Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

sábado, 24 de mayo de 2008

O con San Gil o con ETA

El maniqueísmo se enseñorea de todo, decía hace poco más de un año en esta misma bitácora. Históricamente, el maniqueísmo fue una secta religiosa inspirada por el sabio persa Manes (c. 215-275), imbuido por la divinidad, según sus seguidores. Tras su surgimiento en el siglo III, se extendió a través del oriente y en muchas partes del Imperio Romano. Los maniqueos —a semejanza de los gnósticos y los mandeos— eran dualistas, creían que había una eterna lucha entre dos principios opuestos e irreductibles, el bien y el mal, que eran asociados a la luz (Ormuz) y a las tinieblas (Ahrimán). Según ellos, Dios es el creador de todo lo bueno y Satanás el creador de todo lo malo.

Este dualismo de buenos y malos lo practican a diario, decía, nuestros creadores de opinión, nuestros representantes en la vida de la polis. No todos del mismo modo, no todos hasta el mismo grado, no todos con la misma intención o capacidad informativa o intoxicadora. Pero se practica. Desde medios como la COPE se habla ya de "buenos y malos". El maniqueísmo es ya el nuevo deporte rey. TODO lo que defienden, sostienen, pretenden, discuten, supuestamente maquinan, los del bando contrario es inspiración del mal, de lo malo, de Satanás.

En el bando contrario estaban, hasta el 9 de marzo de 2008, no sólo los terroristas o los nacionalistas, sino, principalmente, los socialistas y sus hipnotizados votantes, las "bases lelas".

Desde que se conocieron los resultados del 9 de marzo, han pasado al bando contrario a un sector del PP, el encabezado por Rajoy, al que se suma el demonio Gallardón o el hoy denostado, por centrista y progre, Manuel Fraga. Que los dinosaurios cefalópodos adelanten a las liebres de pies ligeros tiene su miga.

Como votante de otros lares, en realidad me da igual unos que otros. Elegir entre café con leche y leche con café no me parece elegir. En el fondo, como hemos venido diciendo, sus ideas son las mismas. Pero no puedo evitar señalar que lo que más me irrita o me ha irritado de la derecha social de los últimos años son las formas, no el fondo. Respeto las ideas de cualquiera. Pero no puedo dar por bueno cualquier método. No puedo dar por bueno el tiro en la nuca, obviamente. Pero un ideario independentista me parece una idea que, como idea, es respetable. Lo cual no quiere decir que la vaya a apoyar. Respeto también un ideario que, por ejemplo, sitúe en el centro de la vida política y social a la jerarquía de la iglesia católica. O que encuentre valores dignos de conservación en el franquismo tardío. Como ideas, las respeto, aunque no las comparta. Pero no tolero que, en el debate político, se funcione con calumnias y con hipótesis indemostradas, indemostrables y malintencionadas, en suma, alomojoístas (conspiranoia en torno al 11-M, etc.).

Cuando Carlos Iturgaiz suelta la memez esa de que "O se está con San Gil o se está con ETA", el sector radical e insoportable del PP está haciendo con los 'moderados' exactamente lo mismo que el PP de Aznar hizo con el PNV cuando dejó de necesitarlo para gobernar (tras la mayoría absoluta del 2000), o, luego, con el PSOE de Zapatero y su base social, mayoritaria en el país. Aznar nos ha llamado etarras a todos los que no votemos al PP. Y sus imitadores baratos entre la ciudadanía lo hacen a la vuelta de cualquier esquina.

No señor. Yo estuve de acuerdo con Zapatero en el proceso de diálogo con ETA. Como cuando fue Aznar el que lo intentó. Y sigo pensando que ambos hicieron básicamente lo correcto. Y no soy amigo de la ETA. Y no estaba con Rajoy cuando acusó, de modo soez, a Zapatero de traicionar a los muertos, en la sede de la soberanía popular. Y no estoy con María San Gil en sus planteamientos políticos, ni, evidentemente, con ETA. Aunque sí estoy humanamente a su lado en su sufrimiento, en su dolor, como testigo de la barbarie etarra. Y no estoy con Iturgaiz, o con los chamanes de la prensa, en la estúpida acusación a Rajoy de connivencia con la ETA o con los nacionalistas, montada, de nuevo, sobre la nada. Me suena, nos suena a todos.

San Gil sigue los movimientos, detrás de bambalinas, del sector duro del PP. Mayor Oreja, su mentor, ha sido de los más agrios con el proceso de diálogo de Zapatero. Él, que era ministro cuando Aznar hizo lo propio. Él, que recibió el apoyo del PSOE y de los medios progresistas para ganar las elecciones vascas de 2001, y que perdió, por el miedo o el rechazo que suscitó en ambientes nacionalistas.

San Gil se alinea con un bando en una lucha fratricida que no dejará prisioneros. Caerá Rajoy, más pronto que tarde. Y dudo mucho que un PP unido se sitúe detrás de un líder como Gallardón. Antes que eso, la escisión. Pero, tal y como están las cosas, dudo mucho que un líder de los duros pueda concitar el apoyo de todos, después de lo que está pasando. Sé como se siente uno cuando le llaman amigo de etarras. Nos lo han llamado a los votantes del PSOE. Sé que un simpatizante del ala moderada, alguien que admire a Gallardón o al propio Rajoy, no tolerará fácilmente todo esto. Y si lo tolera, chicos, es que tendrán lo que merecen.

En mi opinión, algún tipo de escisión empieza a sobrevolar sobre la calle Génova como una posibilidad cada vez más cercana.

11 comentarios:

Maripuchi dijo...

Y muchos se irán bajo el ala de la Diez, que no en vano, es enemiguísima de los etarras, faltaría plus...

