuación su reflexión introductoria –traducida al castellano-, que enlazaría de alguna forma con lo que escribiste. Incluyo también el link a YouTube con el vídeo de la ponencia que emitió el canal de televisión Democracy Now: http://www.youtube.com/watch?v=9ywBLEUoqok

“¿Qué significa exactamente ser de izquierdas a comienzos del siglo XXI? ¿A qué nos estamos refiriendo exactamente? Voy a ser muy franco con vosotros. Significa tener una disposición determinada; tomar ciertas decisiones políticas y éticas, y centrar el análisis crítico en lo catastrófico, lo monstruoso, lo escandaloso, lo traumático que normalmente se esconde y disimula detrás del desodorante y manicura del discurso dominante. Eso quiere decir ser de izquierdas. Así que vamos a hablar claro.

Si os preocupa la violencia estructural, la explotación laboral, si estáis preocupados por el desprecio institucionalizado que sufren nuestros hermanos y hermanas homosexuales, si os preocupa el odio organizado contra la población de color, si os preocupa la subordinación de las mujeres, eso no es ninguna tontería. Eso indica que estáis dispuestos a rechazar y tratar de entender de dónde viene esa miseria social establecida a nivel estructural e institucional, a nivel existencial y personal. Eso, en parte, significa ser de izquierdas.”

Scout Finch dijo...

La discusión sobre la derecha y la izquierda la he tenido muchas veces con mi cuñado. Él dice que todos los políticos son iguales. Yo le digo que para algunas cosas pueden ser iguales pero para lo social no lo son y este gobierno del PSOE lo ha demostrado con creces: matrimonio homosexual, ley contra la violencia de género, ley de igualdad de los sexos, ley de apoyo a la discapacidad...

Tal vez en lo económico sean iguales, pues no tienen más remedio que regirse por las leyes del mercado internacional, pero en política social son muy distintos. Y eso es lo que a mí me importa, saber que la izquierda va a luchar por la igualdad de todos. La derecha, aquí en España, ha demostrado con creces que no cree en la igualdad de las personas.

Maripuchi dijo...

Creo que se puede contestar con una afirmación.

La derecha ama a España. La izquierda ama a los españoles.

Loc@ dijo...

ME APUNTO a lo expuesto por Candela y S. Finch -¡qué difícil el nombrecito de los c.! para mí la diferencia esencial entre una y otra es la prioridad, o no, que se dé al tema social, su importancia, su tendencia a una sociedad más igualitaria, su ideal, su afán por conguirlo ... esas cosas, que a la derecha ¡le sudan! a las cosas ...¡por su nombre!
Disfrutad de estos días, de todos los días. PAQUITA

manuel_h dijo...

En otro tono, sólo recordar los diálogos del sufrido padre Alan Alda (padre "demócrata de izquierdas", en lo que eso puede significar en EEUU), cuando descubre que su hijo sigue a rajatabla las teorías derechistas tipo Reagan, en la peli de Woody Allen "Todos dicen I love you"

Spoiler: al final el hijo "se cura".

Sibuyeh dijo...

Aunque sea una aproximación por exclusión al tema que estamos tratando, a mí personalmente me parecen muy válidas las palabras del difunto marido de Sofía Loren, Carlo Ponti. El señor Ponti dijo en su día: 'Tengo más de noventa años y todavía nadie me ha explicado cómo se puede ser de derechas'. Tengo casi la mitad de años que el señor Ponti, y me ha pasado y me sigue pasando exactamente igual que a él...
Un saludo muy cordial a todos los participantes del 'blog', y mi enhorabuena más sincera a 'animal político' por la calidad del mismo.

AF dijo...

Chapeau por la nota, don Animal. Por mi parte, yo añadiría algo: desde Marx para acá, y sin que ello sea característica sine qua non, la izquierda se ha caracterizado por un análisis de la sociedad capitalista que incluye las categorías económicas marxianas (el valor y el precio, la plusvalía...), por más que se hayan ido puliendo y adornando.

Muchos repiten desde hace décadas que el marxismo está superado como teoría explicativa y como crítica del funcionamiento del capitalismo, pero yo no conozco ninguna otra teoría que haya mejorado a la marxista en esos terrenos. Ciertamente, el desarrollo del capitalismo ha ido por derroteros insospechados para Marx, y los fenómenos de los últimos sesenta años modifican en parte sustancial las conclusiones (pero no tanto las premisas y el método) del marxismo.

