Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

jueves, 28 de junio de 2007

Spin Doctors


"To spin" significa, en inglés, de modo básico, algo así como 'girar'. También significa 'hilar', por una derivación semántica fácilmente deducible.

En los deportes, 'spin' hace referencia a la capacidad, por ejemplo, del pitcher del béisbol o su equivalente del cricket, de lanzar bolas que giren sobre sí mismas y provoquen una trayectoria curva de la misma (a curveball), como hace el famoso pie derecho del mediático David Beckham con el balón de fútbol (una bananita) o el brazo izquierdo con la potencia de la coz de una mula de Nadal con la pelota de tenis (liftando la bola). En cualquier deporte la trayectoria curva, por lo imprevisible, provoca estragos de todo tipo en el oponente, de modo que esta habilidad está muy cotizada.

La palabra doctor en castellano la asociamos especialmente a los médicos, pero su significado latino real es 'el más docto, el más sabio' y hace referencia al grado académico máximo en la disciplina que sea.

En las relaciones públicas, en el mundo anglosajón, spin es también un término peyorativo para hacer referencia al modo en que alguien retrata un acontecimiento o una situación de modo muy tergiversado, en manifiesto beneficio propio. Es cierto que las relaciones públicas tradicionales descansan en una representación de los hechos, por así decir, 'creativa'. Pero lo que no incluía hasta hace relativamente pocos años es la utilización de tácticas altamente manipuladoras o engañosas, maliciosas o incluso, directamente, falaces.

Las acusaciones de actuar con spin alcanzan con frecuencia, en los países de habla inglesa, a los políticos que llevan a cabo ciertas prácticas. Las técnicas más usuales del spin están descritas y bien estudiadas:
  • Presentación selectiva de hechos y citas que supuestamente apoyan la posición de uno (cherry picking),
  • La negación que no niega ("esa acusación es simplemente absurda, no me detendré en ella"),
  • Expresar de un modo que asume verdades no probadas ("¿por qué se empeña el presidente en rendirse a ETA?"),
  • Eufemismos,
  • Ambigüedad, etc.
Del spin hay tácticos profesionales. Los expertos en curvar la realidad. Parece que se han ido convirtiendo en parte de las plantillas de algunos partidos políticos y grupos de comunicación. Se llaman "spin doctors". Famoso en este campo llegó a hacerse Alastair Campbell, que trabajó para la oficina de relaciones públicas de Tony Blair entre 1994 y 2003. Pero el país del mundo donde esto ha llegado más lejos es... ¿difícil de adivinar?... los EEUU.

En diferentes ocasiones se ha escrito, comentado, percibido, etc., que el atlantismo neoconverso del PP no se limita a los puros habanos fumados por Aznar con su amigo Bush en el rancho tejano y el "estamos trabajando en elloooo" y la foto de las Azores. Hay mucho más. El PP se ha echado en brazos de muchas tácticas de los neocon americanos. Tácticas que nos indignan a muchos, que nos sorprenden por lo inusitadas y burdas, pero que la ciencia pragmática de la política de masas muestra que funcionan de un modo bastante más eficaz de lo que el sentido común hubiera permitido siquiera sospechar. La lluvia fina en palabras de Aznar.

Hay un viejo adagio que dice que es posible engañar a algunos todo el tiempo, que es posible engañar a todos durante un corto espacio de tiempo, pero que es imposible engañar a todos todo el tiempo. Pero este adagio deja la puerta abierta a engañar al suficiente número de fieles el tiempo suficiente para ganar las elecciones. Los incautos, sumados a los fieles, sumados a los críticos que aún así les apoyen, auparán a los spin doctors y a sus protegidos adonde quieran ir. O eso esperan. Pero quizá la realidad sin doblez les dé una sorpresa a los doctores de la realidad doblada. Los spin doctors.

Rajoy, aprovechando la muerte de seis soldados españoles ha dicho que Zapatero "oculta" a los españoles que estamos en una guerra en el Líbano y que esto es peligroso. También, en sede parlamentaria, ha considerado una "vergüenza" que su vehículo no llevara instalados los mágicos "inhibidores" que no han salvado, por cierto, la vida, de diferentes personalidades asesinadas en esa zona del mundo. Cierto es que ningún país de la misión en Líbano utiliza inhibidores, o que esta "guerra" no tiene nada que ver con "aquella guerra" que tanto le duele a él, pero eso no lo saben los destinatarios de la bola curva rajoyana, el spin doctor galaico. Tampoco se pararán a pensar que si hay tropas en el Líbano es porque las envió allí el Parlamento Español, con el voto afirmativo del PP y de los demás partidos, por la petición de la ONU para lograr la pacificación y reconstrucción de la zona tras una ofensiva militar israelí en el sur del país, a diferencia de la guerra de Irak, iniciada por los poderes de Occidente, con el apoyo político del gobierno de Aznar, frente a la opinión pública española, europea y mundial y contraviniendo las recomendaciones de Naciones Unidas.

Seguiremos pendientes de las bolas curvas. Y de los spin doctors.

30 comentarios:

Maripuchi dijo...

Con ésta son tres y ya... cómo te echaba de menossssssssssss ;)

Dicho lo cual. Los usamericanos son especialistas en todo tipo de publicidad: directa, indirecta, marketing, ventas, captaciones, etcétera etcétera.
Yo misma tengo un manual de comerciales que se llama SPIN. Curioso...

El PP lleva años utilizando estas técnicas, aunque últimamente, están llegando a límites de "perfección" inusitados.