Por lo demás, y visto lo que pasó ayer con la Red Libegal y lo que está pasando con los SMS convocando a disidentes ante las sedes del PP, yo estoy como en el teatro, aplaudiendo cada nueva barrabasada...

De momento, no me preocupo, que bastante nos han hecho pasar.

Como dijo Júcaro hace unos días, por mí, el PP si revienta, que se joda.

Blanca dijo...

Están tomando de su propia medicina.

Ahora sabe Rajoy lo que se siente, lo que hemos sentido todos los que no fuimos votantes del PP. Cada cual recoge lo que siembra... y la siembra fue terrible. Cada cual se enloda en los barros de aquellas lluvias interminables. Puedo saber, porque lo he sentido, lo que pasa por las cabezas de los que leen en los medios afines de esos cuatro años terribles, lo que ahora vomitan. De ese vómito hemos estado muchos servidos... ahora que lo olisqueen ellos, para que sepan lo que hemos tenido que soportar...

Dicho lo cual... deseo que esto acabe pronto, porque ni lo más abyecto es lo que deseo para la gente que no piensa como yo. Está bien que sientan lo que muchos hemos soportado, pero una vez que lo conozcan, que pongan a esa mugre en su sitio... y que aprendan la lección si son inteligentes.

EN POLÍTICA NO VALE TODO... TE VA A PASAR FACTURA, SEGURO...

ybris dijo...

Hace muchos años el director del colegio (privado) en que trabajaba quiso recabar una opinión de los de sexto de aquel bachillerato de entonces. Me ofrecí a preguntárselo yo pero él me dijo: "de ninguna manera, si se lo preguntas tú van a contestar lo que no quiero".
Naturalmente, preguntó él y los atemorizados alumnos contestaron lo que él quería.
Así me siento ahora muchas veces con esa extraña libertad en que todas las ideas aparentemente son lícitas pero en la práctica no hay quien las defienda sin caer en el lugar donde habita el llanto y el crujir de dientes.
¿De qué sirve una libertad que no puede defender pacíficamente ideas políticas tales como los nacionalismos, los independentismos, las alternativas radicales socioeconómicas...?
Si a la izquierda de San Gil todo es terrorismo deberían tener el valor de ilegalizar a todos ellos.
Y si no lo es ¿a qué esperan para decirlo?
Aunque quizás mejor harían callándose.
O, quizás, mejor deberían responder antes los tribunales por lo que dicen,

Abrazos.

Anónimo dijo...

Sin duda el planteamiento es maniqueo. Suele ocurrir cuando se simplifica entre dos categorías absolutas.

Es como plantear que o se está a favor de la autodenominada Ley de Igualdad o se está en contra de la igualdad entre hombres y mujeres.

O que quien esté en contra de cualquier cosa a la que se le llame proceso de paz, está contra la paz.

O que quien esté en contra de cualquier cosa que se llame guerra contra el terrorismo, está a favor del terrorismo.

Falacias. Pero que tienen buena venta para el perezoso. Iba a citarle a Lakoff, pero veo que ya lo tiene leído.

Freia dijo...

Comentarios tan lamentables no benefician absolutamente a nadie.

animalpolítico dijo...

Gracias, Maripuchi, Blanca, Ybris, Freia.

Anónimo: la consigna es desde luego terreno abonado para los perezosos. No te obliga a pensar. Es suficiente con repetir el discurso de otros.

Migumaro dijo...

Amigo animal, estoy totalmente de acuerdo con sus planteamientos y su exposición, al igual que con las opiniones que han vertido el resto de participantes en esta entrada.
Sólo me gustaría añadir algo en relación con sus propias palabras: "...lo que más me irrita o me ha irritado de la derecha social de los últimos años son las formas, no el fondo."
Con el paso de los años me he ido convenciendo de que, por desgracia, la mayor parte de las veces, las formas son también el fondo. Y, desde luego, en el caso que nos ocupa, no existe duda alguna para mí.
Un saludo muy cordial, y enhorabuena por su excelente blog.

J. G Centeno dijo...

Cuando era niño, ya ha llovido desde entonces, me encantaban las películas de Fú-Manchú. Lo pasaba fatal viendo las películas, odiaba el personaje, pero me atraía al mismo tiempo. Ya de mayor, cuando he vuelto a ver alguna de sus películas, tarea difícil pues no suelen reponerlas, he comprendido que me atraía, y me atrae, el personaje, porque encarna la maldad absoluta, sin matices, sin necesidad de recurrir a explicaciones psicológicas. Fú Manchú era malo porque sí. A Fedeguico y a Pedrojeta tamboén les debieron gustar esas películas. Yo me lo estoy pasando cañon.

Alberto Ríos Mosteiro dijo...

El discurso del PP es así: con Aznar, quien no estaba con él estaba con los terroristas; en las últimas elecciones municipales, quien no votase al PP estaba votando a ETA; ahora, quien no esté con San Gil está con ETA. La diferencia es que ahora, como bien dijo José Blanco, Rajoy prueba su propia medicina y las acusaciones ya no son hacia fuera, sino hacia dentro. Que con patatas se las coman. Un saludo.

Musica Freak dijo...

Hola! qué tal? Te quería recomendar una página que encontré y que la verdad me pareció muy buena. Es una página que la configurás tu mismo, podés cambiarle el fondo de pantalla, agregarle contenido y pestañas. Te registrás gratis y personalizás la página a tu gusto, dejándola como más te guste.

Espero que te sirva como me sirvió a mi.

Saludos!

Te dejo el link: http://www.sitioinicial.com/

animalpolítico dijo...

Gracias, Centeno, Alberto.

Migumaro, gracias y bienvenido.