Así que yo, además de la dimensión ética (existente, sin duda, y probablemente la más clara) del "ser de izquierda", fijaría la crítica económica, de la distribución de la riqueza, que podría considerarse englobada en la crítica de la desigualdad, pero que por su especial importancia yo mencionaría aparte.

Un saludo.

Daniel Isaac dijo...

Necesito urgente,ya como algo personal, a IU gobernando el país.
Creo que necesito ver y comprobar que una izquierda moderna, fuerte, transgresora, existe.
Necesito ver si la izquierda puede acabar con el "reinado" de la iglesia en este país.
Ver como se devuelve la dignidad a los que lucharon por la libertad.
Como se arreglan los problemas de vivienda, precariedad, terrorismo...
Necesito creer, de verdad...

animalpolítico dijo...

Gracias amigos por vuestras palabras. Hoy ha sido un día raro. Se ha ido la luz a primera hora de la mañana. Enseguida pensé en la inauguración del puente nuevo, cercano a mi casa, y parece que la avería se originó en esas obras. Ahora estarán cortando cintas y dando discursos. Pero nosotros no hemos tenido luz hasta hace un ratito. Que ya está bien.
No puedo sacar el coche del garaje, no puedo ni hacerme un café en casa, la calefacción no funciona (y en Salamanca esto es serio), no hay tele, el ordenador portátil aguanta sólo un rato, internet no va, no hay música. ¡Qué dependientes somos! Nos hemos tenido que ir a comer fuera, etc.

Cuando recupero el cordón umbilical veo vuestros ilustrados y perspicaces comentarios, gracias.
Trateré de comentarlos todos.

animalpolítico dijo...

Candela, me encanta comprobar cómo la aportación anglosajona coincide básicamente con mi entrada, basada en Bobbio y en reflexiones personales. Gracias por tu texto y por el enlace al vídeo.

animalpolítico dijo...

Scout, yo tengo experiencias muy similares con miembros de mi familia. Y reitero que quien no ve la diferencia suele simpatizar con la derecha (no conozco a tu cuñado, pero suele ser así). En lo económico no son muy distintos, por la ortodoxia economicista, pero siempre hay un margen y ese margen permite la diferencia.
Aunque, como tú, creo que lo social es la principal diferencia.

animalpolítico dijo...

Maripuchi, tus palabras me parecen muy contundentes, y atinadas, como siempre.

Pero añado, ¿la derecha ama a España? ¿de verdad? ¿o practica el patriotismo como arma electoral? ¿es amar a España poner trabas al gobierno para acabar con ETA? ¿es amar a España mentirnos con motivo del 11-M? ¿aman a España o aman mandar en España?

animalpolítico dijo...

Loc@ y todos los demás, gracias por vuestras palabras.
Sibuyeh, como tú, lo que no me explico es como alguien puede defender ser de derechas. Me explico. Es habitual que alguien de derechas te discuta tu opción ideológica armándose de razón con una supuesta imposibilidad de definir los conceptos. Trabajas duro para definirte y explicarte y te contestan que eso son pamplinas e insisten en que no hay diferencias. Dadle entonces la vuelta a la discusión. "Bien, pues si son conceptos indefinibles, ¿por qué eres tú de derechas? Defínime tú que es ser de derechas..."; y entonces se ponen a criticar los supuestos mitos de la izquierda. A lo que les planteo, "veo que es muy difícil definir qué es la izquierda, pero parece que es aún más difícil definir la derecha si sólo puedes hacerlo en contraposición con los "mitos" de la izquierda...".
Af, yo no me defino como marxista, por la connotación que se le da hoy. Pero como tú creo que hay muchos elementos de su pensamiento que no se han superado y unos cuantos que incluso han sido incorporados a este capitalismo nuestro con rostro mucho más humano que el de su época.
Daniel, no vamos a ver nunca a IU gobernando directamente el país, pero su influencia puede ser muy positiva para la gobernación. Creo que la colaboración con el PSOE en entes locales, autonómicos e incluso en la gobernabilidad de España es de enorme interés para la causa de la izquierda. Porque tira del PSOE hacia lo social, porque le evita tentaciones a lo Boyer, porque le recuerda lo que piensa el votante de izquierdas, de IU y del propio PSOE.
El PSOE no tiene que combatir políticamente en solitario al PP. La causa de la izquierda la deben combatir juntos el PSOE e IU.