Acuérdate del "váyase señor González". Que había corrupción era obvio, pero no era menos obvio que la mayor parte de corruptelas que se les imputaba (sobre todo desde los medios que siguen ahora racaracaraca) eran tan falsas como lo son hoy.
Entonces les salió bien.

No sé si hemos aprendido algo en estos 12 años.....

Gracchus Babeuf dijo...

Hoy, Maruja Torres recuerda cuántos políticos libaneses, con más inhibidores de los que hay en el mercado, han saltado por los aires.

¿Si unos hablan al cerebro, y otros al corazón (o a otras vísceras), quién ganará?

BALURDI dijo...

PLS VISIT THE ITALIAN GOODFELLAS SITE.. http://blog.libero.it/ESSE/

animalpolítico dijo...

Tienes razón, Maripuchi, y siguen la misma técnica de base con todo, incluso, por ejemplo, para tratar de convencer al contrario de tu posición, con el rollo ese de los lobbies, etc., que es esencialmente antidemocrático (¿recordáis el gasto en que incurrió Aznar para agenciarse una medalla?).

Como tú, yo también creo que se usó un mucho de esto en crear ese ambiente irrespirable entre 1993 y 1996. Había corrupción y errores socialistas, pero no en el grado en que se presentaban. ¿Ha habido alguna condena por algo a Juan Guerra? NO.

animalpolítico dijo...

Sí, Gracchus, en mi entrada hacía referencia, tenía en mente, el artículo de Maruja Torres. Quizá debiera enlazarlo...

Saludos

(espero que no ganen las vísceras)

Lole dijo...

Por alusión Maripuchi o Animal. ¿Me pueden mencionar algunos ejemplos de esas corruptelas imputadas que en los 90 al PSOE que luego fueron falsas?
Por favor, no me malinterpreten ni me prejuzguen. Sólo es una pregunta.

Blanca dijo...

Esta técnica creo que la inventó, al menos en sus primeros pasos, el amigo Maquiavelo, tuvo su pasoxismo en la Alemania nazi, con el manual de Goebbels, libro de cabecera de los inventores del Spin, que al final no han inventado nada nuevo, solo lo han modernizado y revestido, pero sin cambiar las esencias. Los nosteamericanos siempre a la cabeza...

Maripuchi dijo...

Lole, está por demostrar la famosa X de los GAL ... Personalmente, si bien creo que el PSOE de entonces estaba hasta las cachas, no lo estaban menos otros políticos de otros partidos de la época.
El ya citado ejemplo de Juan Guerra...

Lamentablemente no dispongo ni de tiempo ni de ganas para ponerme a diseccionar los titulares de Pedrojeta de la época ... pero sin duda, de lo que se decía, la mitad de la mitad...

animalpolítico dijo...

Lole: uno de los hombres de más valía de la política española desde la muerte de Franco fue Alfonso Guerra. ¿Qué acabó con su carrera? La montaña de basura generada en torno a Juan Guerra, su hermano.

¿De qué se le acusaba? De ocupar un despacho en la Delegación del Gobierno y de recibir a personas en él. Maliciosamente se decía que para hacer negocios. Sin pruebas.

Alfonso Guerra tenía a su familia en Sevilla y viajaba allí todos los fines de semana. Como la sociedad sevillana lo sabía, había muchas personas que querían hablar con él, entrevistarse con él, exponerle sus cuitas, incluso, seguro, pedirle favores, etc. Su hermano le ayudaba a gestionar esto, a organizarlo entre semana. Y se les ocurrió hacerlo en la Delegación del Gobierno, algo bastante coherente con el hecho de que era el estar en el Gobierno lo que motivaba el interés de los sevillanos en ver al Vicepresidente.

Nunca se pudo mostrar nada NADA NADA mínimamente ilícito. Y si no se pudo demostrar quizá fuera porque nunca lo hubo. En cualquier caso, alguien es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Pero Juan Guerra, convenientemente agitado por los medios, fue el fin de la carrera de Alfonso. Y una piedra de toque central en el espectáctulo mediático de "la corrupción socialista".

Te aclaro, querido amigo, que yo entonces compartía la indignación ciudadana por la corruptela y no se lo perdoné a los socialistas en muchos años.

Pero la distancia, lo que ha sucedido con otros muchos casos, etc. me hace hoy pensar hasta qué punto se nos pudo tomar el pelo.

Otro ejemplo. Demetrio Madrid era presidente de Castilla y León. Socialista. Hubo unas oscuras acusaciones de corrupción, en un auténtico contexto de caza de brujas generalizado. Él, con presiones seguramente desde el partido, dimitió, muy dignamente.

Su nombre, como el de Juan Guerra, se hicieron sinónimos por aquí durante mucho tiempo de "corrupción".

Lo malo es que, luego, en el proceso judicial, quedó demostrado que el presidente castellanoleonés no tuvo el más mínimo comportamiento ilícito en aquello de lo que se le acusaba. ¿Alguien la ha resarcido? ¿se le puede compensar?

Incidentalmente diré que nunca ha vuelto a haber un presidente socialista en Castilla y León.

Sí, hubo corruptelas claras en varios personajes. Algunos están en la cárcel. Y luego está el tema de los GAL, en el que algunos miembros del PSOE estaban implicados, parece claro, y están en la cárcel. Cierto es que quienes les persiguieron con saña aplaudieron las actuaciones del GAL cuando se producían, pero, para mí, esto no es excusa.

Por último señalaría a Ana Pastor y al alcalde de Salamanca, Lanzarote.

