Aristóteles, Política (1253a):

"Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....] Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensaciones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."

viernes, 25 de mayo de 2007

Más vale una imagen...

Pincha en el plano para verlo más grande

Salamanca, con sus 180.000 habitantes, es una capital de provincia de tamaño medio entre las nueve de Castilla y León. Burgos y León muestran cifras similares, Vallodolid tiene 320.000, mientras que Zamora, Palencia, Ávila, Segovia y Soria están claramente por debajo.
La provincia de Salamanca tiene hoy unos 300.000 habitantes. De modo que casi bastante más de la mitad de ellos vive en la capital. En 1900 la provincia tenía los mismos habitantes que hoy (fijaos qué sangría de gente...), pero sólo la décima parte vivía en la capital. Era una sociedad mucho más rural. El campo hoy, así pues, ha perdido la mitad de los habitantes que tenía en 1900, y un porcentaje altísimo de salmantinos son hijos de la emigración campo - ciudad. Muchos de los que salieron de los pueblos terminaron en Madrid, en el País Vasco, en Centroeuropa o al otro lado del mar. Pero muchos emigraron cerca, a la capital provincial. Curiosamente hay una tendencia a que se fueran asentando en los barrios del sur los que venían del sur de la provincia, en los barrios del oeste los que procedían del oeste, etc. Un fenómeno sociológico curioso y que se repite mucho. En definitiva, Salamanca es hoy una ciudad de servicios, comercio y funcionariado con un alma campesina.
En Castilla y León el pequeño propietario agrícola ha sido siempre conservador, a diferencia del jornalero, no propietario, de la mitad meridional del país (Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía...), mayoritariamente de izquierdas. En Salamanca, el rojerío se concentra en los barrios obreros, de gente humilde y que trabaja en la industria, sector minoritario en la economía local. A su lado, en el bando progresista, una clara mayoría de profesores e intelectuales (un sector, eso sí, no muy significativo en proporción a la población total), y los estudiantes, numerosos (33.000 en la Universidad), pero en un altísimo porcentaje no censados aquí, y por lo tanto sin ejercer aquí el derecho al voto.
En las municipales de 2003 en Salamanca el PP obtuvo 42.314 votos y mayoría absoluta. El PSOE obtuvo 32.900. Los Verdes 2.865 e IU 2.342. Pero estas dos fuerzas se quedaron fuera por no haber rebasado el 5%. El domingo concurren juntas. Juntas y sumados sus votos del 2003 a los que tuvo el PSOE estamos hablando de 38.107 votos frente a los 42.314 que tuvo el PP.
Con este panorama como necesaria introducción, por favor, mirad el plano que he preparado (si pincháis en la imagen, la veréis más grande). Os he escrito en letras rojas los nombres de los barrios o distritos en los que el PSOE ganó las elecciones municipales de 2003. Los únicos en los que ganó. Los topónimos están ubicados en su situación real, más o menos: Pizarrales (patria chica del mítico Eleuterio Sánchez, alias El Lute) está un poco más hacia las afueras, hacia el noroeste, Garrido Norte, Barrio Blanco y Chinchibarra un poco más hacia el norte, Buenos Aires más al suroeste y Zurguén un kilómetro más hacia el sur.
¿Qué veis? Sí, amigos, las afueras, en todos los casos. Los barrios populares, en todos los casos. Cuanto más al centro, más votos al PP. Allí donde más cara es la vivienda, más votos al PP. Cuanto más alta la clase social, más votos al PP. ¿Sabéis cómo se llama el distrito donde más diferencia hay a favor de los de la gaviota? Se llama "Centro". Aquí, por 6.132 votos al PP sólo hubo 2.409 al PSOE. En el extremo contrario tenemos Pizarrales. Aquí obtuvo el PSOE 2.542 votos y el PP 1.801. O Buenos Aires, donde el PSOE obtuvo 517 votos frente a los 209 del PP.
Me diréis que esto no es así sólo aquí. Claro, ya lo sabemos. Pero no me había percatado de que es así hasta este extremo. El mapa es impresionante. Espero vuestras apreciaciones.
Un dato más: los dos municipios principales del área metropolitana, Villamayor por el noroeste y Santa Marta por el sudeste, tienen alcaldes socialistas. Están plagados de urbanizaciones donde viven numerosos profesores de la Universidad y otros profesionales jóvenes y con alto nivel educativo.
En definitiva, podemos deshojar muchas margaritas, marear muchas perdices y dedicar todo el tiempo del mundo que queramos a sofisticadas discusiones metafísicas, indagaciones filosóficas y análisis sociológicos. Al final, con ligeras variaciones, los currantes de los barrios humildes votarán izquierda, los comerciantes, empresarios y funcionarios del centro votarán derecha y los profesionales de las afueras votarán izquierda (aunque la distancia con la derecha en este último caso es tan magra que el resultado está en el aire).
Puede parecer una conclusión triste. Pero también es el mejor retrato de a quién conviene, en la percepción del pueblo, cada una de las opciones.