Paco dijo...

Yo soy de izquierdas porque allá por el 82 le pregunté a mi madre, ¿mamá nosotros de quién somos? Y ella me contestó muy segura, nosotros somos de izquierdas. Yo tenía 9 años. El resto del trabajo lo han hecho Aznar, Acebes, Rajoy y Zaplana entre otros. Ya en serio por mucho que los políticos se parezcan la izquierda siempre se ha diferenciado por la política social. Zapatero es por suerte un gran ejemplo.

Maripuchi dijo...

Realmente creo que ellos sí creen que aman a España. A España una y no cincuenta y una...

Pero esa España a la que ellos aman no existe, porque no hay una España. España está formada por 42 millones de españoles, cada uno con sus problemas, con sus vivencias y con sus ideas.
A la derecha no le gusta que le lleven la contraria (quizá por tradición).

Básicamente ésta es la explicación de mi afirmación anterior.

fogarsconnection dijo...

Pues yo creo que la derecha es como esos maridos cerriles y machistas, neanderthales del "la maté porque era mía".

Prefieren destruir a "su" España, antes que dejar que la gobiernen los "otros". Ya saben, antes rota que roja. Así hagan falta guerras civiles, golpes de estado o maniobras vergonzosas como lo del tamayazo en Madrid. Todo vale.

Para mí, ser de izquierdas, en cambio, significa que el fín nunca justifica los medios. Y significa también, que eres capaz de estremecerte ante las injusticias sociales. En muchos grados, claro está, igual que hay grados para ser de derechas.

La de Bobbio me parece una muy atinada definición, aunque echo en falta una clase media que oscila levemente a un lado y otro del centro izquierda- centro derecha (según la cuestión a tratar), y que es la que englobaría a la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país.

animalpolítico dijo...

Paco, eso me recuerda una mujer británica entrevistada con motivo de las últimas elecciones generales allí. "¿Cuándo decidió usted el voto?", le preguntaron unos encuestadores que trataban de medir la trascendencia de la campaña electoral. Y ella contestó "hace unos treinta años...".
Yo siempre había huido de esto, francamente. Aunque ideológicamente de izquierdas, siempre había sentido una resistencia íntima a la fidelidad ciega a unas siglas. De hecho, no soy militante de ningún partido ni mi voto ha sido siempre el mismo (ha fluctuado entre PSOE, IU y la abstención). Pero noto en mí, gracias a la acción de la plana mayor del PP en los últimos años, una nueva actitud: con errores o sin ellos, empiezo a considerar prioritario no facilitar el paso a los partidos de derechas. Empiezo, con la edad, a sentirme próximo a la veterana mujer laborista británica arriba mencionada.
Imaginad un PP moderado en el futuro con un Gallardón o alguien semejante vendiéndonos la moto de su moderación y rompiendo con el pasado del partido, con interés electoralista. ¿Os lo vais a creer? Yo no. Ya no. Nunca. Eso ha conseguido en mí la acción de la cúpula del PP del 2000 para acá.

animalpolítico dijo...

Maripuchi, lo que yo quiero decir es que, independientemente de su amor a España, del que no dudo, ellos utilizan conscientemente el concepto.
Vivo en Salamanca, ciudad quintaesencia de lo español para muchos. Y ves con qué facilidad se pueden manipular sentimientos primarios del ciudadano. El anticatalanismo o el patrioterismo.
¿Por qué España corría peligro de desaparición cuando Felipe cedió el 15% del IRPF a los catalanes y no corría peligro alguno cuando Aznar cedió el 30%? ¿corre peligro la "unidad nacional" por que se trasladen de Salamanca a Barcelona unos cuantos documentos, 2% del total del Archivo, dejando además copia aquí? La respuesta es clara: la derecha agita esos fantasmas cuando no tiene el poder y los mete bajo la alfombra cuando necesita el apoyo de los nacionalistas.
Por eso concluyo que muchas veces el problema no es un amor sincero y profundo a determinada idea de España, sino un elemento propagandístico que se utiliza como señuelo para mentes incautas (no digo tontas, digo in-cautas, "no cautas", "no prevenidas").

animalpolítico dijo...