Hace unos meses, tras el caso de Ciempozuelos, el partido socialista esbozó aquello de "es imposible que en un partido tan grande podamos evitar algún caso de corrupción". Ana Pastor, rápidamente, sentenció: "sí, pero las palabras corrupción y socialismo van unidas, siempre que hay denuncias de corrupción está envuelto el partido socialista, nosotros nunca". Sí, debe ser genético, parece. Así, nuestro Lanzarote declaró aquello de que "todos los socialistas que conozco son corruptos".

Tras sopotocientos casos de ayuntamientos, alcaldes, concejales, etc. del PP envueltos en casos de corrupción, meses después, el alcalde de Alhaurín de la Torre, que logró en Mayo ver incrementada su mayoría, gritaba que a él lo detenían "por ser del PP".

Cuando están implicados los socialistas, es porque no tienen remedio, cuando son los del PP es por persecución política.

Así, cuando el PSOE está implicado en algún caso, sufre castigo electoral (Ciempozuelos...), mientras que, en todos aquellos lugares en donde los implicados son del PP, el PP aumenta su ventaja electoral (Andratx, etc.).

Saludos

Traidor dijo...

¿Spin doctors?, en roman paladino, que debe ser algun pueblo que no conozco todavía, es tener la cara más dura que el cemento, ó preguntar por el señor Zaplana, con su sonrisa forzada y sus medidos silencios, entre frases estudiadas y respuestas preparadas a preguntas previsibles.Espécimen digno de estudio, afirmo

Lole dijo...

Maripuchi, Animal, habéis mencionado el tema de la corrupción evocando las últimos años de las legislaturas de Felipe González. Como es un tema que me motiva bastante, me voy a permitir el lujo de hacer unas cuantas matizaciones al respecto.

La corrupción es una de las principales lacras de la política, y todos hemos conocido sobrados ejemplos a todos los niveles. Desde bancos que cancelan deudas a partidos, vaya usted a saber por qué, hasta estudiantes, que organizan viajes de fin de curso, con la mano muy larga.

La corrupción en política afecta a todos los estratos y no respeta ideologías. Se han oído perogrulladas al respecto de todo tipo. Que si los políticos de izquierdas en tanto comprometidos con la clase trabajadora son incorruptibles. Ja. Que un millonario que entra en política también es incorruptible, porque como ya está forrado,¿para qué rebajarse malversando fondos públicos?. Y un cuerno. Ante estos dos ejemplos, pueden los lectores carcajearse lo que quieran. Razón no les faltará.

La corrupción no irrumpe de lleno en un gobierno. Lo va socavando poco a poco. Todo es cuestión de tiempo. Por tanto, se puede afirmar que el nivel de corrupción de un gobierno es directamente proporcional a la duración del mismo. Un cambio de partido en el gobierno supone que la corrupción tiene que volver a empezar. Un cambio de ministro, al traer consigo nuevos cargos intermedios supone análogamente que la corrupción en su departamento haga “reset”. Un político corrupto en un gobierno que renueva mandato en las urnas pese a que su caso ha pasado por la prensa, tiende a sentirse invulnerable, tiende a pensar que da igual lo que haga, pues la gente lo va a seguir votando. Consecuencia: si antes metía una mano, ahora meto las dos, y si sigo impune, invito a mis colegas a que hagan lo mismo, y me río de los que no me secundan y se conforman con sus honorarios.

Como español, gallego y coruñés, he constatado esta abstracción en tres casos concretos de gestión corrupta propiciada por el tiempo: el gobierno de F.G., los chopocientos años de Fraga al frente de la Xunta y las alcaldías de Sir Paco al frente del consistorio coruñés.

Me centraré en el primer caso, pues es el que se ha mencionado. En los años 90 había en el gobierno suficientes casos de corrupción como alarmarse. Me bastan los casos del gobernador del Banco de España, del director general de la Guardia Civil y de las comisiones del AVE para rasgarme las vestiduras. Puede que efectivamente hubiera acusaciones infundadas, pero después de tres legislaturas sin interrupción, la corrupción tiene que forzosamente haber degradado a cualquier gobierno. Es cierto que es injusto afirmar que todos los socialistas son corruptos, pero en su momento sí que hubo casos de sobra. Y probablemente tuvo que haber muchos que tuvieron lugar y quedaron impunes y que ni siquiera llegaran a la prensa.

Que el PP suele salir airoso habitualmente en estas cuitas. Pues no sé, no se me había ocurrido. Y no voy a disentir a ese respecto. En cualquier caso, eso es deplorable, desde luego. Todo caso de corrupción debe ser tratado adecuadamente sea quien sea el que lo perpetre. Pero la impunidad del PP nunca será pretexto para que una corrupción de un político del PSOE quede impune. Lo que, Animal, estás afirmando es que las reglas de juego están adulteradas, pero como ciudadano no por ello voy a dejar de rasgarme las vestiduras por los casos de corrupción que lleguen a mis oídos, ni voy a minimizarlos, ni a disculparlos. Y menos a dejarme llevar por teorías conspiratorias (como hacen los crédulos del 11-M).
Yo no creo que en los años 90 nos tomaran el pelo. Francamente, después de más de 10 años ganando elecciones, es normal que se impusiera la regla “hagamos lo que hagamos, nos votan igual. Así que ¡a arrapañar!”. (Nota: lo de “A arrapañar” lo dijo el presidente de la Diputación de Ourense al día siguiente de revalidad mayorías en los ayuntamientos de la provincia, hace unos 8 años.)