17 comentarios:

Maripuchi dijo...

Yo creo que una de las cosas que más me llamó la atención de las pasadas elecciones locales fue que en distritos de Madrid como Arganzuela (zona centro deprimida: Lavapiés, Latina, etc) ganara el PP. Es algo que escapa a mi entendimiento.

Por lo demás, es evidente. Aquí, en Vitoria, me juego el cuello que en El Batán gana el PP (seguido de cerca cerquita por el PNV) ... y que el PSOE gana en Sansomendi ...

Vamos, como si lo viera ...

Besotes y SUERTE el domingo.

Scout Finch dijo...

Yo vivo en el distrito de La Latina y como dice Maripuchi, ganó el PP. Esto es un barrio obrero pero también hay mucha gente mayor que suele ser, en general, bastante conservadora. También conozco a gente obrera, trabajadora, que no está de acuerdo con ciertas políticas progresistas del PSOE, como la ley de matrimonios homosexuales.

Los caminos del ser humano son inescrutables...

animalpolítico dijo...

Es verdad, Maripuchi, esas 'sorpresas' pueden significar al final una victoria o una derrota. En Salamanca hay barrios de gente bastante humilde, pero menos que los extremos, un poco más cerca del centro, que son mayoritariamente conservadores (Oeste, Rollo, Garrido Sur, Labradores), aunque a veces me pregunto qué querrán conservar...

A ver qué pasa y suerte también para ti.

Saludos

animalpolítico dijo...

Es otro factor que tocar, Scout. La edad. Las ciudades con fuerte emigración en busca de trabajo de la gente joven, como ésta, la población, por mero efecto democráfico o estadístico, está muy envejecida. Y esos ciudadanos son porcentualmente más de derechas.

En la mesa en la que estuve en el 2004, a la hora de la salida de misa hubo verdaderas avalanchas de gente mayor. Esos votos quedaron en el fondo de la urna. Y en el escrutinio hubo una avalancha de votos al PP en la parte final, aunque no suficientes, ni de lejos, para recuperar la enorme ventaja que había sacado el PSOE a lo largo del día (al final diez puntos porcentuales).

Saludos y mirar a ver qué hacéis con la Espe... ¡al menos la Espe!

Blanca dijo...

Animal, te pongo el ejemplo del pueblo donde vivo, Algete. Este municipio pasó en apenas 1o años de 10.000 habitantes a 28.000. Se ha llenado de urbanizaciones plagadas de adosaditos, pareados y demás pijadas. Y un pueblo que llevaba 8 años de legislatura socialista, corre el riesgo de perderla, porque los que han venido a vivir (mejor dicho, a dormir) aquí, se creen que son algo porque viven en un "shialé" (pésimamente construido, por cierto)y claro, van a votar al PP, no sea que se les caigan las tejas.

No hacen la más mínima vida en, vamos a llamarle pequeña ciudad ya, porque sobre todo no tienen tiempo,y además están lejos del centro y bla, bla, bla, o sea, que no conocen para nada los entresijos de lo que era y lo que ahora es Algete... pero votarán al PP y joderán vivos a los vecinos que si vivimos Algete y disfrutamos del cambio de lo que era el cortijo del cacique, que robó en el ayuntamiento lo que no está en los escritos, hasta que llegaron los socialistas hace 8 años y gobernaron para todos, como debe ser...

Y así se escribe la historia de los pueblos...

Te deseo buen día de elecciones, yo estaré todo el día de interventora en mi mesa, así que sabré enseguida lo que pasó, por lo menos en mi mesa. Teniendo en cuenta que 5 concejales de la candidatura son de mi distrito, por lo menos creo que yo tendré alguna alegría.

Un abrazo,

dardo dijo...

Salamanca, Salamanca,
renaciente maravilla,
académica palanca
de mi visión de Castilla. (Unamuno)

Me tuve que enterar por una reseña radiofónica que Schumpeter señala como el antecedente de la Ciencia Económica a la Escuela de Salamanca (Francisco de Vitoria. Siglo XVI).