Fogars, tu afirmación de que "la derecha es como esos maridos cerriles y machistas, neanderthales del "la maté porque era mía"" me parece muy interesante, y obviamente tenemos el precedente de "antes rota que roja". O el más reciente de "antes Düsseldorf que Barcelona", con motivo de la OPA de Endesa y el apoyo al amigo Pizarro.

Y me gusta eso de que "ser de izquierdas, en cambio, significa que el fín nunca justifica los medios".

Un abrazo

naide dijo...

Yo siempre digo que soy de izquierdas por herencia. Soy hijo de un minero leonés y de una mujer perteneciente a una larga familia de (también) larga tradición izquierdista. Mi voto como el de la señora inglesa está decidido hace unos 30 años, sin embargo, a lo largo de mi periplo vital he conocido y experimentado gentes de ambos espectros que me han gustado y que me han asqueado, he visto como políticas de ambos lados eran correctas y erroneas (bajo mi punto de vista claro está). Así que tras varios encantos y desencantos, idas y venidas, lecturas y escrituras, etc. Tengo mis propios valores y mis propias convicciones que convenientemente iré cambiando o reforzando a medida que la realidad las muestre equivocadas o correctas.
Resumiendo un poco creo en el trabajo y la realización personal como instrumento de progreso, creo en la igualdad de derechos y oportunidades para todos los individuos y en la protección del débil frente al poderoso. Me sigo considerando de izquierdas y el actual presidente creo que representa y dirige el país con respecto a mis valores, pero les dejo un enlace muy interesante (al menos para mi) que sin duda muchos de ustedes ya conocerán.

http://www.libertaddactilar.com/2007/02/01/soy-de-derechas-¿y-que/

PS1: Enhorabuena por su blog, da gusto leerle y aprender cosas con usted, muchas gracias

animalpolítico dijo...

Naide (¿el autor de Libertad Dactilar?): gracias por tu excelente comentario, "paisano". Al menos un poco leonés eres, por lo que veo.

Me ha gustado el enlace que nos recomiendas.

Acerca de la influencia familiar en el posicionamiento político de cada uno escribí hace unas semanas dos entradas que no sé si conocerás:

"El mismo pueblo" (http://animaldelapolis.blogspot.com/2007/03/el-mismo-pueblo.html)

y "Maestros de la República" (http://animaldelapolis.blogspot.com/2007/03/maestros-de-la-repblica.html)

Un abrazo.

Naide dijo...

Si, soy leonés, de los que no necesita una bandera para estar orgulloso de su tierra y de sus gentes.

Como ya sabrá, no soy el autor de libertad dactilar, me gustó en su día ese artículo y lo tengo entre mis preferidos. En estos tiempos de diferencias políticas e ideológicas insalvables, me reconforta la gente capaz de defender sus ideas con argumentos y sin recurrir al ataque al contrario.

Me voy enseguida a por sus recomendaciones.

animalpolítico dijo...

Paisano y amigo "naide". Sí, ya lo averigüé y además he incluido entre mis favoritos tu blog "Ciudadano Naide", cuya sensatez me ha gustado.

¡Qué importante es que sumemos argumentos y dosis masivas de sentido común!

Naide dijo...

Espero que le siga gustando, se admiten críticas, consejos y demás.

Sumemos,somos más los que queremos construir que los que quieren destruir.

Unknown dijo...

網頁設計 網路行銷 關鍵字廣告 關鍵字行銷 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿 血糖機 血壓計 洗鼻器 熱敷墊 體脂計 化痰機 氧氣製造機 氣墊床 電動病床 ソリッドステートドライブ USB フラッシュドライブ SD シリーズ

Unknown dijo...

網頁設計 網路行銷 關鍵字廣告 關鍵字行銷 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿 血糖機 血壓計 洗鼻器 熱敷墊 體脂計 化痰機 氧氣製造機 氣墊床 電動病床 ソリッドステートドライブ USB フラッシュドライブ SD シリーズ