Maripuchi, lo de Juan Guerra no dio lugar a ninguna condena judicial, no, pero es obvio que hubo nepotismo. Ocupar un despacho, por razón de parentesco, es razón suficiente para ponerle a caldo, ya que no había sido nombrado asesor ni era funcionario ni nada. No obstante, ese asunto se resolvió adecuadamente: la dimisión de Alfonso Guerra, uno de los pocos políticos que dimitió en el momento que debía. Desgraciadamente, en este país lo habitual es quedarse en el sitio. En el resto de Europa se suele dimitir por mucho menos. ¿Qué la oposición aprovechó para linchar a Guerra? Pues sí. El PSOE en su lugar sin duda hubiera hecho igual, como sería su obligación.
En cualquier caso, lo de Juan Guerra fue en el año 1989. Casos muchos más gordos llegaron en los siguientes años.

En cuanto al GAL y al señor X. Te has salido del tiesto, lo del GAL no es en esencia un asunto de corrupción. Se sale del tema. Pero como lo has mencionado, por alusión, reconozco que efectivamente nunca se ha demostrado la incriminación de F.G., pero es lo más plausible. Me cuesta creer que el ministro del ramo se tomara semejante iniciativa criminal sin contar con la aprobación verbal de su jefe. Mira, haciendo un esfuerzo me puedo creer que Reagan no tuviera conocimiento de las actividades de Oliver North (escándalo Irán-contras), que le hubieran ninguneado para evitarle responsabilidades, pero que se creara el GAL sin contar con el visto bueno de F.G., va a ser que no. Si no hubiera sabido nada, debería haberse escandalizado públicamente con las actividades de su subordinado y haberle depuesto. Seguramente lo sabía, lo aprobó, lo apoyó, y por tanto, para mi F.G. es un puto criminal impune. Pruebas no tengo, eso sí.
No niego que el GAL tuviera precedentes anteriores al gobierno del PSOE, pero eso no disculpa la comisión de crímenes, ni impide que se denuncie, ni que la oposición en su momento les ponga en la picota.
Y por cierto, los principales acusados están en libertad, gracias a que el gilipollas del “Bigotes” les indultó. También imperdonable.

Uff. Que a gusto me he quedado.
Saludos

animalpolítico dijo...

Querido Lole (para empezar, disculpa que, por tu nombre, haya llegado en algún momento a pensar que eras una mujer, y seguramente me haya dirigido a ti en femenino).

Creo que tienes una enorme carga de razón en lo relativo al fenómeno de la corrupción. No puedo estar más de acuerdo. Si acaso prefiero pensar que no es tan inevitable que los gobiernos acaben cayendo en ella. Pero quizá sea lamentablemente más así de lo que nos gustaría aceptar.

Eso sí, en lo que a mí respecta al menos, yo no planteaba esa discusión en esos términos.

Lo que yo cuestionaba no es si hay que disculpar más la corrupción. Yo creo que no. Lo que yo cuestiono es si todos los 'casos' de corrupción realmente lo eran. Para empezar el de Demetrio Madrid, por ejemplo, no lo era. Y el de Juan Guerra, tampoco. Que no fuera correcto, vale. Pero corrupción es otra cosa.

Y los casos reales, absolutamente vergonzosos y criticables, se trufaron de muchos casos inventados o sin fundamento para crear la sensación de una corrupción generalizada. Eso es lo que planteo, como un ejemplo más del uso interesado de la realidad. De la actividad de los spin doctors. Partiendo de la base de que yo retiré mi voto a los socialistas como castigo personal y que no me arrepiento de ello, ahora me planteo que lo que los medios retrataban no era real en todo su alcance. Nada más.

Y lo mismo con respecto a los GAL. Pero González es inocente si no se demuestra otra cosa. Como cualquiera en el ordenamiento jurídico. Si no, no creemos en el estado de derecho. Yo puedo sospechar, como tú, en la barra de un bar. Pero nada más.

Me alegro de que te quedes a gusto...

Saludos

AF dijo...

Yo haré una salida de ruta respecto a los comentarios que observo a esta entrada. Para mí, lo más significativo de lo escrito por Animal es el efecto de lo que el denomina spin en política. Hay quienes lo practican (muchos) y le sacan un rendimiento (por lo visto, el PP en nuestro país es el mejor ejemplo, pero no el único).

Yo creo que la clave para contrarrestar el spin es situar la práctica y el debate político en otro estrato. Re-crear una cultura política más honesta, al menos con el debate (dejemos de momento a un lado la cuestión de la práctica), de forma que estas actuaciones sean reconocidas como lo que son y, además, que no sean positivamente valoradas.

Se puede conseguir. De tanto ver series norteamericanas en las que los abogados se atienen a giros verbales que evitan hábilmente el reconocimiento de tal cosa, o el enunciado verídico de tal otra, uno puede considerarse un experto en detectar cuándo alguien no está diciendo la verdad, o al menos toda la verdad.

Un saludo.

Lole dijo...

Resumiendo. Como salió a colación el tema de la corrupción en los 90 y de su supuesto trato injusto al gobierno de entonces, ataqué con mi teoría (que no es mía) de la degradación moral de la administración con el paso del tiempo.
El Sr. Madrid no pertenecía a la Admin. Central, por tanto no lo he mencionado. Realmente ni lo conozco. Siento que fuera tratado injustamente.
Pero en el caso del gobierno central en los 90, no veo desproporción en el trato recibido por parte de la prensa y oposición.