Y yo todos estos años embelesado porque el fundador de la ciencia económica era Adam Smith. El caso es que el mismo profesor Rodríguez Braun en el prólogo a la edición española de la obra clave de Smith "La riqueza de las naciones" (Alianza Editorial, 1994) nos apunta que este libro es una suerte de partida de la ciencia económica (lo subrayé con lápiz en su día).
Como tantas veces en el estudio de nuestro pasado; tiene que ser un extranjero quien ponga en valor lo nuestro. Los franceses son chauvinistas; los españoles iconoclastas y los salmantinos formidables.

Todo esto me lo ha evocado las cifras (ancladas) de población de Salamanca que mantienen la misma constante que hace 100 años; aunque distribuidos de distinta forma.

¿Alma campesina?. ¿Alma "kulak"? (ya sabes que me aprovecho de tu indulgencia y a veces lanzo pequeños "dardos").

Mi querido amigo; con ese mapa de "zonas"; ¿qué nos trasladas?; ¿nos estás describiendo una fotografía de "clases sociales" o simplemente nos describes una aleatorio proceso de estratificación social?.

Porque la respuesta a ese discurso es forzosamente distinta: En el primer caso la doctrina marxista-leninista sólo ve como única solución la revolución socialista; en el segundo caso (estratificación) dada su estructural movilidad la solución estaría en las oportunidades de nuestro propio sistema.

Clases . Bandos. Zonas. Obreros. Campesinos. Intelectuales.

¡Está claro que hay elecciones!. A mí hasta se me había olvidado la fecha. Hoy he llamado a un amigo "comprometido". Le he comentado mi "colgada" posición; se ha llevado un disgusto.

Le he dicho que el día 28 espero que "unos y otros" hallen la perfección a través del cristiano perdón.

Y me acordé de un encantador librito de fugaz tránsito editorial. "Meditar con el Arte" obra de una monja clarisa, Sor Isabel de la Trinidad (Ed. Styria. 2006).

Esta entrañable experta en Arte hablando del perdón, del necesario perdón ; se centraba en el cuadro de Veláquez titulado "La rendición de Breda"

http://www.sabuco.com/historia/images/Rendicion_de_Breda.jpg

En este cuadro de una parte están los vencedores (los españoles al mando del general Ambrosio de Spinola) y de otra los vencidos (los holandeses al mando del príncipe de Neoburgo y gobernador de Breda Justino de Nasau).

Al fondo Breda en llamas; se ha librado una batalla

Pero nuestra bondadosa guía nos hace caer en la cuenta que Velázquez no traslada un hecho bélico o una recreación victoriosa.

Estamos ante el "encuentro" de dos antiguos enemigos. Nassau le entrega las llaves de Breda a Spinola; pero él no las coge en actitud humillante; sino que la recoge con un abrazo a Nassau.

El día 28; yo no estaré en esta "nueva Breda". Sólo ruego al vencedor que tenga la caballerosidad del retratatado Ambrosio de Spinola.

Y, que como en esa pintura, observemos en lontananza el humeante fuego de la discordia civil como algo pasado.

Y, como en ese lienzo, esa llave de nuestra Breda actual se una llave que abra la puerta de la concordia civil.

Saludos a todos.

animalpolítico dijo...

Lo que me cuentas de Algete, Blanca, también creo que es un fenómeno muy típico, el cambio en el panorama social de una población motivado por una reestructuración profunda de su demografía. De todos modos, mi experiencia por aquí, es que lugares así no se giran necesariamente a la derecha, pues esos habitantes de los adosados suelen ser profesionales jóvenes proclives en un buen porcentaje a votar a la izquierda. En esa batalla están Santa Marta (donde vivo yo) o Villamayor, a las afueras de la ciudad.

Veremos qué pasa y suerte para el domingo. Yo tengo una sensación rara, como de víspera de grandes acontecimientos, de giros en la historia de nuestra polis.

Saludos

animalpolítico dijo...

Amigo Dardo, ¿te estremece, como a mí, que los salmantinos de 1900 fueran 300.000, igual que en 2007? ¿no es increíble? Tantas energías, tantas vidas, tantos sueños, tantas tristezas, tantos adioses... ¿no lo pensáis? Esos corazones charros en Méjico, en Argentina, en Suiza, en Madrid, en Bilbao, en Barcelona... Generaciones de salmantinos chovinistas añorando su tierra sin una lágrima en los ojos... ¡la dureza mesetaria!

