Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

miércoles, 4 de abril de 2007

Lejos del mundanal ruido


¡Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruïdo,
y sigue la escondida senda,
por donde han ido
los pocos sabios
que en el mundo han sido;
Que no le enturbia el pecho
de los soberbios grandes el estado,
ni del dorado techo
se admira, fabricado
del sabio Moro, en jaspe sustentado!


Escribir desde Salamanca y referirme a Fray Luis de León parece especialmente apropiado cuando me enfrento a unos días lejos de todo.
Como sabéis Fray Luis, entusiasmado con su clases y con su trabajo y enamorado de sus paseos junto al Tormes, pasó unos años en la cárcel porque la Inquisición y la Santa Madre Iglesia consideraron así de grave que hubiera supuestamente traducido a lengua vulgar (el castellano) partes de la Biblia. Era obviamente mejor que los fieles no accedieran directamente al texto sagrado. Aun siendo inocente, perdió así cinco años de su vida. Se cuenta que al salir de la cárcel, escribió en las paredes de su celda la siguiente décima:
Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
¡Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,
y, con pobre mesa y casa,
en el campo deleitoso,
con sólo Dios se compasa
y a solas su vida pasa,
ni envidiado, ni envidioso!
En el edififio histórico de la Universidad se conserva hoy el aula (con el mobiliario original) donde comenzó su primera clase tras ese infausto recuerdo que quería borrar con el célebre "dicebamus hesterna die... (‘decíamos ayer...’)".
Como observaba el lunes atinadamente Scout Finch, todos necesitamos descanso (yo al menos creo que mal no le hace a nadie...) y dejaré el blog en standby hasta el lunes. Dentro un ratillo saldremos en busca del mar, la sidrina, las fabes y el arroz con bogavante.
Pero se me ha ocurrido no dejaros huérfanos del todo. Con los ecos de Fray Luis en los oídos voy a tener la falta absoluta de humildad de autocitarme y recomendaros algunos textos que publiqué en los primeros días del blog, cuando estaba dándole forma a todo esto, y que, obviamente, tuvieron poco eco. Fingiremos vosotros y yo que son entradas publicadas ex novo; os hago una recomendación por día.
5 de abril: "Venceréis pero no convenceréis"
6 de abril: Muertes de retaguardia en la Guerra Civil
7 de abril: El abuso simbólico del Archivo de Salamanca
8 de abril: ¿Zapatero quiere romper España?

5 comentarios:

Maripuchi dijo...

Disfruta el descanso. Nos vemos a la vuelta.

Scout Finch dijo...

uff, hace casi un año que no veo el mar. ¡Qué envidia (sana) me das, Animal!

¡Pásatelo muy bien y descansa todo lo que puedas!

Abrazos de una filóbloga ;-)

RGAlmazán dijo...

Compañero descansa que todos necesitamos cargar las pilas. Y se cargan mejor con sidra, fabada y arroz con bogavante.
Me has dado envidia, mañana voy a hacerme un arroz con bogavante.

Salud y República

Loc@ dijo...

¡Coño! pues no vas y nos dejas tarea ¡que eran vacaciones!
Buena llegada y buen día ... para todos. PAQUITA

animalpolítico dijo...

Gracias amigos por vuestros buenos deseos. Aquí estamos de nuevo, con dos kilos de más.

Asturias maravillosa y el tiempo excelente (rompiendo mitos).

Loc@, no son deberes, se trataba de no dejaros tan abandonados... Me encanta que haya quien lea mis cosas y me sabía mal dejaros sin más unos cuantos días...

Eso sí, la verdad es que tengo mucho morro. Yo con el arroz y vosotros "currando"...