En cuanto a Juan Guerra, sí estamos ante un caso de corrupción, de corrupción menor, eso sí. Pero es un asunto un poco anterior. Fue llevado desafortunadamente. Un ministro de Tony Blair dimitió cuando se descubrió que había intercedido para que se concediera el permiso de residencia a su chacha inmigrante. Otra minucia. Pero dimitió como debía ser, al margen de las excelentes cualidades como estadista que pudiera tener.
Si no se hubiera perseguido a Guerra, la tolerancia de lo del hermano habría propiciado situaciones peores.
Alfonso Guerra se resistió, negó las evidencias, acusó a todo cristo, se hizo el mártir. Mal hecho. Si hubiera dimitido al momento, habría podido regresar del ostracismo en poco más de 5 años. No lo hizo y así le fue. El se lo buscó.
Creo que deberíamos ser más severos en nuestros juicios con los políticos. Están para servirnos, no para que se sirvan de nosotros.

En cuanto al sr. X., es cierto que no hay pruebas y por tanto, no se le pueden exigir responsabilidades penales. Pero no me hace falta para cambiar de acera, si un día me lo encontrara por la calle.
Un ejemplo. ¿Era necesario que Pinochet fuera extraditado y procesado para que tuviermos claro que era responsable de horrendos crímenes? Claro que no. Ya lo sabíamos todos. Oficiosamente, sí, nivel bar, sí. Pero suficiente para sentir asco.

Pues con F.G. lo mismo, salvando las distancias, claro. Que no se me malinterprete. No estoy poniendo al F.G. al mismo nivel moral que al chileno. Las analogías nunca son perfectas.
¿No será Animal, que no quiere reconocer las evidencias? Por mi, no lo haga, pero no recurra a legalismos para encubrir lo que es obvio.

animalpolítico dijo...

Lole, agradezco tus puntos de vista, diáfanamente explicados. Parece claro que aún tenemos espacio para alguna diferencia de visión de los hechos. No voy a repetir más mis argumentos, creo que ya me he repetido demasiado.

Además, como AF, estimo que lo más interesante de lo tratado aquí es lo que dio título a mi entrada, un asunto que me preocupa y me preocupa mucho.

Tanto más cuanto que veo que el PP está obteniendo resultados positivos de una táctica fría que está aplicando con la precisión de un cirujano: "torcer" la bola a conciencia para llevar el agua a su molino.

Un ejemplo absolutamente paradigmático y difícilmente cuestionable es el 11-M y la conspiranoia. En torno al 20% de la opinión pública da pábulo a esa serie de insultos a la inteligencia. Los abogados defensores de los acusados de 192 asesinatos se permiten el lujo de insultar personalmente a la fiscal. Total, si lo hacen la COPE y El Mundo, ¿cómo no van a poder hacerlo ello? Me revuelve la bilis.

Saludos

garib dijo...

Sólo quería decir que me ha gustado mucho este post, animal, me encanta la forma que le has dado para expresar tu opinión sobre el tema. La discusión también interesante por parte de todos, como siempre. Brevemente, voy a pecar de optimista antropológico pero yo creo que esto no cala tanto como parece y que si el PSOE pierde las elecciones será más culpa suya que por los enajenados por los spin doctors. Me quedo aquí, que estoy agotado de ser maleducado en el blog de dardo.

animalpolítico dijo...

Garib:

Puede que tengas razón y que esto no cale tanto. A mí también me parece mucho mejor el optimismo.

Pero intuyo que tus impresiones pueden tener que ver con cuál es la ciudad en la que vives. Igual que las mías estar mediatizadas con lo que se respira por aquí. Por aquí, en Pplandia, todo el discurso de esos doctores parece que se toma mucho más en serio de lo que el sentido común podría indicarnos. E igualmente será la sensación en Madrid, o en Murcia, Valencia, y todos aquellos lugares en los que el PP mantiene o aumenta sus apoyos en medio de lo que está cayendo.

Saludos, maleducado.

garib dijo...

Ya lo he pensado, animal, y tienes razón en lo de vivir aquí, me resulta imposible encontrar a alguien que hable bien del PP, lo reconozco. Pero que en ciertos feudos como En Madrid, Valencia o Murcia el PP siga fuerte, no quita que vaya perdiendo fuelle en el resto del país, como demostraron las municipales por muchas sumas y restas que se le quieran poner. La sensación es que el PP se está quedando únicamente con los realmente fieles. Partiendo de aquí, lo que debe hacer la izquierda es movilizar a todo su votante potencial y simplemente intentar no darse tanto batacazo en lugares como los que hemos comentado.

Creo que este post lo he entendido mejor porque la discusión versaba sobre un término en inglés y no en griego o latín como habitualmente.

Maripuchi dijo...

Me sorprendió que saliera Lanzarote ayer en el telediario.
Obligó al grupo municipal socialista a quitar una bandera reivindicativa del orgullo gay por ser el Ayuntamiento un monumento ... cuando, la última vez que yo estuve en Salamanca, tuve que aguantar ésto

Lole dijo...

Animal. Yo vivo en Madrid. Y cuando quieras te cuento como se las han apañado esos sinvergüenzas para arrasar en las urnas, desde mi punto de vista, claro.
Y no precisamente con spindoctors.

Un saludo

animalpolítico dijo...

Pues claro que sí, Maripuchi, de hecho estuve a punto de escribir una entrada al respecto, pero es que Lanzarote me aburre mucho ya.

Y no sólo estuvo esa pancarta meses y meses SIN EL PERMISO DE PATRIMONIO que ahora exige a los socialistas por una minúscula banderita, sino que, cada dos por tres hay banderas distintas, por festejos de todo tipo, los emblemas de las cofradías de la Semana Santa, el torito de turno en las fiestas de Septiembre, etc. Lanzarote trata el Ayuntamiento como su cortijo particular. Y los votantes salmantinos le han dado más motivos para ello.

animalpolítico dijo...