No, "kulak", no. Ésos eran los despreciados granjeros ricos de la era anterior a la revolución bolchevique. Los salmantinos serían más bien "bednyaks", los más pobres, o como mucho "seredniaks", una especie de clase media campesina. Propietarios de extensiones limitadas de terreno dedicado principalmente al secano (cereales, patatas...).

Pero es más simple que eso. La ciudad ha absorbido en este tiempo las energías del campo charro. La capital ha pasado desde 1900 de 30.000 habitantes a 180.000. La provincia, sin la capital, ha pasado de 270.000 a 120.000. La ciudad lleva en sus venas el código genético de las tierras de secano del suroeste del valle del Duero.

Quizá te haya sonado muy 'marxista' mi texto, pero no era mi intención, lo manifiesto claramente. Surge de la lectura de un artículo en la prensa local con datos sobre los resultados de 2003. Seguí investigando y me encontré con lo que reflejo en ese mapa. Amigo, no lo digo yo, lo dicen los datos. Fíjate una vez más dónde tiene el PSOE sus apoyos. Dónde los tiene geográfica y socialmente. Son realidades incontestables. No hay opinión, hay análisis social.

En cuanto a tu posición personal, alabo tu capacidad de razonamiento autónomo, y tus ansias de reconciliación, lo mejor que le podría pasar a nuestro país. Honradamente creo que estaremos más cerca de ello el domingo por la noche. Porque intuyo, paladeo, respiro que los amigos del choque de dos trenes saldrán trasquilados. Porque la voz de los españoles es sensata. El genio de la piel de toro se expresa relativamente poco, pero cuando lo hace es contundente y te eriza el vello.

Deseo lo mejor para todos y el fin de la discordia. Porque como decía en una vieja entrada somos El mismo pueblo.

Un abrazo

dardo dijo...

Está claro Animal que voy a tener que dedicar un tiempo suplementario a leer antiguos artículos tuyos; que son auténticas "joyas" sepultadas a modo de aluvión por las capas de comentarios posteriores.

Tu reflexión titulada "El mismo pueblo" ilustrado con la pintura de Goya "Duelo a garrotazos" parece que conecta con esta perfección del perdón de "La rendición de Breda" de Velázquez.

En fin; está claro que me superas continuamente. Un abrazo.

animalpolítico dijo...

Amigo Dardo, me ruborizas, ¿qué es eso de 'superar'? No tengo la más mínima intención de superar a nadie, como bien sabrás.

El blog nace como un lugar para dar salida a reflexiones que antes muchas veces se quedaban en mi mente. Y me encanta la sensación con que te quedas cuando has ordenado mejor tu cabeza al poner por escrito lo que cruza por ella. Es para mí un enorme placer, una droga estupenda.

Encantado además de haber conocido tanto congénere interesante.

Un abrazo

garib dijo...

Pues yo tengo que estar de acuerdo con animal en que los datos parecen reflejar todavía esa división sociológica de votos.

En Barcelona hay que incorporar el factor nacionalista, que el PP es minoritario y que el PSC siempre ha ganado. Aquí la derecha habría que considerarla CiU. A grandes rasgos, hay una serie de barrios periféricos, tradicionalmente feudo de la inmigración donde el PSC arrasa y el único barrio donde gana CiU con holgura es uno que incluye una zona con muy alto nivel de vida. Allí es precisamente también donde el PP cosecha su mejor porcentaje.

De todas maneras, y tal vez como contraejemplo de que las circunstancias pueden girar la tortilla, ha sido muy tradicional en Catalunya que los votos varíen entre autonómicas y generales (CiU ganando las primeras y el PSC arrasando en las segundas) de una manera que nadie acababa de explicar.

RGAlmazán dijo...

Es curioso pero después de ver todo lo que decís entre la entrada y los comentarios creo que Rivas es distinta.
Aquí que desde 1987(en 1983 había censados 500 habitantes en Rivas-VAciamadrid) gana la izquierda (en 1987 fuel PSOE y desd e1991 I.U.) siempre hemos tenido un poco miedo por el crecimiento inmenso que ha tenido este pueblo (hoy hay censados más de 60.000 vecinos), puesto que, la mayoría de las nuevas viviendas han sido pareados o chalets y siempre hemos pensado que la gente que venía a venir iría votando cada vez más a la derecha.
Craso error. En las últimas elecciones IU ha obtenido el mayor porcetaje de votos: 44%. Y parece que estaremos cerca mañana por lo que deshace todas las teorías.

En fin, suerte para mañana.

Salud y República

AF dijo...