Lole, yo no vivo en Madrid. Pero lo de los votos no es nunca por una sola causa. Entre los votantes de cualquier partido hay distintas motivaciones, distintas categorías.

Entre los del PP en Madrid habrá, imagino...

1) Los fieles de siempre a la ideología
2) Los fieles a las siglas
3) Los fieles a las personas que dirigen el partido a nivel local
4) Los que aborrecen a Zapatero o a los socialistas o a los catalanes o a...
5) Las víctimas de los spin doctors
6) etc.

Y los que están en uno de los grupos pueden estar a la vez en otro, sin duda.

Así lo veo yo.

Evaristo dijo...

Animal, muy interesante la explicación del término Spin Doctors, que sólo conocía por el grupo de música ;)

Lole, te pongo otro ejemplo de supuesta corrupción socialista en los noventa que se quedó en nada: el anterior gobierno regional de Murcia (el presidente y varios consejeros) fue acusado de corrupción por el que se conoció como caso "Casa Grande", relacionado con una recalificación y posterior venta de terrenos a General Electric para que montase la segunda planta de plásticos de Europa en Cartagena. Todo quedó en nada y el gobierno del PP posterior fue condenado a pagar las costas del juicio (con nuestro dinero, claro).

Hubo casos de corrupción, por supuesto que sí. Pero en muchos de ellos se intentó tirar para arriba (véase el caso AVE, o el mencionado de Guerra) para manchar a ministros o incluso al presidente, sin fundamento. Véase también el caso del GAL: no sólamente no se pudo demostrar nada del "señor X", sino que ahora el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dice que la sentencia del caso Segundo Marey no se ajustó a derecho. Aparte de que ahí no se trataría de un caso de corrupción, sino de guerra sucia, que no es lo mismo.

Saludos...

Blanca dijo...

Sí, lole, quiero que me digas cómo esos sinvergüenzas han arrasado en Madrid, por favor.

Contrapunto dijo...

Animal, de nuevo felicidades, por la correctísima exposición perfectamente documentada de tus valoraciones personales. Pero me quedo perplejo, pues me cuesta mucho imaginar a Zaplana (que otra cosa será, pero culto precisamente no) levantándose por la mañana pensando "a ver cuantos spins doctors puedo lanzar hoy".
Por otro lado, según entiendo el término en cuanto "tergiversación de la realidad", es curioso que sólo hables del PP. Yo no conozcoen su interior la estrategia política del PP, alguna tendrá y puede que sea ésa. Intuyo que tu tampoco la conoces. Lo que me extraña, entendiendo que esta casa no es una casa de defensa a ultranza del PSOE y su gobierno, o de ataque al PP y sus respresentantes, por sistema, hagan lo que hagan y digan lo que digan, no hayas dicho, para ser justos, que el mencionado "spin doctor" es practicado por los políticos muy a menudo en este país. Reconozco que, según tu explicación, hay gente en el PP que lo practica, que hay gente en el gobierno que lo practica, y de forma aun mucho más hábil que en el PP. En concreto pienso en Rubalcaba. Blanco lo intenta, pero el pobre, llega poco. En fin, que, a pesar de ser una magnifica exposicion, veo injusto que hables "exclusivamente" del PP, como practicante de dicha habilidad, y no de ello como algo que los políticos, de cualquier color, de cualquier partido, practican, Hubiera sido más justo, no?
Saludos,

Lole dijo...

Totalmente cierto lo que dices Animal. Las motivaciones de voto son variadas y caprichosas. Lo has resumido perfectamente. Pero me refería a cómo se las apañado para arrasar a pesar de todos los "méritos" que arrastraban a lo largo de la legislatura.

Pero eso, mañana, si me disculpáis, que ya estoy cansado de política.

Evaristo. Insisto: me refería a la corrupción del gobierno central en los 90. Lo de Murcia no viene al caso. Y si a ese pobre señor se le metió en el mismo saco, pues fue una vinculación injusta, como la del sr. Madrid, que mencionó Animal.
En cuanto a lo del sr. X, ya he dicho más que suficiente al respecto. No, si al final resulta que Segundo Marey se lo inventó todo para joder al gobierno. Mira, en su momento yo me negaba a creérmelo, pero al final las evidencias se impusieron. Fue un desengaño, claro.

Hasta mañana, señores

animalpolítico dijo...

Gracias, Evaristo, por tus palabras.

Contrapunto, gracias. Quiero aclarar que yo no considero que sólo los políticos del PP usan esta táctica. Pero la entrada surge en mi mente tras oir a Rajoy 'explicar' y hacer declaraciones absurdas y desleales con la verdad a propósito de los muertos en el Líbano.

No, Zaplana no sé si sabe lo que es un spin doctor. No hace falta que lo sepa él. Hay estrategas o guionistas en el partido, sin duda, que sugieren líneas de actuación. Y Zaplana lo practica estupendamente, como Acebes, Rajoy, Jiménez Losantos, Pedro J...; porque esto no es algo que tenga que limitarse al partido sólo, claro está. También los medios participarán.

Yo tengo unas tendencias y preferencias particulares. Y aunque puedo reconocerte que haya políticos de izquierdas que recurren a estos métodos en distintos momentos (y suele no gustarme), no acepto que 'sean todos iguales', pues ya sabes que aborrezco la equidistancia. Pero no por principio, sino por experiencia. Simplemente, en mi percepción, no son todos iguales.

Y el PP se ha distinguido en esta capacidad de creación de una realidad paralela de la que he hablado antes repetidas veces (por ejemplo en Táctica Matrix), y que me tiene muy sorprendido desde hace especialmente cuatro o cinco años. Estoy cada día más convencido de que hay estrategas del PP que han tomado prestadas estas prácticas del Partido Republicano de Bush. No descarto que en el futuro lo vayan haciendo cada vez más partidos, lo cual me preocuparía mucho, pero de momento el único partido que ha incurrido en hacer el juego a algo tan manifiesta y burdamente 'matrix' como la conspiranoia en torno al 11-M es el PP.

Y si tú encuentras ejemplos de estas practicas en otros partidos, puedes denunciarlo, aquí, con nosotros, o donde quieras. Quizá en algún caso hasta estemos de acuerdo.

Saludos

Lole dijo...

La victoria del PP en Madrid (post larguillo)
Antes de entrar en detalles con lo sucedido en los último meses, creo conveniente una consideración previa: la renta per cápita en Madrid es bastante superior a la media nacional. Es por tanto razonable pensar que en conjunto, la ideología de derechas tenga en Madrid un terreno más abonado que en el resto del país. No estoy diciendo que cuando uno tiene dinero se vuelva forzosamente de derechas (entendiendo la derecha como en sus dos modalidades básicas: conservadores y liberales), pero estadísticamente es así. Obviamente, un ciudadano que tiene seguro médico privado y envía a sus hijos a colegios de pago, es más susceptible de cuestionar la utilidad social de la red pública sanitaria y educativa, a rumiar por posibles derroches e incluso a cuestionar la propia existencia del IRPF.

Al grano. En los meses previos a las elecciones hemos vivido una situación algo peculiar. Todas las semanas se inauguraba algo. A veces chorradas, otras no tan chorradas. No todo lo inaugurado ha entrado en servicio, pero no obstante ha sido noticia. Se ha inculcado la idea en el votante que tanto a nivel comunidad como ayuntamiento se han levantado infraestructuras como nunca en otras legislaturas. Y que estas se han construido en los plazos previstos y prometidos. Se ha inculcado la idea de que tenemos unos gestores que saben planificar, que saben cumplir sus promesas, que saben esquivar los obstáculos que se les interponen. En suma que son solventes en sus funciones. Y que por tanto, merecen su reelección.

Esta es la idea que se intentó inculcar. Y lo lograron. Otra cosa es que sea una idea veraz o falaz.

Por parte de la comunidad, se han construido unos 5 nuevos hospitales así como abundantes centros de atención primaria. La red de metro ha crecido considerablemente; las cifras de crecimiento son elocuentes.
Por parte del ayuntamiento lo principal con creces es la remodelación y soterramiento parcial de la M30.

En conjunto son obras de una dimensión sin precedentes en cuantía y rapidez.

Hasta ahí las flores. Ahora vienen las espinas.

Para construir masivamente hace falta dinero masivamente, y como no se han incrementado los impuestos proporcionalmente, ¿de dónde salen las pelas? Del endeudamiento, claro. Por supuesto, tenemos una legislación que limita el endeudamiento de las comunidades autonómas y corporaciones locales. Tanto la Espe como Gallardón han solventado el problema recurriendo a sociedades mixtas. No sé si es una idea propia o ya había precedentes, lo que sí está claro es que respeta la letra de la ley pero se pasa su espíritu por el Arco del Triunfo. Es tal el endeudamiento al que estamos sometidos, que no sé cómo van a pretender seguir este ritmo de construcciones al que el ciudadano se ha malacostumbrado sin incrementar impuestos.

Los hospitales han sido construidos por empresas privadas las cuales asímismo deben mantener los gastos no sanitarios durante creo que 25 años. A cambio reciben un canon anual por parte de la comunidad. Lo peor es que el importe total de todas las anualidades triplica o cuadruplica el valor a día de hoy de dicha construcción. Estamos por tanto ante, no sólo un negocio redondo para dichas empresas, sino ante un fraude a los ciudadanos, con el beneplácito de las autoridades. ¿Habrá cazos, comisiones por medio? Eso todavía no se ha descubierto.
Los centros de atención primaria han sido mayoritariamente levantados en terrenos recalificados recientemente, por tanto en zonas perifericas. A cambio se han cerrado otros más antiguos, en unos se pagaba alquiler. En otros se ha vendido el terreno para dedicarlo a viviendas. Estamos ante un negocio inmobiliario especulativo. Los perjudicados: los usuarios, que ahora tienen el médico de cabecera más lejos.

En cuanto al metro. Pues sí, la red es más larga. Básicamente se han alargado líneas, rebasándose en muchos casos el límite municipal. Pero si bien se ha llevado la red a sitios donde la única alternativa colectiva era el autobús, han deteriorado el resto de la red. Es decir, es como si a una persona le alargamos las extremidades pero sin tocar el tronco. El resultado es un ser deforme con problemas de circulación. En las líneas en donde en hora punta era habitual ir con el codo del vecino clavado en las costillas, ahora das un salto y no caes al suelo; te quedas con los pies en el aire.
Una ampliación armoniosa pasa por alargar las líneas al tiempo que se construyen nuevas por el centro de la ciudad. Esto último no se ha hecho. La paradoja es que, por ejemplo, se puede ir en metro desde San Sebastián de los Reyes hasta Plaza de Castilla, pero lleva casi una hora. Obviamente para distancias tan largas, el metro no es la solución.