En tiempos en que el trabajo era una actividad muy estructurada y el consumo, entendido como práctica de ocio, un hábito inasequible para la inmensa mayoría de los trabajadores, la sociedad quedaba estructurada de manera mucho más consolidada en función del lugar que se ocupaba en la división por clases sociales.

Estas diferencias de clase eran tan evidentes que resultaba una tontería y algo poco práctico intentar ignorarlas, por lo que los trabajadores encontraron, además de otras cosas, un gran consuelo en aquellas teorías que aportaron dignidad a su clase social y a su modus vivendi.

Desde que esto no es así, o al menos no lo es en la mayor de las medidas, la extracción social no cuenta tanto, no juega el mismo papel en muchas cosas. Se pierde la conciencia de clase no tanto porque no haya clases (las sigue habiendo, creo yo, sólo que definidas de distintas y más variadas maneras), sino porque el consumo ha crecido tan espectacularmente y se ha abaratado tanto que es posible la creación de espacios físicos (los centros comerciales, las zonas de tiendas...) que son frecuentados por miembros de varias de esas clases. De ahí que ya no sea tan facil tener un sentimiento de pertenencia a un barrio, sino simplemente de vivir en él. Se hacen muchas cosas fuera del barrio, cuando antes las clases más pobres no podían actuar de ese modo.

Por otra parte, el voto a la izquierda ha sido siempre un voto con un contenido político consciente mucho más alto. La derecha, por cultura, ha entendido siempre las elecciones y el derecho al voto como algo propio, que no ha de plantearse hacer en cada momento como un acto demasiado reflexivo, sino como parte de una rutina más (se va a misa y a votar, como tal día del año se va a visitar a la tía Carmen). Así pasa, que es mucho más fácil que la derecha vote en proporción muy alta, que lo haga la izquierda.

Y, por último, la política (y el voto como expresión individual de las preferencias en lo que a ella respecta) es algo funcional para la derecha y para las personas con mentalidad de derecha. Por eso se plantean muchos menos problemas, ni de conciencia ni de otras cosas. Saben quienes son los suyos porque es más fácil representar las aspiraciones de no-cambio que las de cambio. No cambiar, ya se sabe cómo hacerlo; cambiar... ¿hacía dónde?: ahí llega el debate, que es lo que crea las disensiones y las divisiones.

¡Vaya rollo sociológico que me he tirado...! Igual hasta tiene algo que ver con la realidad.

Un saludo.

animalpolítico dijo...

Almazán:

En realidad creo que la experiencia de los alrededores de Salamanca, con las urbanizaciones, es parecida. Hay mucho prejuicio en el sentido de que el que vive en pareado es de derechas porque se le supone un nivel adquisitivo. Pero es más complejo que todo eso. Normalmente son profesionales jóvenes con bastante nivel cultural que han dejado la ciudad por los precios desorbitados de la vivienda, y que han ido a las afueras o a poblaciones nuevas para poder disfrutar de viviendas espaciosas a precios asequibles.

Y votan en un porcentaje alto a la izquierda.

Saludos

animalpolítico dijo...

Puede que sea así, AF, en cualquier caso, lo que es claro es que son votantes más fieles y más participativos.

Si mañana hay mucha abstención, Rajoy brindará (incluso con cava catalán) a la hora de la cena...

Saludos

Contrapunto dijo...

Es cierto lo de Butragueño Animal, no recordaba que el quinto gol España, de pnalti, lo lanzó él.
Respecto a los resultados en Santa Marta, como sabes seguidos por mí voto a voto el mismo día de las elecciones, pudo ser como tú dices en 2004. Pero no ahora, para tu información te diré que de los cinco colegios electorales de Santa Marta, en Signo XXV, donde votaba toda la urbanización la Fontana y Átika(chalets) el PP sacó el doble de votos que el PSOE. Pero el dato más impresionante es el del Colegio Carmen Martín Gaite, donde el PP triplicó los del PSOE. Resultados:
PP: 666 votos
PSOE: 287 votos
En ese colegio votaban los vecinos de urbanizaciones como Valdelagua y Aldebarán (chalets)
Dato curioso: el alcalde cesante Emeterio Álvarez, del PSOE, reside en Valdelagua.

animalpolítico dijo...

¿Alcalde cesante? ¿tienes información que yo no tenga? Porque no sé si ha definido los pactos. Emeterio podría seguir como alcalde si logra el apoyo de los tres pequeños:

PSOE 6 + IU 1 + Tierra Comunera 1 + AIS 1, frente a 8 del PP.

Pero intuyo que AIS o se mantiene al margen, con lo que gobernará el PP, o apoyará al PP del que fueron expulsados hace dos años...