En cuanto a la M30... Más de lo mismo. Que ha costado un disparate, a pagar por los habitantes del municipio a pesar de que la mayoría de sus usuarios viven en municipios vecinos. Que también se ha recurrido a sociedades mixtas, con lo que tenemos deuda para 30 años. Que para su construcción hemos soportado ruidos, insomnio, suciedad, nubes inmensas de polvo, atascos record a lo largo de más de 3 años. Cierto, es una obra de ingeniería pasmosa, impresionante, pero de utilidad social cuestionable. Porque incita al uso del vehículo en una ciudad bien colapsada en hora punta, con unos niveles de contaminación que rebasan los límites recomendados por al UE habitualmente. Por muchos carriles que tenga, en Madrid hay coches de reserva suficientes para volver a colapsar lo que se construya en poco tiempo. Para su construcción se han talado miles y miles de árboles adultos que daban una sombra imprescindible en verano. Dicen que van a plantar muchos más, pero ¿dónde? Encima de los túneles nunca podrán hechar raíces y crecer adecuadamente. En los dibujos del proyecto todo se ve muy bonito, pero ya veremos en que queda todo.
No obstante, ahora todo la ciudad quiere que se soterren las autovías que están cerca de sus viviendas. Así se revalorizan. El ayuntamiento se ha salido con la suya apelando al egoísmo de los vecinos.

El madrileño medio está encantado con el resultado. Parece como si las obras se construyeran con el dinero personal de nuestros políticos, como en la antigua Roma.
Mirad, hace un año la ciudad estaba medio paralizada por las obras de la M30, en los meses de verano se suspendió el servicio parcial o total de hasta 6 líneas de metro (cifra sin precedentes), para realizar obras. En esos días, si a Gallardón lo llegan a encuentrar por la calle, lo linchan en el sitio. A Espe no, porque Gallardón ha cargado con todas la culpas. Y no es que no tenga, pero la gente mezcla churras con merinas. Y no todo lo que pasa en Madrid es de competencia municipal; una parte es de competencia de la comunidad.
Pero en los últimos meses se acabaron (o al menos aparentemente) las obras, empezaron las inauguraciones y la gente se olvidó de todo lo soportado. A esto hay que añadir la machacona publicidad institucional en medios de comunicación. Anuncios del Metro, del Canal de Isabel II (la compañía de aguas), de Telemadrid, del Servicio de Salud, han estado hasta en la sopa. Incluso la campaña de Gallardón “¿Qué pasaría si nunca se hiciera nada?” rebasó el ámbito provincial. ¿Fue así?

En definitiva. Con las infraestructuras se han ganado a los votantes, al tiempo que tienen contentas a las grandes empresas de la construcción. De todo lo sucedido-padecido en los años anterior, ¿quién se acuerda?

¿Otros factores a tener en cuenta? Por supuesto, la política nacional. Ya sé que es ridículo votar a la comunidad y ayuntamientos por motivos de política nacional, pero así ha sido. Digamos diplomáticamente que el votante madrileño medio no conecta muy bien con los nacionalismos periféricos. Y que las interpretaciones sesgadas (y a veces no tan sesgadas) de las relaciones de ZP con Cataluña y País Vasco, no han sentado nada bien por aquí. Eso también influye (desgraciadamente).

Que tanto la Espe como Gallardón tienen un indudable carisma (y desde mi punto de vista, falta de escrúpulos). Y mucho morro; Esperanza Aguirre prometió que dimitiría hace 4 años si no se reducían en 2 años las listas de espera en operaciones quirúrgicas a un mes. Cuando llegó la fecha no se había alcanzado el objetivo, pero ella dijo que sí, porque el mes se cuenta a partir de la consulta con el anestesista. Pero te puedes pasar 6 meses en espera para ver al dichoso anestesista.
Otra perla de la Espe: redujo la tributación autonómica en un punto. Aquí todo cristo, contentísimo. Nadie se pregunta qué servicios se perderán para compensar la reducción fiscal. Al final, nuestra querida presidenta reclamó el traspaso de ese 1% a las arcas centrales.

De forma que cuando empieza la campaña electoral oficialmente, la oposición tiene las elecciones perdidas de antemano. En Ferraz bien lo sabían. El nombramiento de Sebastián de candidato a la alcaldía, en realidad era una candidatura al queme político. En cuanto a Simancas por parte de la comunidad, el pobre será muy trabajador, tendrá mentalidad germánica, pero de carisma, nada. En cualquier caso su actividad opositora en estos 4 años ha dejado mucho que desear. Le ha dado cien vueltas Inés Sabanés de IU, la cual denunció al ayuntamiento ante Bruselas por la falta de informe de impacto ambiental para construir la M30, y le dieron la razón.

Y así están las cosas hoy en día. Con nuevas mayorías absolutas y rivalizando a ver quién ha obtenido más votos.
No perdáis de vista a la Sra. Aguirre. Es lista, carismática, aparentemente trabajadora, muy moderna en tema de libertades, pero, ¡ojo!, en asuntos económicos, peligrosamente neoliberal. Y cada vez más influyente en su partido.
¿Una nueva Margaret Tatcher?

(Qué largo me ha quedado. Perdona Animal, creo que me he pasao)

animalpolítico dijo...

De eso nada, Lole, no tengo nada que perdonarte, sino agradecerte este estupendo análisis, detallado y en mi opinión muy atinado. Me parece muy verosímil que todos estos temas hayan influido de ese modo.

Yo intuía que el asunto de los nacionalismos periféricos había tenido mucha influencia en Madrid. Como la ha tenido por aquí.

Saludos

jävi dijo...

Un poco tarde para comentar pero...

Llegué hasta aquí buscando que era un "spin doctor" y, aparte de encontrar la respuesta, he encontrado un gran post. Tendré que echar un vistazo al resto del blog, enhorabuena!

Saludos!